Placeholder del video

Nuria Giniger: "Esta sociedad no tiene ninguna propuesta para la vejez"

La antropóloga y científica del Conicet, Nuria Giniger, dialogó en IP Noticias acerca de la vejez y cómo la sociedad intenta ocultara o negarla. La investigadora planetó la liviandad social de tratar al envejecimiento como una "carrera contra el tiempo", en lugar de aceptar el paso de los años. En este caso, Giniger hizo hincapié en la "necesidad de estar siempre jóvenes y lindas" que pesa sobre las mujeres y criticó esta movida por redes sociales con el hasthag #hermanasoltaelreloj. De esta forma, mujeres de todas las edades se unieron en esta "campaña contra el tiempo". 

En contra de "la dictadura del tiempo"

“Crecimos con este cuentito. Antes de los 30 había que recibirse, casarse, embarazarse, tener la casa, el perro, el auto, viajar. El cuento decía que si hacías todo eso, si llegabas a ese lugar, ibas a ser feliz: te convertías en una buena y exitosa mujer", publicó esta campaña en sus redes sociales, luego de hacer furor con "Hermana soltá la panza", una movida de concientización para que las mujeres puedan mostrar sus cuerpos libremente, sin las perfecciones impuestas por la sociedad. "Desde que nacemos, todas lanzadas a una carrera de ir tachando esa lista que dice que hay que apurarse, extenuarse, entregarle la vida a los mandatos y a ser ‘productivas’. Había que apurarse para llegar, para no quedarse afuera, para no ser ‘viejas’. ¿Para qué? ¿Para quién?”, cerró el posteo de la cuenta que ya tiene más de 400 mil seguidores. 

"Viejas a los 30"

Además, Giniger indicó que el mercado laboral "descarta" a las mujeres más grandes, y les impide la inserción a partir de los 30 años. "Es una presión instalada desde una configuración específica del mercado laboral en que el tiempo de desarrollo es entre los 18 y 20 años. La mayoría de las mujeres trabajadoras tienen que dejar la escuela secundaria porque tuvieron hijos y no pudieron elegir una carrera temprana porque están en sus casas realizando tareas de cuidado y del hogar", refirió Giniger. Además, la antropóloga explicó que a la presión extra de tener hijos, las mujeres deben sumarle la compentencia laboral con hombres, los cuales ganan más en promedio relizando las mismas tareas y quedan "liberados" de las tareas de la casa. 

Podés ver IP Noticias Mediodía del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13 horas. 

Nuria Giniger: "Esta sociedad no tiene ninguna propuesta para la vejez"

La antropóloga y científica del Conicet, Nuria Giniger, dialogó en IP Noticias acerca de la vejez y cómo la sociedad intenta ocultara o negarla. La investigadora planetó la liviandad social de tratar al envejecimiento como una "carrera contra el tiempo", en lugar de aceptar el paso de los años. En este caso, Giniger hizo hincapié en la "necesidad de estar siempre jóvenes y lindas" que pesa sobre las mujeres y criticó esta movida por redes sociales con el hasthag #hermanasoltaelreloj. De esta forma, mujeres de todas las edades se unieron en esta "campaña contra el tiempo". 

En contra de "la dictadura del tiempo"

“Crecimos con este cuentito. Antes de los 30 había que recibirse, casarse, embarazarse, tener la casa, el perro, el auto, viajar. El cuento decía que si hacías todo eso, si llegabas a ese lugar, ibas a ser feliz: te convertías en una buena y exitosa mujer", publicó esta campaña en sus redes sociales, luego de hacer furor con "Hermana soltá la panza", una movida de concientización para que las mujeres puedan mostrar sus cuerpos libremente, sin las perfecciones impuestas por la sociedad. "Desde que nacemos, todas lanzadas a una carrera de ir tachando esa lista que dice que hay que apurarse, extenuarse, entregarle la vida a los mandatos y a ser ‘productivas’. Había que apurarse para llegar, para no quedarse afuera, para no ser ‘viejas’. ¿Para qué? ¿Para quién?”, cerró el posteo de la cuenta que ya tiene más de 400 mil seguidores. 

"Viejas a los 30"

Además, Giniger indicó que el mercado laboral "descarta" a las mujeres más grandes, y les impide la inserción a partir de los 30 años. "Es una presión instalada desde una configuración específica del mercado laboral en que el tiempo de desarrollo es entre los 18 y 20 años. La mayoría de las mujeres trabajadoras tienen que dejar la escuela secundaria porque tuvieron hijos y no pudieron elegir una carrera temprana porque están en sus casas realizando tareas de cuidado y del hogar", refirió Giniger. Además, la antropóloga explicó que a la presión extra de tener hijos, las mujeres deben sumarle la compentencia laboral con hombres, los cuales ganan más en promedio relizando las mismas tareas y quedan "liberados" de las tareas de la casa. 

Podés ver IP Noticias Mediodía del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13 horas. 

La antropóloga y científica del Conicet, Nuria Giniger, dialogó en IP Noticias acerca de la vejez y cómo la sociedad intenta ocultara o negarla. La investigadora planetó la liviandad social de tratar al envejecimiento como una "carrera contra el tiempo", en lugar de aceptar el paso de los años. En este caso, Giniger hizo hincapié en la "necesidad de estar siempre jóvenes y lindas" que pesa sobre las mujeres y criticó esta movida por redes sociales con el hasthag #hermanasoltaelreloj. De esta forma, mujeres de todas las edades se unieron en esta "campaña contra el tiempo". 

En contra de "la dictadura del tiempo"

“Crecimos con este cuentito. Antes de los 30 había que recibirse, casarse, embarazarse, tener la casa, el perro, el auto, viajar. El cuento decía que si hacías todo eso, si llegabas a ese lugar, ibas a ser feliz: te convertías en una buena y exitosa mujer", publicó esta campaña en sus redes sociales, luego de hacer furor con "Hermana soltá la panza", una movida de concientización para que las mujeres puedan mostrar sus cuerpos libremente, sin las perfecciones impuestas por la sociedad. "Desde que nacemos, todas lanzadas a una carrera de ir tachando esa lista que dice que hay que apurarse, extenuarse, entregarle la vida a los mandatos y a ser ‘productivas’. Había que apurarse para llegar, para no quedarse afuera, para no ser ‘viejas’. ¿Para qué? ¿Para quién?”, cerró el posteo de la cuenta que ya tiene más de 400 mil seguidores. 

"Viejas a los 30"

Además, Giniger indicó que el mercado laboral "descarta" a las mujeres más grandes, y les impide la inserción a partir de los 30 años. "Es una presión instalada desde una configuración específica del mercado laboral en que el tiempo de desarrollo es entre los 18 y 20 años. La mayoría de las mujeres trabajadoras tienen que dejar la escuela secundaria porque tuvieron hijos y no pudieron elegir una carrera temprana porque están en sus casas realizando tareas de cuidado y del hogar", refirió Giniger. Además, la antropóloga explicó que a la presión extra de tener hijos, las mujeres deben sumarle la compentencia laboral con hombres, los cuales ganan más en promedio relizando las mismas tareas y quedan "liberados" de las tareas de la casa. 

Podés ver IP Noticias Mediodía del fin de semana, conducido por Melina Fleiderman, los sábados y domingos a las 13 horas. 

Ver más
Ver más