La Pampa: atacaron la comisaría donde estaban detenidas las acusadas del crimen del niño de 5 años

Luego de las marchas que exigieron justicia en el caso del niño de 5 años asesinado a golpes, hubo incidentes en la comisaría de Santa Rosa donde estaban detenidas las acusadas del infanticidio.

Placeholder del video

Luego de dos importantes manifestaciones realizadas en General Pico y Santa Rosa, con pedidos de justicia en el caso del niño de cinco años asesinado a golpes, hubo graves incidentes frente a la comisaria sexta de la capital pampeana donde estaban detenidas la madre del pequeño Lucio, Magdalena Espósito Valenti (24 años), y pareja, Abigail Páez (27 años), acusadas del infanticidio. Valenti está acusada de homicidio calificado por el vínculo, que prevé una pena de cadena perpetua. Páez está señalada por homicidio simple, y de ser hallada culpable podría ser sentenciada a entre 8 a 25 años de prisión. Luego de los disturbios, minutos antes de las 23 del domingo, según publicó el medio digital pampeano DiarioTextual, la policía retiró a las dos acusadas del lugar. No se informó dónde fueron alojadas.

Los manifestantes quemaron patrulleros estacionados y arrojaron piedras hacia la sede policial. Además los manifestantes realizaron pintadas con aerosol y se rompieron algunos vidrios de la comisaría por las pedradas. La policía disparó balas de goma para tratar de dispersar a los manifestantes. El jefe de la Unidad Regional I, Guillermo Torres, dijo que en los incidentes “hubo vándalos que aprovecharon para hacer saqueos y desmanes” en la zona. Y añadió: “El reclamo es genuino, pero tenemos la obligación de darles prioridad a todas las personas y bienes del estado, incluidas las detenidas que están alojadas en esta comisaría. Las tenemos que poner a disposición de la Justicia y garantizar su seguridad”, dijo.

 

La Pampa: atacaron la comisaría donde estaban detenidas las acusadas del crimen del niño de 5 años

Luego de dos importantes manifestaciones realizadas en General Pico y Santa Rosa, con pedidos de justicia en el caso del niño de cinco años asesinado a golpes, hubo graves incidentes frente a la comisaria sexta de la capital pampeana donde estaban detenidas la madre del pequeño Lucio, Magdalena Espósito Valenti (24 años), y pareja, Abigail Páez (27 años), acusadas del infanticidio. Valenti está acusada de homicidio calificado por el vínculo, que prevé una pena de cadena perpetua. Páez está señalada por homicidio simple, y de ser hallada culpable podría ser sentenciada a entre 8 a 25 años de prisión. Luego de los disturbios, minutos antes de las 23 del domingo, según publicó el medio digital pampeano DiarioTextual, la policía retiró a las dos acusadas del lugar. No se informó dónde fueron alojadas.

Los manifestantes quemaron patrulleros estacionados y arrojaron piedras hacia la sede policial. Además los manifestantes realizaron pintadas con aerosol y se rompieron algunos vidrios de la comisaría por las pedradas. La policía disparó balas de goma para tratar de dispersar a los manifestantes. El jefe de la Unidad Regional I, Guillermo Torres, dijo que en los incidentes “hubo vándalos que aprovecharon para hacer saqueos y desmanes” en la zona. Y añadió: “El reclamo es genuino, pero tenemos la obligación de darles prioridad a todas las personas y bienes del estado, incluidas las detenidas que están alojadas en esta comisaría. Las tenemos que poner a disposición de la Justicia y garantizar su seguridad”, dijo.

 

Luego de dos importantes manifestaciones realizadas en General Pico y Santa Rosa, con pedidos de justicia en el caso del niño de cinco años asesinado a golpes, hubo graves incidentes frente a la comisaria sexta de la capital pampeana donde estaban detenidas la madre del pequeño Lucio, Magdalena Espósito Valenti (24 años), y pareja, Abigail Páez (27 años), acusadas del infanticidio. Valenti está acusada de homicidio calificado por el vínculo, que prevé una pena de cadena perpetua. Páez está señalada por homicidio simple, y de ser hallada culpable podría ser sentenciada a entre 8 a 25 años de prisión. Luego de los disturbios, minutos antes de las 23 del domingo, según publicó el medio digital pampeano DiarioTextual, la policía retiró a las dos acusadas del lugar. No se informó dónde fueron alojadas.

Los manifestantes quemaron patrulleros estacionados y arrojaron piedras hacia la sede policial. Además los manifestantes realizaron pintadas con aerosol y se rompieron algunos vidrios de la comisaría por las pedradas. La policía disparó balas de goma para tratar de dispersar a los manifestantes. El jefe de la Unidad Regional I, Guillermo Torres, dijo que en los incidentes “hubo vándalos que aprovecharon para hacer saqueos y desmanes” en la zona. Y añadió: “El reclamo es genuino, pero tenemos la obligación de darles prioridad a todas las personas y bienes del estado, incluidas las detenidas que están alojadas en esta comisaría. Las tenemos que poner a disposición de la Justicia y garantizar su seguridad”, dijo.

 

Leer más