La UIA planteó un "cese de remuneración" para los trabajadores que no se vacunen

La Unión Industrial Argentina (UIA) planteó que, a partir del avance del plan de vacunación, las empresas podrían considerar eliminar la dispensa a los trabajadores que decidan no inocularse y evaluar el cese de su remuneración al no poder reincorporarse al ámbito laboral.

En la conferencia de la conducción de la UIA se declaró que el proyecto tiene como objetivo pensar en el "cuidado recíproco" entre trabajadores y remarcar la importancia de la inoculación aunque la vacunación sea de modo voluntario. "Quien quiera entrar a una fábrica tiene que vacunarse", postuló Daniel Funes de Rioja, titular de la entidad.

De todas maneras, Funes de Rioja reconoció que esta toma de postura institucional debería ser trabajada con los sindicatos de cada sector y que la resolución aún no implica un mandato federal. El expresidente de la UIA y actual diputado nacional, Juan Ignacio De Mendiguren, también dijo que la propuesta de dejar de pagar el suelo a empleados que no vayan a trabajar por no tener la voluntad de vacunarse contra el COVID-19 es una forma de ayudar a acelerar el proceso de inmunización.

"No hay posibilidad de que hoy una empresa lo haga motus propio, o decida no remunerar a un trabajador, lo que se intenta es hacer algo en conjunto con el sindicato", afirmó el extitular.

El Gobierno nacional había impuesto una dispensa desde abril del 2020 en marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y que correspondía a las primeras medidas de restricciones sanitarias para frenar los contagios de coronavirus. En este nuevo contexto sanitario, la UIA plantea que existe una necesidad de retomar la prestación laboral con medidas en base a la experiencia internacional.

 

La UIA planteó un "cese de remuneración" para los trabajadores que no se vacunen

La Unión Industrial Argentina (UIA) planteó que, a partir del avance del plan de vacunación, las empresas podrían considerar eliminar la dispensa a los trabajadores que decidan no inocularse y evaluar el cese de su remuneración al no poder reincorporarse al ámbito laboral.

En la conferencia de la conducción de la UIA se declaró que el proyecto tiene como objetivo pensar en el "cuidado recíproco" entre trabajadores y remarcar la importancia de la inoculación aunque la vacunación sea de modo voluntario. "Quien quiera entrar a una fábrica tiene que vacunarse", postuló Daniel Funes de Rioja, titular de la entidad.

De todas maneras, Funes de Rioja reconoció que esta toma de postura institucional debería ser trabajada con los sindicatos de cada sector y que la resolución aún no implica un mandato federal. El expresidente de la UIA y actual diputado nacional, Juan Ignacio De Mendiguren, también dijo que la propuesta de dejar de pagar el suelo a empleados que no vayan a trabajar por no tener la voluntad de vacunarse contra el COVID-19 es una forma de ayudar a acelerar el proceso de inmunización.

"No hay posibilidad de que hoy una empresa lo haga motus propio, o decida no remunerar a un trabajador, lo que se intenta es hacer algo en conjunto con el sindicato", afirmó el extitular.

El Gobierno nacional había impuesto una dispensa desde abril del 2020 en marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y que correspondía a las primeras medidas de restricciones sanitarias para frenar los contagios de coronavirus. En este nuevo contexto sanitario, la UIA plantea que existe una necesidad de retomar la prestación laboral con medidas en base a la experiencia internacional.

 

La Unión Industrial Argentina (UIA) planteó que, a partir del avance del plan de vacunación, las empresas podrían considerar eliminar la dispensa a los trabajadores que decidan no inocularse y evaluar el cese de su remuneración al no poder reincorporarse al ámbito laboral.

En la conferencia de la conducción de la UIA se declaró que el proyecto tiene como objetivo pensar en el "cuidado recíproco" entre trabajadores y remarcar la importancia de la inoculación aunque la vacunación sea de modo voluntario. "Quien quiera entrar a una fábrica tiene que vacunarse", postuló Daniel Funes de Rioja, titular de la entidad.

De todas maneras, Funes de Rioja reconoció que esta toma de postura institucional debería ser trabajada con los sindicatos de cada sector y que la resolución aún no implica un mandato federal. El expresidente de la UIA y actual diputado nacional, Juan Ignacio De Mendiguren, también dijo que la propuesta de dejar de pagar el suelo a empleados que no vayan a trabajar por no tener la voluntad de vacunarse contra el COVID-19 es una forma de ayudar a acelerar el proceso de inmunización.

"No hay posibilidad de que hoy una empresa lo haga motus propio, o decida no remunerar a un trabajador, lo que se intenta es hacer algo en conjunto con el sindicato", afirmó el extitular.

El Gobierno nacional había impuesto una dispensa desde abril del 2020 en marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y que correspondía a las primeras medidas de restricciones sanitarias para frenar los contagios de coronavirus. En este nuevo contexto sanitario, la UIA plantea que existe una necesidad de retomar la prestación laboral con medidas en base a la experiencia internacional.

 

Leer más