Comunidades wichí en Salta reclaman asistencia tras un femicidio

Pamela tenía 12 años y pertenecía a la comunidad wichí. Encontraron su cuerpo sin vida a la vera de la Ruta Nacional 81 y su familia reclama una investigación a fondo.

Placeholder del video

El pasado 16 de enero encontraron el cuerpo sin vida de Pamela, una niña wichí de 12 años entre pastizales y al costado de la Ruta Nacional 81. Tenia el torso desnudo, una herida de arma blanca en el cuello y le faltaban las zapatillas. El femicidio reveló una situación de abandono estatal completo: a través de un video de Periodistas populares, los miembros de la comunidad denuncian adicciones, venta ilegal de drogas, abusos, falta de seguridad en la zona y falta de acceso a la salud, a la educación y al agua potable.

La víctima se llamaba Julia Fernanda Flores, pero le decían Pamela. Pertenecía a la comunidad wichí Misión Kilómetro Dos, en la localidad salteña de Pluma de Pato. La última vez que la vieron fue el 12 de enero y pocos días después un vecino encontró su cuerpo. Por el crimen quedó detenido un adolescente, pero su familia afirmó que la mataron entre más de una persona y que el cuerpo fue "plantado" en el lugar donde la encontraron.

"En ese lugar, los fines de semana hay camionetas, autos y motos. Gente "criolla" que viene de otra localidad a vender alcohol, marihuana, pasta base y nafta para inhalar. Hice reclamos, fui a las autoridades para que controlen pero nunca tuvimos respuestas" señaló Raúl Manuel, presidente de la comunidad, que además denunció: "Adultos criollos se llevan a las niñas de la comunidad engañadas y abusan de ellas a cambio de pan".

Estado ausente

Tras conocerse el femicidio, desde la comunidad cuestionaron que la familia de Pamela no recibió ningún tipo de asistencia "ni de la intendencia ni de los gobiernos". "No recibimos ayuda ni para el traslado, ni para el entierro. Nosotros tomamos la iniciativa de hacer una colecta y así poder colaborar, aunque sea para la ceremonia" dijo Germán Vildoza, cofundador de De la Mano por el Mundo.

Mientras que Manuel, presidente de la comunidad detalló: "Es la primera vez que pasa esto con una nena, pero hubo ocho asesinatos antes. Por violencia, por adicciones, es el problema más fuerte. Las sustancias están atacando a las comunidades. Estamos olvidados, no tenemos acceso a la educación, la salud, al agua potable".

Y agregó: "Para nosotros este caso no termina con encontrar al autor del crimen sino con todo lo que viene de raíz, el abandono que sufren estas comunidades en salud, educación, agua, seguridad".

Además a través de un video desmintieron al gobierno, que aseguró que estaban asistiendo a la familia de Pamela con apoyo psicológico, mercadería, colchones y demás. "Saquen sus propias conclusiones, si ven a un vehículo oficial me avisan. Yo no veo psicólogo, ni equipo de trabajo territorial ni apoyo" relata la persona que tomo las imágenes.

El hombre también mostró tres bolsas pequeñas de mercadería que envió el Estado y cuestionó: "Esa es la asistencia del gobierno a las comunidades originarias. 'Hay que calmarles un poquito el hambre y se termina todo'. Ese es el resultado de una muestra, pedimos que se esclaresca el hecho pero también que se terminen con las cuestiones de fondo: drogadicción y trata".

El caso

Cuando Pamela no volvió a su casa, la comunidad salió a buscarla. "Salimos nosotros, porque recurrimos a las autoridades pero dicen que sí y después no dan respuestas" cuestionó el líder de la comunidad. Días después un vecino la encontró muerta y, según afirmó Manuel, la policía llegó al lugar recién 8 horas después. 

La causa recayó en el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal en feria, Gonzalo Ariel Vega. Por el crimen está detenido un adolescente de 17 años, a quien la fiscalía señala como el novio de Pamela, algo que la familia desmiente: “Descartamos lo que dice el Ministerio porque no hubo ninguna reunión, ni de familia, ni nada. Pamela no tenía relación con el muchacho porque aquí en la comunidad todos nos conocemos”, dijeron.

El femicidio se dio a conocer por un video que grabó Germán Vildoza, co-fundador junto a su pareja, Florencia Reilacoste, de la organización no gubernamental De las manos por el mundo, que trabaja en proyectos comunitarios en Kilómetro 2. Vildoza relató que estuvo en la escena del hallazgo del cuerpo y reconoció a la niña por su vestimenta. Además, señaló rastros de motos y huellas de borcegos, de un hombre adulto.

Si sufrís o conocés a alguien que sufra violencia de género, podés comunicarte a la línea 144. Es anónima, gratuita y nacional, disponible las 24 horas del día, los 365 días del año

Comunidades wichí en Salta reclaman asistencia tras un femicidio

El pasado 16 de enero encontraron el cuerpo sin vida de Pamela, una niña wichí de 12 años entre pastizales y al costado de la Ruta Nacional 81. Tenia el torso desnudo, una herida de arma blanca en el cuello y le faltaban las zapatillas. El femicidio reveló una situación de abandono estatal completo: a través de un video de Periodistas populares, los miembros de la comunidad denuncian adicciones, venta ilegal de drogas, abusos, falta de seguridad en la zona y falta de acceso a la salud, a la educación y al agua potable.

La víctima se llamaba Julia Fernanda Flores, pero le decían Pamela. Pertenecía a la comunidad wichí Misión Kilómetro Dos, en la localidad salteña de Pluma de Pato. La última vez que la vieron fue el 12 de enero y pocos días después un vecino encontró su cuerpo. Por el crimen quedó detenido un adolescente, pero su familia afirmó que la mataron entre más de una persona y que el cuerpo fue "plantado" en el lugar donde la encontraron.

"En ese lugar, los fines de semana hay camionetas, autos y motos. Gente "criolla" que viene de otra localidad a vender alcohol, marihuana, pasta base y nafta para inhalar. Hice reclamos, fui a las autoridades para que controlen pero nunca tuvimos respuestas" señaló Raúl Manuel, presidente de la comunidad, que además denunció: "Adultos criollos se llevan a las niñas de la comunidad engañadas y abusan de ellas a cambio de pan".

Estado ausente

Tras conocerse el femicidio, desde la comunidad cuestionaron que la familia de Pamela no recibió ningún tipo de asistencia "ni de la intendencia ni de los gobiernos". "No recibimos ayuda ni para el traslado, ni para el entierro. Nosotros tomamos la iniciativa de hacer una colecta y así poder colaborar, aunque sea para la ceremonia" dijo Germán Vildoza, cofundador de De la Mano por el Mundo.

Mientras que Manuel, presidente de la comunidad detalló: "Es la primera vez que pasa esto con una nena, pero hubo ocho asesinatos antes. Por violencia, por adicciones, es el problema más fuerte. Las sustancias están atacando a las comunidades. Estamos olvidados, no tenemos acceso a la educación, la salud, al agua potable".

Y agregó: "Para nosotros este caso no termina con encontrar al autor del crimen sino con todo lo que viene de raíz, el abandono que sufren estas comunidades en salud, educación, agua, seguridad".

Además a través de un video desmintieron al gobierno, que aseguró que estaban asistiendo a la familia de Pamela con apoyo psicológico, mercadería, colchones y demás. "Saquen sus propias conclusiones, si ven a un vehículo oficial me avisan. Yo no veo psicólogo, ni equipo de trabajo territorial ni apoyo" relata la persona que tomo las imágenes.

El hombre también mostró tres bolsas pequeñas de mercadería que envió el Estado y cuestionó: "Esa es la asistencia del gobierno a las comunidades originarias. 'Hay que calmarles un poquito el hambre y se termina todo'. Ese es el resultado de una muestra, pedimos que se esclaresca el hecho pero también que se terminen con las cuestiones de fondo: drogadicción y trata".

El caso

Cuando Pamela no volvió a su casa, la comunidad salió a buscarla. "Salimos nosotros, porque recurrimos a las autoridades pero dicen que sí y después no dan respuestas" cuestionó el líder de la comunidad. Días después un vecino la encontró muerta y, según afirmó Manuel, la policía llegó al lugar recién 8 horas después. 

La causa recayó en el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal en feria, Gonzalo Ariel Vega. Por el crimen está detenido un adolescente de 17 años, a quien la fiscalía señala como el novio de Pamela, algo que la familia desmiente: “Descartamos lo que dice el Ministerio porque no hubo ninguna reunión, ni de familia, ni nada. Pamela no tenía relación con el muchacho porque aquí en la comunidad todos nos conocemos”, dijeron.

El femicidio se dio a conocer por un video que grabó Germán Vildoza, co-fundador junto a su pareja, Florencia Reilacoste, de la organización no gubernamental De las manos por el mundo, que trabaja en proyectos comunitarios en Kilómetro 2. Vildoza relató que estuvo en la escena del hallazgo del cuerpo y reconoció a la niña por su vestimenta. Además, señaló rastros de motos y huellas de borcegos, de un hombre adulto.

Si sufrís o conocés a alguien que sufra violencia de género, podés comunicarte a la línea 144. Es anónima, gratuita y nacional, disponible las 24 horas del día, los 365 días del año

El pasado 16 de enero encontraron el cuerpo sin vida de Pamela, una niña wichí de 12 años entre pastizales y al costado de la Ruta Nacional 81. Tenia el torso desnudo, una herida de arma blanca en el cuello y le faltaban las zapatillas. El femicidio reveló una situación de abandono estatal completo: a través de un video de Periodistas populares, los miembros de la comunidad denuncian adicciones, venta ilegal de drogas, abusos, falta de seguridad en la zona y falta de acceso a la salud, a la educación y al agua potable.

La víctima se llamaba Julia Fernanda Flores, pero le decían Pamela. Pertenecía a la comunidad wichí Misión Kilómetro Dos, en la localidad salteña de Pluma de Pato. La última vez que la vieron fue el 12 de enero y pocos días después un vecino encontró su cuerpo. Por el crimen quedó detenido un adolescente, pero su familia afirmó que la mataron entre más de una persona y que el cuerpo fue "plantado" en el lugar donde la encontraron.

"En ese lugar, los fines de semana hay camionetas, autos y motos. Gente "criolla" que viene de otra localidad a vender alcohol, marihuana, pasta base y nafta para inhalar. Hice reclamos, fui a las autoridades para que controlen pero nunca tuvimos respuestas" señaló Raúl Manuel, presidente de la comunidad, que además denunció: "Adultos criollos se llevan a las niñas de la comunidad engañadas y abusan de ellas a cambio de pan".

Estado ausente

Tras conocerse el femicidio, desde la comunidad cuestionaron que la familia de Pamela no recibió ningún tipo de asistencia "ni de la intendencia ni de los gobiernos". "No recibimos ayuda ni para el traslado, ni para el entierro. Nosotros tomamos la iniciativa de hacer una colecta y así poder colaborar, aunque sea para la ceremonia" dijo Germán Vildoza, cofundador de De la Mano por el Mundo.

Mientras que Manuel, presidente de la comunidad detalló: "Es la primera vez que pasa esto con una nena, pero hubo ocho asesinatos antes. Por violencia, por adicciones, es el problema más fuerte. Las sustancias están atacando a las comunidades. Estamos olvidados, no tenemos acceso a la educación, la salud, al agua potable".

Y agregó: "Para nosotros este caso no termina con encontrar al autor del crimen sino con todo lo que viene de raíz, el abandono que sufren estas comunidades en salud, educación, agua, seguridad".

Además a través de un video desmintieron al gobierno, que aseguró que estaban asistiendo a la familia de Pamela con apoyo psicológico, mercadería, colchones y demás. "Saquen sus propias conclusiones, si ven a un vehículo oficial me avisan. Yo no veo psicólogo, ni equipo de trabajo territorial ni apoyo" relata la persona que tomo las imágenes.

El hombre también mostró tres bolsas pequeñas de mercadería que envió el Estado y cuestionó: "Esa es la asistencia del gobierno a las comunidades originarias. 'Hay que calmarles un poquito el hambre y se termina todo'. Ese es el resultado de una muestra, pedimos que se esclaresca el hecho pero también que se terminen con las cuestiones de fondo: drogadicción y trata".

El caso

Cuando Pamela no volvió a su casa, la comunidad salió a buscarla. "Salimos nosotros, porque recurrimos a las autoridades pero dicen que sí y después no dan respuestas" cuestionó el líder de la comunidad. Días después un vecino la encontró muerta y, según afirmó Manuel, la policía llegó al lugar recién 8 horas después. 

La causa recayó en el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal en feria, Gonzalo Ariel Vega. Por el crimen está detenido un adolescente de 17 años, a quien la fiscalía señala como el novio de Pamela, algo que la familia desmiente: “Descartamos lo que dice el Ministerio porque no hubo ninguna reunión, ni de familia, ni nada. Pamela no tenía relación con el muchacho porque aquí en la comunidad todos nos conocemos”, dijeron.

El femicidio se dio a conocer por un video que grabó Germán Vildoza, co-fundador junto a su pareja, Florencia Reilacoste, de la organización no gubernamental De las manos por el mundo, que trabaja en proyectos comunitarios en Kilómetro 2. Vildoza relató que estuvo en la escena del hallazgo del cuerpo y reconoció a la niña por su vestimenta. Además, señaló rastros de motos y huellas de borcegos, de un hombre adulto.

Si sufrís o conocés a alguien que sufra violencia de género, podés comunicarte a la línea 144. Es anónima, gratuita y nacional, disponible las 24 horas del día, los 365 días del año

Ver más
Ver más