Placeholder del video

Cromañón en primera persona, 17 años después

El 30 de diciembre de 2004 fue quizás una de las noches más trágicas en la historia del rock nacional. Lo que iba a ser una fiesta para despedir el año se convirtió en un recuerdo que muchos desearían no tener: hace 17 años el boliche Cromañón se incendió y 194 pibas y pibes murieron intoxicados y hacinados por los gases. Otros 1432 sobrevivieron y hoy cuentan la historia.

Entre ellos se encuentra Leandro, un joven que fue con sus amigos a disfrutar de un recital y vivió un infierno del que todavía recuerda olores, sensaciones, "el olor a muerte" y la gran cantidad de chicos y chicas tirados en el piso en la puerta del boliche. Su relato es el de muchos que lograron salir con vida.

La mayor catástrofe por causas no naturales en el país destapó una serie de negligencias por parte de los organizadores y la complicidad de la Policía Federal, que se demostró en la investigación judicial. Incluso el jefe de Gobierno porteño de aquel entonces, Aníbal Ibarra, fue destituido por juicio político.

El rol de Callejeros fue sin dudas el más controvertido alrededor de la inocencia o la culpabilidad. En 2009, un fallo unánime absolvió a la banda. Pero en 2011 la Sala III de Casación consideró a los músicos culpables de la tragedia -por considerarlos coorganizadores del recital- y así fueron presos. Finalmente, después de idas y venidas judiciales, hoy están todos libres, a excepción del baterista Eduardo Vázquez, condenado por el femicidio de su esposa, Wanda Taddei.

Cromañón en primera persona, 17 años después

El 30 de diciembre de 2004 fue quizás una de las noches más trágicas en la historia del rock nacional. Lo que iba a ser una fiesta para despedir el año se convirtió en un recuerdo que muchos desearían no tener: hace 17 años el boliche Cromañón se incendió y 194 pibas y pibes murieron intoxicados y hacinados por los gases. Otros 1432 sobrevivieron y hoy cuentan la historia.

Entre ellos se encuentra Leandro, un joven que fue con sus amigos a disfrutar de un recital y vivió un infierno del que todavía recuerda olores, sensaciones, "el olor a muerte" y la gran cantidad de chicos y chicas tirados en el piso en la puerta del boliche. Su relato es el de muchos que lograron salir con vida.

La mayor catástrofe por causas no naturales en el país destapó una serie de negligencias por parte de los organizadores y la complicidad de la Policía Federal, que se demostró en la investigación judicial. Incluso el jefe de Gobierno porteño de aquel entonces, Aníbal Ibarra, fue destituido por juicio político.

El rol de Callejeros fue sin dudas el más controvertido alrededor de la inocencia o la culpabilidad. En 2009, un fallo unánime absolvió a la banda. Pero en 2011 la Sala III de Casación consideró a los músicos culpables de la tragedia -por considerarlos coorganizadores del recital- y así fueron presos. Finalmente, después de idas y venidas judiciales, hoy están todos libres, a excepción del baterista Eduardo Vázquez, condenado por el femicidio de su esposa, Wanda Taddei.

El 30 de diciembre de 2004 fue quizás una de las noches más trágicas en la historia del rock nacional. Lo que iba a ser una fiesta para despedir el año se convirtió en un recuerdo que muchos desearían no tener: hace 17 años el boliche Cromañón se incendió y 194 pibas y pibes murieron intoxicados y hacinados por los gases. Otros 1432 sobrevivieron y hoy cuentan la historia.

Entre ellos se encuentra Leandro, un joven que fue con sus amigos a disfrutar de un recital y vivió un infierno del que todavía recuerda olores, sensaciones, "el olor a muerte" y la gran cantidad de chicos y chicas tirados en el piso en la puerta del boliche. Su relato es el de muchos que lograron salir con vida.

La mayor catástrofe por causas no naturales en el país destapó una serie de negligencias por parte de los organizadores y la complicidad de la Policía Federal, que se demostró en la investigación judicial. Incluso el jefe de Gobierno porteño de aquel entonces, Aníbal Ibarra, fue destituido por juicio político.

El rol de Callejeros fue sin dudas el más controvertido alrededor de la inocencia o la culpabilidad. En 2009, un fallo unánime absolvió a la banda. Pero en 2011 la Sala III de Casación consideró a los músicos culpables de la tragedia -por considerarlos coorganizadores del recital- y así fueron presos. Finalmente, después de idas y venidas judiciales, hoy están todos libres, a excepción del baterista Eduardo Vázquez, condenado por el femicidio de su esposa, Wanda Taddei.

Ver más
Ver más