Alberto Fernandez se reúne con Luis Lacalle Pou

Los presidentes de Argentina y Uruguay se reunirán esta noche en Olivos. La cuestión del Mercosur emerge como central.

El presidente Alberto Fernández se reúne este viernes en Buenos Aires con su par del Uruguay, Luis Lacalle Pou, con quien analizará temas vinculados con la relación bilateral y fundamentalmente el futuro del Mercosur, luego de ciertas disidencias expresadas en la última reunión del bloque comercial de países sudamericanos.

Esta cumbre bilateral tiene un antecedente directo: el pasado 19 de noviembre de 2020, ambos mandatarios se encontraron en la estancia La Anchorena, en Colonia del Sacramento, en dónde Lacalle Pou fue el anfitrión. En el encuentro también participarán los cancilleres de ambos países, Felipe Solá (Argentina) y Francisco Bustillo (Uruguay), éste último amigo personal de Fernández. Según informaron fuentes oficiales, esta reunión fue pactada en ocasión de la presencia de Fernández y Bustillo en el acto de asunción del presidente de Perú, Pedro Castillo

El futuro del Mercosur

El pasado lunes se realizó una reunión de coordinadores nacionales del Mercosur, la primera desde que Brasil asumió la presidencia del bloque común. “La presidencia brasileña buscará impulsar la agenda de tratados de libre comercio con socios externos, el proceso de revisión del Arancel Externo Común (AEC) y los vínculos en temas ‘no arancelarios’, como el comercio de servicios, las inversiones y la agenda digital”, expresó la Cancillería brasileña. Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino expresó que "la recuperación post pandemia como tema que debe ser abordado de manera transversal en los diversos ámbitos de negociación del MERCOSUR, fue muy bien recibido por el resto de los socios". 

La delegación de Brasil presentó la agenda de trabajo que impulsará su Presidencia en diferentes dimensiones del ámbito económico-comercial del bloque, aspectos institucionales y de relacionamiento externo del MERCOSUR. Por otra parte, se refirió a
 

 



 

 

 

Ver más
Ver más
Placeholder de la imagen

Uruguay: habrá referéndum sobre ley LUC

Un conjunto opositor de organizaciones sociales, sindicales, feministas y ambientalistas consiguió y superó la cantidad de firmas necesarias -un 25% del padrón electoral, según establece la Constitución- para pedir un referéndum de aprobación o rechazo sobre la llamada Ley de Urgente Consideración (LUC), núcleo legislativo de la gestión de gobierno del presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou. Decenas de cajas azules con las planillas de firmas fueron llevadas en auto, camionetas y camiones, por la emblemática avenida 18 de Julio, desde el barrio Cordón -donde está la sede de la central sindical- hasta la Ciudad Vieja, donde está la Corte. En las calles hubo clima de fiesta de parte de los militantes.

Según consigna la agencia Télam, el total de firmas conseguidas fue 797.261 informó Fernando Pereira, presidente del Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores. "Ahora viene el objetivo mayor, que es la derogación de los 135 artículos”, dijo el líder sindical. La Comisión Pro-Referendo busca invalidad esa cantidad de artículos de los 476 que integran la ley aprobada el 8 de julio, con los votos de la alianza gobernante -los partidos Nacional, Colorado, Independiente y de la Gente más Cabildo Abierto- y rechazada por el Frente Amplio (FA).

La Corte ahora deberá validar las firmas para que se acceda a la consulta. El presidente Lacalle Pou afirmó que "cuando la Corte (Electoral) verifique si se llegó” a la cifra exigida hará “los análisis políticos". "Hoy tenemos la palabra de quienes propiciaron este recurso. De llegarse, daremos el debate. Nos han escuchado en campaña electoral, durante el principio del gobierno, difundir las ideas, el documento, el anteproyecto y después la ley", agregó Lacalle Pou, quien insistió en que la LUC “es una buena ley, y por eso la impulsamos”.

De qué se trata la ley LUC

Entre sus principales puntos, la ley habilita la creación de comisiones para reformar el sistema de jubilaciones, amplía las potestades policiales en investigaciones judiciales y permite comprar bienes en efectivo hasta 100.000 dólares —algo criticado por prestarse al lavado de activos—, que las carnicerías mezclen sus propios embutidos y que los usuarios de telefonía móvil cambien de operador manteniendo su número telefónico. También reguló los alquileres previendo el desalojo de malos pagadores en seis días y de buenos inquilinos en un mes (antes había un año de tolerancia), y consagró una estricta confidencialidad en los documentos de Estado. Además, eleva las penas de varios delitos, prohíbe excarcelaciones por delitos de drogas y elimina las salidas transitorias para ciertos crímenes. También ajustó las tarifas según nuevos parámetros, que generaron dos aumentos en el precio de los combustibles en un mes. 

 



 

Un conjunto opositor de organizaciones sociales, sindicales, feministas y ambientalistas consiguió y superó la cantidad de firmas necesarias -un 25% del padrón electoral, según establece la Constitución- para pedir un referéndum de aprobación o rechazo sobre la llamada Ley de Urgente Consideración (LUC), núcleo legislativo de la gestión de gobierno del presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou. Decenas de cajas azules con las planillas de firmas fueron llevadas en auto, camionetas y camiones, por la emblemática avenida 18 de Julio, desde el barrio Cordón -donde está la sede de la central sindical- hasta la Ciudad Vieja, donde está la Corte. En las calles hubo clima de fiesta de parte de los militantes.

Según consigna la agencia Télam, el total de firmas conseguidas fue 797.261 informó Fernando Pereira, presidente del Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores. "Ahora viene el objetivo mayor, que es la derogación de los 135 artículos”, dijo el líder sindical. La Comisión Pro-Referendo busca invalidad esa cantidad de artículos de los 476 que integran la ley aprobada el 8 de julio, con los votos de la alianza gobernante -los partidos Nacional, Colorado, Independiente y de la Gente más Cabildo Abierto- y rechazada por el Frente Amplio (FA).

La Corte ahora deberá validar las firmas para que se acceda a la consulta. El presidente Lacalle Pou afirmó que "cuando la Corte (Electoral) verifique si se llegó” a la cifra exigida hará “los análisis políticos". "Hoy tenemos la palabra de quienes propiciaron este recurso. De llegarse, daremos el debate. Nos han escuchado en campaña electoral, durante el principio del gobierno, difundir las ideas, el documento, el anteproyecto y después la ley", agregó Lacalle Pou, quien insistió en que la LUC “es una buena ley, y por eso la impulsamos”.

De qué se trata la ley LUC

Entre sus principales puntos, la ley habilita la creación de comisiones para reformar el sistema de jubilaciones, amplía las potestades policiales en investigaciones judiciales y permite comprar bienes en efectivo hasta 100.000 dólares —algo criticado por prestarse al lavado de activos—, que las carnicerías mezclen sus propios embutidos y que los usuarios de telefonía móvil cambien de operador manteniendo su número telefónico. También reguló los alquileres previendo el desalojo de malos pagadores en seis días y de buenos inquilinos en un mes (antes había un año de tolerancia), y consagró una estricta confidencialidad en los documentos de Estado. Además, eleva las penas de varios delitos, prohíbe excarcelaciones por delitos de drogas y elimina las salidas transitorias para ciertos crímenes. También ajustó las tarifas según nuevos parámetros, que generaron dos aumentos en el precio de los combustibles en un mes. 

 



 

Ver más
Ver más

Mercosur: el comercio exterior divide a Argentina y Uruguay

En el día en que se llevó a cabo la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, Estados Asociados e Invitados Especiales, Uruguay remarcó su decisión de “avanzar” en la búsqueda de negociados por fuera del bloque regional. El valor del arancel externo común y la posibilidad de realizar acuerdos comerciales sin el aprobado de todo el organismo son las dos problemáticas centrales.

“El mundo va muy rápido, se está entrelazando comercialmente”, dijo el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, para quien el final de la pandemia potenciará el comercio. “Les queremos decir que hacia allá va el Uruguay. Ojalá vayamos todos juntos”, aseveró, al tiempo que explicó que todos los integrantes del bloque tienen el mismo objetivo aunque “quizás con estrategias diversas”. Por casi veinte años, Uruguay bregó por una mayor apertura del Mercosur y en los últimos años ganó el apoyo de Brasil.

La importancia del consenso

El Tratado del Mercosur estableció, originalmente, la Resolución 32/00 en la que se remarcó la necesidad de que quienes integren el bloque lleguen a un acuerdo a la hora de tomar decisiones de este estilo. Sin embargo, para Lacalle Pou, su postura “no significa vulnerar ni violentar la regla de consenso”. En este sentido, desde el país vecino expresaron que dicha normativa “nunca fue internalizada”.

El presidente uruguayo había declarado en la cumbre anterior que “el Mercosur no debe ser un lastre, no estamos dispuestos a que sea un corset”. A lo que Alberto Fernández respondía: "No somos lastre de nadie, es un honor ser parte del Mercosur. Si somos un lastre, que tomen otro barco". En la misma línea, el canciller Felipe Solá había subrayado que el bloque es “la principal plataforma desde la cual avanzar hacia la inserción en el comercio mundial” y que para esto el “consenso” es sustancial.

Esta idea fue reforzada nuevamente por Fernández en la nueva reunión virtual: “El consenso es el camino más racional para preservar nuestros intereses comunes. Fortalece la convivencia y pone sobre la mesa de debate cuánto nos necesitamos unos a otros”. Por su parte, la Cancillería argentina calificó la decisión de Uruguay como "inconsulta e inoportuna".

En el día en que se llevó a cabo la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, Estados Asociados e Invitados Especiales, Uruguay remarcó su decisión de “avanzar” en la búsqueda de negociados por fuera del bloque regional. El valor del arancel externo común y la posibilidad de realizar acuerdos comerciales sin el aprobado de todo el organismo son las dos problemáticas centrales.

“El mundo va muy rápido, se está entrelazando comercialmente”, dijo el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, para quien el final de la pandemia potenciará el comercio. “Les queremos decir que hacia allá va el Uruguay. Ojalá vayamos todos juntos”, aseveró, al tiempo que explicó que todos los integrantes del bloque tienen el mismo objetivo aunque “quizás con estrategias diversas”. Por casi veinte años, Uruguay bregó por una mayor apertura del Mercosur y en los últimos años ganó el apoyo de Brasil.

La importancia del consenso

El Tratado del Mercosur estableció, originalmente, la Resolución 32/00 en la que se remarcó la necesidad de que quienes integren el bloque lleguen a un acuerdo a la hora de tomar decisiones de este estilo. Sin embargo, para Lacalle Pou, su postura “no significa vulnerar ni violentar la regla de consenso”. En este sentido, desde el país vecino expresaron que dicha normativa “nunca fue internalizada”.

El presidente uruguayo había declarado en la cumbre anterior que “el Mercosur no debe ser un lastre, no estamos dispuestos a que sea un corset”. A lo que Alberto Fernández respondía: "No somos lastre de nadie, es un honor ser parte del Mercosur. Si somos un lastre, que tomen otro barco". En la misma línea, el canciller Felipe Solá había subrayado que el bloque es “la principal plataforma desde la cual avanzar hacia la inserción en el comercio mundial” y que para esto el “consenso” es sustancial.

Esta idea fue reforzada nuevamente por Fernández en la nueva reunión virtual: “El consenso es el camino más racional para preservar nuestros intereses comunes. Fortalece la convivencia y pone sobre la mesa de debate cuánto nos necesitamos unos a otros”. Por su parte, la Cancillería argentina calificó la decisión de Uruguay como "inconsulta e inoportuna".

Ver más
Ver más

Mercosur: Alberto Fernández realizó el traspaso e insistió en el consenso

Alberto Fernández encabezó la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, Estados Asociados e Invitados Especiales y habló de las posibilidades de buscar acuerdos por fuera del bloque, a raíz de que el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, advirtiera que pretenden "avanzar" con negociados con otros países. "Unidos podemos consolidar un Mercosur creativo que no se corta solo proponiendo visiones unilaterales", afirmó en un acto realizado en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

El Presidente habló de la “responsabilidad histórica de fortalecer” el bloque regional. “Es importante avanzar hacia una estrategia común. El Mercosur es una plataforma indispensable donde nosotros podemos mostrar la producción, mostrar valor y generar cada vez más y mejores trabajos para nuestras sociedades”, aseguró. Por eso, subrayó la necesidad de que los acuerdos con otros estados o regiones se tomen de forma “conjunta” y señaló: “Antes de comenzar nuevas negociaciones, es necesario hacer estudios para evaluar las oportunidades y desafíos que ofrecen otras regiones”. Para cerrar, destacó: “El consenso es el camino más racional para preservar nuestros intereses comunes. Fortalece la convivencia y pone sobre la mesa de debate cuánto nos necesitamos unos a otros”.

Quiénes formaron parte de la reunión virtual

El encuentro sirvió para que Argentina realice el traspaso de la presidencia pro tempore del Mercosur a Brasil, en una reunión que se realizó a través de videollamadas. Como parte de los países miembros, estuvieron presentes Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, Miguel Abdo Benítez, de Paraguay, Luis Lacalle Pou, de Uruguay. Por el lado de los Estados asociados se presentaron los presidentes Sebastián Piñera (Chile), Guillermo Lasso (Ecuador) e Irfaan Ali (Guyana). Además, se sumaron el vicepresidente boliviano, David Choquehuanca y la directora de Mecanismo de Concertación e Integración de Colombia, Adela Maestre.

Alberto Fernández encabezó la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, Estados Asociados e Invitados Especiales y habló de las posibilidades de buscar acuerdos por fuera del bloque, a raíz de que el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, advirtiera que pretenden "avanzar" con negociados con otros países. "Unidos podemos consolidar un Mercosur creativo que no se corta solo proponiendo visiones unilaterales", afirmó en un acto realizado en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada.

El Presidente habló de la “responsabilidad histórica de fortalecer” el bloque regional. “Es importante avanzar hacia una estrategia común. El Mercosur es una plataforma indispensable donde nosotros podemos mostrar la producción, mostrar valor y generar cada vez más y mejores trabajos para nuestras sociedades”, aseguró. Por eso, subrayó la necesidad de que los acuerdos con otros estados o regiones se tomen de forma “conjunta” y señaló: “Antes de comenzar nuevas negociaciones, es necesario hacer estudios para evaluar las oportunidades y desafíos que ofrecen otras regiones”. Para cerrar, destacó: “El consenso es el camino más racional para preservar nuestros intereses comunes. Fortalece la convivencia y pone sobre la mesa de debate cuánto nos necesitamos unos a otros”.

Quiénes formaron parte de la reunión virtual

El encuentro sirvió para que Argentina realice el traspaso de la presidencia pro tempore del Mercosur a Brasil, en una reunión que se realizó a través de videollamadas. Como parte de los países miembros, estuvieron presentes Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, Miguel Abdo Benítez, de Paraguay, Luis Lacalle Pou, de Uruguay. Por el lado de los Estados asociados se presentaron los presidentes Sebastián Piñera (Chile), Guillermo Lasso (Ecuador) e Irfaan Ali (Guyana). Además, se sumaron el vicepresidente boliviano, David Choquehuanca y la directora de Mecanismo de Concertación e Integración de Colombia, Adela Maestre.

Ver más
Ver más

Coronavirus: Uruguay encabeza los contagios por millón de habitantes en América Latina

Uruguay se convirtió en la última semana en el país con más contagios por millón de habitantes en América Latina, según informó el portal de datos Our World in Data. Los registros del país que conduce Luis Lacalle Pou, con 355,9 casos por millón de habitantes, lo situaron por encima de Brasil, que vive una crisis sanitaria que amenaza con saturar por completo su sistema de salud.

La campaña de vacunación en el país vecino ya alcanzó al 6% de su población. Conforme indica la página oficial de "Uruguay se vacuna", se aplicaron un total de 253.575 dosis.

Clases en Uruguay con presencialidad opcional

Como parte de la batería de medidas que el Gobierno preparó para intentar frenar la escalada, la asistencia a clases dejó de ser obligatoria en todos los niveles educativos.

También se redujo la cantidad de gente que puede viajar en transporte público y se suspendieron los deportes amateur.

Uruguay se convirtió en la última semana en el país con más contagios por millón de habitantes en América Latina, según informó el portal de datos Our World in Data. Los registros del país que conduce Luis Lacalle Pou, con 355,9 casos por millón de habitantes, lo situaron por encima de Brasil, que vive una crisis sanitaria que amenaza con saturar por completo su sistema de salud.

La campaña de vacunación en el país vecino ya alcanzó al 6% de su población. Conforme indica la página oficial de "Uruguay se vacuna", se aplicaron un total de 253.575 dosis.

Clases en Uruguay con presencialidad opcional

Como parte de la batería de medidas que el Gobierno preparó para intentar frenar la escalada, la asistencia a clases dejó de ser obligatoria en todos los niveles educativos.

También se redujo la cantidad de gente que puede viajar en transporte público y se suspendieron los deportes amateur.

Ver más
Ver más

Coronavirus: Uruguay suspende las clases presenciales por suba de contagios

Uruguay suspendió este martes la obligatoriedad de todas las clases presenciales con el objetivo de frenar el aumento de contagios de coronavirus para evitar un colapso del sistema sanitario del país. Lo anunció el presidente Luis Lacalle Pou, que señaló que un 2,5% de los casos se da en el ambiente educativo. 

Además, el mandatario anunció: “Durante la Semana Santa o de Turismo vamos a abrir la vacunación”, de modo que las y los ciudadanos de entre 18 y 70 años podrán vacunarse, ya que, según informó, “la transmisión del virus está dada por gente joven, de 20 a 39 años”.

A su vez, el presidente anunció la compra de más de 1,2 millones de dosis de la vacuna de la farmacéutica china, Sinovac, que llegarían al país vecino en mayo. Hasta el momento, Uruguay registra más de 70 mil casos de coronavirus y 725 personas fallecidas como consecuencia de la enfermedad. 
 

Uruguay suspendió este martes la obligatoriedad de todas las clases presenciales con el objetivo de frenar el aumento de contagios de coronavirus para evitar un colapso del sistema sanitario del país. Lo anunció el presidente Luis Lacalle Pou, que señaló que un 2,5% de los casos se da en el ambiente educativo. 

Además, el mandatario anunció: “Durante la Semana Santa o de Turismo vamos a abrir la vacunación”, de modo que las y los ciudadanos de entre 18 y 70 años podrán vacunarse, ya que, según informó, “la transmisión del virus está dada por gente joven, de 20 a 39 años”.

A su vez, el presidente anunció la compra de más de 1,2 millones de dosis de la vacuna de la farmacéutica china, Sinovac, que llegarían al país vecino en mayo. Hasta el momento, Uruguay registra más de 70 mil casos de coronavirus y 725 personas fallecidas como consecuencia de la enfermedad. 
 

Ver más
Ver más