Juicio por femicidio de Araceli Fulles: uno de los acusados quiso entrar al tribunal con una faca

Placeholder del video

Hugo Cabañas, uno de los ocho acusados del femicidio de Araceli Fulles, intentó entrar con una faca al tribunal. 

El hecho ocurrió en el Tribunal Oral en lo Criminal Nro.3, del partido bonaerense de San Martín, cuando comenzaba la segunda fecha de audiencia por el femicidio de Araceli Fulles, acontecido en 2017. Cabañas, de 22 años, fue revisado por los policías que cumplían con los protocolos de rutina, cuando estos descubrieron un cuchillo casero, conocido como "faca", escondido entre las ropas del acusado. El acusado había llegado libre a la instancia de juicio en su contra y por este motivo quedará detenido, informaron desde el Tribunal. 

El caso

Araceli Fulles fue encontrada sin vida el 27 de abril, tapada por escombros, en el fondo del domicilio de Darío Badaracco, en la localidad de José León Suárez. El ultimo contacto de la joven había sido 25 días antes, el 2 de abril, cuando a las 7 de la mañana envió un mensaje de Whatsapp a su madre para avisarle que estaba volviendo a su casa. El hallazgo del cadáver se dio gracias a los perros de rastreo entrenados por los Bomberos Voluntarios de Punta Alta. En la autopsia se pudo establecer que Araceli falleció por asfixia mecánica. Además de Cabañas, fueron imputados por el caso: Carlos Antonio Ibarra, Hernán Rodrigo Badaracco, Daniel Alaniz, Marcelo Escobedo, Carlos Casalz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos. Los cargos que enfrentan refieren a la condena de “homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas”, apuntados por la fiscal Mariana Piwarczuk. 

 

Juicio por femicidio de Araceli Fulles: uno de los acusados quiso entrar al tribunal con una faca

Hugo Cabañas, uno de los ocho acusados del femicidio de Araceli Fulles, intentó entrar con una faca al tribunal. 

El hecho ocurrió en el Tribunal Oral en lo Criminal Nro.3, del partido bonaerense de San Martín, cuando comenzaba la segunda fecha de audiencia por el femicidio de Araceli Fulles, acontecido en 2017. Cabañas, de 22 años, fue revisado por los policías que cumplían con los protocolos de rutina, cuando estos descubrieron un cuchillo casero, conocido como "faca", escondido entre las ropas del acusado. El acusado había llegado libre a la instancia de juicio en su contra y por este motivo quedará detenido, informaron desde el Tribunal. 

El caso

Araceli Fulles fue encontrada sin vida el 27 de abril, tapada por escombros, en el fondo del domicilio de Darío Badaracco, en la localidad de José León Suárez. El ultimo contacto de la joven había sido 25 días antes, el 2 de abril, cuando a las 7 de la mañana envió un mensaje de Whatsapp a su madre para avisarle que estaba volviendo a su casa. El hallazgo del cadáver se dio gracias a los perros de rastreo entrenados por los Bomberos Voluntarios de Punta Alta. En la autopsia se pudo establecer que Araceli falleció por asfixia mecánica. Además de Cabañas, fueron imputados por el caso: Carlos Antonio Ibarra, Hernán Rodrigo Badaracco, Daniel Alaniz, Marcelo Escobedo, Carlos Casalz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos. Los cargos que enfrentan refieren a la condena de “homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas”, apuntados por la fiscal Mariana Piwarczuk. 

 

Hugo Cabañas, uno de los ocho acusados del femicidio de Araceli Fulles, intentó entrar con una faca al tribunal. 

El hecho ocurrió en el Tribunal Oral en lo Criminal Nro.3, del partido bonaerense de San Martín, cuando comenzaba la segunda fecha de audiencia por el femicidio de Araceli Fulles, acontecido en 2017. Cabañas, de 22 años, fue revisado por los policías que cumplían con los protocolos de rutina, cuando estos descubrieron un cuchillo casero, conocido como "faca", escondido entre las ropas del acusado. El acusado había llegado libre a la instancia de juicio en su contra y por este motivo quedará detenido, informaron desde el Tribunal. 

El caso

Araceli Fulles fue encontrada sin vida el 27 de abril, tapada por escombros, en el fondo del domicilio de Darío Badaracco, en la localidad de José León Suárez. El ultimo contacto de la joven había sido 25 días antes, el 2 de abril, cuando a las 7 de la mañana envió un mensaje de Whatsapp a su madre para avisarle que estaba volviendo a su casa. El hallazgo del cadáver se dio gracias a los perros de rastreo entrenados por los Bomberos Voluntarios de Punta Alta. En la autopsia se pudo establecer que Araceli falleció por asfixia mecánica. Además de Cabañas, fueron imputados por el caso: Carlos Antonio Ibarra, Hernán Rodrigo Badaracco, Daniel Alaniz, Marcelo Escobedo, Carlos Casalz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos. Los cargos que enfrentan refieren a la condena de “homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas”, apuntados por la fiscal Mariana Piwarczuk. 

 

Ver más
Ver más