Viruela del mono: ya son dos los casos positivos en Argentina

El Ministerio de Salud confirmó dos casos positivos de viruela del mono en Argentina. Se trata de un hombre de 40 años que había viajado a España y una persona que vive en España y se encuentra visitando la provincia de Buenos Aires.

Placeholder del video

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este viernes dos casos positivos de viruela del mono en el país. La primera persona en dar positivo fue un hombre de 40 años que viajó a España y volvió a Argentina el 16 de mayo pasado. El segundo caso corresponde a una persona que vive en España y que se encuentra de visita en la provincia de Buenos Aires.

Desde el Instituto Malbrán, donde se realizó la toma de muestras para diagnóstico etiológico, explicaron que el caso está confirmado por PCR, pero que "falta el resultado de secuenciación" para poder determinar "de qué tipo de variante o cepa es esa muestra en particular".  En diálogo con IP Noticias, el virólogo investigador de Conicet Mario Lozano explicó: 

"Creo que teniendo en cuenta como está progresando este brote epidémico en distintos países, es importante que nosotros tomemos nota, que controlemos a los viajeros que vienen de España, Portugal, Canadá, principalmente ya que son los paises más afectados junto con Gran Bretaña. So los territorios que implican más riesgo de que viajeros terminen contagiados"

Posibles medidas de contención

Consultado sobre estrategias recomendadas para contener la propagación de la viruela símica, el especialista sostuvo que "no da la impresión de que este tipo de virus vaya a generar un problema como el que generaron los coronavirus", resaltó el virólogo.

No obstante, remarcó que existen acciones posibles de prevención temprana: "Un control, si es posible con vacunación, pero sobre todo con aislamiento de las personas que tienen la sintomatología clásica de la enfermedad, en particular en el momento en que son contagiosos, que es cuando esas llagas se abren y liberan el líquido que contiene al virus", puntualizó.

En el mismo sentido, y al respecto de la alerta por la suba de contagios en los países mencionados, Lozano aseguró: "Puede haber individuos que llevan la enfermedad menos sintomática y que tengan lesiones mucho mas pequeñas que no se ven, en la boca, por ejemplo. De esa manera se transmite la enfermedad, y es probable que algo por el estilo esté pasando. Es algo que podría explicar la gran cantidad de casos que hay en todo el mundo".

Primer caso en Argentina

Al confirmar el primer caso positivo de viruela símica, las autoridades sanitarias detallaron que "el estudio se realizó con la técnica de coloración negativa para microscopía electrónica, determinándose la presencia de partículas virales compatibles con Poxvirus pertenecientes al género Orthopox, no hallando la presencia de virus del género Parapox, así como otros tipos virales productores de lesiones similares (Herpes, Varicela, Enterovirus, etc)". Además, se indicó que el paciente se encuentra aislado y "en buen estado general".

Desde la cartera sanitaria agregaron que aparte del estudio principal "se realizó una reacción de amplificación por PCR para el gen de la hemaglutinina viral que se encuentra en proceso, cuyo producto debe ser sometido a secuenciación genética por el Método Sanger para identificar el virus a nivel especie".

Por su parte, concluyeron que los primeros resultados epidemiológicos realizados al paciente, "representan una alta probabilidad de que se trate de un verdadero caso de viruela símica, aunque son necesarios los estudios mencionados para terminar de confirmarlo".

El infectado había llegado a una clínica privada porteña con fiebre alta y ampollas características de la infección en el cuerpo. Con motivo de la alerta por el crecimiento de casos en otros países, el personal de salud que lo asistió dio aviso a las autoridades sanitarias. Por eso, profesionales del Laboratorio Nacional de Referencia INEI- ANLIS Dr. Carlos G. Malbrán se acercaron y extrajeron muestras para diagnóstico etiológico.

La OMS informó que crecerán los casos

Durante el fin de semana del 21 y 22 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó 28 casos confirmados por laboratorio y 12 casos sospechosos de viruela símica en 12 países no endémicos, es decir, países en los que el virus no estaba presente de manera frecuente. Aún no se sabe si estos casos tienen antecedente o nexo con áreas endémicas; por lo tanto, y según resaltó el ente sanitario, podrían identificarse más casos.

"La situación está evolucionando de tal modo que la OMS cree que habrá más casos de viruela de mono que se identifiquen a medida que la vigilancia se extienda en países que no son endémicos", señaló la organización en una nota epidemiológica.

Hasta el momento los casos confirmados de la variante de viruela proveniente de África occidental se detectaron mediante test PCR sobre muestras obtenidas de las pústulas. En cuanto a su transmisión, una hipótesis es que se produce entre parejas sexuales, debido al contacto íntimo durante las relaciones sexuales con lesiones cutáneas infecciosas, fluidos corporales y gotículas. Por lo tanto, los especialistas advierten que el mayor riesgo de contagio lo tienen aquellos que mantienen contacto físico cercano con alguien infectado que presente síntomas.

No obstante, cabe mencionar que se considera que el virus tiene una transmisibilidad moderada entre humanos. En tanto, la probabilidad de transmisión entre individuos sin contacto cercano se considera baja.

¿Qué es la viruela del mono?

Es una enfermedad zoonótica muy poco frecuente cuyos síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.

Hasta el momento, no hay vacuna ni tratamiento para el virus.

¿Cuáles son los síntomas?

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, entre los síntomas de la enfermedad se encuentran:

  • Fiebre;
  • Dolores musculares;
  • Inflamación de los ganglios linfáticos;
  • Erupción llamativa en la piel, similar a la varicela.

Según detallaron, el ciclo de la enfermedad podría comenzar con el aumento de la temperatura corporal, para continuar con dolores de cabeza y musculares, dolor de espalda, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos y agotamiento.

El período de incubación suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días, informan los CDC. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

¿Cómo es la transmisión?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que "la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. En África se han descrito infecciones humanas resultantes de la manipulación de monos, ratas gigantes de Gambia o ardillas infectadas."

En esa línea, añaden: "La transmisión secundaria o de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión".

"La transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias, generalmente tras prolongados contactos cara a cara con el paciente, lo que expone a los miembros de la familia de los casos activos a un mayor riesgo de infección", agregaron desde la OMS.

Viruela del mono: ya son dos los casos positivos en Argentina

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este viernes dos casos positivos de viruela del mono en el país. La primera persona en dar positivo fue un hombre de 40 años que viajó a España y volvió a Argentina el 16 de mayo pasado. El segundo caso corresponde a una persona que vive en España y que se encuentra de visita en la provincia de Buenos Aires.

Desde el Instituto Malbrán, donde se realizó la toma de muestras para diagnóstico etiológico, explicaron que el caso está confirmado por PCR, pero que "falta el resultado de secuenciación" para poder determinar "de qué tipo de variante o cepa es esa muestra en particular".  En diálogo con IP Noticias, el virólogo investigador de Conicet Mario Lozano explicó: 

"Creo que teniendo en cuenta como está progresando este brote epidémico en distintos países, es importante que nosotros tomemos nota, que controlemos a los viajeros que vienen de España, Portugal, Canadá, principalmente ya que son los paises más afectados junto con Gran Bretaña. So los territorios que implican más riesgo de que viajeros terminen contagiados"

Posibles medidas de contención

Consultado sobre estrategias recomendadas para contener la propagación de la viruela símica, el especialista sostuvo que "no da la impresión de que este tipo de virus vaya a generar un problema como el que generaron los coronavirus", resaltó el virólogo.

No obstante, remarcó que existen acciones posibles de prevención temprana: "Un control, si es posible con vacunación, pero sobre todo con aislamiento de las personas que tienen la sintomatología clásica de la enfermedad, en particular en el momento en que son contagiosos, que es cuando esas llagas se abren y liberan el líquido que contiene al virus", puntualizó.

En el mismo sentido, y al respecto de la alerta por la suba de contagios en los países mencionados, Lozano aseguró: "Puede haber individuos que llevan la enfermedad menos sintomática y que tengan lesiones mucho mas pequeñas que no se ven, en la boca, por ejemplo. De esa manera se transmite la enfermedad, y es probable que algo por el estilo esté pasando. Es algo que podría explicar la gran cantidad de casos que hay en todo el mundo".

Primer caso en Argentina

Al confirmar el primer caso positivo de viruela símica, las autoridades sanitarias detallaron que "el estudio se realizó con la técnica de coloración negativa para microscopía electrónica, determinándose la presencia de partículas virales compatibles con Poxvirus pertenecientes al género Orthopox, no hallando la presencia de virus del género Parapox, así como otros tipos virales productores de lesiones similares (Herpes, Varicela, Enterovirus, etc)". Además, se indicó que el paciente se encuentra aislado y "en buen estado general".

Desde la cartera sanitaria agregaron que aparte del estudio principal "se realizó una reacción de amplificación por PCR para el gen de la hemaglutinina viral que se encuentra en proceso, cuyo producto debe ser sometido a secuenciación genética por el Método Sanger para identificar el virus a nivel especie".

Por su parte, concluyeron que los primeros resultados epidemiológicos realizados al paciente, "representan una alta probabilidad de que se trate de un verdadero caso de viruela símica, aunque son necesarios los estudios mencionados para terminar de confirmarlo".

El infectado había llegado a una clínica privada porteña con fiebre alta y ampollas características de la infección en el cuerpo. Con motivo de la alerta por el crecimiento de casos en otros países, el personal de salud que lo asistió dio aviso a las autoridades sanitarias. Por eso, profesionales del Laboratorio Nacional de Referencia INEI- ANLIS Dr. Carlos G. Malbrán se acercaron y extrajeron muestras para diagnóstico etiológico.

La OMS informó que crecerán los casos

Durante el fin de semana del 21 y 22 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó 28 casos confirmados por laboratorio y 12 casos sospechosos de viruela símica en 12 países no endémicos, es decir, países en los que el virus no estaba presente de manera frecuente. Aún no se sabe si estos casos tienen antecedente o nexo con áreas endémicas; por lo tanto, y según resaltó el ente sanitario, podrían identificarse más casos.

"La situación está evolucionando de tal modo que la OMS cree que habrá más casos de viruela de mono que se identifiquen a medida que la vigilancia se extienda en países que no son endémicos", señaló la organización en una nota epidemiológica.

Hasta el momento los casos confirmados de la variante de viruela proveniente de África occidental se detectaron mediante test PCR sobre muestras obtenidas de las pústulas. En cuanto a su transmisión, una hipótesis es que se produce entre parejas sexuales, debido al contacto íntimo durante las relaciones sexuales con lesiones cutáneas infecciosas, fluidos corporales y gotículas. Por lo tanto, los especialistas advierten que el mayor riesgo de contagio lo tienen aquellos que mantienen contacto físico cercano con alguien infectado que presente síntomas.

No obstante, cabe mencionar que se considera que el virus tiene una transmisibilidad moderada entre humanos. En tanto, la probabilidad de transmisión entre individuos sin contacto cercano se considera baja.

¿Qué es la viruela del mono?

Es una enfermedad zoonótica muy poco frecuente cuyos síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.

Hasta el momento, no hay vacuna ni tratamiento para el virus.

¿Cuáles son los síntomas?

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, entre los síntomas de la enfermedad se encuentran:

  • Fiebre;
  • Dolores musculares;
  • Inflamación de los ganglios linfáticos;
  • Erupción llamativa en la piel, similar a la varicela.

Según detallaron, el ciclo de la enfermedad podría comenzar con el aumento de la temperatura corporal, para continuar con dolores de cabeza y musculares, dolor de espalda, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos y agotamiento.

El período de incubación suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días, informan los CDC. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

¿Cómo es la transmisión?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que "la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. En África se han descrito infecciones humanas resultantes de la manipulación de monos, ratas gigantes de Gambia o ardillas infectadas."

En esa línea, añaden: "La transmisión secundaria o de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión".

"La transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias, generalmente tras prolongados contactos cara a cara con el paciente, lo que expone a los miembros de la familia de los casos activos a un mayor riesgo de infección", agregaron desde la OMS.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este viernes dos casos positivos de viruela del mono en el país. La primera persona en dar positivo fue un hombre de 40 años que viajó a España y volvió a Argentina el 16 de mayo pasado. El segundo caso corresponde a una persona que vive en España y que se encuentra de visita en la provincia de Buenos Aires.

Desde el Instituto Malbrán, donde se realizó la toma de muestras para diagnóstico etiológico, explicaron que el caso está confirmado por PCR, pero que "falta el resultado de secuenciación" para poder determinar "de qué tipo de variante o cepa es esa muestra en particular".  En diálogo con IP Noticias, el virólogo investigador de Conicet Mario Lozano explicó: 

"Creo que teniendo en cuenta como está progresando este brote epidémico en distintos países, es importante que nosotros tomemos nota, que controlemos a los viajeros que vienen de España, Portugal, Canadá, principalmente ya que son los paises más afectados junto con Gran Bretaña. So los territorios que implican más riesgo de que viajeros terminen contagiados"

Posibles medidas de contención

Consultado sobre estrategias recomendadas para contener la propagación de la viruela símica, el especialista sostuvo que "no da la impresión de que este tipo de virus vaya a generar un problema como el que generaron los coronavirus", resaltó el virólogo.

No obstante, remarcó que existen acciones posibles de prevención temprana: "Un control, si es posible con vacunación, pero sobre todo con aislamiento de las personas que tienen la sintomatología clásica de la enfermedad, en particular en el momento en que son contagiosos, que es cuando esas llagas se abren y liberan el líquido que contiene al virus", puntualizó.

En el mismo sentido, y al respecto de la alerta por la suba de contagios en los países mencionados, Lozano aseguró: "Puede haber individuos que llevan la enfermedad menos sintomática y que tengan lesiones mucho mas pequeñas que no se ven, en la boca, por ejemplo. De esa manera se transmite la enfermedad, y es probable que algo por el estilo esté pasando. Es algo que podría explicar la gran cantidad de casos que hay en todo el mundo".

Primer caso en Argentina

Al confirmar el primer caso positivo de viruela símica, las autoridades sanitarias detallaron que "el estudio se realizó con la técnica de coloración negativa para microscopía electrónica, determinándose la presencia de partículas virales compatibles con Poxvirus pertenecientes al género Orthopox, no hallando la presencia de virus del género Parapox, así como otros tipos virales productores de lesiones similares (Herpes, Varicela, Enterovirus, etc)". Además, se indicó que el paciente se encuentra aislado y "en buen estado general".

Desde la cartera sanitaria agregaron que aparte del estudio principal "se realizó una reacción de amplificación por PCR para el gen de la hemaglutinina viral que se encuentra en proceso, cuyo producto debe ser sometido a secuenciación genética por el Método Sanger para identificar el virus a nivel especie".

Por su parte, concluyeron que los primeros resultados epidemiológicos realizados al paciente, "representan una alta probabilidad de que se trate de un verdadero caso de viruela símica, aunque son necesarios los estudios mencionados para terminar de confirmarlo".

El infectado había llegado a una clínica privada porteña con fiebre alta y ampollas características de la infección en el cuerpo. Con motivo de la alerta por el crecimiento de casos en otros países, el personal de salud que lo asistió dio aviso a las autoridades sanitarias. Por eso, profesionales del Laboratorio Nacional de Referencia INEI- ANLIS Dr. Carlos G. Malbrán se acercaron y extrajeron muestras para diagnóstico etiológico.

La OMS informó que crecerán los casos

Durante el fin de semana del 21 y 22 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó 28 casos confirmados por laboratorio y 12 casos sospechosos de viruela símica en 12 países no endémicos, es decir, países en los que el virus no estaba presente de manera frecuente. Aún no se sabe si estos casos tienen antecedente o nexo con áreas endémicas; por lo tanto, y según resaltó el ente sanitario, podrían identificarse más casos.

"La situación está evolucionando de tal modo que la OMS cree que habrá más casos de viruela de mono que se identifiquen a medida que la vigilancia se extienda en países que no son endémicos", señaló la organización en una nota epidemiológica.

Hasta el momento los casos confirmados de la variante de viruela proveniente de África occidental se detectaron mediante test PCR sobre muestras obtenidas de las pústulas. En cuanto a su transmisión, una hipótesis es que se produce entre parejas sexuales, debido al contacto íntimo durante las relaciones sexuales con lesiones cutáneas infecciosas, fluidos corporales y gotículas. Por lo tanto, los especialistas advierten que el mayor riesgo de contagio lo tienen aquellos que mantienen contacto físico cercano con alguien infectado que presente síntomas.

No obstante, cabe mencionar que se considera que el virus tiene una transmisibilidad moderada entre humanos. En tanto, la probabilidad de transmisión entre individuos sin contacto cercano se considera baja.

¿Qué es la viruela del mono?

Es una enfermedad zoonótica muy poco frecuente cuyos síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.

Hasta el momento, no hay vacuna ni tratamiento para el virus.

¿Cuáles son los síntomas?

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, entre los síntomas de la enfermedad se encuentran:

  • Fiebre;
  • Dolores musculares;
  • Inflamación de los ganglios linfáticos;
  • Erupción llamativa en la piel, similar a la varicela.

Según detallaron, el ciclo de la enfermedad podría comenzar con el aumento de la temperatura corporal, para continuar con dolores de cabeza y musculares, dolor de espalda, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos y agotamiento.

El período de incubación suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días, informan los CDC. La enfermedad suele durar entre 2 y 4 semanas.

¿Cómo es la transmisión?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que "la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. En África se han descrito infecciones humanas resultantes de la manipulación de monos, ratas gigantes de Gambia o ardillas infectadas."

En esa línea, añaden: "La transmisión secundaria o de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión".

"La transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias, generalmente tras prolongados contactos cara a cara con el paciente, lo que expone a los miembros de la familia de los casos activos a un mayor riesgo de infección", agregaron desde la OMS.

Ver más
Ver más