Placeholder del video

Florencia Freijo: "La prostitución es una situación de esclavitud"

La politóloga y militante feminista, Florencia Freijo, repasó cuestiones ligadas a los derechos de la mujer y el colectivo LGBTQ+. Además, presentó Decididas, su nuevo ensayo que recorre temas como la relación de las mujeres con el amor, sexo y dinero en la sociedad patriarcal.

En diálogo con Agustina Kampfer en Algo que contar, Freijo también contó cómo fue su crianza con sus abuelos y criticó algunas prácticas heteronormativas que continúan arraigadas en la vida cotidiana. “La dignidad de la mujer vale tan poco todavía que cuando hacés la denuncia por algún hecho violento, estás buscando algo más”, indicó. 

"Cada vez que escribo pienso en mi abuela"

"Mis abuelos me criaron hasta los 13 años porque mi mamá tenía que salir a trabajar. Ellos fueron formadores de mi identidad. Hoy hablo de los hogares feminizados, porque mi mamá se quedó sola criando dos hijas y tuvo que volver a la casa de sus padres para que alguien nos cuide para ella poder trabajar y darnos de comer", recordó Florencia.

En este contexto, la politóloga señaló que no encontró fotos con su abuela en momentos de diversión y esto lo relacionó con el papel de la mujer en la familia patriarcal. "El hecho de que ella no esté en las fotos donde nos divertíamos habla mucho del rol de las mujeres de cuidados exclusivos donde no se les permite divertirse. Cada vez que escribo pienso en mi abuela y en las abuelas y madres que no se cuentan en la historia y estuvieron todo el tiempo presentes", reflexionó. 

El lanzamiento de Decididas

En otro orden, dio detalles sobre el lanzamiento de su libro Decididas: amor, sexo y dinero. En el ensayo, Freijo hace un repaso histórico y actual sobre los problemas más comunes a los que se enfrentan las mujeres en la sociedad patriarcal.

En esta línea, la politóloga analiza las posibles soluciones para conseguir un futuro más justo y con mayor igualdad de género. "Lo que más me gratifica es que gracias a mis libros y posteos hay muchas mujeres que me escriben para agradecerme que empezaron a defender sus derechos. Algunas hacen juicios por alimentos, se animan a denunciar a un violento, o pequeñas cosas como manejar dinero, autos o decirle a mi marido que el dinero en mi pareja se tiene que repartir equitativamente", remarcó. 

"La prostitución es esclavitud"

Por otra parte, Freijo dio su opinión sobre el negocio de la prostitución y se mostró en contra:

"Estoy de acuerdo con la abolición de la prostitución. La demanda de los varones tiene que disminuir si se achica la oferta. El cuerpo de las mujeres no puede ser una vía de desarrollo económico para ellas. La prostitución es una situación de esclavitud. Cuando no tenés el plato de comida para tus hijos al finalizar el día, no podés poner tus condiciones si estás en una situación de prostitución, porque necesitás el dinero", resaltó la autora. 

La polémica con Cormillot

Además, Freijo se refirió a los dichos del doctor Alberto Cormillot sobre el peso de la mujer y su imagen en el ámbito laboral. "Si vos bajás 30 o 40 kilos ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero y te ponen la mano encima con otra intención", había declarado el médico.

Al respecto, Freijo condenó los dichos de Cormillot y cuestionó la mirada discriminatoria del razonamiento. “Las palmadas son mecanismos para deslegitimar el poder que puede tener una mujer en un espacio de trabajo. Son mecanismos de poder que desacreditan a las mujeres que hay que empezar a desarticular y denunciar", señaló. 

Podés ver Algo que contar con Agustina Kampfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Florencia Freijo: "La prostitución es una situación de esclavitud"

La politóloga y militante feminista, Florencia Freijo, repasó cuestiones ligadas a los derechos de la mujer y el colectivo LGBTQ+. Además, presentó Decididas, su nuevo ensayo que recorre temas como la relación de las mujeres con el amor, sexo y dinero en la sociedad patriarcal.

En diálogo con Agustina Kampfer en Algo que contar, Freijo también contó cómo fue su crianza con sus abuelos y criticó algunas prácticas heteronormativas que continúan arraigadas en la vida cotidiana. “La dignidad de la mujer vale tan poco todavía que cuando hacés la denuncia por algún hecho violento, estás buscando algo más”, indicó. 

"Cada vez que escribo pienso en mi abuela"

"Mis abuelos me criaron hasta los 13 años porque mi mamá tenía que salir a trabajar. Ellos fueron formadores de mi identidad. Hoy hablo de los hogares feminizados, porque mi mamá se quedó sola criando dos hijas y tuvo que volver a la casa de sus padres para que alguien nos cuide para ella poder trabajar y darnos de comer", recordó Florencia.

En este contexto, la politóloga señaló que no encontró fotos con su abuela en momentos de diversión y esto lo relacionó con el papel de la mujer en la familia patriarcal. "El hecho de que ella no esté en las fotos donde nos divertíamos habla mucho del rol de las mujeres de cuidados exclusivos donde no se les permite divertirse. Cada vez que escribo pienso en mi abuela y en las abuelas y madres que no se cuentan en la historia y estuvieron todo el tiempo presentes", reflexionó. 

El lanzamiento de Decididas

En otro orden, dio detalles sobre el lanzamiento de su libro Decididas: amor, sexo y dinero. En el ensayo, Freijo hace un repaso histórico y actual sobre los problemas más comunes a los que se enfrentan las mujeres en la sociedad patriarcal.

En esta línea, la politóloga analiza las posibles soluciones para conseguir un futuro más justo y con mayor igualdad de género. "Lo que más me gratifica es que gracias a mis libros y posteos hay muchas mujeres que me escriben para agradecerme que empezaron a defender sus derechos. Algunas hacen juicios por alimentos, se animan a denunciar a un violento, o pequeñas cosas como manejar dinero, autos o decirle a mi marido que el dinero en mi pareja se tiene que repartir equitativamente", remarcó. 

"La prostitución es esclavitud"

Por otra parte, Freijo dio su opinión sobre el negocio de la prostitución y se mostró en contra:

"Estoy de acuerdo con la abolición de la prostitución. La demanda de los varones tiene que disminuir si se achica la oferta. El cuerpo de las mujeres no puede ser una vía de desarrollo económico para ellas. La prostitución es una situación de esclavitud. Cuando no tenés el plato de comida para tus hijos al finalizar el día, no podés poner tus condiciones si estás en una situación de prostitución, porque necesitás el dinero", resaltó la autora. 

La polémica con Cormillot

Además, Freijo se refirió a los dichos del doctor Alberto Cormillot sobre el peso de la mujer y su imagen en el ámbito laboral. "Si vos bajás 30 o 40 kilos ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero y te ponen la mano encima con otra intención", había declarado el médico.

Al respecto, Freijo condenó los dichos de Cormillot y cuestionó la mirada discriminatoria del razonamiento. “Las palmadas son mecanismos para deslegitimar el poder que puede tener una mujer en un espacio de trabajo. Son mecanismos de poder que desacreditan a las mujeres que hay que empezar a desarticular y denunciar", señaló. 

Podés ver Algo que contar con Agustina Kampfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

La politóloga y militante feminista, Florencia Freijo, repasó cuestiones ligadas a los derechos de la mujer y el colectivo LGBTQ+. Además, presentó Decididas, su nuevo ensayo que recorre temas como la relación de las mujeres con el amor, sexo y dinero en la sociedad patriarcal.

En diálogo con Agustina Kampfer en Algo que contar, Freijo también contó cómo fue su crianza con sus abuelos y criticó algunas prácticas heteronormativas que continúan arraigadas en la vida cotidiana. “La dignidad de la mujer vale tan poco todavía que cuando hacés la denuncia por algún hecho violento, estás buscando algo más”, indicó. 

"Cada vez que escribo pienso en mi abuela"

"Mis abuelos me criaron hasta los 13 años porque mi mamá tenía que salir a trabajar. Ellos fueron formadores de mi identidad. Hoy hablo de los hogares feminizados, porque mi mamá se quedó sola criando dos hijas y tuvo que volver a la casa de sus padres para que alguien nos cuide para ella poder trabajar y darnos de comer", recordó Florencia.

En este contexto, la politóloga señaló que no encontró fotos con su abuela en momentos de diversión y esto lo relacionó con el papel de la mujer en la familia patriarcal. "El hecho de que ella no esté en las fotos donde nos divertíamos habla mucho del rol de las mujeres de cuidados exclusivos donde no se les permite divertirse. Cada vez que escribo pienso en mi abuela y en las abuelas y madres que no se cuentan en la historia y estuvieron todo el tiempo presentes", reflexionó. 

El lanzamiento de Decididas

En otro orden, dio detalles sobre el lanzamiento de su libro Decididas: amor, sexo y dinero. En el ensayo, Freijo hace un repaso histórico y actual sobre los problemas más comunes a los que se enfrentan las mujeres en la sociedad patriarcal.

En esta línea, la politóloga analiza las posibles soluciones para conseguir un futuro más justo y con mayor igualdad de género. "Lo que más me gratifica es que gracias a mis libros y posteos hay muchas mujeres que me escriben para agradecerme que empezaron a defender sus derechos. Algunas hacen juicios por alimentos, se animan a denunciar a un violento, o pequeñas cosas como manejar dinero, autos o decirle a mi marido que el dinero en mi pareja se tiene que repartir equitativamente", remarcó. 

"La prostitución es esclavitud"

Por otra parte, Freijo dio su opinión sobre el negocio de la prostitución y se mostró en contra:

"Estoy de acuerdo con la abolición de la prostitución. La demanda de los varones tiene que disminuir si se achica la oferta. El cuerpo de las mujeres no puede ser una vía de desarrollo económico para ellas. La prostitución es una situación de esclavitud. Cuando no tenés el plato de comida para tus hijos al finalizar el día, no podés poner tus condiciones si estás en una situación de prostitución, porque necesitás el dinero", resaltó la autora. 

La polémica con Cormillot

Además, Freijo se refirió a los dichos del doctor Alberto Cormillot sobre el peso de la mujer y su imagen en el ámbito laboral. "Si vos bajás 30 o 40 kilos ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero y te ponen la mano encima con otra intención", había declarado el médico.

Al respecto, Freijo condenó los dichos de Cormillot y cuestionó la mirada discriminatoria del razonamiento. “Las palmadas son mecanismos para deslegitimar el poder que puede tener una mujer en un espacio de trabajo. Son mecanismos de poder que desacreditan a las mujeres que hay que empezar a desarticular y denunciar", señaló. 

Podés ver Algo que contar con Agustina Kampfer de lunes a viernes a las 23.30 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más