Alberto Fernández: "El virus nos está atacando y lejos está de ceder"

Placeholder del video

El presidente Alberto Fernández anunció una nueva serie de medidas restrictivas para mitigar el impacto de la segunda ola de contagios de coronavirus en Argentina. “Hemos multiplicado más que por dos la cantidad de contagios en tan solo un mes. En el medio tratamos de llamar a la reflexión al conjunto social, hablamos con los gobernadores del país y es cierto que hay un crecimiento sostenido de contagios y que se concentran en el AMBA”, señaló el mandatario. “El virus nos está atacando y lejos está de ceder, por eso hoy preferí hablarles nuevamente y tomar medidas, porque lo que hemos intentado la semana pasada ha sido poco”, agregó.

Antes de enumerar las nuevas medidas restrictivas, Alberto Fernández remarcó la necesidad de evitar los encuentros sociales. "Necesitamos inexorablemente restringir los encuentros sociales. El problema del contagio no está en las fábricas o en los negocios donde se respeta la distancia social con los clientes, está en los encuentros sociales", indicó.

Las medidas para el AMBA incluyen: restringir la circulación nocturna entre las 20hs y las 6hs; suspender actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en espacios cerrados; cierre de actividades comerciales a las 19 horas; las actividades gastronómicas funcionan exclusivamente con modalidad delivery luego de las 19 horas; desde el próximo lunes y por dos semanas las clases presenciales quedan suspendidas y sólo se dictarán de forma virtual.

“El cuidado individual es central, no solo para no contagiarnos nosotros, también para no contagiar a otros. Todo el esfuerzo que hemos hecho hasta aquí parece insuficiente a la luz de cómo aumentan los contagios en Argentina”, argumentó Fernández.

“Buscamos evitar el encuentro social, recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y de ese modo volver a ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva vuelvan a reservarse para la atención de Covid-19”, agregó.

El mandatario afirmó que apelará a las fuerzas federales para garantizar el cumplimiento de las nuevas medidas. “Esta decisión que acabo de tomar voy a hacerla cumplir con las fuerzas federales: la policía federal, la gendarmería nacional, la prefectura nacional y la policía aeroportuaria quedan afectadas al control de las medidas sanitarias que acabo de disponer”.

Además, el presidente hizo mención a su estado actual de salud tras haberse contagiado de coronavirus.

“Recién hoy fui dado de alta después de estar 12 días aislado por haberme contagiado de Covid-19. Aún no sé cómo me contagie, no encuentro el vínculo. Pero pude sobrellevarlo bien gracias a la vacuna”, aseveró.

Sobre la posibilidad de que cada provincia compre sus propios lotes de vacunas, Alberto Fernández señaló que las negociaciones son muy difíciles.

“Sé que muchos gobernadores intentaron conseguir vacunas infructuosamente, pero las negociaciones son muy difíciles. Estamos en un mundo donde las vacunas están siendo acaparadas por un grupo muy reducido de países. Y nosotros formamos parte de un grupo que, irónicamente, tiene cierto privilegio de obtener vacunas y seguir vacunando a su pueblo”.

“Trabajemos por cada argentino y argentina, más unidos que nunca, como dice el papa Francisco, nadie se salva solo, nos necesitamos entre nosotros”, concluyó el presidente.

Alberto Fernández: "El virus nos está atacando y lejos está de ceder"

El presidente Alberto Fernández anunció una nueva serie de medidas restrictivas para mitigar el impacto de la segunda ola de contagios de coronavirus en Argentina. “Hemos multiplicado más que por dos la cantidad de contagios en tan solo un mes. En el medio tratamos de llamar a la reflexión al conjunto social, hablamos con los gobernadores del país y es cierto que hay un crecimiento sostenido de contagios y que se concentran en el AMBA”, señaló el mandatario. “El virus nos está atacando y lejos está de ceder, por eso hoy preferí hablarles nuevamente y tomar medidas, porque lo que hemos intentado la semana pasada ha sido poco”, agregó.

Antes de enumerar las nuevas medidas restrictivas, Alberto Fernández remarcó la necesidad de evitar los encuentros sociales. "Necesitamos inexorablemente restringir los encuentros sociales. El problema del contagio no está en las fábricas o en los negocios donde se respeta la distancia social con los clientes, está en los encuentros sociales", indicó.

Las medidas para el AMBA incluyen: restringir la circulación nocturna entre las 20hs y las 6hs; suspender actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en espacios cerrados; cierre de actividades comerciales a las 19 horas; las actividades gastronómicas funcionan exclusivamente con modalidad delivery luego de las 19 horas; desde el próximo lunes y por dos semanas las clases presenciales quedan suspendidas y sólo se dictarán de forma virtual.

“El cuidado individual es central, no solo para no contagiarnos nosotros, también para no contagiar a otros. Todo el esfuerzo que hemos hecho hasta aquí parece insuficiente a la luz de cómo aumentan los contagios en Argentina”, argumentó Fernández.

“Buscamos evitar el encuentro social, recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y de ese modo volver a ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva vuelvan a reservarse para la atención de Covid-19”, agregó.

El mandatario afirmó que apelará a las fuerzas federales para garantizar el cumplimiento de las nuevas medidas. “Esta decisión que acabo de tomar voy a hacerla cumplir con las fuerzas federales: la policía federal, la gendarmería nacional, la prefectura nacional y la policía aeroportuaria quedan afectadas al control de las medidas sanitarias que acabo de disponer”.

Además, el presidente hizo mención a su estado actual de salud tras haberse contagiado de coronavirus.

“Recién hoy fui dado de alta después de estar 12 días aislado por haberme contagiado de Covid-19. Aún no sé cómo me contagie, no encuentro el vínculo. Pero pude sobrellevarlo bien gracias a la vacuna”, aseveró.

Sobre la posibilidad de que cada provincia compre sus propios lotes de vacunas, Alberto Fernández señaló que las negociaciones son muy difíciles.

“Sé que muchos gobernadores intentaron conseguir vacunas infructuosamente, pero las negociaciones son muy difíciles. Estamos en un mundo donde las vacunas están siendo acaparadas por un grupo muy reducido de países. Y nosotros formamos parte de un grupo que, irónicamente, tiene cierto privilegio de obtener vacunas y seguir vacunando a su pueblo”.

“Trabajemos por cada argentino y argentina, más unidos que nunca, como dice el papa Francisco, nadie se salva solo, nos necesitamos entre nosotros”, concluyó el presidente.

El presidente Alberto Fernández anunció una nueva serie de medidas restrictivas para mitigar el impacto de la segunda ola de contagios de coronavirus en Argentina. “Hemos multiplicado más que por dos la cantidad de contagios en tan solo un mes. En el medio tratamos de llamar a la reflexión al conjunto social, hablamos con los gobernadores del país y es cierto que hay un crecimiento sostenido de contagios y que se concentran en el AMBA”, señaló el mandatario. “El virus nos está atacando y lejos está de ceder, por eso hoy preferí hablarles nuevamente y tomar medidas, porque lo que hemos intentado la semana pasada ha sido poco”, agregó.

Antes de enumerar las nuevas medidas restrictivas, Alberto Fernández remarcó la necesidad de evitar los encuentros sociales. "Necesitamos inexorablemente restringir los encuentros sociales. El problema del contagio no está en las fábricas o en los negocios donde se respeta la distancia social con los clientes, está en los encuentros sociales", indicó.

Las medidas para el AMBA incluyen: restringir la circulación nocturna entre las 20hs y las 6hs; suspender actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en espacios cerrados; cierre de actividades comerciales a las 19 horas; las actividades gastronómicas funcionan exclusivamente con modalidad delivery luego de las 19 horas; desde el próximo lunes y por dos semanas las clases presenciales quedan suspendidas y sólo se dictarán de forma virtual.

“El cuidado individual es central, no solo para no contagiarnos nosotros, también para no contagiar a otros. Todo el esfuerzo que hemos hecho hasta aquí parece insuficiente a la luz de cómo aumentan los contagios en Argentina”, argumentó Fernández.

“Buscamos evitar el encuentro social, recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y de ese modo volver a ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva vuelvan a reservarse para la atención de Covid-19”, agregó.

El mandatario afirmó que apelará a las fuerzas federales para garantizar el cumplimiento de las nuevas medidas. “Esta decisión que acabo de tomar voy a hacerla cumplir con las fuerzas federales: la policía federal, la gendarmería nacional, la prefectura nacional y la policía aeroportuaria quedan afectadas al control de las medidas sanitarias que acabo de disponer”.

Además, el presidente hizo mención a su estado actual de salud tras haberse contagiado de coronavirus.

“Recién hoy fui dado de alta después de estar 12 días aislado por haberme contagiado de Covid-19. Aún no sé cómo me contagie, no encuentro el vínculo. Pero pude sobrellevarlo bien gracias a la vacuna”, aseveró.

Sobre la posibilidad de que cada provincia compre sus propios lotes de vacunas, Alberto Fernández señaló que las negociaciones son muy difíciles.

“Sé que muchos gobernadores intentaron conseguir vacunas infructuosamente, pero las negociaciones son muy difíciles. Estamos en un mundo donde las vacunas están siendo acaparadas por un grupo muy reducido de países. Y nosotros formamos parte de un grupo que, irónicamente, tiene cierto privilegio de obtener vacunas y seguir vacunando a su pueblo”.

“Trabajemos por cada argentino y argentina, más unidos que nunca, como dice el papa Francisco, nadie se salva solo, nos necesitamos entre nosotros”, concluyó el presidente.

Ver más
Ver más