Placeholder del video

El amor en tiempos de guerra: una pareja argentina viajó a Kiev para buscar a su bebé

Sylvia y Federico decidieron ser padres por subrogación de vientre a través de una gestante que vive en Ucrania. Todo iba bien, pero al aproximarse la fecha del parto, estalló la guerra con Rusia. La pareja encaró un viaje desde Ezeiza a Kiev en búsqueda de su hijo Dujam en un contexto hostil debido al estado bélico de la zona. Kiev está rodeada por tropas rusas que bombardean constantemente a la resistencia ucraniana. En medio de las balas, la pareja argentina llegó hasta la madre subrogante para concretar la entrega de su tan esperado hijo. El bebé nació el 23 de marzo. IP Noticias realiza un seguimiento exclusivo de Sylvia y Federico en búsqueda del amor en tiempos de guerra. 

Día veintiocho: Dujam llegó a Ezeiza

"Por fin lo logramos, con mucho esfuerzo −dijo Federico al bajar del avión en Ezeiza, Argentina−. Se siente mucho alivio. Tuvimos la máxima cantidad de imponderables que podríamos haber tenido". Sylvia, por su parte, reflexionó: "Hasta el último segundo fue mucho estrés. Tuvimos una gestante que es una genia; gran parte de lo que logramos fue gracias a ella, nos ayudó mucho".

Día veintiséis: Sylvia, Federico y Dujam visitaron al pediatra

La familia completa visitó al pediatra para que Dujam tenga su primera revisión general. "Tu hijo está dormido, como siempre", le dijo Sylvia a Federico, que mantenía en brazos a su primogénito en la sala de espera de pediatría del hospital. Las paredes adornadas con personajes infantiles contrastaban con la dura realidad de la guerra en el exterior. Los controles a Dujam fueron realizados en Bucarest y dieron todos bien, por lo que el niño fue autorizado para volver a la Argentina. Sylvia adelantó que esperan llegar a nuestro país el sábado por la mañana. 

Día veinte: nació Dujam

La espera terminó y todo es alegría para Sylvia y Federico: nació Dujam en la noche del 23 de marzo, a través de parto vaginal y con 4,025kg. Después de más de quince días de desafíos y dificultades para poder entrar a Ucrania en medio de la guerra con Rusia para ver el nacimiento de su hijo, el matrimonio logró presenciar el nacimiento.

Sylvia y Federico atravesaron caminando las cuadras que los distanciaban del hotel al hospital y pudieron ingresar a la clínica de maternidad. Por el toque de queda en Ucrania, la pareja pasó la noche en el hospital para evitar circular. Ambos le contaron a IP Noticias que tanto Dujam como Anna, la mujer gestante, están en perfecto estado de salud.

La familia permanecerá al menos cinco días más en Ucrania hasta finalizar los trámites pertinentes. Luego, viajarán hasta Rumania y allí esperarán los 15 días sugeridos por los médicos para que el bebé recién nacido pueda subirse a un avión de regreso a la Argentina. 

Día catorce: el cruce de frontera 

La pareja argentina abandonó Rumania para cruzar a Ucrania e instalarse por unos días en Chernivtsi. El cruce de la frontera lo hicieron a pie y notaron que, mientras que la mayoría de las personas buscan salir de la ciudad y cruzar a Rumania, todos buscan salir de la ciudad ellos buscan entrar para lograr su objetivo: "En la aduana no te dejan filmar ni sacar fotos" contó Sylvia y también recalcó que son muchas las personas que buscan entrar a Rumania". 

En cuanto al embarazo de Anna, Sylvia contó que hablan todos los días con ella y que hasta ahora viene "todo muy tranquilo". También agregó: "Está en la maternidad acá en Chernivtsi a cuatro cuadras de donde estamos nosotros. Sabemos que está bien. La revisan todos los días, está internada desde el miércoles que era la semana cuarenta. Si no pasa nada hasta el miércoles que viene ahí le inducen el parto".

Día doce: cambios e incertidumbre

Sylvia y Federico sufren la intranquilidad de no poder ver a Anna, la madre subrogante. La pareja argentina no pudo ingresar a la maternidad de Chernivtsí donde se aloja Anna. "Con mucha dificultad de idioma logramos entender que Anna estaba internada, pero aún no hay signos de parto. En Ucrania, por protocolo esperan hasta la semana 41 para inducirlo", explicó Sylvia.

Además, indicó que la subrogante será sometida a estudios para certificar un parto seguro. "Por ahora ella quedará internada para que le hagan monitoreos fetales y demás a diario y resta qué la agencia nos confirme qué día sería la inducción", detalló Sylvia. La pareja se encuentra alojada en Rumania, a 22 kilómetros de la frontera con Ucrania. "En función de lo que nos digan veremos qué hacer. En principio vamos el sábado y ya conseguimos hotel en Chernivtsí que es un tema clave", aclaró.

"La embajadora argentina en Ucrania, Elena Leticia Mikusinski, se portó súper bien con nosotros", agregó Sylvia. Sobre la situación que se vive en la ciudad en relación al conflicto bélico agregó: "Chernivtsí está tranquila, sin embargo suenan sirenas durante la noche. Anna nos contó que en esos momentos, por precaución, las llevan al sótano".

Día nueve: "En la dulce espera"

Sylvia y Federico continúan esperando que Anna ingrese en trabajo de parto. "Hola, todo bien. Seguimos en la dulce espera. Si mañana no hay novedades el miércoles Anna se interna y le van a hacer la inducción", declaró Sylvia a IP.

Día seis: la reunión con la Embajada

Sylvia y Federico se reunieron con Elena Leticia Mikusinski, la embajadora de argentina en Ucrania. La pareja detalló que en el encuentro les explicaron los pasos para salir de territorio ucraniano una vez nazca el bebé. "La embajadora nos dijo que esta trabajando desde Rumania moviéndose entre Bucarest y la frontera. Vino con dos funcionaros más: el cónsul Yusef Saber y un agregado que vino especialmente por la guerra. Muy buena onda todos", contó Sylvia desde el hotel en que están parando, en exclusiva para IP Noticias.

Sylvia remarcó que la embajadora se puso en contacto con el alcalde de Chernivtsí para que garantice la salida de la pareja argentina con Dujam. "Cuando Anna comience con trabajo de parto nos vamos a la frontera y el alcalde nos manda un auto a buscarnos y otro para sacarnos cuando tengamos el alta de Dujam. Ya nos adelantó que al resto de parejas el pediatra les recomienda al menos 15 días antes de subir al avión al bebé por el tema de los oídos", dijo Sylvia. Por último, la futura madre detalló que cuando nazca el bebé, deben enviar el certificado de nacimiento junto con la renuncia de la gestante a la Embajada. De esta forma, tendrán todos los papeles en orden para salir de Ucrania. "Tienen todo bastante aceitado. Ojalá así sea", reflexionó Sylvia. 

El encuentro con Anna

Después de varios días, finalmente, Sylvia y Federico se encontraron con Anna, la subrogante de vientre. La pareja le compartió a IP Noticias una foto del momento en el que se vieron por primera vez con la gestante. En la imagen, se la puede ver a Sylvia tocando la panza de Anna. Ahora, restará esperar que la mujer comience con el trabajo de parto y el nacimiento de Dujam.

 

Día cinco: la llegada a Chernivtsí 

La pareja de argentinos llegó a Chernivtsí, en Ucrania, para encontrarse con Anna, la madre subrogante. Sylvia y Federico quieren estar presentes en un control médico que le harán a la gestante. "Cruzamos la frontera caminando y del lado ucraniano hicimos dedo. Nos trajo un poblador en su auto y no nos quiso cobrar nada. Hay gente que hace como si fueran taxis, porque levantan personas de la frontera y las traen para acá", detalló Sylvia. Desde la entrada de la maternidad donde nacerá Dujam, la pareja grabó un video contando los pormenores de su llegada. "Ahora vamos a buscar un hotel y wifi para intentar comunicarnos con Anna", explicó Sylvia.

Día cuatro: complicaciones en el camino

Sylvia y Federico se desplazaban en búsqueda de un hotel cercano al centro de Siret cuando fueron detenidos por la Policía: el carnet de conducir de Federico no cuenta con habilitación internacional. Estuvieron demorados dos horas y media y luego fueron liberados. Sin embargo, el registro físico se lo quedaron las autoridades. Usarán el digital hasta que puedan lograr acceder al permiso internacional en Argentina y recibirlo desde allá.

Más tarde, llegaron al único hotel disponible que les cobró 100 euros por una habitación subterránea sin baño. En la última actualización que le acercaron a IP Noticia, informaron que se encuentran a 40 kilómetros de donde se encuentra Anna, la gestante. Continúan los intentos de ingresar a Ucrania.

 

Día tres: nueva información sobre Dujam

Sylvia y Federico decidieron viajar a Siret, la zona rumana que limita con Ucrania. Desde allí buscarán un alojamiento a la espera de que comience el trabajo de parto. Cuando les avisen de esta situación, los argentinos se trasladarán hasta Chernivtsí. "Hablamos con Anna, nuestra gestante, y está bien.Tendrá un control médico en Chernivtsí y la idea es ver si podemos pasar para estar presentes en el estudio de ultrasonido que le van a realizar", explicó Sylvia.

Día uno y dos: el vuelo y la llegada a Varsovia

Luego de sufrir la cancelación de su vuelo a Kiev, Sylvia y Federico lograron viajar a Varsovia, Polonia. Al primer día de vuelo se sumaron las buenas noticias que recibieron respecto de la búsqueda de Dujam. "Nuestra gestante pudo salir de Kiev. Ahora está alojada en Chernivtsí hasta que comience el trabajo de parto y dé a luz en ese lugar", explicó Sylvia desde Varsovia.

Chernivtsí es una ciudad ubicada al suroeste de Ucrania, al norte de la región de Bucovina. Esta ciudad es uno de los centros culturales modernos más importantes del país y se encuentra en el límite fronterizo con Rumania. "Mañana nos tomamos un vuelo a Bucarest, la capital de Rumania, de ahí nos vamos en auto hasta Siret, la frontera con Ucrania. La idea es quedarnos alojados en un hotel hasta que nos avisen que empezó el trabajo de parto", indicó Sylvia. La pareja argentina intentará llegar a Chernivtsí para presenciar el parto de su bebé. 

Día cero: Ezeiza

Sylvia y Federico muestran a las cámaras de IP Noticias una ecografía de su hijo que la madre subrogante les envió desde Ucrania. Tenían fecha de salida desde Ezeiza con destino a Kiev para el sábado 5 de marzo. Sin embargo, el vuelo que los trasladaría para estar más cerca del sueño de tener a Dujam en brazos se vio frustrado. "Teníamos que viajar hoy con destino a Kiev, pero nos suspendieron el vuelo. Es angustiante porque no sabemos qué va a pasar ni cómo vamos a llegar a nuestro bebé", declaró Sylvia desde el aeropuerto de Ezeiza.

La futura madre también contó que junto a Federico, su pareja, comenzaron la subrogación de vientre en Ucrania hace un año. "Era un viaje súper lindo ir a buscar a nuestro bebé y ahora se convirtió en un viaje de terror", explicó Sylvia a IP Noticias. Por su parte, Federico explicó que ambos se sintieron desprotegidos, pero que igualmente viajarán juntos a buscar a su hijo. "Estamos sintiendo muy poca ayuda, nos aconsejan que no vayamos, pero nosotros vamos a ir", declaró en exclusiva a IP Noticias. 

El amor en tiempos de guerra: una pareja argentina viajó a Kiev para buscar a su bebé

Sylvia y Federico decidieron ser padres por subrogación de vientre a través de una gestante que vive en Ucrania. Todo iba bien, pero al aproximarse la fecha del parto, estalló la guerra con Rusia. La pareja encaró un viaje desde Ezeiza a Kiev en búsqueda de su hijo Dujam en un contexto hostil debido al estado bélico de la zona. Kiev está rodeada por tropas rusas que bombardean constantemente a la resistencia ucraniana. En medio de las balas, la pareja argentina llegó hasta la madre subrogante para concretar la entrega de su tan esperado hijo. El bebé nació el 23 de marzo. IP Noticias realiza un seguimiento exclusivo de Sylvia y Federico en búsqueda del amor en tiempos de guerra. 

Día veintiocho: Dujam llegó a Ezeiza

"Por fin lo logramos, con mucho esfuerzo −dijo Federico al bajar del avión en Ezeiza, Argentina−. Se siente mucho alivio. Tuvimos la máxima cantidad de imponderables que podríamos haber tenido". Sylvia, por su parte, reflexionó: "Hasta el último segundo fue mucho estrés. Tuvimos una gestante que es una genia; gran parte de lo que logramos fue gracias a ella, nos ayudó mucho".

Día veintiséis: Sylvia, Federico y Dujam visitaron al pediatra

La familia completa visitó al pediatra para que Dujam tenga su primera revisión general. "Tu hijo está dormido, como siempre", le dijo Sylvia a Federico, que mantenía en brazos a su primogénito en la sala de espera de pediatría del hospital. Las paredes adornadas con personajes infantiles contrastaban con la dura realidad de la guerra en el exterior. Los controles a Dujam fueron realizados en Bucarest y dieron todos bien, por lo que el niño fue autorizado para volver a la Argentina. Sylvia adelantó que esperan llegar a nuestro país el sábado por la mañana. 

Día veinte: nació Dujam

La espera terminó y todo es alegría para Sylvia y Federico: nació Dujam en la noche del 23 de marzo, a través de parto vaginal y con 4,025kg. Después de más de quince días de desafíos y dificultades para poder entrar a Ucrania en medio de la guerra con Rusia para ver el nacimiento de su hijo, el matrimonio logró presenciar el nacimiento.

Sylvia y Federico atravesaron caminando las cuadras que los distanciaban del hotel al hospital y pudieron ingresar a la clínica de maternidad. Por el toque de queda en Ucrania, la pareja pasó la noche en el hospital para evitar circular. Ambos le contaron a IP Noticias que tanto Dujam como Anna, la mujer gestante, están en perfecto estado de salud.

La familia permanecerá al menos cinco días más en Ucrania hasta finalizar los trámites pertinentes. Luego, viajarán hasta Rumania y allí esperarán los 15 días sugeridos por los médicos para que el bebé recién nacido pueda subirse a un avión de regreso a la Argentina. 

Día catorce: el cruce de frontera 

La pareja argentina abandonó Rumania para cruzar a Ucrania e instalarse por unos días en Chernivtsi. El cruce de la frontera lo hicieron a pie y notaron que, mientras que la mayoría de las personas buscan salir de la ciudad y cruzar a Rumania, todos buscan salir de la ciudad ellos buscan entrar para lograr su objetivo: "En la aduana no te dejan filmar ni sacar fotos" contó Sylvia y también recalcó que son muchas las personas que buscan entrar a Rumania". 

En cuanto al embarazo de Anna, Sylvia contó que hablan todos los días con ella y que hasta ahora viene "todo muy tranquilo". También agregó: "Está en la maternidad acá en Chernivtsi a cuatro cuadras de donde estamos nosotros. Sabemos que está bien. La revisan todos los días, está internada desde el miércoles que era la semana cuarenta. Si no pasa nada hasta el miércoles que viene ahí le inducen el parto".

Día doce: cambios e incertidumbre

Sylvia y Federico sufren la intranquilidad de no poder ver a Anna, la madre subrogante. La pareja argentina no pudo ingresar a la maternidad de Chernivtsí donde se aloja Anna. "Con mucha dificultad de idioma logramos entender que Anna estaba internada, pero aún no hay signos de parto. En Ucrania, por protocolo esperan hasta la semana 41 para inducirlo", explicó Sylvia.

Además, indicó que la subrogante será sometida a estudios para certificar un parto seguro. "Por ahora ella quedará internada para que le hagan monitoreos fetales y demás a diario y resta qué la agencia nos confirme qué día sería la inducción", detalló Sylvia. La pareja se encuentra alojada en Rumania, a 22 kilómetros de la frontera con Ucrania. "En función de lo que nos digan veremos qué hacer. En principio vamos el sábado y ya conseguimos hotel en Chernivtsí que es un tema clave", aclaró.

"La embajadora argentina en Ucrania, Elena Leticia Mikusinski, se portó súper bien con nosotros", agregó Sylvia. Sobre la situación que se vive en la ciudad en relación al conflicto bélico agregó: "Chernivtsí está tranquila, sin embargo suenan sirenas durante la noche. Anna nos contó que en esos momentos, por precaución, las llevan al sótano".

Día nueve: "En la dulce espera"

Sylvia y Federico continúan esperando que Anna ingrese en trabajo de parto. "Hola, todo bien. Seguimos en la dulce espera. Si mañana no hay novedades el miércoles Anna se interna y le van a hacer la inducción", declaró Sylvia a IP.

Día seis: la reunión con la Embajada

Sylvia y Federico se reunieron con Elena Leticia Mikusinski, la embajadora de argentina en Ucrania. La pareja detalló que en el encuentro les explicaron los pasos para salir de territorio ucraniano una vez nazca el bebé. "La embajadora nos dijo que esta trabajando desde Rumania moviéndose entre Bucarest y la frontera. Vino con dos funcionaros más: el cónsul Yusef Saber y un agregado que vino especialmente por la guerra. Muy buena onda todos", contó Sylvia desde el hotel en que están parando, en exclusiva para IP Noticias.

Sylvia remarcó que la embajadora se puso en contacto con el alcalde de Chernivtsí para que garantice la salida de la pareja argentina con Dujam. "Cuando Anna comience con trabajo de parto nos vamos a la frontera y el alcalde nos manda un auto a buscarnos y otro para sacarnos cuando tengamos el alta de Dujam. Ya nos adelantó que al resto de parejas el pediatra les recomienda al menos 15 días antes de subir al avión al bebé por el tema de los oídos", dijo Sylvia. Por último, la futura madre detalló que cuando nazca el bebé, deben enviar el certificado de nacimiento junto con la renuncia de la gestante a la Embajada. De esta forma, tendrán todos los papeles en orden para salir de Ucrania. "Tienen todo bastante aceitado. Ojalá así sea", reflexionó Sylvia. 

El encuentro con Anna

Después de varios días, finalmente, Sylvia y Federico se encontraron con Anna, la subrogante de vientre. La pareja le compartió a IP Noticias una foto del momento en el que se vieron por primera vez con la gestante. En la imagen, se la puede ver a Sylvia tocando la panza de Anna. Ahora, restará esperar que la mujer comience con el trabajo de parto y el nacimiento de Dujam.

 

Día cinco: la llegada a Chernivtsí 

La pareja de argentinos llegó a Chernivtsí, en Ucrania, para encontrarse con Anna, la madre subrogante. Sylvia y Federico quieren estar presentes en un control médico que le harán a la gestante. "Cruzamos la frontera caminando y del lado ucraniano hicimos dedo. Nos trajo un poblador en su auto y no nos quiso cobrar nada. Hay gente que hace como si fueran taxis, porque levantan personas de la frontera y las traen para acá", detalló Sylvia. Desde la entrada de la maternidad donde nacerá Dujam, la pareja grabó un video contando los pormenores de su llegada. "Ahora vamos a buscar un hotel y wifi para intentar comunicarnos con Anna", explicó Sylvia.

Día cuatro: complicaciones en el camino

Sylvia y Federico se desplazaban en búsqueda de un hotel cercano al centro de Siret cuando fueron detenidos por la Policía: el carnet de conducir de Federico no cuenta con habilitación internacional. Estuvieron demorados dos horas y media y luego fueron liberados. Sin embargo, el registro físico se lo quedaron las autoridades. Usarán el digital hasta que puedan lograr acceder al permiso internacional en Argentina y recibirlo desde allá.

Más tarde, llegaron al único hotel disponible que les cobró 100 euros por una habitación subterránea sin baño. En la última actualización que le acercaron a IP Noticia, informaron que se encuentran a 40 kilómetros de donde se encuentra Anna, la gestante. Continúan los intentos de ingresar a Ucrania.

 

Día tres: nueva información sobre Dujam

Sylvia y Federico decidieron viajar a Siret, la zona rumana que limita con Ucrania. Desde allí buscarán un alojamiento a la espera de que comience el trabajo de parto. Cuando les avisen de esta situación, los argentinos se trasladarán hasta Chernivtsí. "Hablamos con Anna, nuestra gestante, y está bien.Tendrá un control médico en Chernivtsí y la idea es ver si podemos pasar para estar presentes en el estudio de ultrasonido que le van a realizar", explicó Sylvia.

Día uno y dos: el vuelo y la llegada a Varsovia

Luego de sufrir la cancelación de su vuelo a Kiev, Sylvia y Federico lograron viajar a Varsovia, Polonia. Al primer día de vuelo se sumaron las buenas noticias que recibieron respecto de la búsqueda de Dujam. "Nuestra gestante pudo salir de Kiev. Ahora está alojada en Chernivtsí hasta que comience el trabajo de parto y dé a luz en ese lugar", explicó Sylvia desde Varsovia.

Chernivtsí es una ciudad ubicada al suroeste de Ucrania, al norte de la región de Bucovina. Esta ciudad es uno de los centros culturales modernos más importantes del país y se encuentra en el límite fronterizo con Rumania. "Mañana nos tomamos un vuelo a Bucarest, la capital de Rumania, de ahí nos vamos en auto hasta Siret, la frontera con Ucrania. La idea es quedarnos alojados en un hotel hasta que nos avisen que empezó el trabajo de parto", indicó Sylvia. La pareja argentina intentará llegar a Chernivtsí para presenciar el parto de su bebé. 

Día cero: Ezeiza

Sylvia y Federico muestran a las cámaras de IP Noticias una ecografía de su hijo que la madre subrogante les envió desde Ucrania. Tenían fecha de salida desde Ezeiza con destino a Kiev para el sábado 5 de marzo. Sin embargo, el vuelo que los trasladaría para estar más cerca del sueño de tener a Dujam en brazos se vio frustrado. "Teníamos que viajar hoy con destino a Kiev, pero nos suspendieron el vuelo. Es angustiante porque no sabemos qué va a pasar ni cómo vamos a llegar a nuestro bebé", declaró Sylvia desde el aeropuerto de Ezeiza.

La futura madre también contó que junto a Federico, su pareja, comenzaron la subrogación de vientre en Ucrania hace un año. "Era un viaje súper lindo ir a buscar a nuestro bebé y ahora se convirtió en un viaje de terror", explicó Sylvia a IP Noticias. Por su parte, Federico explicó que ambos se sintieron desprotegidos, pero que igualmente viajarán juntos a buscar a su hijo. "Estamos sintiendo muy poca ayuda, nos aconsejan que no vayamos, pero nosotros vamos a ir", declaró en exclusiva a IP Noticias. 

Sylvia y Federico decidieron ser padres por subrogación de vientre a través de una gestante que vive en Ucrania. Todo iba bien, pero al aproximarse la fecha del parto, estalló la guerra con Rusia. La pareja encaró un viaje desde Ezeiza a Kiev en búsqueda de su hijo Dujam en un contexto hostil debido al estado bélico de la zona. Kiev está rodeada por tropas rusas que bombardean constantemente a la resistencia ucraniana. En medio de las balas, la pareja argentina llegó hasta la madre subrogante para concretar la entrega de su tan esperado hijo. El bebé nació el 23 de marzo. IP Noticias realiza un seguimiento exclusivo de Sylvia y Federico en búsqueda del amor en tiempos de guerra. 

Día veintiocho: Dujam llegó a Ezeiza

"Por fin lo logramos, con mucho esfuerzo −dijo Federico al bajar del avión en Ezeiza, Argentina−. Se siente mucho alivio. Tuvimos la máxima cantidad de imponderables que podríamos haber tenido". Sylvia, por su parte, reflexionó: "Hasta el último segundo fue mucho estrés. Tuvimos una gestante que es una genia; gran parte de lo que logramos fue gracias a ella, nos ayudó mucho".

Día veintiséis: Sylvia, Federico y Dujam visitaron al pediatra

La familia completa visitó al pediatra para que Dujam tenga su primera revisión general. "Tu hijo está dormido, como siempre", le dijo Sylvia a Federico, que mantenía en brazos a su primogénito en la sala de espera de pediatría del hospital. Las paredes adornadas con personajes infantiles contrastaban con la dura realidad de la guerra en el exterior. Los controles a Dujam fueron realizados en Bucarest y dieron todos bien, por lo que el niño fue autorizado para volver a la Argentina. Sylvia adelantó que esperan llegar a nuestro país el sábado por la mañana. 

Día veinte: nació Dujam

La espera terminó y todo es alegría para Sylvia y Federico: nació Dujam en la noche del 23 de marzo, a través de parto vaginal y con 4,025kg. Después de más de quince días de desafíos y dificultades para poder entrar a Ucrania en medio de la guerra con Rusia para ver el nacimiento de su hijo, el matrimonio logró presenciar el nacimiento.

Sylvia y Federico atravesaron caminando las cuadras que los distanciaban del hotel al hospital y pudieron ingresar a la clínica de maternidad. Por el toque de queda en Ucrania, la pareja pasó la noche en el hospital para evitar circular. Ambos le contaron a IP Noticias que tanto Dujam como Anna, la mujer gestante, están en perfecto estado de salud.

La familia permanecerá al menos cinco días más en Ucrania hasta finalizar los trámites pertinentes. Luego, viajarán hasta Rumania y allí esperarán los 15 días sugeridos por los médicos para que el bebé recién nacido pueda subirse a un avión de regreso a la Argentina. 

Día catorce: el cruce de frontera 

La pareja argentina abandonó Rumania para cruzar a Ucrania e instalarse por unos días en Chernivtsi. El cruce de la frontera lo hicieron a pie y notaron que, mientras que la mayoría de las personas buscan salir de la ciudad y cruzar a Rumania, todos buscan salir de la ciudad ellos buscan entrar para lograr su objetivo: "En la aduana no te dejan filmar ni sacar fotos" contó Sylvia y también recalcó que son muchas las personas que buscan entrar a Rumania". 

En cuanto al embarazo de Anna, Sylvia contó que hablan todos los días con ella y que hasta ahora viene "todo muy tranquilo". También agregó: "Está en la maternidad acá en Chernivtsi a cuatro cuadras de donde estamos nosotros. Sabemos que está bien. La revisan todos los días, está internada desde el miércoles que era la semana cuarenta. Si no pasa nada hasta el miércoles que viene ahí le inducen el parto".

Día doce: cambios e incertidumbre

Sylvia y Federico sufren la intranquilidad de no poder ver a Anna, la madre subrogante. La pareja argentina no pudo ingresar a la maternidad de Chernivtsí donde se aloja Anna. "Con mucha dificultad de idioma logramos entender que Anna estaba internada, pero aún no hay signos de parto. En Ucrania, por protocolo esperan hasta la semana 41 para inducirlo", explicó Sylvia.

Además, indicó que la subrogante será sometida a estudios para certificar un parto seguro. "Por ahora ella quedará internada para que le hagan monitoreos fetales y demás a diario y resta qué la agencia nos confirme qué día sería la inducción", detalló Sylvia. La pareja se encuentra alojada en Rumania, a 22 kilómetros de la frontera con Ucrania. "En función de lo que nos digan veremos qué hacer. En principio vamos el sábado y ya conseguimos hotel en Chernivtsí que es un tema clave", aclaró.

"La embajadora argentina en Ucrania, Elena Leticia Mikusinski, se portó súper bien con nosotros", agregó Sylvia. Sobre la situación que se vive en la ciudad en relación al conflicto bélico agregó: "Chernivtsí está tranquila, sin embargo suenan sirenas durante la noche. Anna nos contó que en esos momentos, por precaución, las llevan al sótano".

Día nueve: "En la dulce espera"

Sylvia y Federico continúan esperando que Anna ingrese en trabajo de parto. "Hola, todo bien. Seguimos en la dulce espera. Si mañana no hay novedades el miércoles Anna se interna y le van a hacer la inducción", declaró Sylvia a IP.

Día seis: la reunión con la Embajada

Sylvia y Federico se reunieron con Elena Leticia Mikusinski, la embajadora de argentina en Ucrania. La pareja detalló que en el encuentro les explicaron los pasos para salir de territorio ucraniano una vez nazca el bebé. "La embajadora nos dijo que esta trabajando desde Rumania moviéndose entre Bucarest y la frontera. Vino con dos funcionaros más: el cónsul Yusef Saber y un agregado que vino especialmente por la guerra. Muy buena onda todos", contó Sylvia desde el hotel en que están parando, en exclusiva para IP Noticias.

Sylvia remarcó que la embajadora se puso en contacto con el alcalde de Chernivtsí para que garantice la salida de la pareja argentina con Dujam. "Cuando Anna comience con trabajo de parto nos vamos a la frontera y el alcalde nos manda un auto a buscarnos y otro para sacarnos cuando tengamos el alta de Dujam. Ya nos adelantó que al resto de parejas el pediatra les recomienda al menos 15 días antes de subir al avión al bebé por el tema de los oídos", dijo Sylvia. Por último, la futura madre detalló que cuando nazca el bebé, deben enviar el certificado de nacimiento junto con la renuncia de la gestante a la Embajada. De esta forma, tendrán todos los papeles en orden para salir de Ucrania. "Tienen todo bastante aceitado. Ojalá así sea", reflexionó Sylvia. 

El encuentro con Anna

Después de varios días, finalmente, Sylvia y Federico se encontraron con Anna, la subrogante de vientre. La pareja le compartió a IP Noticias una foto del momento en el que se vieron por primera vez con la gestante. En la imagen, se la puede ver a Sylvia tocando la panza de Anna. Ahora, restará esperar que la mujer comience con el trabajo de parto y el nacimiento de Dujam.

 

Día cinco: la llegada a Chernivtsí 

La pareja de argentinos llegó a Chernivtsí, en Ucrania, para encontrarse con Anna, la madre subrogante. Sylvia y Federico quieren estar presentes en un control médico que le harán a la gestante. "Cruzamos la frontera caminando y del lado ucraniano hicimos dedo. Nos trajo un poblador en su auto y no nos quiso cobrar nada. Hay gente que hace como si fueran taxis, porque levantan personas de la frontera y las traen para acá", detalló Sylvia. Desde la entrada de la maternidad donde nacerá Dujam, la pareja grabó un video contando los pormenores de su llegada. "Ahora vamos a buscar un hotel y wifi para intentar comunicarnos con Anna", explicó Sylvia.

Día cuatro: complicaciones en el camino

Sylvia y Federico se desplazaban en búsqueda de un hotel cercano al centro de Siret cuando fueron detenidos por la Policía: el carnet de conducir de Federico no cuenta con habilitación internacional. Estuvieron demorados dos horas y media y luego fueron liberados. Sin embargo, el registro físico se lo quedaron las autoridades. Usarán el digital hasta que puedan lograr acceder al permiso internacional en Argentina y recibirlo desde allá.

Más tarde, llegaron al único hotel disponible que les cobró 100 euros por una habitación subterránea sin baño. En la última actualización que le acercaron a IP Noticia, informaron que se encuentran a 40 kilómetros de donde se encuentra Anna, la gestante. Continúan los intentos de ingresar a Ucrania.

 

Día tres: nueva información sobre Dujam

Sylvia y Federico decidieron viajar a Siret, la zona rumana que limita con Ucrania. Desde allí buscarán un alojamiento a la espera de que comience el trabajo de parto. Cuando les avisen de esta situación, los argentinos se trasladarán hasta Chernivtsí. "Hablamos con Anna, nuestra gestante, y está bien.Tendrá un control médico en Chernivtsí y la idea es ver si podemos pasar para estar presentes en el estudio de ultrasonido que le van a realizar", explicó Sylvia.

Día uno y dos: el vuelo y la llegada a Varsovia

Luego de sufrir la cancelación de su vuelo a Kiev, Sylvia y Federico lograron viajar a Varsovia, Polonia. Al primer día de vuelo se sumaron las buenas noticias que recibieron respecto de la búsqueda de Dujam. "Nuestra gestante pudo salir de Kiev. Ahora está alojada en Chernivtsí hasta que comience el trabajo de parto y dé a luz en ese lugar", explicó Sylvia desde Varsovia.

Chernivtsí es una ciudad ubicada al suroeste de Ucrania, al norte de la región de Bucovina. Esta ciudad es uno de los centros culturales modernos más importantes del país y se encuentra en el límite fronterizo con Rumania. "Mañana nos tomamos un vuelo a Bucarest, la capital de Rumania, de ahí nos vamos en auto hasta Siret, la frontera con Ucrania. La idea es quedarnos alojados en un hotel hasta que nos avisen que empezó el trabajo de parto", indicó Sylvia. La pareja argentina intentará llegar a Chernivtsí para presenciar el parto de su bebé. 

Día cero: Ezeiza

Sylvia y Federico muestran a las cámaras de IP Noticias una ecografía de su hijo que la madre subrogante les envió desde Ucrania. Tenían fecha de salida desde Ezeiza con destino a Kiev para el sábado 5 de marzo. Sin embargo, el vuelo que los trasladaría para estar más cerca del sueño de tener a Dujam en brazos se vio frustrado. "Teníamos que viajar hoy con destino a Kiev, pero nos suspendieron el vuelo. Es angustiante porque no sabemos qué va a pasar ni cómo vamos a llegar a nuestro bebé", declaró Sylvia desde el aeropuerto de Ezeiza.

La futura madre también contó que junto a Federico, su pareja, comenzaron la subrogación de vientre en Ucrania hace un año. "Era un viaje súper lindo ir a buscar a nuestro bebé y ahora se convirtió en un viaje de terror", explicó Sylvia a IP Noticias. Por su parte, Federico explicó que ambos se sintieron desprotegidos, pero que igualmente viajarán juntos a buscar a su hijo. "Estamos sintiendo muy poca ayuda, nos aconsejan que no vayamos, pero nosotros vamos a ir", declaró en exclusiva a IP Noticias. 

Ver más
Ver más