A partir del miércoles, 200.000 empleados estatales volverán al trabajo presencial

El Gobierno Nacional citará, a partir del miércoles 1 de septiembre, a unos 200 mil para retomar el trabajo presencial, en las distintas reparticiones ministeriales y de organismos descentralizados de la administración pública. El sector público nacional tiene unos 900.000 empleados, incluyendo a las fuerzas armadas y de seguridad, que siempre estuvieron en la presencialidad.

Según la resolución 91/2021 de la Jefatura de Gabinete, publicada en el Boletín Oficial, las personas que podrán ser citadas a trabajar de manera presencial serán aquellas que hayan recibido al menos una dosis de cualquiera de las vacunas contra el COVID-19. Y en tal caso, desde 14 días después de haberla recibido.

Esta citación es independiente de la edad, la condición de riesgo, aunque quedan exceptuadas las embarazadas, las personas con inmunodeficiencias y los pacientes oncológicos y trasplantados. Se calcula que el 60% de los empleados realizan trabajo remoto. Aunque ese número descendió al 40% esta semana, según datos oficiales. La concurrencia a los lugares de trabajo y la modalidad a distancia se alternarán de manera semanal, según defina en cada repartición las autoridades pertinentes. Aunque las tareas a distancia no podrán ser superiores al 50% de la jornada habitual, o hasta 20 horas semanales. 

Aquellos trabajadores que no quieran vacunarse, deberán firmar una declaración jurada, y trabajarán en lugares determinados de los edificios. También, a partir del miércoles, se intensificará la presencialidad en las aulas de todo el país, luego de que el Consejo Federal de Educación aprobara esta semana cambios en los protocolos sanitarios que se encuentran vigentes.

A partir del miércoles, 200.000 empleados estatales volverán al trabajo presencial

El Gobierno Nacional citará, a partir del miércoles 1 de septiembre, a unos 200 mil para retomar el trabajo presencial, en las distintas reparticiones ministeriales y de organismos descentralizados de la administración pública. El sector público nacional tiene unos 900.000 empleados, incluyendo a las fuerzas armadas y de seguridad, que siempre estuvieron en la presencialidad.

Según la resolución 91/2021 de la Jefatura de Gabinete, publicada en el Boletín Oficial, las personas que podrán ser citadas a trabajar de manera presencial serán aquellas que hayan recibido al menos una dosis de cualquiera de las vacunas contra el COVID-19. Y en tal caso, desde 14 días después de haberla recibido.

Esta citación es independiente de la edad, la condición de riesgo, aunque quedan exceptuadas las embarazadas, las personas con inmunodeficiencias y los pacientes oncológicos y trasplantados. Se calcula que el 60% de los empleados realizan trabajo remoto. Aunque ese número descendió al 40% esta semana, según datos oficiales. La concurrencia a los lugares de trabajo y la modalidad a distancia se alternarán de manera semanal, según defina en cada repartición las autoridades pertinentes. Aunque las tareas a distancia no podrán ser superiores al 50% de la jornada habitual, o hasta 20 horas semanales. 

Aquellos trabajadores que no quieran vacunarse, deberán firmar una declaración jurada, y trabajarán en lugares determinados de los edificios. También, a partir del miércoles, se intensificará la presencialidad en las aulas de todo el país, luego de que el Consejo Federal de Educación aprobara esta semana cambios en los protocolos sanitarios que se encuentran vigentes.

El Gobierno Nacional citará, a partir del miércoles 1 de septiembre, a unos 200 mil para retomar el trabajo presencial, en las distintas reparticiones ministeriales y de organismos descentralizados de la administración pública. El sector público nacional tiene unos 900.000 empleados, incluyendo a las fuerzas armadas y de seguridad, que siempre estuvieron en la presencialidad.

Según la resolución 91/2021 de la Jefatura de Gabinete, publicada en el Boletín Oficial, las personas que podrán ser citadas a trabajar de manera presencial serán aquellas que hayan recibido al menos una dosis de cualquiera de las vacunas contra el COVID-19. Y en tal caso, desde 14 días después de haberla recibido.

Esta citación es independiente de la edad, la condición de riesgo, aunque quedan exceptuadas las embarazadas, las personas con inmunodeficiencias y los pacientes oncológicos y trasplantados. Se calcula que el 60% de los empleados realizan trabajo remoto. Aunque ese número descendió al 40% esta semana, según datos oficiales. La concurrencia a los lugares de trabajo y la modalidad a distancia se alternarán de manera semanal, según defina en cada repartición las autoridades pertinentes. Aunque las tareas a distancia no podrán ser superiores al 50% de la jornada habitual, o hasta 20 horas semanales. 

Aquellos trabajadores que no quieran vacunarse, deberán firmar una declaración jurada, y trabajarán en lugares determinados de los edificios. También, a partir del miércoles, se intensificará la presencialidad en las aulas de todo el país, luego de que el Consejo Federal de Educación aprobara esta semana cambios en los protocolos sanitarios que se encuentran vigentes.

Leer más