Placeholder de la imagen

La familia del secuestrador de Caseros pide que se investigue a la fiscalía

El hermano del secuestrador de Caseros, Alberto Maldonado, habló en IP Noticias Edición Central sobre la historia del hombre que tuvo más de diez horas encerrado a un amigo en su casa. El secuestrado fue encontrado sin vida en el domicilio y Alberto, el atrincherado, fue abatido por la policía en el allanamiento.

“Mi hermano era una buena persona, pero la cocaína lo fue cambiando”, aseguró el hombre. "Consumía hace muchísimos años y en los últimos diez años empezó con psicosis, con brotes de violencia que fueron de a poco hasta que a lo último ya era algo cotidiano”, mencionó y agregó que “comenzó a ponerse violento con familiares”.

“Le hicimos una denuncia porque llamaba a miembros de la familia y hacía ruidos con armas”, relató el hombre, que también indicó la insistencia de sus allegados para que iniciara un tratamiento psiquiátrico. Al mismo tiempo, aseguró que “cuando le empezó a agarrar la psicosis comenzó a comprar armas”.

Según el hermano del secuestrador, la situación se les fue de las manos cuando se casó hace algunos meses y perdieron toda autoridad para decidir sobre su salud.

Las sospechas de la familia sobre el caso

Alberto Maldonado apuntó directamente hacia la viuda del agresor, la fiscalía en la que ella trabajaba y el ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni: “La mujer, que trabajaba en un juzgado, retrasaba todas las denuncias”, aseguró y especificó que se hicieron denuncias por “violencia, amenazas y agresión”. Además, relató que Alejandro “lastimó a vecinos”.

Sin embargo, las sospechas de la familia apuntan hacia las autoridades que, creen, no hicieron caso a las denuncias presentadas ante la Justicia. “Mi hermano trabajaba para punteros políticos y Berni lo sabía”, acusó y pidió que se hable de su familiar como un “enfermo adicto a las drogas”.

Según Alberto, el fiscal no se comunicó más familiares que su viuda e insistió en la teoría del encubrimiento de estos episodios: “Mi hermano llegó a este desenlace porque todos los instrumentos fallaron”, dijo. Por último, le pidió al fiscal que se comunique con la familia.

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20 a 22, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

La familia del secuestrador de Caseros pide que se investigue a la fiscalía

El hermano del secuestrador de Caseros, Alberto Maldonado, habló en IP Noticias Edición Central sobre la historia del hombre que tuvo más de diez horas encerrado a un amigo en su casa. El secuestrado fue encontrado sin vida en el domicilio y Alberto, el atrincherado, fue abatido por la policía en el allanamiento.

“Mi hermano era una buena persona, pero la cocaína lo fue cambiando”, aseguró el hombre. "Consumía hace muchísimos años y en los últimos diez años empezó con psicosis, con brotes de violencia que fueron de a poco hasta que a lo último ya era algo cotidiano”, mencionó y agregó que “comenzó a ponerse violento con familiares”.

“Le hicimos una denuncia porque llamaba a miembros de la familia y hacía ruidos con armas”, relató el hombre, que también indicó la insistencia de sus allegados para que iniciara un tratamiento psiquiátrico. Al mismo tiempo, aseguró que “cuando le empezó a agarrar la psicosis comenzó a comprar armas”.

Según el hermano del secuestrador, la situación se les fue de las manos cuando se casó hace algunos meses y perdieron toda autoridad para decidir sobre su salud.

Las sospechas de la familia sobre el caso

Alberto Maldonado apuntó directamente hacia la viuda del agresor, la fiscalía en la que ella trabajaba y el ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni: “La mujer, que trabajaba en un juzgado, retrasaba todas las denuncias”, aseguró y especificó que se hicieron denuncias por “violencia, amenazas y agresión”. Además, relató que Alejandro “lastimó a vecinos”.

Sin embargo, las sospechas de la familia apuntan hacia las autoridades que, creen, no hicieron caso a las denuncias presentadas ante la Justicia. “Mi hermano trabajaba para punteros políticos y Berni lo sabía”, acusó y pidió que se hable de su familiar como un “enfermo adicto a las drogas”.

Según Alberto, el fiscal no se comunicó más familiares que su viuda e insistió en la teoría del encubrimiento de estos episodios: “Mi hermano llegó a este desenlace porque todos los instrumentos fallaron”, dijo. Por último, le pidió al fiscal que se comunique con la familia.

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20 a 22, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

El hermano del secuestrador de Caseros, Alberto Maldonado, habló en IP Noticias Edición Central sobre la historia del hombre que tuvo más de diez horas encerrado a un amigo en su casa. El secuestrado fue encontrado sin vida en el domicilio y Alberto, el atrincherado, fue abatido por la policía en el allanamiento.

“Mi hermano era una buena persona, pero la cocaína lo fue cambiando”, aseguró el hombre. "Consumía hace muchísimos años y en los últimos diez años empezó con psicosis, con brotes de violencia que fueron de a poco hasta que a lo último ya era algo cotidiano”, mencionó y agregó que “comenzó a ponerse violento con familiares”.

“Le hicimos una denuncia porque llamaba a miembros de la familia y hacía ruidos con armas”, relató el hombre, que también indicó la insistencia de sus allegados para que iniciara un tratamiento psiquiátrico. Al mismo tiempo, aseguró que “cuando le empezó a agarrar la psicosis comenzó a comprar armas”.

Según el hermano del secuestrador, la situación se les fue de las manos cuando se casó hace algunos meses y perdieron toda autoridad para decidir sobre su salud.

Las sospechas de la familia sobre el caso

Alberto Maldonado apuntó directamente hacia la viuda del agresor, la fiscalía en la que ella trabajaba y el ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni: “La mujer, que trabajaba en un juzgado, retrasaba todas las denuncias”, aseguró y especificó que se hicieron denuncias por “violencia, amenazas y agresión”. Además, relató que Alejandro “lastimó a vecinos”.

Sin embargo, las sospechas de la familia apuntan hacia las autoridades que, creen, no hicieron caso a las denuncias presentadas ante la Justicia. “Mi hermano trabajaba para punteros políticos y Berni lo sabía”, acusó y pidió que se hable de su familiar como un “enfermo adicto a las drogas”.

Según Alberto, el fiscal no se comunicó más familiares que su viuda e insistió en la teoría del encubrimiento de estos episodios: “Mi hermano llegó a este desenlace porque todos los instrumentos fallaron”, dijo. Por último, le pidió al fiscal que se comunique con la familia.

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20 a 22, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

Leer más