Las internas detrás del furor por las figuritas del mundial

La Unión de Kioskeros de la República Argentina (UKRA) se reunirán con representantes de la Secretaría de Comercio.

El furor por las figuritas del mundial generó reclamos de parte de la sociedad, indignada por la escases de las mismas en los comercios, así como también también evidenció un conflicto político entre distintas partes de la cadena productiva y de comercio de las figuritas.

En este informe de IP Noticias , Sebastián Davidovsky recopila testimonios que se encuentran comprometidos con la búsqueda de figuritas para completar el albúm del Mundial Qatar 2022, en medio del fanatismo y el furor por las figuritas del mundial.

Especulación y trueque 

En plazas y rincones a lo largo y ancho del país se encuentran los fanáticos a intercambiar figuritas. El trueque no es el único método válido para estos acuerdos de transacción, también cotizan figuritas en pesos, como la de Messi que en el Parque Rivadavia (un histórico parque de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde abundan los encuentros entre coleccionistas de todo tipo), llegó a cotizarse por hasta tres mil pesos. 

Algunos gruñen y otros aprovechan, el negocio de las figuritas (oficial y paralelo) mueve intereses y deseos de individuos, gremios y corporaciones. Desde su lanzamiento, un nuevo capitulo se abre cada día respecto a las figuritas del mundial. La demanda crece cada vez más, así como la organización detrás de quienes buscan comerciar o comprar figuritas. 

El reclamo de la UKRA

En ese contexto, la Unión de Kioskeros de la República Argentina (UKRA) llegó a reunirse con representantes de la Secretaría de Comercio para tratar el faltante de figuritas del Mundial. Desde la UKRA reclaman un reparto equitativo en todo el país por parte de Panini, la empresa a cargo de la realización y producción del álbum y las imágenes autoadhesivas. 

Los kioskeros denuncian que Panini rompió un acuerdo de exclusividad que tenía con UKRA para vender en los kioskos.

Además, indicaron que la empresa distribuidora vende albumes y figuritas en otros comercios como supermercados, apps de delivery y estaciones de servicio. En este contexto, los comerciantes indicaron que el reparto de Panini es desigual y que dan prioridad a las mencionadas, pero dejan sin stock a los comercios de barrio.

Por otra parte, la UKRA también remarcó que estos comercios de gran distribución venden las figuritas con sobreprecios, en lugar de los 200 pesos por paquete que contemplan los kioskos, cuando tienen stock. 

La reunión

La reunión estuvo encabezada por la Secretaría de Comercio de la Nación, que convocó a las dos partes en conflicto.

Por un lado, fueron representantes de la UKRA con el foco puesto en la distribución equitativa de las figuritas y el control de sobreprecios. Por el otro, estarán presentes autoridades de Panini que escucharán el reclamo de los kioskeros. En tanto, el vicepresidente de la UKRA, Adrián Palacios, denunció que los kioskeros reclamaron a fines de agosto en las puertas de Panini y que la empresa les dijo que iban a solucionar el tema del abastecimiento, pero esto no ocurrió.

En esta línea, Palacios describió que los kioskos reciben un máximo de 20 álbumes y 50 paquetes de figuritas por semana. 

 

Ver más
Ver más
Placeholder del video

Romper las reglas: fútbol mixto

Paula Bolaños tiene 10 años y ama jugar al fútbol en Cañuelas Fútbol Club con sus compañeros varones, sin embargo la Liga de Buenos Aires para las categorías infantiles le impide hacerlo.
Paula Bolaños tiene 10 años y ama jugar al fútbol en Cañuelas Fútbol Club con sus compañeros varones, sin embargo la Liga de Buenos Aires para las categorías infantiles le impide hacerlo.
Ver más
Ver más

Inflación: los precios insólitos en Argentina

La inflación produce una distorsión en los precios que lleva a la falta de valores de referencia: alquilar un monoambiente en CABA por mes cuesta menos que un par de zapatillas.
La inflación produce una distorsión en los precios que lleva a la falta de valores de referencia: alquilar un monoambiente en CABA por mes cuesta menos que un par de zapatillas.
Ver más
Ver más