Mendoza: suspenden juicio al ciudadano israelí acusado de haber matado a su madre y a su tía

El ciudadano israelí Gilad Pereg, que asegura ser un gato, fue desalojado por "maullar" en el inicio del juicio al que es sometido por el crimen de su madre y de su tía, cometidos en 2019 en Mendoza.

Placeholder del video

El ciudadano israelí Gilad Pereg, que asegura ser un gato, fue desalojado de la sala de audiencias en Mendoza, porque no paró de "maullar" desde que se dio inicio al juicio por el crimen de su madre y de su tía, de la misma nacionalidad, cometidos en enero de 2019 en la capital cuyana.

"Señor Gilad Pereg ¿este es su nombre?", fue la primera pregunta que le formuló la jueza técnica Laura Guajardo, a lo que el acusado respondió: "Miau". Acto seguido, la jueza le dijo: "Antes de ingresar yo le advertí que sea en silencio y con decoro, de lo contrario habrá que retirarlo a una sala contigua", a lo que el imputado volvió a responder con un maullido. "Basta señor, por favor. Trasládenlo", ordenó la magistrada. Pereg fue retirado de la sala de audiencias por efectivos de la policía provincial y alojado en una habitación contigua.

Asesinato de dos ciudadanas israelíes en Mendoza

Pereg es acusado de matar a su madre, Phyria Saroussy, de 63 años, y a su tía, Lily Pereg, de 54 años, a quienes enterró en el predio en el que estaba su casa. 

De acuerdo con la investigación, en enero de 2019, la madre y la tía de Pereg arribaron a Mendoza para visitar al ahora imputado, quien residía en un predio con una casa muy precaria que estaba llena de gatos y algunos perros en estado de abandono. Las hermanas israelíes fueron vistas con vida por última vez el 12 de enero de 2019 en el domicilio de la calle Roca al 6000, departamento de Guaymallén, y 14 días después la Policía Científica encontró sus cuerpos mutilados y tapados con piedras y tierra en un sector del mismo lugar.

Tras ser descubierto el doble crimen, Gil Pereg quedó detenido y durante su estadía en la cárcel mostró comportamientos extraños y aseguró ser "un gato", lo que reiteró en diversas oportunidades y audiencias.

 

Mendoza: suspenden juicio al ciudadano israelí acusado de haber matado a su madre y a su tía

El ciudadano israelí Gilad Pereg, que asegura ser un gato, fue desalojado de la sala de audiencias en Mendoza, porque no paró de "maullar" desde que se dio inicio al juicio por el crimen de su madre y de su tía, de la misma nacionalidad, cometidos en enero de 2019 en la capital cuyana.

"Señor Gilad Pereg ¿este es su nombre?", fue la primera pregunta que le formuló la jueza técnica Laura Guajardo, a lo que el acusado respondió: "Miau". Acto seguido, la jueza le dijo: "Antes de ingresar yo le advertí que sea en silencio y con decoro, de lo contrario habrá que retirarlo a una sala contigua", a lo que el imputado volvió a responder con un maullido. "Basta señor, por favor. Trasládenlo", ordenó la magistrada. Pereg fue retirado de la sala de audiencias por efectivos de la policía provincial y alojado en una habitación contigua.

Asesinato de dos ciudadanas israelíes en Mendoza

Pereg es acusado de matar a su madre, Phyria Saroussy, de 63 años, y a su tía, Lily Pereg, de 54 años, a quienes enterró en el predio en el que estaba su casa. 

De acuerdo con la investigación, en enero de 2019, la madre y la tía de Pereg arribaron a Mendoza para visitar al ahora imputado, quien residía en un predio con una casa muy precaria que estaba llena de gatos y algunos perros en estado de abandono. Las hermanas israelíes fueron vistas con vida por última vez el 12 de enero de 2019 en el domicilio de la calle Roca al 6000, departamento de Guaymallén, y 14 días después la Policía Científica encontró sus cuerpos mutilados y tapados con piedras y tierra en un sector del mismo lugar.

Tras ser descubierto el doble crimen, Gil Pereg quedó detenido y durante su estadía en la cárcel mostró comportamientos extraños y aseguró ser "un gato", lo que reiteró en diversas oportunidades y audiencias.

 

El ciudadano israelí Gilad Pereg, que asegura ser un gato, fue desalojado de la sala de audiencias en Mendoza, porque no paró de "maullar" desde que se dio inicio al juicio por el crimen de su madre y de su tía, de la misma nacionalidad, cometidos en enero de 2019 en la capital cuyana.

"Señor Gilad Pereg ¿este es su nombre?", fue la primera pregunta que le formuló la jueza técnica Laura Guajardo, a lo que el acusado respondió: "Miau". Acto seguido, la jueza le dijo: "Antes de ingresar yo le advertí que sea en silencio y con decoro, de lo contrario habrá que retirarlo a una sala contigua", a lo que el imputado volvió a responder con un maullido. "Basta señor, por favor. Trasládenlo", ordenó la magistrada. Pereg fue retirado de la sala de audiencias por efectivos de la policía provincial y alojado en una habitación contigua.

Asesinato de dos ciudadanas israelíes en Mendoza

Pereg es acusado de matar a su madre, Phyria Saroussy, de 63 años, y a su tía, Lily Pereg, de 54 años, a quienes enterró en el predio en el que estaba su casa. 

De acuerdo con la investigación, en enero de 2019, la madre y la tía de Pereg arribaron a Mendoza para visitar al ahora imputado, quien residía en un predio con una casa muy precaria que estaba llena de gatos y algunos perros en estado de abandono. Las hermanas israelíes fueron vistas con vida por última vez el 12 de enero de 2019 en el domicilio de la calle Roca al 6000, departamento de Guaymallén, y 14 días después la Policía Científica encontró sus cuerpos mutilados y tapados con piedras y tierra en un sector del mismo lugar.

Tras ser descubierto el doble crimen, Gil Pereg quedó detenido y durante su estadía en la cárcel mostró comportamientos extraños y aseguró ser "un gato", lo que reiteró en diversas oportunidades y audiencias.

 

Ver más
Ver más