Placeholder del video

Martín Kohan, sobre su novela Bahía Blanca: "La adaptación es una lectura intensificada"

La película Bahía Blanca, dirigida por Rodrigo Cariotto y adaptada de la novela homónima de Martín Kohan, estrenó el 21 de julio en carteleras nacionales. En diálogo con Maxi Legnani en Biblioteca IP, el escritor y docente comentó sus sensaciones al respecto de la adaptación de la obra.

"Como nos interesa la memoria, nos interesa el olvido. Lo uno no existe sin lo otro, pero no solamente porque se opongan, que en parte sí se oponen. No hay memoria sin olvido. No hay memoria que no incluya formas de olvido; si no, es un registro inacabable, imposible, y no sería exactamente una memoria. Los procedimientos del olvido me interesan muchísimo, y a Bahía Blanca la pensé en relación con eso: alguien que se propone olvidar y olvida", reflexionó Kohan. Y agregó: "Traspasarlo al cine me parecía un desafío tremendo y Rodrigo Caprotti lo asumió notablemente".

Al respecto de la temática del olvido y la memoria, el autor señaló que una referencia para la estructuración fue Funes, el personaje protagonista de un cuento de Jorge Luis Borges:

“A partir de Funes el memorioso uno empieza a probar o ensayar variantes de olvidos o de negaciones que tienen que serlo ante todo con uno mismo. Cómo alguien puede proponerse dejar de pensar en algo y lograrlo, que es lo que pasa con el personaje de Bahía Blanca”.

La adaptación cinematográfica de la novela

Bahía Blanca es la ópera prima de Rodrigo Caprotti, y la segunda novela de Kohan que es adaptada al cine. Consultado al respecto de su posición frente a la producción de una obra a partir de la suya, Kohan consideró que “una adaptación cinematográfica es una especie de lectura intensificada”.

"Uno tiene caras y voces posibles. Pero también me parece que la disposición ante una adaptación cinematográfica es asumir que la novela es un punto de partida, pero no un punto de llegada. O sea, no ir a buscar la novela en el resultado cinematográfico. Asumir que la película va a ser otra cosa, tiene que ser otra cosa y es preferible que sea otra cosa", sostuvo.

En ese sentido, remarcó que la película “logra un "acierto fundamental" en el clima, y amplió: “Traspasa el clima, la atmósfera que la novela tiene pero lo hace porque transforma, no porque queda pegada a la novela”.

El elenco de Bahía Blanca cuenta con Guillermo Pfening como protagonista, acompañado por Elisa Carricajo, Marcelo Subiotto, Alín Salas, Javier Drolas y Violeta Palukas, entre otras. Martín Kohan tiene una breve aparición en una escena, pero además participó del rodaje intercambiando con los actores.

"En la situación de rodaje estás sentado charlando. Entonces ves que el actor entra en personaje y presenciás, a medio metro de distancia, a alguien que aparece abrumado, atribulado, que trasunta y a la vez no que algo tremendo le ha pasado o ha hecho; ¿cómo hacés eso con un tono de voz, con una manera de mirar? En el papel, yo creo saber cómo intentar que eso ocurra. Cómo lo hacen estos actores es admirable" remarcó.

El escritor comentó sobre el estilo narrativo de la novela y las motivaciones que encuentra a la hora de hacer literatura: "Me interesa la relación entre literatura y realidad, entre literatura y política; pero no me interesa que eso pase por la estética del realismo. Me interesan las construcciones de sentido sobre los acontecimientos, sobre el pasado, sobre una ciudad."

Por último, reiteró su postura al respecto de la adaptación: "Yo no me senté en las butacas a ver la película diciendo 'el original es mío y empiezo a ver si se parece o no se parece'. Creo que eso empobrece al mismo tiempo la novela y la película. Los sentidos de la película están abiertos y por eso me interesa tanto".

Biblioteca IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 17:00 a 18:00 con la conducción de Maximiliano Legnani.

Martín Kohan, sobre su novela Bahía Blanca: "La adaptación es una lectura intensificada"

La película Bahía Blanca, dirigida por Rodrigo Cariotto y adaptada de la novela homónima de Martín Kohan, estrenó el 21 de julio en carteleras nacionales. En diálogo con Maxi Legnani en Biblioteca IP, el escritor y docente comentó sus sensaciones al respecto de la adaptación de la obra.

"Como nos interesa la memoria, nos interesa el olvido. Lo uno no existe sin lo otro, pero no solamente porque se opongan, que en parte sí se oponen. No hay memoria sin olvido. No hay memoria que no incluya formas de olvido; si no, es un registro inacabable, imposible, y no sería exactamente una memoria. Los procedimientos del olvido me interesan muchísimo, y a Bahía Blanca la pensé en relación con eso: alguien que se propone olvidar y olvida", reflexionó Kohan. Y agregó: "Traspasarlo al cine me parecía un desafío tremendo y Rodrigo Caprotti lo asumió notablemente".

Al respecto de la temática del olvido y la memoria, el autor señaló que una referencia para la estructuración fue Funes, el personaje protagonista de un cuento de Jorge Luis Borges:

“A partir de Funes el memorioso uno empieza a probar o ensayar variantes de olvidos o de negaciones que tienen que serlo ante todo con uno mismo. Cómo alguien puede proponerse dejar de pensar en algo y lograrlo, que es lo que pasa con el personaje de Bahía Blanca”.

La adaptación cinematográfica de la novela

Bahía Blanca es la ópera prima de Rodrigo Caprotti, y la segunda novela de Kohan que es adaptada al cine. Consultado al respecto de su posición frente a la producción de una obra a partir de la suya, Kohan consideró que “una adaptación cinematográfica es una especie de lectura intensificada”.

"Uno tiene caras y voces posibles. Pero también me parece que la disposición ante una adaptación cinematográfica es asumir que la novela es un punto de partida, pero no un punto de llegada. O sea, no ir a buscar la novela en el resultado cinematográfico. Asumir que la película va a ser otra cosa, tiene que ser otra cosa y es preferible que sea otra cosa", sostuvo.

En ese sentido, remarcó que la película “logra un "acierto fundamental" en el clima, y amplió: “Traspasa el clima, la atmósfera que la novela tiene pero lo hace porque transforma, no porque queda pegada a la novela”.

El elenco de Bahía Blanca cuenta con Guillermo Pfening como protagonista, acompañado por Elisa Carricajo, Marcelo Subiotto, Alín Salas, Javier Drolas y Violeta Palukas, entre otras. Martín Kohan tiene una breve aparición en una escena, pero además participó del rodaje intercambiando con los actores.

"En la situación de rodaje estás sentado charlando. Entonces ves que el actor entra en personaje y presenciás, a medio metro de distancia, a alguien que aparece abrumado, atribulado, que trasunta y a la vez no que algo tremendo le ha pasado o ha hecho; ¿cómo hacés eso con un tono de voz, con una manera de mirar? En el papel, yo creo saber cómo intentar que eso ocurra. Cómo lo hacen estos actores es admirable" remarcó.

El escritor comentó sobre el estilo narrativo de la novela y las motivaciones que encuentra a la hora de hacer literatura: "Me interesa la relación entre literatura y realidad, entre literatura y política; pero no me interesa que eso pase por la estética del realismo. Me interesan las construcciones de sentido sobre los acontecimientos, sobre el pasado, sobre una ciudad."

Por último, reiteró su postura al respecto de la adaptación: "Yo no me senté en las butacas a ver la película diciendo 'el original es mío y empiezo a ver si se parece o no se parece'. Creo que eso empobrece al mismo tiempo la novela y la película. Los sentidos de la película están abiertos y por eso me interesa tanto".

Biblioteca IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 17:00 a 18:00 con la conducción de Maximiliano Legnani.

La película Bahía Blanca, dirigida por Rodrigo Cariotto y adaptada de la novela homónima de Martín Kohan, estrenó el 21 de julio en carteleras nacionales. En diálogo con Maxi Legnani en Biblioteca IP, el escritor y docente comentó sus sensaciones al respecto de la adaptación de la obra.

"Como nos interesa la memoria, nos interesa el olvido. Lo uno no existe sin lo otro, pero no solamente porque se opongan, que en parte sí se oponen. No hay memoria sin olvido. No hay memoria que no incluya formas de olvido; si no, es un registro inacabable, imposible, y no sería exactamente una memoria. Los procedimientos del olvido me interesan muchísimo, y a Bahía Blanca la pensé en relación con eso: alguien que se propone olvidar y olvida", reflexionó Kohan. Y agregó: "Traspasarlo al cine me parecía un desafío tremendo y Rodrigo Caprotti lo asumió notablemente".

Al respecto de la temática del olvido y la memoria, el autor señaló que una referencia para la estructuración fue Funes, el personaje protagonista de un cuento de Jorge Luis Borges:

“A partir de Funes el memorioso uno empieza a probar o ensayar variantes de olvidos o de negaciones que tienen que serlo ante todo con uno mismo. Cómo alguien puede proponerse dejar de pensar en algo y lograrlo, que es lo que pasa con el personaje de Bahía Blanca”.

La adaptación cinematográfica de la novela

Bahía Blanca es la ópera prima de Rodrigo Caprotti, y la segunda novela de Kohan que es adaptada al cine. Consultado al respecto de su posición frente a la producción de una obra a partir de la suya, Kohan consideró que “una adaptación cinematográfica es una especie de lectura intensificada”.

"Uno tiene caras y voces posibles. Pero también me parece que la disposición ante una adaptación cinematográfica es asumir que la novela es un punto de partida, pero no un punto de llegada. O sea, no ir a buscar la novela en el resultado cinematográfico. Asumir que la película va a ser otra cosa, tiene que ser otra cosa y es preferible que sea otra cosa", sostuvo.

En ese sentido, remarcó que la película “logra un "acierto fundamental" en el clima, y amplió: “Traspasa el clima, la atmósfera que la novela tiene pero lo hace porque transforma, no porque queda pegada a la novela”.

El elenco de Bahía Blanca cuenta con Guillermo Pfening como protagonista, acompañado por Elisa Carricajo, Marcelo Subiotto, Alín Salas, Javier Drolas y Violeta Palukas, entre otras. Martín Kohan tiene una breve aparición en una escena, pero además participó del rodaje intercambiando con los actores.

"En la situación de rodaje estás sentado charlando. Entonces ves que el actor entra en personaje y presenciás, a medio metro de distancia, a alguien que aparece abrumado, atribulado, que trasunta y a la vez no que algo tremendo le ha pasado o ha hecho; ¿cómo hacés eso con un tono de voz, con una manera de mirar? En el papel, yo creo saber cómo intentar que eso ocurra. Cómo lo hacen estos actores es admirable" remarcó.

El escritor comentó sobre el estilo narrativo de la novela y las motivaciones que encuentra a la hora de hacer literatura: "Me interesa la relación entre literatura y realidad, entre literatura y política; pero no me interesa que eso pase por la estética del realismo. Me interesan las construcciones de sentido sobre los acontecimientos, sobre el pasado, sobre una ciudad."

Por último, reiteró su postura al respecto de la adaptación: "Yo no me senté en las butacas a ver la película diciendo 'el original es mío y empiezo a ver si se parece o no se parece'. Creo que eso empobrece al mismo tiempo la novela y la película. Los sentidos de la película están abiertos y por eso me interesa tanto".

Biblioteca IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 17:00 a 18:00 con la conducción de Maximiliano Legnani.

Ver más
Ver más