Día de la visibilidad lésbica: el legado de Pepa Gaitán

El 7 de marzo se conmemora el Día de la visibilidad lésbica, en memoria de Natalia "Pepa" Gaitán, que en 2010 fue asesinada el padrastro de su pareja.

Placeholder del video

El 7 de marzo se conmemora el Día de la visibilidad lésbica, en memoria de Natalia "Pepa" Gaitán, una joven de 27 años que en 2010 fue asesinada por Daniel Torres, el padrastro de su pareja. Se trató de un crimen de lesboodio, pero la Justicia de Córdoba no lo consideró como tal y condenó al asesino a 14 años de prisión por "homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego".

La figura de Pepa se convirtió en un emblema de lucha por la igualdad de los derechos de las lesbianas. La fecha también significa un llamado a la reflexión, con el fin de construir sociedades más inclusivas y la protección de los derechos humanos en Argentina y toda la región de América Latina.

El crimen de Pepa Gaitán

Natalia Gaitán trabajaba como profesora de Educación Física y vivía junto a su madre, Graciela Vázquez, que conducía la asociación Lucía Pía, desde donde realizaba asistencia social a diferentes familias de la periferia del norte de Córdoba. Vázquez ayudó al matrimonio de Daniel Torres y Silvia Suárez, otorgándoles trabajo en el comedor comunitario y en la guardería de la ONG. La mujer tenía una hija de 16 años, que se enamoró de Pepa y entablaron una relación.

La familia de la adolescente se opuso a la relación entre ambas, por lo que la joven abandonó su casa y se refugió en la vivienda de una tía. En enero de 2010, decidió mudarse con Pepa al departamento que su padre le construyó antes de morir, a pocas cuadras de la casa de su madre. Durante la tarde del 6 de marzo de ese mismo año, Torres increpó a Pepa y le disparó a quemarropas con una escopeta calibre 16. 

Gaitán falleció en la madrugada del 7 de marzo. El asesino, que ya la había amenazado de muerte en reiteradas oportunidades, intentó esconder el arma y huir, pero más tarde se entregó ante la Policía. 

El juicio contra Daniel Torres

El juicio por el crimen de Pepa Gaitán comenzó el 26 de julio de 2011, ante la Cámara Séptima del Crimen de Córdoba. Daniel Estaban Torres fue acusado de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego". Los jueces a cargo fueron Víctor Vélez, Ricardo Iriarte y Carlos Ruiz.

Desde el primer día, la madre de Gaitán aseguró que a su hija "la mataron por lesbiana", y en vísperas de la primera audiencia declaró ante la prensa: "¿Qué expectativas puedo tener? No hay reparación posible, pero igual tengo que buscar justicia porque no fue un drama pasional: fue un drama de género. El caso de Natalia fue un detonante mundial y éste es el juicio de la discriminación".

El 9 de agosto de 2011 el juicio llegó a su fin y Torres fue condenado a 14 años de prisión por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. Los jueces sostuvieron que “no se presentaron como evidentes, durante el transcurso del debate, elementos de convicción reveladores de una situación lesbofóbica que permita afirmar que hay relación de causa a efecto entre el crimen y la sexualidad de la víctima”.

Día de la visibilidad lésbica: el legado de Pepa Gaitán

El 7 de marzo se conmemora el Día de la visibilidad lésbica, en memoria de Natalia "Pepa" Gaitán, una joven de 27 años que en 2010 fue asesinada por Daniel Torres, el padrastro de su pareja. Se trató de un crimen de lesboodio, pero la Justicia de Córdoba no lo consideró como tal y condenó al asesino a 14 años de prisión por "homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego".

La figura de Pepa se convirtió en un emblema de lucha por la igualdad de los derechos de las lesbianas. La fecha también significa un llamado a la reflexión, con el fin de construir sociedades más inclusivas y la protección de los derechos humanos en Argentina y toda la región de América Latina.

El crimen de Pepa Gaitán

Natalia Gaitán trabajaba como profesora de Educación Física y vivía junto a su madre, Graciela Vázquez, que conducía la asociación Lucía Pía, desde donde realizaba asistencia social a diferentes familias de la periferia del norte de Córdoba. Vázquez ayudó al matrimonio de Daniel Torres y Silvia Suárez, otorgándoles trabajo en el comedor comunitario y en la guardería de la ONG. La mujer tenía una hija de 16 años, que se enamoró de Pepa y entablaron una relación.

La familia de la adolescente se opuso a la relación entre ambas, por lo que la joven abandonó su casa y se refugió en la vivienda de una tía. En enero de 2010, decidió mudarse con Pepa al departamento que su padre le construyó antes de morir, a pocas cuadras de la casa de su madre. Durante la tarde del 6 de marzo de ese mismo año, Torres increpó a Pepa y le disparó a quemarropas con una escopeta calibre 16. 

Gaitán falleció en la madrugada del 7 de marzo. El asesino, que ya la había amenazado de muerte en reiteradas oportunidades, intentó esconder el arma y huir, pero más tarde se entregó ante la Policía. 

El juicio contra Daniel Torres

El juicio por el crimen de Pepa Gaitán comenzó el 26 de julio de 2011, ante la Cámara Séptima del Crimen de Córdoba. Daniel Estaban Torres fue acusado de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego". Los jueces a cargo fueron Víctor Vélez, Ricardo Iriarte y Carlos Ruiz.

Desde el primer día, la madre de Gaitán aseguró que a su hija "la mataron por lesbiana", y en vísperas de la primera audiencia declaró ante la prensa: "¿Qué expectativas puedo tener? No hay reparación posible, pero igual tengo que buscar justicia porque no fue un drama pasional: fue un drama de género. El caso de Natalia fue un detonante mundial y éste es el juicio de la discriminación".

El 9 de agosto de 2011 el juicio llegó a su fin y Torres fue condenado a 14 años de prisión por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. Los jueces sostuvieron que “no se presentaron como evidentes, durante el transcurso del debate, elementos de convicción reveladores de una situación lesbofóbica que permita afirmar que hay relación de causa a efecto entre el crimen y la sexualidad de la víctima”.

El 7 de marzo se conmemora el Día de la visibilidad lésbica, en memoria de Natalia "Pepa" Gaitán, una joven de 27 años que en 2010 fue asesinada por Daniel Torres, el padrastro de su pareja. Se trató de un crimen de lesboodio, pero la Justicia de Córdoba no lo consideró como tal y condenó al asesino a 14 años de prisión por "homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego".

La figura de Pepa se convirtió en un emblema de lucha por la igualdad de los derechos de las lesbianas. La fecha también significa un llamado a la reflexión, con el fin de construir sociedades más inclusivas y la protección de los derechos humanos en Argentina y toda la región de América Latina.

El crimen de Pepa Gaitán

Natalia Gaitán trabajaba como profesora de Educación Física y vivía junto a su madre, Graciela Vázquez, que conducía la asociación Lucía Pía, desde donde realizaba asistencia social a diferentes familias de la periferia del norte de Córdoba. Vázquez ayudó al matrimonio de Daniel Torres y Silvia Suárez, otorgándoles trabajo en el comedor comunitario y en la guardería de la ONG. La mujer tenía una hija de 16 años, que se enamoró de Pepa y entablaron una relación.

La familia de la adolescente se opuso a la relación entre ambas, por lo que la joven abandonó su casa y se refugió en la vivienda de una tía. En enero de 2010, decidió mudarse con Pepa al departamento que su padre le construyó antes de morir, a pocas cuadras de la casa de su madre. Durante la tarde del 6 de marzo de ese mismo año, Torres increpó a Pepa y le disparó a quemarropas con una escopeta calibre 16. 

Gaitán falleció en la madrugada del 7 de marzo. El asesino, que ya la había amenazado de muerte en reiteradas oportunidades, intentó esconder el arma y huir, pero más tarde se entregó ante la Policía. 

El juicio contra Daniel Torres

El juicio por el crimen de Pepa Gaitán comenzó el 26 de julio de 2011, ante la Cámara Séptima del Crimen de Córdoba. Daniel Estaban Torres fue acusado de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego". Los jueces a cargo fueron Víctor Vélez, Ricardo Iriarte y Carlos Ruiz.

Desde el primer día, la madre de Gaitán aseguró que a su hija "la mataron por lesbiana", y en vísperas de la primera audiencia declaró ante la prensa: "¿Qué expectativas puedo tener? No hay reparación posible, pero igual tengo que buscar justicia porque no fue un drama pasional: fue un drama de género. El caso de Natalia fue un detonante mundial y éste es el juicio de la discriminación".

El 9 de agosto de 2011 el juicio llegó a su fin y Torres fue condenado a 14 años de prisión por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. Los jueces sostuvieron que “no se presentaron como evidentes, durante el transcurso del debate, elementos de convicción reveladores de una situación lesbofóbica que permita afirmar que hay relación de causa a efecto entre el crimen y la sexualidad de la víctima”.

Ver más
Ver más