Placeholder de la imagen

Ciudad de Buenos Aires: las operaciones médicas que se consideren no "urgentes" están suspendidas por 30 días

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires ordenó este jueves suspender por 30 días las operaciones médicas que no se consideren urgentes, con el fin de no ocupar más camas en las unidades de terapia intensiva en medio de la segunda ola de coronavirus.

Según el decreto, que lleva la firma del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se dispuso la medida con el objetivo de reducir el riesgo sanitario y para mitigar el impacto de la pandemia. “Deberán reprogramar y suspender, durante el plazo de treinta días corridos, la atención programada y las intervenciones médicas vinculadas a patologías que con criterio médico no sean de carácter urgente o que no puedan ser discontinuadas o postergadas, a fin de contar con la mayor cantidad de recursos asistenciales disponibles que permitan la atención de pacientes con COVID-19, tanto ambulatoria como de internación”, precisaron.

Este miércoles, el Ministerio de Salud porteño informó en el parte diario de la situación sanitaria que la ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público era del 67,3%. En ese sentido, se precisó que en el sistema de salud público están ocupadas actualmente 303 camas con pacientes en estado grave sobre un total de 450 disponibles para personas con COVID-19.

En los casos moderados, la ocupación es de 48,6% (730 sobre 1.500 disponibles) y en los leves de 9,1% (458 sobre 5.000). En los casos moderados, la ocupación es de 48,6% (730 sobre 1.500 disponibles) y en los leves de 9,1% (458 sobre 5.000).

Ciudad de Buenos Aires: las operaciones médicas que se consideren no "urgentes" están suspendidas por 30 días

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires ordenó este jueves suspender por 30 días las operaciones médicas que no se consideren urgentes, con el fin de no ocupar más camas en las unidades de terapia intensiva en medio de la segunda ola de coronavirus.

Según el decreto, que lleva la firma del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se dispuso la medida con el objetivo de reducir el riesgo sanitario y para mitigar el impacto de la pandemia. “Deberán reprogramar y suspender, durante el plazo de treinta días corridos, la atención programada y las intervenciones médicas vinculadas a patologías que con criterio médico no sean de carácter urgente o que no puedan ser discontinuadas o postergadas, a fin de contar con la mayor cantidad de recursos asistenciales disponibles que permitan la atención de pacientes con COVID-19, tanto ambulatoria como de internación”, precisaron.

Este miércoles, el Ministerio de Salud porteño informó en el parte diario de la situación sanitaria que la ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público era del 67,3%. En ese sentido, se precisó que en el sistema de salud público están ocupadas actualmente 303 camas con pacientes en estado grave sobre un total de 450 disponibles para personas con COVID-19.

En los casos moderados, la ocupación es de 48,6% (730 sobre 1.500 disponibles) y en los leves de 9,1% (458 sobre 5.000). En los casos moderados, la ocupación es de 48,6% (730 sobre 1.500 disponibles) y en los leves de 9,1% (458 sobre 5.000).

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires ordenó este jueves suspender por 30 días las operaciones médicas que no se consideren urgentes, con el fin de no ocupar más camas en las unidades de terapia intensiva en medio de la segunda ola de coronavirus.

Según el decreto, que lleva la firma del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se dispuso la medida con el objetivo de reducir el riesgo sanitario y para mitigar el impacto de la pandemia. “Deberán reprogramar y suspender, durante el plazo de treinta días corridos, la atención programada y las intervenciones médicas vinculadas a patologías que con criterio médico no sean de carácter urgente o que no puedan ser discontinuadas o postergadas, a fin de contar con la mayor cantidad de recursos asistenciales disponibles que permitan la atención de pacientes con COVID-19, tanto ambulatoria como de internación”, precisaron.

Este miércoles, el Ministerio de Salud porteño informó en el parte diario de la situación sanitaria que la ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público era del 67,3%. En ese sentido, se precisó que en el sistema de salud público están ocupadas actualmente 303 camas con pacientes en estado grave sobre un total de 450 disponibles para personas con COVID-19.

En los casos moderados, la ocupación es de 48,6% (730 sobre 1.500 disponibles) y en los leves de 9,1% (458 sobre 5.000). En los casos moderados, la ocupación es de 48,6% (730 sobre 1.500 disponibles) y en los leves de 9,1% (458 sobre 5.000).

Leer más