Placeholder del video

Puntos de vista: los rubros que no consiguen empleados

En el marco de la grave crisis económica y social que atraviesa Argentina, el contexto laboral presenta un problema que resulta paradójico: en algunas industrias se empieza a notar recuperación y necesitan más empleados, pero las empresas no los consiguen. Hay oferta pero no demanda. En este informe para IP Noticias, Sebastián Davidovsky analiza por qué faltan empleados en esos rubros, cuál es el rol de la educación y cómo inciden los vaivenes económicos para que se dé este fenómeno.

Recuperación del empleo

El empleo registrado en el sector privado tocó su pico máximo en en 2018, antes de la crisis económica y la pandemia. Ahora, los niveles son exactamente iguales a los de hace 10 años, periodo en el que creció la población económicamente activa pero no la cantidad de empleos registrados. De este modo, el índice de desempleo en el último trimestre de 2021 se ubicó en 7,0%; el más bajo de los últimos cinco años.

La situación provoca que algunos sectores como el de salud, gastronomía e industria enfrente una alta demanda de recursos humanos. En el sector industrial, por ejemplo, 3 de cada 10 empresas indicaron tener menos personal del necesario. El mismo problema se da en sectores tecnológicos o de ingeniería, que tienen una demanda insatisfecha histórica.

La falta de perfiles laborales

La falta de personal calificado es la razón que las empresas atribuyen a la dificultad para cubrir la oferta de empleo. Más del 80% de las empresas comentaron tener búsquedas activas o prontas a abrirse, pero encuentran problemas por escasez de postulaciones, déficit de competencias técnicas específicas, falta de experiencia, insuficiencia en materia de habilidades blandas y, en un contexto de alta inflación, por salarios insuficientes.

La alta inflación y la pérdida de poder adquisitivo se encuentran de frente a las cifras de crecimiento de algunos sectores industriales que parecieran ser alentadoras. Sin embargo, la inestabilidad económica se convierte en un problema para sostener ese crecimiento y resolver problemas estructurales o mejorar las condiciones sociales de gran parte de la sociedad.

 

Puntos de vista: los rubros que no consiguen empleados

En el marco de la grave crisis económica y social que atraviesa Argentina, el contexto laboral presenta un problema que resulta paradójico: en algunas industrias se empieza a notar recuperación y necesitan más empleados, pero las empresas no los consiguen. Hay oferta pero no demanda. En este informe para IP Noticias, Sebastián Davidovsky analiza por qué faltan empleados en esos rubros, cuál es el rol de la educación y cómo inciden los vaivenes económicos para que se dé este fenómeno.

Recuperación del empleo

El empleo registrado en el sector privado tocó su pico máximo en en 2018, antes de la crisis económica y la pandemia. Ahora, los niveles son exactamente iguales a los de hace 10 años, periodo en el que creció la población económicamente activa pero no la cantidad de empleos registrados. De este modo, el índice de desempleo en el último trimestre de 2021 se ubicó en 7,0%; el más bajo de los últimos cinco años.

La situación provoca que algunos sectores como el de salud, gastronomía e industria enfrente una alta demanda de recursos humanos. En el sector industrial, por ejemplo, 3 de cada 10 empresas indicaron tener menos personal del necesario. El mismo problema se da en sectores tecnológicos o de ingeniería, que tienen una demanda insatisfecha histórica.

La falta de perfiles laborales

La falta de personal calificado es la razón que las empresas atribuyen a la dificultad para cubrir la oferta de empleo. Más del 80% de las empresas comentaron tener búsquedas activas o prontas a abrirse, pero encuentran problemas por escasez de postulaciones, déficit de competencias técnicas específicas, falta de experiencia, insuficiencia en materia de habilidades blandas y, en un contexto de alta inflación, por salarios insuficientes.

La alta inflación y la pérdida de poder adquisitivo se encuentran de frente a las cifras de crecimiento de algunos sectores industriales que parecieran ser alentadoras. Sin embargo, la inestabilidad económica se convierte en un problema para sostener ese crecimiento y resolver problemas estructurales o mejorar las condiciones sociales de gran parte de la sociedad.

 

En el marco de la grave crisis económica y social que atraviesa Argentina, el contexto laboral presenta un problema que resulta paradójico: en algunas industrias se empieza a notar recuperación y necesitan más empleados, pero las empresas no los consiguen. Hay oferta pero no demanda. En este informe para IP Noticias, Sebastián Davidovsky analiza por qué faltan empleados en esos rubros, cuál es el rol de la educación y cómo inciden los vaivenes económicos para que se dé este fenómeno.

Recuperación del empleo

El empleo registrado en el sector privado tocó su pico máximo en en 2018, antes de la crisis económica y la pandemia. Ahora, los niveles son exactamente iguales a los de hace 10 años, periodo en el que creció la población económicamente activa pero no la cantidad de empleos registrados. De este modo, el índice de desempleo en el último trimestre de 2021 se ubicó en 7,0%; el más bajo de los últimos cinco años.

La situación provoca que algunos sectores como el de salud, gastronomía e industria enfrente una alta demanda de recursos humanos. En el sector industrial, por ejemplo, 3 de cada 10 empresas indicaron tener menos personal del necesario. El mismo problema se da en sectores tecnológicos o de ingeniería, que tienen una demanda insatisfecha histórica.

La falta de perfiles laborales

La falta de personal calificado es la razón que las empresas atribuyen a la dificultad para cubrir la oferta de empleo. Más del 80% de las empresas comentaron tener búsquedas activas o prontas a abrirse, pero encuentran problemas por escasez de postulaciones, déficit de competencias técnicas específicas, falta de experiencia, insuficiencia en materia de habilidades blandas y, en un contexto de alta inflación, por salarios insuficientes.

La alta inflación y la pérdida de poder adquisitivo se encuentran de frente a las cifras de crecimiento de algunos sectores industriales que parecieran ser alentadoras. Sin embargo, la inestabilidad económica se convierte en un problema para sostener ese crecimiento y resolver problemas estructurales o mejorar las condiciones sociales de gran parte de la sociedad.

 

Ver más
Ver más