Placeholder del video

"Brillando Azul", el nuevo disco que redefinió a Ale Kurz

La pandemia no solo gestó personas probando música sino que también logró que músicos consagrados como Ale Kurz descubrieran una nueva faceta que los redefinen como artista. El vocalista y guitarrista de El Bordo encauzó sus pulsiones durante el aislamiento social en su nuevo disco "Brillando Azul".

El músico define sin dudar que su banda es una "muy sanguínea", con un estilo crudo y real, cuya impronta no fue lo que el período de cuarentena le evocó. Su obra pandémica fue una que construyó poco a poco y de manera espontánea, donde las únicas herramientas fueron su voz, su celular y sus ganas de expresar sus inquietudes a través de su arte. Kurz inclusive cuenta que el lanzaiento final fue casi de casualidad; un día le envió las grabaciones a su productor y lo sorprendió: "Me dijo:'esto es muy distinto a todo lo que hiciste antes. Lo tenemos que grabar ya", contó el músico.

"Son canciones que salieron de esa soledad, ese encierro; de estar dos años guardado sin saber qué iba a hacer. Y mi oficio es hacer canciones; naturalmente estas músicas nacieron, crecieron y germinaron en estas que estoy editando ahora", contó sobre sus nuevos temas.

"Brillando Azul" es un disco pensado como vinilo, donde hay dos temas en cada cara y esas cuatro canciones tienen un camino de experimentación distinta. Mientras que en una reverbera la música electrónica, la otra prepondera la batería digital; otra encuentra espacios tradicionales con una mandolina y la final fogonea con una guitarra acústica. "Estoy contento de salir con una canción que rompe el estilo que hago. El camino más intenso es el que es así de riesgoso y salir de la zona de confort está bueno", agregó Kurz.

Su nuevo trabajo está fuertemente entrelazado con su amor por la literatura, algo con lo que pudo reencontrarse durante la pandemia. El artista reconoce que esa pasión fue alentada fuertemente por sus padres y que inclusive de chico las figuras de las letras le llamaban la atención. La progresión entonces se dio de manera natural hacia la poesía y de allí a la lírica.

"A mi siempre me gustaron los rockeros que tenían contenido. Me gustaba la Renga porque tenía conexión con los libros de Castaneda (...). Cuando hay algo detrás, el contenido tiene que ser subrepticio, pero está bueno que esté. Eso le da una profundidad que permite múltiples interpretaciones", explicó Kurz sobre su modo de producción.

Podés ver IP Cultural, conducido por Valeria Delgado, todos los sábados a las 16 por la pantalla de IP

"Brillando Azul", el nuevo disco que redefinió a Ale Kurz

La pandemia no solo gestó personas probando música sino que también logró que músicos consagrados como Ale Kurz descubrieran una nueva faceta que los redefinen como artista. El vocalista y guitarrista de El Bordo encauzó sus pulsiones durante el aislamiento social en su nuevo disco "Brillando Azul".

El músico define sin dudar que su banda es una "muy sanguínea", con un estilo crudo y real, cuya impronta no fue lo que el período de cuarentena le evocó. Su obra pandémica fue una que construyó poco a poco y de manera espontánea, donde las únicas herramientas fueron su voz, su celular y sus ganas de expresar sus inquietudes a través de su arte. Kurz inclusive cuenta que el lanzaiento final fue casi de casualidad; un día le envió las grabaciones a su productor y lo sorprendió: "Me dijo:'esto es muy distinto a todo lo que hiciste antes. Lo tenemos que grabar ya", contó el músico.

"Son canciones que salieron de esa soledad, ese encierro; de estar dos años guardado sin saber qué iba a hacer. Y mi oficio es hacer canciones; naturalmente estas músicas nacieron, crecieron y germinaron en estas que estoy editando ahora", contó sobre sus nuevos temas.

"Brillando Azul" es un disco pensado como vinilo, donde hay dos temas en cada cara y esas cuatro canciones tienen un camino de experimentación distinta. Mientras que en una reverbera la música electrónica, la otra prepondera la batería digital; otra encuentra espacios tradicionales con una mandolina y la final fogonea con una guitarra acústica. "Estoy contento de salir con una canción que rompe el estilo que hago. El camino más intenso es el que es así de riesgoso y salir de la zona de confort está bueno", agregó Kurz.

Su nuevo trabajo está fuertemente entrelazado con su amor por la literatura, algo con lo que pudo reencontrarse durante la pandemia. El artista reconoce que esa pasión fue alentada fuertemente por sus padres y que inclusive de chico las figuras de las letras le llamaban la atención. La progresión entonces se dio de manera natural hacia la poesía y de allí a la lírica.

"A mi siempre me gustaron los rockeros que tenían contenido. Me gustaba la Renga porque tenía conexión con los libros de Castaneda (...). Cuando hay algo detrás, el contenido tiene que ser subrepticio, pero está bueno que esté. Eso le da una profundidad que permite múltiples interpretaciones", explicó Kurz sobre su modo de producción.

Podés ver IP Cultural, conducido por Valeria Delgado, todos los sábados a las 16 por la pantalla de IP

La pandemia no solo gestó personas probando música sino que también logró que músicos consagrados como Ale Kurz descubrieran una nueva faceta que los redefinen como artista. El vocalista y guitarrista de El Bordo encauzó sus pulsiones durante el aislamiento social en su nuevo disco "Brillando Azul".

El músico define sin dudar que su banda es una "muy sanguínea", con un estilo crudo y real, cuya impronta no fue lo que el período de cuarentena le evocó. Su obra pandémica fue una que construyó poco a poco y de manera espontánea, donde las únicas herramientas fueron su voz, su celular y sus ganas de expresar sus inquietudes a través de su arte. Kurz inclusive cuenta que el lanzaiento final fue casi de casualidad; un día le envió las grabaciones a su productor y lo sorprendió: "Me dijo:'esto es muy distinto a todo lo que hiciste antes. Lo tenemos que grabar ya", contó el músico.

"Son canciones que salieron de esa soledad, ese encierro; de estar dos años guardado sin saber qué iba a hacer. Y mi oficio es hacer canciones; naturalmente estas músicas nacieron, crecieron y germinaron en estas que estoy editando ahora", contó sobre sus nuevos temas.

"Brillando Azul" es un disco pensado como vinilo, donde hay dos temas en cada cara y esas cuatro canciones tienen un camino de experimentación distinta. Mientras que en una reverbera la música electrónica, la otra prepondera la batería digital; otra encuentra espacios tradicionales con una mandolina y la final fogonea con una guitarra acústica. "Estoy contento de salir con una canción que rompe el estilo que hago. El camino más intenso es el que es así de riesgoso y salir de la zona de confort está bueno", agregó Kurz.

Su nuevo trabajo está fuertemente entrelazado con su amor por la literatura, algo con lo que pudo reencontrarse durante la pandemia. El artista reconoce que esa pasión fue alentada fuertemente por sus padres y que inclusive de chico las figuras de las letras le llamaban la atención. La progresión entonces se dio de manera natural hacia la poesía y de allí a la lírica.

"A mi siempre me gustaron los rockeros que tenían contenido. Me gustaba la Renga porque tenía conexión con los libros de Castaneda (...). Cuando hay algo detrás, el contenido tiene que ser subrepticio, pero está bueno que esté. Eso le da una profundidad que permite múltiples interpretaciones", explicó Kurz sobre su modo de producción.

Podés ver IP Cultural, conducido por Valeria Delgado, todos los sábados a las 16 por la pantalla de IP

Leer más