Brasil: los detenidos confesaron haber matado a los periodistas desaparecidos en la Amazonia

Brasil: los dos detenidos por el crimen del periodista Dom Philips y el indigenista brasileño Bruno Pereira confesaron y aseguraron que se trató de una "venganza" por luchar contra la pesca ilegal.

Los acusados de asesinar al periodista británico Dom Phillips y el indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira en la selva amazónica de Brasil confesaron el crimen. Se trata de dos hermanos, Amarildo da Costa Oliveira y Oseney da Costa de Oliveira, que permanecen detenidos tras asegurar que los mataron "en venganza por luchar contra la pesca ilegal en los territorios indígenas. 

Según la reconstrucción de los hechos, ambos hermanos habrían amenazado a las víctimas un día antes de la desaparición. Los testigos afirman que vieron a uno de los acusados seguir a gran velocidad a la lancha en la que se dirijían Phillips y Pereira.

El periodista y el indigenista desaparecieron en la región del Vale de Javarí, zona donde se registran más tribus aisladas de otras civilizaciones y es blanco constante de invasiones por parte de las mafias de la caza, pesca y minería ilegal y narcotráfico.

La desaparición

El periodista Dom Philips y el indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira son buscados desde el 5 de junio, día en que iniciaron un viaje al municipio de Atalaia do Norte, en el estado brasileño de Amazonas.

Según informaron fuentes de la Unión de Pueblos Indígenas del Valle del Javari (Univaja), los investigadores tenían agendado un viaje de dos horas hacia esa región con el objetivo de visitar el equipo de Vigilancia Indígena en el Lago do Jaburu, pero desde entonces no se supo nada de ellos.

Antes del hallazgo de los cuerpos, el Comité de Gestión de Crisis de la Policía Federal informó que el Cuerpo de Bomberos había encontrado una mochila con un ordenador portátil, libros y otros objetos personales que pertenecía a Phillips. Además, se encontró un carné de salud a nombre de Araujo, junto a otras pertenencias.

La mochila estaba amarrada en un árbol a la orilla del río, cuyo nivel creció en los últimos días por la lluvia. El sitio era cercano a la casa de Amarildo da Costa de Oliveira, más conocido como "Pelado". Hasta el momento, se trata de el único sospechoso por las desapariciones y fue detenido luego de que se encontrara sangre en una de sus embarcaciones. Su barco fue avistado detrás del que llevaba al periodista y al indigenista.

Encontraron dos cuerpos en la Amazonia

Encontraron dos cuerpos en la región de la Amazonia donde desaparecieron un periodista británico y un activista brasileño. Desde el diario inglés The Guardian aseguran que fuentes diplomáticas de Brasil se contactaron con la familia del reportero, para transmitirle la noticia.

Los cuerpos serán trasladados a Manaos o Brasilia para realizarles un examen forense y así poder confirmar la identidad de ambos, ya que se encuentran en un avanzado estado de descomposición. Por su parte, la Policía federal de Brasil niega estas afirmaciones. 

El periodista Dom Philips, colaborador del diario The Guardian, y el indigenista Bruno Araújo Pereira desaparecieron el domingo 5 de junio en el Valle do Javari, una región selvática de la Amazonia brasileña, cercana a las fronteras de Perú y Colombia. Ambos realizaban una investigación sobre amenazas contra los indígenas.

Un comisario apuntó contra Bolsonaro por el crimen

Un comisario de la Policía Federal brasileña denunció que existe un bloque de parlamentarios bolsonaristas que forman parte de una organización criminal, que permite delitos ambientales y contra las comunidades indígenas en la Amazonia.

La denuncia la hizo el comisario Alexandre Saraiva, quien en 2021 fue removido de la jefatura de la Policía Federal en Manaos, capital del estado de Amazonas, por orden del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, tras haber comandado la mayor confiscación de madera ilegal de la historia de la región.

"Existe un bloque parlamentario del crimen en la selva amazónica, un bloque de marginales. Ocurre que hay mucho encubrimiento de esta actividad económica ilegal por parte de dirigentes políticos", afirmó Saraiva al canal GloboNews, citando a los senadores Jorginho Mello, del gubernamental Partido Liberal de Bolsonaro, y Telmario Motta, del PROS, del estado de Roraima, además de la diputada ultrabolsonarista Carla Zambelli, de San Pablo.

El comisario Saraiva también cuestionó que la falta de recursos humanos para poder enfrentar los delitos en la Amazonia y afirmó que solo el Ejército tiene capacidad para controlar las vastas regiones.

Denuncias por amenazas a Philips y Pereira

De acuerdo al medio británico The Guardian, Phillips está trabajando en un libro sobre el medioambiente, y con Pereira han estado juntos en expediciones en la región desde 2018. El lunes, desde Univaja advirtieron que los expedicionistas habían recibido amenazas en los días previos a su desaparición. La antropóloga Beatriz de Almeida Matos, compañera de Pereira, confirmó esa versión en declaraciones al diario paulista Folha.

Lo mismo constató el Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas Aislados y Recién Contactados (OPI) a través de un comunicado:

"La amenaza no fue la primera, otras ya habían sido hechas a los demás miembros del equipo técnico de Unijava, según otros relatos ya oficializados ante la Policía Federal, el Ministerio Público Federal en Tabatinga, el Consejo Nacional de Derechos Humanos y la organización Indigenous Peoples Rights International", reza el texto publicado por el OPI en redes sociales.

Un día después de las últimas noticias sobre el bote en el que viajaban Philips y Pereira, visto por última vez cerca de la comunidad de São Rafael en camino a Atalaia do Norte, el Comando Militar de la Amazonia inició una operación de búsqueda en la zona. Luego se sumaron operativos de la Policía Federal brasileña, la Policía Civil y el Frente de Protección Étnica del Valle del Yavarí y la Marina.

El reclamo de las familias

"Amamos a nuestro hermano y queremos que lo encuentren a él y a su guía brasileño. Cada minuto cuenta", dijo Sian Phillips, hermana de Dom Phillips, en un video divulgado este lunes desde la cuenta de Twitter de su esposo, Paul Sherwood. En su mensaje, la familiar del periodista reclama a las autoridades brasileñas que actúen "con rapidez".

De acuerdo a lo informado por Folha, la zona en la que se encontraban sufre la amenaza de mineros ilegales. Este lunes hubo una reunión entre miembros del Ministerio Público Federal de Amazonas, el Ministerio de Justicia, la Policía Federal, la Policía Civil, la Federación Nacional del Indio, Univaja y la Marina por los detalles logísticos del operativo de búsqueda. 

Este martes de madrugada, Unijava pidió ante las autoridades el uso de helicópteros de la Policía Federal, así como la ampliación de los equipos y el número de barcos. "Es fundamental destacar que la región del Vale do Javari es gigantesca (8.544.000 hectáreas), por lo que es imperativo que los equipos de búsqueda se refuercen de inmediato", señaló la organización en un mensaje de difusión.

Brasil: los detenidos confesaron haber matado a los periodistas desaparecidos en la Amazonia

Los acusados de asesinar al periodista británico Dom Phillips y el indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira en la selva amazónica de Brasil confesaron el crimen. Se trata de dos hermanos, Amarildo da Costa Oliveira y Oseney da Costa de Oliveira, que permanecen detenidos tras asegurar que los mataron "en venganza por luchar contra la pesca ilegal en los territorios indígenas. 

Según la reconstrucción de los hechos, ambos hermanos habrían amenazado a las víctimas un día antes de la desaparición. Los testigos afirman que vieron a uno de los acusados seguir a gran velocidad a la lancha en la que se dirijían Phillips y Pereira.

El periodista y el indigenista desaparecieron en la región del Vale de Javarí, zona donde se registran más tribus aisladas de otras civilizaciones y es blanco constante de invasiones por parte de las mafias de la caza, pesca y minería ilegal y narcotráfico.

La desaparición

El periodista Dom Philips y el indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira son buscados desde el 5 de junio, día en que iniciaron un viaje al municipio de Atalaia do Norte, en el estado brasileño de Amazonas.

Según informaron fuentes de la Unión de Pueblos Indígenas del Valle del Javari (Univaja), los investigadores tenían agendado un viaje de dos horas hacia esa región con el objetivo de visitar el equipo de Vigilancia Indígena en el Lago do Jaburu, pero desde entonces no se supo nada de ellos.

Antes del hallazgo de los cuerpos, el Comité de Gestión de Crisis de la Policía Federal informó que el Cuerpo de Bomberos había encontrado una mochila con un ordenador portátil, libros y otros objetos personales que pertenecía a Phillips. Además, se encontró un carné de salud a nombre de Araujo, junto a otras pertenencias.

La mochila estaba amarrada en un árbol a la orilla del río, cuyo nivel creció en los últimos días por la lluvia. El sitio era cercano a la casa de Amarildo da Costa de Oliveira, más conocido como "Pelado". Hasta el momento, se trata de el único sospechoso por las desapariciones y fue detenido luego de que se encontrara sangre en una de sus embarcaciones. Su barco fue avistado detrás del que llevaba al periodista y al indigenista.

Encontraron dos cuerpos en la Amazonia

Encontraron dos cuerpos en la región de la Amazonia donde desaparecieron un periodista británico y un activista brasileño. Desde el diario inglés The Guardian aseguran que fuentes diplomáticas de Brasil se contactaron con la familia del reportero, para transmitirle la noticia.

Los cuerpos serán trasladados a Manaos o Brasilia para realizarles un examen forense y así poder confirmar la identidad de ambos, ya que se encuentran en un avanzado estado de descomposición. Por su parte, la Policía federal de Brasil niega estas afirmaciones. 

El periodista Dom Philips, colaborador del diario The Guardian, y el indigenista Bruno Araújo Pereira desaparecieron el domingo 5 de junio en el Valle do Javari, una región selvática de la Amazonia brasileña, cercana a las fronteras de Perú y Colombia. Ambos realizaban una investigación sobre amenazas contra los indígenas.

Un comisario apuntó contra Bolsonaro por el crimen

Un comisario de la Policía Federal brasileña denunció que existe un bloque de parlamentarios bolsonaristas que forman parte de una organización criminal, que permite delitos ambientales y contra las comunidades indígenas en la Amazonia.

La denuncia la hizo el comisario Alexandre Saraiva, quien en 2021 fue removido de la jefatura de la Policía Federal en Manaos, capital del estado de Amazonas, por orden del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, tras haber comandado la mayor confiscación de madera ilegal de la historia de la región.

"Existe un bloque parlamentario del crimen en la selva amazónica, un bloque de marginales. Ocurre que hay mucho encubrimiento de esta actividad económica ilegal por parte de dirigentes políticos", afirmó Saraiva al canal GloboNews, citando a los senadores Jorginho Mello, del gubernamental Partido Liberal de Bolsonaro, y Telmario Motta, del PROS, del estado de Roraima, además de la diputada ultrabolsonarista Carla Zambelli, de San Pablo.

El comisario Saraiva también cuestionó que la falta de recursos humanos para poder enfrentar los delitos en la Amazonia y afirmó que solo el Ejército tiene capacidad para controlar las vastas regiones.

Denuncias por amenazas a Philips y Pereira

De acuerdo al medio británico The Guardian, Phillips está trabajando en un libro sobre el medioambiente, y con Pereira han estado juntos en expediciones en la región desde 2018. El lunes, desde Univaja advirtieron que los expedicionistas habían recibido amenazas en los días previos a su desaparición. La antropóloga Beatriz de Almeida Matos, compañera de Pereira, confirmó esa versión en declaraciones al diario paulista Folha.

Lo mismo constató el Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas Aislados y Recién Contactados (OPI) a través de un comunicado:

"La amenaza no fue la primera, otras ya habían sido hechas a los demás miembros del equipo técnico de Unijava, según otros relatos ya oficializados ante la Policía Federal, el Ministerio Público Federal en Tabatinga, el Consejo Nacional de Derechos Humanos y la organización Indigenous Peoples Rights International", reza el texto publicado por el OPI en redes sociales.

Un día después de las últimas noticias sobre el bote en el que viajaban Philips y Pereira, visto por última vez cerca de la comunidad de São Rafael en camino a Atalaia do Norte, el Comando Militar de la Amazonia inició una operación de búsqueda en la zona. Luego se sumaron operativos de la Policía Federal brasileña, la Policía Civil y el Frente de Protección Étnica del Valle del Yavarí y la Marina.

El reclamo de las familias

"Amamos a nuestro hermano y queremos que lo encuentren a él y a su guía brasileño. Cada minuto cuenta", dijo Sian Phillips, hermana de Dom Phillips, en un video divulgado este lunes desde la cuenta de Twitter de su esposo, Paul Sherwood. En su mensaje, la familiar del periodista reclama a las autoridades brasileñas que actúen "con rapidez".

De acuerdo a lo informado por Folha, la zona en la que se encontraban sufre la amenaza de mineros ilegales. Este lunes hubo una reunión entre miembros del Ministerio Público Federal de Amazonas, el Ministerio de Justicia, la Policía Federal, la Policía Civil, la Federación Nacional del Indio, Univaja y la Marina por los detalles logísticos del operativo de búsqueda. 

Este martes de madrugada, Unijava pidió ante las autoridades el uso de helicópteros de la Policía Federal, así como la ampliación de los equipos y el número de barcos. "Es fundamental destacar que la región del Vale do Javari es gigantesca (8.544.000 hectáreas), por lo que es imperativo que los equipos de búsqueda se refuercen de inmediato", señaló la organización en un mensaje de difusión.

Los acusados de asesinar al periodista británico Dom Phillips y el indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira en la selva amazónica de Brasil confesaron el crimen. Se trata de dos hermanos, Amarildo da Costa Oliveira y Oseney da Costa de Oliveira, que permanecen detenidos tras asegurar que los mataron "en venganza por luchar contra la pesca ilegal en los territorios indígenas. 

Según la reconstrucción de los hechos, ambos hermanos habrían amenazado a las víctimas un día antes de la desaparición. Los testigos afirman que vieron a uno de los acusados seguir a gran velocidad a la lancha en la que se dirijían Phillips y Pereira.

El periodista y el indigenista desaparecieron en la región del Vale de Javarí, zona donde se registran más tribus aisladas de otras civilizaciones y es blanco constante de invasiones por parte de las mafias de la caza, pesca y minería ilegal y narcotráfico.

La desaparición

El periodista Dom Philips y el indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira son buscados desde el 5 de junio, día en que iniciaron un viaje al municipio de Atalaia do Norte, en el estado brasileño de Amazonas.

Según informaron fuentes de la Unión de Pueblos Indígenas del Valle del Javari (Univaja), los investigadores tenían agendado un viaje de dos horas hacia esa región con el objetivo de visitar el equipo de Vigilancia Indígena en el Lago do Jaburu, pero desde entonces no se supo nada de ellos.

Antes del hallazgo de los cuerpos, el Comité de Gestión de Crisis de la Policía Federal informó que el Cuerpo de Bomberos había encontrado una mochila con un ordenador portátil, libros y otros objetos personales que pertenecía a Phillips. Además, se encontró un carné de salud a nombre de Araujo, junto a otras pertenencias.

La mochila estaba amarrada en un árbol a la orilla del río, cuyo nivel creció en los últimos días por la lluvia. El sitio era cercano a la casa de Amarildo da Costa de Oliveira, más conocido como "Pelado". Hasta el momento, se trata de el único sospechoso por las desapariciones y fue detenido luego de que se encontrara sangre en una de sus embarcaciones. Su barco fue avistado detrás del que llevaba al periodista y al indigenista.

Encontraron dos cuerpos en la Amazonia

Encontraron dos cuerpos en la región de la Amazonia donde desaparecieron un periodista británico y un activista brasileño. Desde el diario inglés The Guardian aseguran que fuentes diplomáticas de Brasil se contactaron con la familia del reportero, para transmitirle la noticia.

Los cuerpos serán trasladados a Manaos o Brasilia para realizarles un examen forense y así poder confirmar la identidad de ambos, ya que se encuentran en un avanzado estado de descomposición. Por su parte, la Policía federal de Brasil niega estas afirmaciones. 

El periodista Dom Philips, colaborador del diario The Guardian, y el indigenista Bruno Araújo Pereira desaparecieron el domingo 5 de junio en el Valle do Javari, una región selvática de la Amazonia brasileña, cercana a las fronteras de Perú y Colombia. Ambos realizaban una investigación sobre amenazas contra los indígenas.

Un comisario apuntó contra Bolsonaro por el crimen

Un comisario de la Policía Federal brasileña denunció que existe un bloque de parlamentarios bolsonaristas que forman parte de una organización criminal, que permite delitos ambientales y contra las comunidades indígenas en la Amazonia.

La denuncia la hizo el comisario Alexandre Saraiva, quien en 2021 fue removido de la jefatura de la Policía Federal en Manaos, capital del estado de Amazonas, por orden del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, tras haber comandado la mayor confiscación de madera ilegal de la historia de la región.

"Existe un bloque parlamentario del crimen en la selva amazónica, un bloque de marginales. Ocurre que hay mucho encubrimiento de esta actividad económica ilegal por parte de dirigentes políticos", afirmó Saraiva al canal GloboNews, citando a los senadores Jorginho Mello, del gubernamental Partido Liberal de Bolsonaro, y Telmario Motta, del PROS, del estado de Roraima, además de la diputada ultrabolsonarista Carla Zambelli, de San Pablo.

El comisario Saraiva también cuestionó que la falta de recursos humanos para poder enfrentar los delitos en la Amazonia y afirmó que solo el Ejército tiene capacidad para controlar las vastas regiones.

Denuncias por amenazas a Philips y Pereira

De acuerdo al medio británico The Guardian, Phillips está trabajando en un libro sobre el medioambiente, y con Pereira han estado juntos en expediciones en la región desde 2018. El lunes, desde Univaja advirtieron que los expedicionistas habían recibido amenazas en los días previos a su desaparición. La antropóloga Beatriz de Almeida Matos, compañera de Pereira, confirmó esa versión en declaraciones al diario paulista Folha.

Lo mismo constató el Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas Aislados y Recién Contactados (OPI) a través de un comunicado:

"La amenaza no fue la primera, otras ya habían sido hechas a los demás miembros del equipo técnico de Unijava, según otros relatos ya oficializados ante la Policía Federal, el Ministerio Público Federal en Tabatinga, el Consejo Nacional de Derechos Humanos y la organización Indigenous Peoples Rights International", reza el texto publicado por el OPI en redes sociales.

Un día después de las últimas noticias sobre el bote en el que viajaban Philips y Pereira, visto por última vez cerca de la comunidad de São Rafael en camino a Atalaia do Norte, el Comando Militar de la Amazonia inició una operación de búsqueda en la zona. Luego se sumaron operativos de la Policía Federal brasileña, la Policía Civil y el Frente de Protección Étnica del Valle del Yavarí y la Marina.

El reclamo de las familias

"Amamos a nuestro hermano y queremos que lo encuentren a él y a su guía brasileño. Cada minuto cuenta", dijo Sian Phillips, hermana de Dom Phillips, en un video divulgado este lunes desde la cuenta de Twitter de su esposo, Paul Sherwood. En su mensaje, la familiar del periodista reclama a las autoridades brasileñas que actúen "con rapidez".

De acuerdo a lo informado por Folha, la zona en la que se encontraban sufre la amenaza de mineros ilegales. Este lunes hubo una reunión entre miembros del Ministerio Público Federal de Amazonas, el Ministerio de Justicia, la Policía Federal, la Policía Civil, la Federación Nacional del Indio, Univaja y la Marina por los detalles logísticos del operativo de búsqueda. 

Este martes de madrugada, Unijava pidió ante las autoridades el uso de helicópteros de la Policía Federal, así como la ampliación de los equipos y el número de barcos. "Es fundamental destacar que la región del Vale do Javari es gigantesca (8.544.000 hectáreas), por lo que es imperativo que los equipos de búsqueda se refuercen de inmediato", señaló la organización en un mensaje de difusión.

Ver más
Ver más