Murieron dos bebés de la comunidad wichí por deshidratación

La médica de la comunidad, Tujuay Zamora denunció que "no es un caso aislado" y aseguró que ya murieron otros niños por las mismas patologías.

Placeholder del video

Dos bebés de la comunidad wichí La Puntana murieron en la provincia de Salta. Ambos habían ingresado a distintos hospitales con un cuadro de diarrea y deshidratación. La noticia la dio el cacique de la comunidad, Pablo Solís y señaló que una de las víctimas era su nieto, de 9 meses, a quien le habrían aplicado cuatro vacunas y luego diagnosticado COVID-19.

La otra beba fallecida tenía 11 meses y su identidad no trascendió. Se sabe que murió en el Hospital de Tartagal tras ingresar con diarrea, vómitos y un cuadro de deshidratación.

Las trágicas muertes volvieron a evidenciar el abandono del estado salteño a las comunidades indígenasDesde La Puntana cuestionaron la calidad y eficiencia de la atención médica y aseguran que no es la primera vez que pasa algo similar.

La palabra de una médica wichí

En diálogo con Imagen Positiva por la pantalla de IP, la médica Tujuay Zamora apuntó contra las autoridades sanitarias: "Es la misma historia de siempre, la falta de respuesta del sistema sanitario en cuanto a la atención. Esto no es un caso aislado, no es la primera vez que sucede".

"Los bebés fallecidos tenían deshidratación y riesgo nutricional. En Salta actualmente tenemos a más de 7.800 niños con riesgos nutricionales y durante los primeros meses del 2020 murieron al menos 9 niños wichís. El sistema sanitario es deficiente", señaló.

Zamora también detalló que "en departamentos como Rivadavia, San Martín y Orán hay doble emergencia médica: la del COVID-19 y la que se declaró por la muerte de los chicos wichís. Con la pandemia se comenzaron a destinar todos los recursos contra el coronavirus y se olvidó que en la zona ya teníamos una emergencia sanitaria".

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP.

Murieron dos bebés de la comunidad wichí por deshidratación

Dos bebés de la comunidad wichí La Puntana murieron en la provincia de Salta. Ambos habían ingresado a distintos hospitales con un cuadro de diarrea y deshidratación. La noticia la dio el cacique de la comunidad, Pablo Solís y señaló que una de las víctimas era su nieto, de 9 meses, a quien le habrían aplicado cuatro vacunas y luego diagnosticado COVID-19.

La otra beba fallecida tenía 11 meses y su identidad no trascendió. Se sabe que murió en el Hospital de Tartagal tras ingresar con diarrea, vómitos y un cuadro de deshidratación.

Las trágicas muertes volvieron a evidenciar el abandono del estado salteño a las comunidades indígenasDesde La Puntana cuestionaron la calidad y eficiencia de la atención médica y aseguran que no es la primera vez que pasa algo similar.

La palabra de una médica wichí

En diálogo con Imagen Positiva por la pantalla de IP, la médica Tujuay Zamora apuntó contra las autoridades sanitarias: "Es la misma historia de siempre, la falta de respuesta del sistema sanitario en cuanto a la atención. Esto no es un caso aislado, no es la primera vez que sucede".

"Los bebés fallecidos tenían deshidratación y riesgo nutricional. En Salta actualmente tenemos a más de 7.800 niños con riesgos nutricionales y durante los primeros meses del 2020 murieron al menos 9 niños wichís. El sistema sanitario es deficiente", señaló.

Zamora también detalló que "en departamentos como Rivadavia, San Martín y Orán hay doble emergencia médica: la del COVID-19 y la que se declaró por la muerte de los chicos wichís. Con la pandemia se comenzaron a destinar todos los recursos contra el coronavirus y se olvidó que en la zona ya teníamos una emergencia sanitaria".

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP.

Dos bebés de la comunidad wichí La Puntana murieron en la provincia de Salta. Ambos habían ingresado a distintos hospitales con un cuadro de diarrea y deshidratación. La noticia la dio el cacique de la comunidad, Pablo Solís y señaló que una de las víctimas era su nieto, de 9 meses, a quien le habrían aplicado cuatro vacunas y luego diagnosticado COVID-19.

La otra beba fallecida tenía 11 meses y su identidad no trascendió. Se sabe que murió en el Hospital de Tartagal tras ingresar con diarrea, vómitos y un cuadro de deshidratación.

Las trágicas muertes volvieron a evidenciar el abandono del estado salteño a las comunidades indígenasDesde La Puntana cuestionaron la calidad y eficiencia de la atención médica y aseguran que no es la primera vez que pasa algo similar.

La palabra de una médica wichí

En diálogo con Imagen Positiva por la pantalla de IP, la médica Tujuay Zamora apuntó contra las autoridades sanitarias: "Es la misma historia de siempre, la falta de respuesta del sistema sanitario en cuanto a la atención. Esto no es un caso aislado, no es la primera vez que sucede".

"Los bebés fallecidos tenían deshidratación y riesgo nutricional. En Salta actualmente tenemos a más de 7.800 niños con riesgos nutricionales y durante los primeros meses del 2020 murieron al menos 9 niños wichís. El sistema sanitario es deficiente", señaló.

Zamora también detalló que "en departamentos como Rivadavia, San Martín y Orán hay doble emergencia médica: la del COVID-19 y la que se declaró por la muerte de los chicos wichís. Con la pandemia se comenzaron a destinar todos los recursos contra el coronavirus y se olvidó que en la zona ya teníamos una emergencia sanitaria".

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más