Placeholder de la imagen

Tucumán: una niña de 10 años fue víctima de un embarazo forzado

Una niña de 10 años de Tucumán fue víctima de un embarazo forzado, producto de una violación por parte de la pareja de su madre adoptiva, quien se encuentra prófugo. Según la información oficial, a la menor se le aplicaron los protocolos de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) pero como la gestación era de 7 meses tuvieron que realizarse una cesárea. El bebé será entregado a una Casa Cuna.

La víctima fue abusada sexualmente por el marido de Isolina, su madre adoptiva, que hace aproximadamente un mes atrás notó el crecimiento del vientre de la pequeña y le realizó un test, que confirmó el embarazo. La mujer realizó la denuncia en la comisaría de Lastenia, localidad a 8 kilómetros de la capital de Tucumán. La Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual solicitó una orden de captura a nivel internacional contra el fugitivo de 54 años, pero hasta la fecha no se dio con su paradero.

La palabra de una especialista

Respecto del caso se refirió la doctora Alejandra Sánchez, directora general de Surcos y ginecóloga especialista en embarazo infantil: "El embarazo adolescente temprano es una cifra muy difícil de bajar. Es un problema que en Argentina no es nuevo, que desenmascara que el 60% de nacimientos no fueron intencionales, en todas las edades. La cifra sube al 80% cuando se habla de niñas de 10 a 14 años".

"Detrás de esto hay abuso. Es muy traumático para una niña de 10 a 14 años cursar un embarazo, hay riesgo de muerte porque anatómicamente no están preparadas. Desde 1920 están protegidas con la Interrupción Legal del Embarazo, pero no alcanza con la ley, implica a toda la sociedad", remarcó.

La especialista también señaló que "el abuso no es solo penetración" y destacó que "la escuela es un actor clave para detectar y evitar embarazos infantiles". Además explicó que "hasta los 13 años niños y niñas puede acceder al aborto a través de la asistencia de un adulto, mientras que desde los 14 no necesita la autorización de nadie".

"No hay que ser expertos, hay que tener sensibilidad todos y todas nos tenemos que involucrar. Los abusadores y violadores deben ser judicializados", finalizó.

Podés ver IP Noticias primera edición del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13.

Tucumán: una niña de 10 años fue víctima de un embarazo forzado

Una niña de 10 años de Tucumán fue víctima de un embarazo forzado, producto de una violación por parte de la pareja de su madre adoptiva, quien se encuentra prófugo. Según la información oficial, a la menor se le aplicaron los protocolos de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) pero como la gestación era de 7 meses tuvieron que realizarse una cesárea. El bebé será entregado a una Casa Cuna.

La víctima fue abusada sexualmente por el marido de Isolina, su madre adoptiva, que hace aproximadamente un mes atrás notó el crecimiento del vientre de la pequeña y le realizó un test, que confirmó el embarazo. La mujer realizó la denuncia en la comisaría de Lastenia, localidad a 8 kilómetros de la capital de Tucumán. La Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual solicitó una orden de captura a nivel internacional contra el fugitivo de 54 años, pero hasta la fecha no se dio con su paradero.

La palabra de una especialista

Respecto del caso se refirió la doctora Alejandra Sánchez, directora general de Surcos y ginecóloga especialista en embarazo infantil: "El embarazo adolescente temprano es una cifra muy difícil de bajar. Es un problema que en Argentina no es nuevo, que desenmascara que el 60% de nacimientos no fueron intencionales, en todas las edades. La cifra sube al 80% cuando se habla de niñas de 10 a 14 años".

"Detrás de esto hay abuso. Es muy traumático para una niña de 10 a 14 años cursar un embarazo, hay riesgo de muerte porque anatómicamente no están preparadas. Desde 1920 están protegidas con la Interrupción Legal del Embarazo, pero no alcanza con la ley, implica a toda la sociedad", remarcó.

La especialista también señaló que "el abuso no es solo penetración" y destacó que "la escuela es un actor clave para detectar y evitar embarazos infantiles". Además explicó que "hasta los 13 años niños y niñas puede acceder al aborto a través de la asistencia de un adulto, mientras que desde los 14 no necesita la autorización de nadie".

"No hay que ser expertos, hay que tener sensibilidad todos y todas nos tenemos que involucrar. Los abusadores y violadores deben ser judicializados", finalizó.

Podés ver IP Noticias primera edición del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13.

Una niña de 10 años de Tucumán fue víctima de un embarazo forzado, producto de una violación por parte de la pareja de su madre adoptiva, quien se encuentra prófugo. Según la información oficial, a la menor se le aplicaron los protocolos de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) pero como la gestación era de 7 meses tuvieron que realizarse una cesárea. El bebé será entregado a una Casa Cuna.

La víctima fue abusada sexualmente por el marido de Isolina, su madre adoptiva, que hace aproximadamente un mes atrás notó el crecimiento del vientre de la pequeña y le realizó un test, que confirmó el embarazo. La mujer realizó la denuncia en la comisaría de Lastenia, localidad a 8 kilómetros de la capital de Tucumán. La Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual solicitó una orden de captura a nivel internacional contra el fugitivo de 54 años, pero hasta la fecha no se dio con su paradero.

La palabra de una especialista

Respecto del caso se refirió la doctora Alejandra Sánchez, directora general de Surcos y ginecóloga especialista en embarazo infantil: "El embarazo adolescente temprano es una cifra muy difícil de bajar. Es un problema que en Argentina no es nuevo, que desenmascara que el 60% de nacimientos no fueron intencionales, en todas las edades. La cifra sube al 80% cuando se habla de niñas de 10 a 14 años".

"Detrás de esto hay abuso. Es muy traumático para una niña de 10 a 14 años cursar un embarazo, hay riesgo de muerte porque anatómicamente no están preparadas. Desde 1920 están protegidas con la Interrupción Legal del Embarazo, pero no alcanza con la ley, implica a toda la sociedad", remarcó.

La especialista también señaló que "el abuso no es solo penetración" y destacó que "la escuela es un actor clave para detectar y evitar embarazos infantiles". Además explicó que "hasta los 13 años niños y niñas puede acceder al aborto a través de la asistencia de un adulto, mientras que desde los 14 no necesita la autorización de nadie".

"No hay que ser expertos, hay que tener sensibilidad todos y todas nos tenemos que involucrar. Los abusadores y violadores deben ser judicializados", finalizó.

Podés ver IP Noticias primera edición del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13.

Ver más
Ver más