Lionel Messi: "Hice todo lo posible para quedarme"

Placeholder del video

Luego del sorpresivo anuncio que oficializó el Barcelona el pasado jueves 5 de agosto, Lionel Messi brindó una conferencia de prensa en estadio Camp Nou del club catalán y afirmó: “Yo hice todo lo posible para quedarme, pero por LaLiga (Liga de Fútbol española) y por la deuda del club, no se pudo”. En un emotivo discurso interrumpido por sus lágrimas, el jugador rosarino confesó: “El año pasado no quería quedarme, pero ahora sí. Estaba todo arreglado y a último momento no se pudo hacer [...] Yo había bajado un 50% mi ficha, habíamos cerrado el contrato, después no se me pidió más nada. Hicimos todo lo posible y no se pudo”.

Inició con algunas lágrimas que rápidamente detonaron en un llanto, y con un nudo en la garganta comenzó: “No sé si voy a poder hablar. En estos días estuve pensando qué decir, pero estaba bloqueado, como lo estoy ahora”. Y luego admitió que “no estaba preparado”. Ante un público pequeño encabezado por su esposa, Antonella Roccuzzo, y sus tres hijos, afirmó: “Mi familia y yo estábamos seguros de que íbamos a seguir acá, que íbamos a seguir en nuestra casa [...] Llegué siendo muy chiquito, con 13 años. Después de 21 años, me voy con mi mujer y con tres catalanes argentinos, no puedo estar más orgulloso. Estoy seguro de que después de unos años de vivir afuera, vamos a volver a esta ciudad”.

Ante el pedido de un periodista de elegir un momento icónico, Messi retrocedió a sus primeros años en Europa: “Es difícil elegir un solo momento, viví muchas cosas hermosas y también malas, pero me quedo con el debut: cuando hice mi sueño realidad [...] Ojalá pueda volver en algún momento a ser parte de este club, ojalá pueda aportar para que siga siendo el mejor del mundo”.

La tentación de conocer el destino del capitán argentino desborda en miles de cabezas y medios del mundo, y ante las preguntas al respecto, respondió que recibió muchos llamados de clubes interesados y que “es una posibilidad el PSG (París Saint Germain), pero al día de hoy no tengo nada cerrado con nadie [...] Mi intención fue quedarme, no irme a un equipo que va a competir con el club, pero tengo que seguir mi camino y seguir ganando”.

Días antes de que se hiciera pública la noticia, se conocieron fotos de Leo Messi en Ibiza con algunos jugadores icónicos del PSG, que no tardó en despertar las suspicacias: “La foto con los jugadores del PSG fue una casualidad, comimos un asado de amigos en la casa de Neymar”.

“Siento mucha tristeza por irme del club al que amo. Es empezar de cero, es un cambio muy duro −señaló− Nunca imaginé mi despedida, pero de hacerlo, me lo hubiese imaginado de otra manera: una despedida cerca de la gente, con el estadio lleno”. Luego, concluyó: “Este es el final en este club y esto ya no vuelve, empieza otra historia”.

 

Frente a reiterados rumores acerca de la responsabilidad del presidente de La Liga, Javier Tebas, o de una negociación suya con el presidente del Barcelona, Joan Laporta, Messi afirmó: “Yo no sé el entramado de eso. Lo único que sé es que no se pudo por La Liga y por la deuda del club. Yo no tengo nada que decirle a Tebas [...] El Barcelona es uno de los equipos más grandes del mundo, tiene una buenísima plantilla. Van a seguir llegando más jugadores, los jugadores pasan. Como dijo Laporta, el club es más importante que cualquier jugador”.

Si bien su futuro sigue siendo un tanto incierto, a sus 34 años, no duda en dejar de jugar al fútbol: “La gente del Barcelona me conoce, sabe que quiero seguir compitiendo. Si me hubiese quedado acá, hubiese luchado para intentar ganar todo y que mis últimos años de carrera los quiero terminar compitiendo, luchando por títulos, sumando títulos a mi carrera. Voy a seguir compitiendo hasta que dé, porque sé que después de eso sí se termina”.

Por último, advirtió: “Hay muchas cosas que se dicen que no son verdades. Lo que más me importaba es decirle la verdad a la gente que tanto me dio”. Y remató: “Simplemente, gracias a todo el mundo”.

Lionel Messi: "Hice todo lo posible para quedarme"

Luego del sorpresivo anuncio que oficializó el Barcelona el pasado jueves 5 de agosto, Lionel Messi brindó una conferencia de prensa en estadio Camp Nou del club catalán y afirmó: “Yo hice todo lo posible para quedarme, pero por LaLiga (Liga de Fútbol española) y por la deuda del club, no se pudo”. En un emotivo discurso interrumpido por sus lágrimas, el jugador rosarino confesó: “El año pasado no quería quedarme, pero ahora sí. Estaba todo arreglado y a último momento no se pudo hacer [...] Yo había bajado un 50% mi ficha, habíamos cerrado el contrato, después no se me pidió más nada. Hicimos todo lo posible y no se pudo”.

Inició con algunas lágrimas que rápidamente detonaron en un llanto, y con un nudo en la garganta comenzó: “No sé si voy a poder hablar. En estos días estuve pensando qué decir, pero estaba bloqueado, como lo estoy ahora”. Y luego admitió que “no estaba preparado”. Ante un público pequeño encabezado por su esposa, Antonella Roccuzzo, y sus tres hijos, afirmó: “Mi familia y yo estábamos seguros de que íbamos a seguir acá, que íbamos a seguir en nuestra casa [...] Llegué siendo muy chiquito, con 13 años. Después de 21 años, me voy con mi mujer y con tres catalanes argentinos, no puedo estar más orgulloso. Estoy seguro de que después de unos años de vivir afuera, vamos a volver a esta ciudad”.

Ante el pedido de un periodista de elegir un momento icónico, Messi retrocedió a sus primeros años en Europa: “Es difícil elegir un solo momento, viví muchas cosas hermosas y también malas, pero me quedo con el debut: cuando hice mi sueño realidad [...] Ojalá pueda volver en algún momento a ser parte de este club, ojalá pueda aportar para que siga siendo el mejor del mundo”.

La tentación de conocer el destino del capitán argentino desborda en miles de cabezas y medios del mundo, y ante las preguntas al respecto, respondió que recibió muchos llamados de clubes interesados y que “es una posibilidad el PSG (París Saint Germain), pero al día de hoy no tengo nada cerrado con nadie [...] Mi intención fue quedarme, no irme a un equipo que va a competir con el club, pero tengo que seguir mi camino y seguir ganando”.

Días antes de que se hiciera pública la noticia, se conocieron fotos de Leo Messi en Ibiza con algunos jugadores icónicos del PSG, que no tardó en despertar las suspicacias: “La foto con los jugadores del PSG fue una casualidad, comimos un asado de amigos en la casa de Neymar”.

“Siento mucha tristeza por irme del club al que amo. Es empezar de cero, es un cambio muy duro −señaló− Nunca imaginé mi despedida, pero de hacerlo, me lo hubiese imaginado de otra manera: una despedida cerca de la gente, con el estadio lleno”. Luego, concluyó: “Este es el final en este club y esto ya no vuelve, empieza otra historia”.

 

Frente a reiterados rumores acerca de la responsabilidad del presidente de La Liga, Javier Tebas, o de una negociación suya con el presidente del Barcelona, Joan Laporta, Messi afirmó: “Yo no sé el entramado de eso. Lo único que sé es que no se pudo por La Liga y por la deuda del club. Yo no tengo nada que decirle a Tebas [...] El Barcelona es uno de los equipos más grandes del mundo, tiene una buenísima plantilla. Van a seguir llegando más jugadores, los jugadores pasan. Como dijo Laporta, el club es más importante que cualquier jugador”.

Si bien su futuro sigue siendo un tanto incierto, a sus 34 años, no duda en dejar de jugar al fútbol: “La gente del Barcelona me conoce, sabe que quiero seguir compitiendo. Si me hubiese quedado acá, hubiese luchado para intentar ganar todo y que mis últimos años de carrera los quiero terminar compitiendo, luchando por títulos, sumando títulos a mi carrera. Voy a seguir compitiendo hasta que dé, porque sé que después de eso sí se termina”.

Por último, advirtió: “Hay muchas cosas que se dicen que no son verdades. Lo que más me importaba es decirle la verdad a la gente que tanto me dio”. Y remató: “Simplemente, gracias a todo el mundo”.

Luego del sorpresivo anuncio que oficializó el Barcelona el pasado jueves 5 de agosto, Lionel Messi brindó una conferencia de prensa en estadio Camp Nou del club catalán y afirmó: “Yo hice todo lo posible para quedarme, pero por LaLiga (Liga de Fútbol española) y por la deuda del club, no se pudo”. En un emotivo discurso interrumpido por sus lágrimas, el jugador rosarino confesó: “El año pasado no quería quedarme, pero ahora sí. Estaba todo arreglado y a último momento no se pudo hacer [...] Yo había bajado un 50% mi ficha, habíamos cerrado el contrato, después no se me pidió más nada. Hicimos todo lo posible y no se pudo”.

Inició con algunas lágrimas que rápidamente detonaron en un llanto, y con un nudo en la garganta comenzó: “No sé si voy a poder hablar. En estos días estuve pensando qué decir, pero estaba bloqueado, como lo estoy ahora”. Y luego admitió que “no estaba preparado”. Ante un público pequeño encabezado por su esposa, Antonella Roccuzzo, y sus tres hijos, afirmó: “Mi familia y yo estábamos seguros de que íbamos a seguir acá, que íbamos a seguir en nuestra casa [...] Llegué siendo muy chiquito, con 13 años. Después de 21 años, me voy con mi mujer y con tres catalanes argentinos, no puedo estar más orgulloso. Estoy seguro de que después de unos años de vivir afuera, vamos a volver a esta ciudad”.

Ante el pedido de un periodista de elegir un momento icónico, Messi retrocedió a sus primeros años en Europa: “Es difícil elegir un solo momento, viví muchas cosas hermosas y también malas, pero me quedo con el debut: cuando hice mi sueño realidad [...] Ojalá pueda volver en algún momento a ser parte de este club, ojalá pueda aportar para que siga siendo el mejor del mundo”.

La tentación de conocer el destino del capitán argentino desborda en miles de cabezas y medios del mundo, y ante las preguntas al respecto, respondió que recibió muchos llamados de clubes interesados y que “es una posibilidad el PSG (París Saint Germain), pero al día de hoy no tengo nada cerrado con nadie [...] Mi intención fue quedarme, no irme a un equipo que va a competir con el club, pero tengo que seguir mi camino y seguir ganando”.

Días antes de que se hiciera pública la noticia, se conocieron fotos de Leo Messi en Ibiza con algunos jugadores icónicos del PSG, que no tardó en despertar las suspicacias: “La foto con los jugadores del PSG fue una casualidad, comimos un asado de amigos en la casa de Neymar”.

“Siento mucha tristeza por irme del club al que amo. Es empezar de cero, es un cambio muy duro −señaló− Nunca imaginé mi despedida, pero de hacerlo, me lo hubiese imaginado de otra manera: una despedida cerca de la gente, con el estadio lleno”. Luego, concluyó: “Este es el final en este club y esto ya no vuelve, empieza otra historia”.

 

Frente a reiterados rumores acerca de la responsabilidad del presidente de La Liga, Javier Tebas, o de una negociación suya con el presidente del Barcelona, Joan Laporta, Messi afirmó: “Yo no sé el entramado de eso. Lo único que sé es que no se pudo por La Liga y por la deuda del club. Yo no tengo nada que decirle a Tebas [...] El Barcelona es uno de los equipos más grandes del mundo, tiene una buenísima plantilla. Van a seguir llegando más jugadores, los jugadores pasan. Como dijo Laporta, el club es más importante que cualquier jugador”.

Si bien su futuro sigue siendo un tanto incierto, a sus 34 años, no duda en dejar de jugar al fútbol: “La gente del Barcelona me conoce, sabe que quiero seguir compitiendo. Si me hubiese quedado acá, hubiese luchado para intentar ganar todo y que mis últimos años de carrera los quiero terminar compitiendo, luchando por títulos, sumando títulos a mi carrera. Voy a seguir compitiendo hasta que dé, porque sé que después de eso sí se termina”.

Por último, advirtió: “Hay muchas cosas que se dicen que no son verdades. Lo que más me importaba es decirle la verdad a la gente que tanto me dio”. Y remató: “Simplemente, gracias a todo el mundo”.

Ver más
Ver más