"No puedo volver y ser peor. Tengo que ser mejor"

El líder brasileño habló de todo en "Identidades": la relación con Argentina, el pago al FMI, la gestión de Bolsonaro y su candidatura presidencial.

El expresidente de Brasil, Lula Da Silva, sostuvo que tanto el presidente Alberto Fernández como la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, "hacen un esfuerzo inconmensurable para atender las aspiraciones de la sociedad", y que tienen que tener conciencia de que el pueblo argentino depende mucho de "la fuerza de los dos juntos" para salir de la actual situación.

"A veces hay dificultades y las cosas no siempre suceden como estaban previstas. La deuda externa no sé si era necesario tomarla o cuál fue el beneficio, pero hay que pagar. El FMI no puede exigir que el pueblo argentino sea sacrificado", sostuvo en una entrevista con el programa Identidades, en canal IP. Y agregó: "Mi consejo es al directorio del FMI: es importante no llevar a la Argentina a ningún sacrificio y que traten a la Argentina del mismo modo que trataron a los países ricos cuando ocurrió en 2008 la quiebra de Lehman Brothers".

"A las mujeres, hombres, trabajadores y políticos argentinos les digo: no pueden perder la esperanza. Tenemos que recordar que fue un país poderoso, la quinta economía del mundo y sé cuánto es respetado. No podemos perder la esperanza. No vamos a aceptar imposiciones que sacrifiquen más la salud financiera argentina. Hay que generar empleo, recuperar el salario y todo vuelve a la normalidad. Y el pueblo volverá a ser feliz no solo con el fútbol, también ser feliz con la política y la economía. Argentina necesita de la comprensión de los acreedores internacionales.", argumentó en relación con los términos de un acuerdo con el FMI.

Tiempo en la cárcel

"No llevo en cuenta lo que sucede conmigo personalmente, porque tengo una estructura psicológica y política para enfrentar la diversidad. El problema es que si fuera solo una persecución a Lula, una persecución al PT, pero el pueblo brasileño estuviese bien, trabajando, que no tuviese hambre y estuviese en la escuela, todo bien. Sin embargo, sucede que encarcelaron a Lula, le dieron un golpe de Estado a Dilma Rousseff y Brasil solo empeoró. El pueblo pobre está más pobre, el desempleo es muy alto, la inflación está creciendo y la esperanza del pueblo brasileño, está desapareciendo", aseguró.

"Estamos discutiendo cómo hacer para que en 2022, el pueblo brasileño pueda recuperar la democracia y que el pueblo brasileño vuelva a ser feliz, recupere la esperanza. Estoy convencido que es posible reconstruir a Brasil y que vuelva a ser un país respetado y admirado en el mundo", afirmó.

Relaciones Brasil-Argentina

Sobre las relaciones bilaterales, recordó: "Construí con la Argentina, sobre todo en tiempos de Néstor Kirchner y después con Cristina, la relación más productiva entre Brasil y Argentina, Brasil y el Mercosur, y Brasil y América del Sur. Fue una cosa extraordinaria. Cuando asumí el gobierno, el flujo de comercio entre Brasil y Argentina era de apenas 7 mil millones de dólares. Diez años después, era de 40 mil millones. Una demostración de un que potencial extraordinario".

"Es preciso reconstruir la unidad en América del Sur y América latina para la gente pueda valorizar nuestro pueblo trabajador, para que los países puedan crecer económicamente y para que podamos crear y producir beneficios para nuestros pueblos", aseguró."No es normal que un país extraordinario como Argentina tenga hambre. No es normal que un país como Brasil, tercer productor de alimentos en el planeta, tenga hambre. No es normal que el mundo produzca más alimentos de los que consume y haya 800 mil millones de personas que van a dormir todas las noches sin tener qué comer", sostuvo.

"Brasil y Argentina significan mucho para la unidad de América del Sur, para la unidad de América latina y para mejorar la calidad de vida del pueblo argentino y brasileño. Juntos pueden hacer la diferencia en el juego geopolítico del planeta", afirmó.

Jair Bolsonaro

Sin llamarlo por su nombre, Lula habló del actual presidente de Brasil. "Nuestro presidente no tiene noción de lo que es la democracia, no tiene noción del multilateralismo, no tiene noción de la necesidad de un país como Brasil para estar abierto a sus vecinos y a los países del mundo", sostuvo.

Y agregó: "Él prefiere aislarse. Ningún presidente de ningún país del mundo hasta hoy quiso visitar Brasil. Y es una vergüenza para nosotros. Todos los presidentes, no solo Alberto Fernández, tienen problemas para visitar Brasil. Creo que al único presidente que trataba con respeto era a Trump, porque pensaba igual que Trump, hacía políticas desastrosas como Trump, no creía en la pandemia, como Trump; no cuidó de tratar a nuestro pueblo con respeto como Trump en los Estados Unidos".

"Todos los presidentes democráticos del mundo tienen problemas de relación con nuestro presidente, porque él no es democrático, no le gusta la democracia. Y lo hace públicamente. Es una cosa extraña en el siglo XXI, que Brasil que fue la tercera economía del mundo - ahora es la decimotercera- tenga un presidente que no hace valer la importancia de Brasil con sus hermanos de América del Sur".

"Resultó una anomalía para la democracia, y una anomalía para la política. Es una persona que no le gusta la democracia, que no estimuló amor, estimuló odio; una persona que no distribuyó, libros, distribuyó armas; una persona que distribuyó discordia y no trabaja para armonizar la sociedad. Es una pena", lamentó.

Las extremas derechas

"Cuando el mundo se niega a la política, lo que surge es mucho peor. El pueblo argentino sabe de eso por la dictadura; el pueblo brasileño, con la dictadura. Los alemanes saben de esto con el surgimiento de Hitler, los italianos por el surgimiento del fascismo. La negación de la política hace que lo que viene después sea lo que esta aconteciendo hoy en varios países, donde la extrema derecha empieza con discursos xenófobos a ganar espacios", advirtió.

Y consideró que: "Es un trabajo inmenso que tienen que hacer los que creen en la democracia y bregar que la democracia no es un pacto de silencio. La democracia es una sociedad en evolución. Una sociedad en busca de conquistas, en busca de paz. Es una sociedad que no tiene que gritar que está con hambre porque tiene para comer. No tiene que gritar que quiere estudiar porque va a la escuela. No tiene que gritar que quiere trabajar porque precisa trabajar. La democracia es un movimiento de lucha de la sociedad para garantizar un aire mejor para respirar con tranquilidad y vivir bien".

Candidatura

Sobre su candidatura a presidente para el año próximo dijo: "El problema es que mucha gente no cree cuando digo que no soy candidato porque estoy primero en las encuestas. Quiero construir una relación con otras fuerzas políticas porque el problema no es ganar las elecciones, sino ganarlas y gobernar correctamente un país".

"Hoy tenemos 19 millones de personas con hambre, 116 millones con problemas de seguridad alimentaria, 15 millones de personas que están desempleadas, 33 millones que trabajan de manera intermitente. Precisamos un acuerdo con las fuerzas democráticas del país para ganar las elecciones y que el pueblo vea que se puede cambiar", definió.

En ese acuerdo, entran fuerzas del espectro político, no solo de izquierda. "Incluye personas que sean democráticas aunque no piensen como el PT, aunque no tengan un pensamiento de izquierda. Lo que importa es el compromiso con el pueblo brasileño. Hay mucha gente que no es de izquierda que quiere recuperar el Brasil, que quiere recuperar el orgullo y mejorar el país. Nos queremos juntar con esas personas y mostrarle al mundo que podemos hacer un país símbolo de la conquista del pueblo pobre. Es la única razón por la cual puedo volver a ser candidato y es un compromiso", sostuvo. "Cuando dejé la presidencia tenía el 87% de imagen positiva. No puedo volver y ser peor, tengo que ser mejor", afirmó.

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 por la pantalla de IP.

Leer más

Brasil: camioneros bolsonaristas cortan rutas

Hasta el momento, la protesta abarca 15 estados. El presidente pidió que liberen el tránsito para no provocar "desabastecimiento e inflación".

Camioneros bolsonaristas cortan rutas y autopistas de 15 estados. El presidente agradeció el apoyo pero pidió depongan la medida de fuerza para que la economía del país no se vea afectada.

Agrupaciones de camioneros autónomos y empresarios transportistas a favor de Jair Bolsonaro, llevan adelante cortes de ruta y autopistas que impiden el tránsito en Santa Catarina, Rio Grande do Sul, Paraná, Espírito Santo, Mato Grosso, Goiás, Bahía, Minas Gerais, Tocantins, Rio de Janeiro, Rondônia, Maranhão, Roraima, São Paulo y Pará.

.El bloqueo es parte del movimiento oficialista que exige la dimisión del Tribunal Superior de Justicia, a cargo de varias investigaciones sobre la gestión del primer mandatario. Por su parte, Bolsonaro grabó un mensaje de Whatsapp en el que solicitó que los manifestantes depongan su actitud de lockout para que lleguen los alimentos a toda las regiones del país. 

Con informes de escasez de combustible en algunas ciudades del país, los aliados del presidente temen que los bloqueos tengan efectos económicos generalizados y que esto perjudique al gobierno. Según el diario O Globo , el paro ya afecta la distribución de productos fabricados en unidades de grandes mataderos ubicados en Mato Grosso y Santa Catarina.

El mensaje de Bolsonaro

"El mensaje es verdadero y es una situación que nos preocupa", declaró el ministro de Infraestructura, Tarciso Freitas, en referencia al mensaje de Bolsonaro que se viralizó en Whatsapp. Desde el gobierno detallaron que lo único que provocan estos bloqueos es "desabastecimiento" e inflación". "Diles a los camioneros que ellos son nuestros aliados, pero esos bloqueos perjudican nuestra economía. Eso provoca desabastecimiento, inflación, perjudica a todo el mundo, especialmente a los más pobres", indicó Bolsonaro, quien el martes había convocado a masiva marchas en San Pablio y Brasilia con miles de seguidores que lo vitoreaban y pedían la dimisión de la Corte, en un claro ataque a las instituciones democráticas. 

 

 

 

Leer más

Bolsonaro dio una entrevista desde el hospital

En el atardecer del jueves. el presidente Jair Bolsonaro brindó una entrevista desde su lecho de enfermo y dijo que está "descartada" la posibilidad de una cirugía por su obstrucción intestinal. A su lado, su médico Antonio Macedo aseguró que Bolsonaro tuvo una mejoría en su condición clínica: "existe la expectativa de que se retire la sonda nasogástrica ya que el intestino del presidente ha vuelto a funcionar", dijo. La entrevista fue realizada por el presentador televisivo y humorista José Siqueira Barros Júnior, más conocido en Brasil como "Sikêra Júnior", reconocido simpatizante bolsonarista que conduce el programa "Alerta Nacional" en Rede TV, una señal nacional de marcado tono oficialista.

"Llegué aquí con una posibilidad muy fuerte de cirugía, considerando que se encontró una obstrucción intestinal. Todo esto sucedió por la puñalada que recibí y las cuatro cirugías. Esta obstrucción es siempre un riesgo muy alto. Pero, de ayer a hoy, este panorama ha evolucionado mucho, por lo que la posibilidad de una cirugía está muy lejos", dijo Bolsonaro.

Cuál es el diagnóstico de Bolsonaro

El doctor Antonio Macedo confirmó que la obstrucción intestinal es consecuencia del ataque que sufrió el mandatario durante la campaña de 2018. Según Macedo, a pesar de haberse recuperado bien desde 2019, el abdomen del mandatario permanece con algunas adherencias que pueden provocar obstrucciones en el intestino. "La cirugía está, en principio, fuera de discusión, ya que los intestinos están funcionando nuevamente y el abdomen está más flácido y más funcional", dijo el médico. Además detalló que Bolsonaro continúa con una dieta líquida por el momento. 

 

En el atardecer del jueves. el presidente Jair Bolsonaro brindó una entrevista desde su lecho de enfermo y dijo que está "descartada" la posibilidad de una cirugía por su obstrucción intestinal. A su lado, su médico Antonio Macedo aseguró que Bolsonaro tuvo una mejoría en su condición clínica: "existe la expectativa de que se retire la sonda nasogástrica ya que el intestino del presidente ha vuelto a funcionar", dijo. La entrevista fue realizada por el presentador televisivo y humorista José Siqueira Barros Júnior, más conocido en Brasil como "Sikêra Júnior", reconocido simpatizante bolsonarista que conduce el programa "Alerta Nacional" en Rede TV, una señal nacional de marcado tono oficialista.

"Llegué aquí con una posibilidad muy fuerte de cirugía, considerando que se encontró una obstrucción intestinal. Todo esto sucedió por la puñalada que recibí y las cuatro cirugías. Esta obstrucción es siempre un riesgo muy alto. Pero, de ayer a hoy, este panorama ha evolucionado mucho, por lo que la posibilidad de una cirugía está muy lejos", dijo Bolsonaro.

Cuál es el diagnóstico de Bolsonaro

El doctor Antonio Macedo confirmó que la obstrucción intestinal es consecuencia del ataque que sufrió el mandatario durante la campaña de 2018. Según Macedo, a pesar de haberse recuperado bien desde 2019, el abdomen del mandatario permanece con algunas adherencias que pueden provocar obstrucciones en el intestino. "La cirugía está, en principio, fuera de discusión, ya que los intestinos están funcionando nuevamente y el abdomen está más flácido y más funcional", dijo el médico. Además detalló que Bolsonaro continúa con una dieta líquida por el momento. 

 

Leer más

Brasil: piden juicio político a Bolsonaro

Un "superpedido de impeachment" contra el presidente Jair Bolsonaro será presentado formalmente en la Cámara de Diputados en Brasilia esta tarde, por parte de  parlamentarios opositores y oficialistas, organizaciones y movimientos sociales. Agrupa en sus argumentos las más de 100 solicitudes de juicio político ya presentadas en la cámara baja del Congreso brasileño e incluye una veintena de acusaciones, que van desde la corrupción en la compra de vacunas, el descontrol y la inacción en la pandemia de coronavirus, a declaraciones autoritarias, pasando por favoritismos familiares o amenazas a jueces y parlamentarios

Los motivos para tratar de derrocar al presidente que asumió en enero de 2019, son variados. El diario Folha de Sao Paulo detalló que, con seguridad, la iniciativa citará los “fracasos y omisiones” de Bolsonaro en su gestión de la pandemia, que han convertido a Brasil en uno de los países con peor incidencia y con menos medios para atajarla; su “apoyo y participación” en una manifestación antidemocrática en defensa de la dictadura militar, en 2020las acusaciones del exministro de Justicia Sérgio Moro de presunta interferencia política en la Policía Federal de Brasil, cuando el presidente supuestamente despidió al jefe policial y falsificó su firma digital para poder retirarle el cargo, todo para poner “a un amigo de la familia”; y el choque con la cúpula de los Fuerzas Armadas, que ha llevado a la dimisión de los principales mandos.

 

 

Un "superpedido de impeachment" contra el presidente Jair Bolsonaro será presentado formalmente en la Cámara de Diputados en Brasilia esta tarde, por parte de  parlamentarios opositores y oficialistas, organizaciones y movimientos sociales. Agrupa en sus argumentos las más de 100 solicitudes de juicio político ya presentadas en la cámara baja del Congreso brasileño e incluye una veintena de acusaciones, que van desde la corrupción en la compra de vacunas, el descontrol y la inacción en la pandemia de coronavirus, a declaraciones autoritarias, pasando por favoritismos familiares o amenazas a jueces y parlamentarios

Los motivos para tratar de derrocar al presidente que asumió en enero de 2019, son variados. El diario Folha de Sao Paulo detalló que, con seguridad, la iniciativa citará los “fracasos y omisiones” de Bolsonaro en su gestión de la pandemia, que han convertido a Brasil en uno de los países con peor incidencia y con menos medios para atajarla; su “apoyo y participación” en una manifestación antidemocrática en defensa de la dictadura militar, en 2020las acusaciones del exministro de Justicia Sérgio Moro de presunta interferencia política en la Policía Federal de Brasil, cuando el presidente supuestamente despidió al jefe policial y falsificó su firma digital para poder retirarle el cargo, todo para poner “a un amigo de la familia”; y el choque con la cúpula de los Fuerzas Armadas, que ha llevado a la dimisión de los principales mandos.

 

 

Leer más

Brasil: el Jefe de Gabinete de Bolsonaro se vacunó "a escondidas"

Luiz Eduardo Ramos reconoció que se vacunó pero no lo reveló públicamente en su momento para no contradecir las opiniones del presidente Bolsonaro. La declaración del general retirado sucedió en una misma reunión del Consejo de Salud -transmitida en vivo- en la cual el ministro de Economía, Paulo Guedes, llamó al Covid-19 "virus chino" y criticó la vacuna Sinovac, la más aplicada en Brasil. La información fue publicada por la página web de Globo Radio, parte del mayor multimedio de Brasil y uno de los mayores del mundo. "Me di la vacuna escondido, tenía otra orientación, no me avergüenzo. Como cualquier ser humano, quiero vivir", dijo Ramos. Y agregó: “Si la ciencia me dice que debo darme la vacuna, ¿quién sería yo para oponerme? Estoy involucrado personalmente intentando convencer a nuestro presidente”.

En ese sentido, el jefe de ministros indicó que “no podemos perder al presidente por el virus. Su vida está en peligro, tiene 65 años”. Bolsonaro, públicamente reconoció al menos en dos oportunidades su decisión de no aplicarse la vacuna: “voy a ser el último de la fila”, dijo. Ramos, de 64 años, aclaró que recibió la dosis china en forma legal, dentro del plan nacional de inmunización, y su revelación sucede cuando el mandatario y el gabinete se encuentran bajo investigación de una comisión del Senado por la crisis sanitaria en Brasil.

Luiz Eduardo Ramos reconoció que se vacunó pero no lo reveló públicamente en su momento para no contradecir las opiniones del presidente Bolsonaro. La declaración del general retirado sucedió en una misma reunión del Consejo de Salud -transmitida en vivo- en la cual el ministro de Economía, Paulo Guedes, llamó al Covid-19 "virus chino" y criticó la vacuna Sinovac, la más aplicada en Brasil. La información fue publicada por la página web de Globo Radio, parte del mayor multimedio de Brasil y uno de los mayores del mundo. "Me di la vacuna escondido, tenía otra orientación, no me avergüenzo. Como cualquier ser humano, quiero vivir", dijo Ramos. Y agregó: “Si la ciencia me dice que debo darme la vacuna, ¿quién sería yo para oponerme? Estoy involucrado personalmente intentando convencer a nuestro presidente”.

En ese sentido, el jefe de ministros indicó que “no podemos perder al presidente por el virus. Su vida está en peligro, tiene 65 años”. Bolsonaro, públicamente reconoció al menos en dos oportunidades su decisión de no aplicarse la vacuna: “voy a ser el último de la fila”, dijo. Ramos, de 64 años, aclaró que recibió la dosis china en forma legal, dentro del plan nacional de inmunización, y su revelación sucede cuando el mandatario y el gabinete se encuentran bajo investigación de una comisión del Senado por la crisis sanitaria en Brasil.

Leer más

Dário Kopenawa: la crisis ambiental del Amazonas en primera persona

Dário Vitório Kopenawa Yanomami es chamán, político ambientalista y líder de los Yanomami, una de las 300 etnias indígenas de Brasil. Conversó con Fernando Duclos en IP Global sobre la crisis ambiental que atraviesa la región el Amazonas.

"Los buscadores ilegales de oro invaden la tierra protegida de los Yanomami desde hace muchos años", comentó el referente indígena, a la vez que denuncia que el Gobierno de Bolsonaro, al contrario de ayudarlos, fomenta la minería ilegal que contamina los ríos.

Además Dário Vitório Kopenawa Yanomami contó que ellos son guardianes de la madre tierra y el Amazonas y las consecuencias de estas extracciones, específicamente el mercurio en el agua, afecta a su comunidad con enfermedades como picazón, caída del cabello e infecciones urinarias, entre otras.

Al mismo tiempo, los Yanomami, como otras comunidades del Amazonas, están atravesados por la pandemia de coronavirus y sufren discriminación en la asistencia de esta enfermedad.

Dário Vitório Kopenawa Yanomami es chamán, político ambientalista y líder de los Yanomami, una de las 300 etnias indígenas de Brasil. Conversó con Fernando Duclos en IP Global sobre la crisis ambiental que atraviesa la región el Amazonas.

"Los buscadores ilegales de oro invaden la tierra protegida de los Yanomami desde hace muchos años", comentó el referente indígena, a la vez que denuncia que el Gobierno de Bolsonaro, al contrario de ayudarlos, fomenta la minería ilegal que contamina los ríos.

Además Dário Vitório Kopenawa Yanomami contó que ellos son guardianes de la madre tierra y el Amazonas y las consecuencias de estas extracciones, específicamente el mercurio en el agua, afecta a su comunidad con enfermedades como picazón, caída del cabello e infecciones urinarias, entre otras.

Al mismo tiempo, los Yanomami, como otras comunidades del Amazonas, están atravesados por la pandemia de coronavirus y sufren discriminación en la asistencia de esta enfermedad.

Leer más

En Brasil la crisis económica golpea tanto como el coronavirus

En Brasil el falso dilema “salud o economía” no es tal. Es salud y economía, en crisis por igual. En abril, el gigante sudamericano supera los 13,5 millones de contagiados y es el epicentro de la pandemia. Las autoridades reportan hasta el momento más de 354.000 fallecidos, un número que sigue en ascenso y que lo ubica como el segundo país detrás de los Estados Unidos con el mayor número de infectados. En paralelo, la inflación se aceleró un 0,93% durante marzo, lo que supone el dato más alto para este mes desde 2015, según ha publicado el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge) este viernes. 

Por debajo de las cifras y la superestructura político-económica de un país que es casi un continente, hay una realidad cotidiana en la calle de las grandes ciudades y también en los perdidos rincones de una extensa geografía. Arrastrada por los brutales efectos de la pandemia, el 13% de la población brasileña -unos 27 millones de personas-, vive por debajo de la línea de pobreza. Con menos de 246 reales, apenas 44 dólares al mes. En el primer trimestre de 2021 la pobreza se ha triplicado. Y las ayudas iniciales, generosas y que impulsaron la popularidad de Bolsonaro, apenas llegan. Por eso ahora son las ONGs las únicas que distribuyen alimentos a las barriadas más desfavorecidas de ciudades como Río de Janeiro, San Pablo o Recife.

La gestión de la pandemia del presidente Bolsonaro ha estimulado el descontento dentro de las instituciones públicas del país, ocasionando varios enfrentamientos dentro de su Ejecutivo, el nombramiento de cuatros ministros de Salud, la renuncia y despedidos de miembros de su gabinete, y la dimisión del alto mando militar. Con la llegada de la nueva cepa incubada en Manaos, otra reciente aparecida en Belo Horizonte y casi todos los Estados del país sin espacio dentro de las camas de unidades intensivos, Brasil está en el ojo de la tormenta para la crítica de la opinión pública internacional.  




 

En Brasil el falso dilema “salud o economía” no es tal. Es salud y economía, en crisis por igual. En abril, el gigante sudamericano supera los 13,5 millones de contagiados y es el epicentro de la pandemia. Las autoridades reportan hasta el momento más de 354.000 fallecidos, un número que sigue en ascenso y que lo ubica como el segundo país detrás de los Estados Unidos con el mayor número de infectados. En paralelo, la inflación se aceleró un 0,93% durante marzo, lo que supone el dato más alto para este mes desde 2015, según ha publicado el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge) este viernes. 

Por debajo de las cifras y la superestructura político-económica de un país que es casi un continente, hay una realidad cotidiana en la calle de las grandes ciudades y también en los perdidos rincones de una extensa geografía. Arrastrada por los brutales efectos de la pandemia, el 13% de la población brasileña -unos 27 millones de personas-, vive por debajo de la línea de pobreza. Con menos de 246 reales, apenas 44 dólares al mes. En el primer trimestre de 2021 la pobreza se ha triplicado. Y las ayudas iniciales, generosas y que impulsaron la popularidad de Bolsonaro, apenas llegan. Por eso ahora son las ONGs las únicas que distribuyen alimentos a las barriadas más desfavorecidas de ciudades como Río de Janeiro, San Pablo o Recife.

La gestión de la pandemia del presidente Bolsonaro ha estimulado el descontento dentro de las instituciones públicas del país, ocasionando varios enfrentamientos dentro de su Ejecutivo, el nombramiento de cuatros ministros de Salud, la renuncia y despedidos de miembros de su gabinete, y la dimisión del alto mando militar. Con la llegada de la nueva cepa incubada en Manaos, otra reciente aparecida en Belo Horizonte y casi todos los Estados del país sin espacio dentro de las camas de unidades intensivos, Brasil está en el ojo de la tormenta para la crítica de la opinión pública internacional.  




 

Leer más

¿Cómo analizar al Brasil de hoy?

IP Global recibió a Eduardo Crespo, máster en Desarrollo económico y docente universitario, para comprender la política contemporánea de Brasil, entre estrategias de impacto, escándalos y grieta.

Para entender el Brasil de hoy, es importante tener en cuenta tres aspectos: los grupos parapoliciales, los evangelistas, y los medios económicos y de comunicación.

“Los grupos parapoliciales no son parte del Estado. Manejan un tercio de la favela de Río de Janeiro. En el resto del país hay que ver cómo operan. Pero en Río rige otra ley, que no es oficial. Y Bolsonaro es emergente de todo esto, explícitamente siempre los defendió”, dice Crespo.

¿Cuál es el poder de los evangelistas? Este grupo está directamente involucrado en la política: son concejales, diputados o senadores. Ejercen una influencia muy grande, “pero se pueden aliar con cualquiera, son muy pragmáticos. Ahora crearon un clima pro-Bolsonaro”. Además, agrega: “En la pandemia hicieron un papel nefasto con muchas teorías que estaban cercanas a la ciencia ficción”.

Finalmente, explica que los medios de comunicación no tienen una influencia determinante: “De hecho, no apoyaron a Bolsonaro, y eso no se vio en las elecciones. Su mayor influencia es sobre los sectores medios”.

IP Global se emite por la pantalla de IP todos los sábados a las 21, con la conducción de Fernando Duclos.

IP Global recibió a Eduardo Crespo, máster en Desarrollo económico y docente universitario, para comprender la política contemporánea de Brasil, entre estrategias de impacto, escándalos y grieta.

Para entender el Brasil de hoy, es importante tener en cuenta tres aspectos: los grupos parapoliciales, los evangelistas, y los medios económicos y de comunicación.

“Los grupos parapoliciales no son parte del Estado. Manejan un tercio de la favela de Río de Janeiro. En el resto del país hay que ver cómo operan. Pero en Río rige otra ley, que no es oficial. Y Bolsonaro es emergente de todo esto, explícitamente siempre los defendió”, dice Crespo.

¿Cuál es el poder de los evangelistas? Este grupo está directamente involucrado en la política: son concejales, diputados o senadores. Ejercen una influencia muy grande, “pero se pueden aliar con cualquiera, son muy pragmáticos. Ahora crearon un clima pro-Bolsonaro”. Además, agrega: “En la pandemia hicieron un papel nefasto con muchas teorías que estaban cercanas a la ciencia ficción”.

Finalmente, explica que los medios de comunicación no tienen una influencia determinante: “De hecho, no apoyaron a Bolsonaro, y eso no se vio en las elecciones. Su mayor influencia es sobre los sectores medios”.

IP Global se emite por la pantalla de IP todos los sábados a las 21, con la conducción de Fernando Duclos.

Leer más

Brasil: jefes militares renunciaron en protesta contra Bolsonaro

El gobierno de Brasil se enfrenta a una grave crisis institucional en medio del colapso sanitario más grande de su historia. Por primera vez en la historia, los tres comandantes de las Fuerzas Armadas presentaron una renuncia conjunta por no estar de acuerdo con el presidente de la República. Todos reafirmaron que los militares no participarán en ninguna aventura golpista, pero buscan una salida ante la crisis. Edson Leal Pujol (Ejército), Ilques Barbosa (Armada) y Antônio Carlos Bermudez (Aeronáutica) pusieron sus cargos a disposición del general de la reserva Walter Braga Netto, nuevo ministro de Defensa. "Hubo momentos de tensión en la reunión", consignó el influyente diario Folha de Sao Paulo.

Estas renuncias se suman a la esperada dimisión del canciller Ernesto Araújo a comienzo de semana y a la destitución sorpresiva del ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo. La renuncia de los jefes militares y los cambios repentinos en el gabinete se atribuyen a las presiones que el presidente ejerce para reunir apoyos internos ante un protocolo laxo para la pandemia de coronavirus. El mandatario está enfrentado políticamente con los gobernadores que insisten con una cuarentena que permita controlar la curva de contagios. La disparada de las cifras de enfermos provocó una grave crisis sanitaria que hoy alcanzó el lamentable récord de 2.500 muertos diarios. 

 

El gobierno de Brasil se enfrenta a una grave crisis institucional en medio del colapso sanitario más grande de su historia. Por primera vez en la historia, los tres comandantes de las Fuerzas Armadas presentaron una renuncia conjunta por no estar de acuerdo con el presidente de la República. Todos reafirmaron que los militares no participarán en ninguna aventura golpista, pero buscan una salida ante la crisis. Edson Leal Pujol (Ejército), Ilques Barbosa (Armada) y Antônio Carlos Bermudez (Aeronáutica) pusieron sus cargos a disposición del general de la reserva Walter Braga Netto, nuevo ministro de Defensa. "Hubo momentos de tensión en la reunión", consignó el influyente diario Folha de Sao Paulo.

Estas renuncias se suman a la esperada dimisión del canciller Ernesto Araújo a comienzo de semana y a la destitución sorpresiva del ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo. La renuncia de los jefes militares y los cambios repentinos en el gabinete se atribuyen a las presiones que el presidente ejerce para reunir apoyos internos ante un protocolo laxo para la pandemia de coronavirus. El mandatario está enfrentado políticamente con los gobernadores que insisten con una cuarentena que permita controlar la curva de contagios. La disparada de las cifras de enfermos provocó una grave crisis sanitaria que hoy alcanzó el lamentable récord de 2.500 muertos diarios. 

 

Leer más

¿Qué hay detrás de las renuncias de los jefes de las Fuerzas Armadas?

A la crisis sanitaria en Brasil, se le suma la crisis política y militar: este martes los jefes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de Brasil han presentado su renuncia a raíz de la decisión del Presidente Jair Bolsonaro de destituir al ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo. El periodista Oliver Kornblihtt, de Midia Ninja, hizo un análisis al respecto y contó cuál es el trasfondo de esta decisión tan importante que se tomó en las altas esferzas de las fuerzas armadas. 

"El día de ayer cambiaron seis ministros, entre ellos el de Justicia, que es un mando militar y renunció con una carta que decía que el ejército y las fuerzas armadas eran un elemento del estado, haciendo alusión a que no es un instrumento del gobierno y, al día siguiente nos encontramos con la renuncia de toda la cúpula militar", comentó Kornblihtt, en Tarde a Tarde.

A la vez, el periodista remarca que es una estrategia de Bolsonaro para hacer un recambio y tener cuadros más cercanos a su línea política. 

Brasil registró en las últimas 24 horas 84.494 nuevos casos y 3.780 muertes por coronavirus y Kornblihtt remarca que hay "una presión muy grande que haya una reacción del gobierno" clara para enfrentar la situación. 

 

A la crisis sanitaria en Brasil, se le suma la crisis política y militar: este martes los jefes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de Brasil han presentado su renuncia a raíz de la decisión del Presidente Jair Bolsonaro de destituir al ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo. El periodista Oliver Kornblihtt, de Midia Ninja, hizo un análisis al respecto y contó cuál es el trasfondo de esta decisión tan importante que se tomó en las altas esferzas de las fuerzas armadas. 

"El día de ayer cambiaron seis ministros, entre ellos el de Justicia, que es un mando militar y renunció con una carta que decía que el ejército y las fuerzas armadas eran un elemento del estado, haciendo alusión a que no es un instrumento del gobierno y, al día siguiente nos encontramos con la renuncia de toda la cúpula militar", comentó Kornblihtt, en Tarde a Tarde.

A la vez, el periodista remarca que es una estrategia de Bolsonaro para hacer un recambio y tener cuadros más cercanos a su línea política. 

Brasil registró en las últimas 24 horas 84.494 nuevos casos y 3.780 muertes por coronavirus y Kornblihtt remarca que hay "una presión muy grande que haya una reacción del gobierno" clara para enfrentar la situación. 

 

Leer más

Humberto Costa: "Bolsonaro está perdiendo el apoyo de la población"

Humberto Costa, Senador de Brasil por el PT, habló en Redacción IP junto a Patricia Blanco y Andrés Fidanza sobre la renuncia de la cúpula militar en el país que gobierna Jair Bolsonaro. 

"Bolsonaro está perdiendo el apoyo de la población. Tiene un 25% de aprobación. Ya perdió el apoyo de las clases medias y del sector financiero que es el sector más fuerte de las elites económicas de Brasil", cuenta Costa.

Costa asegura que Bolsonaro "está más perturbado que nunca". Afirma que "está buscando lo que siempre quiso desde que asumió al poder: implantar en Brasil una dictadura y hacer un Golpe de Estado". El Senador explica que en el país limítrofe este tipo de situaciones en gobiernos democráticos se dan cuando alguien que tiene poder y quiere tener más poder hace un cierre del régimen, toma medidas para eliminar la libertad de organización social y de la prensa. "Es el proyecto de Bolsonaro desde el inicio de su carrera política", confirma Costa. 

 En relación al sistema sanitario, hoy no solo las personas pobres tienen dificultades para encontrar camas. "Nuestro sistema de salud es muy bueno, el problema es que la cantidad de nuevos casos y de muertes crecieron muchísimo. Brasil es el país del mundo que tiene récords de casos día tras día. La vacunación no consigue cambiar estos números. El aislamiento social es la única solución en este momento pero va en contra de las ideas que plantea el Presidente y sus seguidores. Por eso, según las estadísticas, Brasil espera 400.000 personas muertas por coronavirus para junio de este año", explica el Senador del PT. 

Por último, después de que se conociera la inocencia de Lula y su posible candidatura ppara el próximo año, Humberto Costa reafirma esta postura: dice que "están todas las condiciones dadas" pero que "Lula no quiere hablar de esto ahora en este contexto tan caótico". 

 

 

Humberto Costa, Senador de Brasil por el PT, habló en Redacción IP junto a Patricia Blanco y Andrés Fidanza sobre la renuncia de la cúpula militar en el país que gobierna Jair Bolsonaro. 

"Bolsonaro está perdiendo el apoyo de la población. Tiene un 25% de aprobación. Ya perdió el apoyo de las clases medias y del sector financiero que es el sector más fuerte de las elites económicas de Brasil", cuenta Costa.

Costa asegura que Bolsonaro "está más perturbado que nunca". Afirma que "está buscando lo que siempre quiso desde que asumió al poder: implantar en Brasil una dictadura y hacer un Golpe de Estado". El Senador explica que en el país limítrofe este tipo de situaciones en gobiernos democráticos se dan cuando alguien que tiene poder y quiere tener más poder hace un cierre del régimen, toma medidas para eliminar la libertad de organización social y de la prensa. "Es el proyecto de Bolsonaro desde el inicio de su carrera política", confirma Costa. 

 En relación al sistema sanitario, hoy no solo las personas pobres tienen dificultades para encontrar camas. "Nuestro sistema de salud es muy bueno, el problema es que la cantidad de nuevos casos y de muertes crecieron muchísimo. Brasil es el país del mundo que tiene récords de casos día tras día. La vacunación no consigue cambiar estos números. El aislamiento social es la única solución en este momento pero va en contra de las ideas que plantea el Presidente y sus seguidores. Por eso, según las estadísticas, Brasil espera 400.000 personas muertas por coronavirus para junio de este año", explica el Senador del PT. 

Por último, después de que se conociera la inocencia de Lula y su posible candidatura ppara el próximo año, Humberto Costa reafirma esta postura: dice que "están todas las condiciones dadas" pero que "Lula no quiere hablar de esto ahora en este contexto tan caótico". 

 

 

Leer más

Brasil atraviesa la mayor crisis de la historia en su sistema de salud

Con un promedio de más de 2.000 muertes por día, Brasil superó, este mes, las 45.000 personas fallecidas por Covid-19. En 25 de los 27 estados el 80% de las camas de terapia intensiva están ocupadas y el país se encuentra en un momento crítico de la pandemia por coronavirus. Al mismo tiempo, su presidente Jair Bolsonaro acusa que hay una "guerra" contra él y se niega a darle apoyo a los gobernadores que decretaron cuarentena.

"Esta situación se debe a varios factores: falta de políticas de salud para quebrar la contaminación y la población también tiene mucha responsabilidad en el ritmo de contagios", comentó Marta Angelina Velázquez, médica argentina de terapia intensiva en San Pablo.

Solo el miércoles 16, hubo 90.303 nuevos casos, un nuevo récord de contagios diarios. El mismo día, el mandatario nombró al cardiólogo Marcelo Queiroga como Ministro de Salud, el cuarto desde que comenzó la pandemia que actualmente se encuentra fuera de control.

"Me culpan a mí como si fuera insensible frente a las muertes pero el hambre también mata; la depresión que causa suicidios en Brasil. ¿Dónde iremos a parar? ¿Será que la población está preparada para una acción del gobierno federal frente a eso? Pueden ser medidas duras. Para darle libertad al pueblo y para darle derecho al pueblo de ir a trabajar. Y eso no es dictadura. El terreno para una dictadura es justamente el hambre y la miseria", dijo Bolsonaro

 

Con un promedio de más de 2.000 muertes por día, Brasil superó, este mes, las 45.000 personas fallecidas por Covid-19. En 25 de los 27 estados el 80% de las camas de terapia intensiva están ocupadas y el país se encuentra en un momento crítico de la pandemia por coronavirus. Al mismo tiempo, su presidente Jair Bolsonaro acusa que hay una "guerra" contra él y se niega a darle apoyo a los gobernadores que decretaron cuarentena.

"Esta situación se debe a varios factores: falta de políticas de salud para quebrar la contaminación y la población también tiene mucha responsabilidad en el ritmo de contagios", comentó Marta Angelina Velázquez, médica argentina de terapia intensiva en San Pablo.

Solo el miércoles 16, hubo 90.303 nuevos casos, un nuevo récord de contagios diarios. El mismo día, el mandatario nombró al cardiólogo Marcelo Queiroga como Ministro de Salud, el cuarto desde que comenzó la pandemia que actualmente se encuentra fuera de control.

"Me culpan a mí como si fuera insensible frente a las muertes pero el hambre también mata; la depresión que causa suicidios en Brasil. ¿Dónde iremos a parar? ¿Será que la población está preparada para una acción del gobierno federal frente a eso? Pueden ser medidas duras. Para darle libertad al pueblo y para darle derecho al pueblo de ir a trabajar. Y eso no es dictadura. El terreno para una dictadura es justamente el hambre y la miseria", dijo Bolsonaro

 

Leer más

Brasil al borde del colapso sanitario y Bolsonaro sigue negando la pandemia

Con casi 500 pacientes que padecen coronavirus, a la espera de conseguir una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales, 570 mil casos positivos y alrededor de 20 mil muertos, San Pablo es la ciudad de Brasil con peor panorama respecto a la crisis sanitaria y está al borde de un colapso. “Es un momento de extrema gravedad”, afirmó el alcalde Bruno Covas. 

A su vez, Covas confirmó el primer fallecimiento en la ciudad por coronavirus, de un paciente que no consiguió cama libre en la UCI. “Ayer teníamos 395 personas aguardando por un lugar en la red municipal de la ciudad de San Pablo y hoy son 475 personas”, alertó. Al momento, Brasil registra un promedio diario de más de 2000 muertos por coronavirus. 

A pesar de las cifras y la situación crítica evidente que ubica al país vecino como el epicentro global de la pandemia, el presidente Jair Bolsonaro continúa negando el panorama, incluso cuestionó el colapso de las terapias intensivas. “¿Murió de Covid? Parece que solo se muere de COVID”, manifestó en relación a un comentario que hizo sobre el fallecimiento de un familiar. “Los hospitales están con el 90% de las UCI ocupadas. ¿Qué necesitamos saber? Cuántos son de COVID y cuántos son de otra enfermedad”.

Con casi 500 pacientes que padecen coronavirus, a la espera de conseguir una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales, 570 mil casos positivos y alrededor de 20 mil muertos, San Pablo es la ciudad de Brasil con peor panorama respecto a la crisis sanitaria y está al borde de un colapso. “Es un momento de extrema gravedad”, afirmó el alcalde Bruno Covas. 

A su vez, Covas confirmó el primer fallecimiento en la ciudad por coronavirus, de un paciente que no consiguió cama libre en la UCI. “Ayer teníamos 395 personas aguardando por un lugar en la red municipal de la ciudad de San Pablo y hoy son 475 personas”, alertó. Al momento, Brasil registra un promedio diario de más de 2000 muertos por coronavirus. 

A pesar de las cifras y la situación crítica evidente que ubica al país vecino como el epicentro global de la pandemia, el presidente Jair Bolsonaro continúa negando el panorama, incluso cuestionó el colapso de las terapias intensivas. “¿Murió de Covid? Parece que solo se muere de COVID”, manifestó en relación a un comentario que hizo sobre el fallecimiento de un familiar. “Los hospitales están con el 90% de las UCI ocupadas. ¿Qué necesitamos saber? Cuántos son de COVID y cuántos son de otra enfermedad”.

Leer más

Brasil: Marcelo Queiroga es el cuarto ministro de Salud en un año

Jair Bolsonaro designó al cardiólogo Marcelo Queiroga como ministro de Saluden reemplazo del general Eduardo Pazuello. Es el tercer relevo, y el cuarto ministro, al frente de la cartera desde que comenzó la pandemia hace un año. Queiroga era hasta ahora el presidente de la Asociación Brasileña de Cardiología. 

La designación le llega en un momento muy complicado: Brasil se encuentra en el epicentro de la pandemia, en su peor momento, con cuarentenas en casi todos los estados y colapsos en hospitales en varias zonas, sobre todo en la región sur y en la frontera con Argentina. La variante brasileña del virus -más contagiosa y que ataca más a los jóvenes que la cepa original- unida al discurso negacionista del presidente Bolsonaro, está causando graves estragos. Este lunes, Brasil registró 1057 muertes en 24 horas y elevó la cifra de muertos a 279.286, con más de 11,5 millones de contagiados. ​


 

Jair Bolsonaro designó al cardiólogo Marcelo Queiroga como ministro de Saluden reemplazo del general Eduardo Pazuello. Es el tercer relevo, y el cuarto ministro, al frente de la cartera desde que comenzó la pandemia hace un año. Queiroga era hasta ahora el presidente de la Asociación Brasileña de Cardiología. 

La designación le llega en un momento muy complicado: Brasil se encuentra en el epicentro de la pandemia, en su peor momento, con cuarentenas en casi todos los estados y colapsos en hospitales en varias zonas, sobre todo en la región sur y en la frontera con Argentina. La variante brasileña del virus -más contagiosa y que ataca más a los jóvenes que la cepa original- unida al discurso negacionista del presidente Bolsonaro, está causando graves estragos. Este lunes, Brasil registró 1057 muertes en 24 horas y elevó la cifra de muertos a 279.286, con más de 11,5 millones de contagiados. ​


 

Leer más

Brasil: Bolsonaro desmiente la renuncia de su ministro de Salud

Luego del acalorado discurso del presidente brasileño Jair Bolsonaro donde le pidió a los jefes de distritos no tomar medidas de cuarentena, un comunicado oficial del gobierno intentó despejar los rumores sobre la supuesta renuncia de Eduardo Pazuello, su ministro de Salud.

Sin embargo, el mandatario no consiguió respaldar este mensaje luego de una reunión con la médica cardióloga Ludmila Hajjar, quienes funcionarios aliados al oficialismo señalan como una posible sucesora.

El actual ministro de salud asumió el puesto tras las salidas de dos funcionarios que expusieron divergencias con el mandatario, entre ellas el agravamiento de la pandemia en Brasil y las medidas que tomó el gobierno de Bolsonaro.

En las últimas 24 horas Brasil ha registrado 2207 muertes, cifra que coloca al país en el primer puesto del ranking internacional de muertes por COVID19.

Luego del acalorado discurso del presidente brasileño Jair Bolsonaro donde le pidió a los jefes de distritos no tomar medidas de cuarentena, un comunicado oficial del gobierno intentó despejar los rumores sobre la supuesta renuncia de Eduardo Pazuello, su ministro de Salud.

Sin embargo, el mandatario no consiguió respaldar este mensaje luego de una reunión con la médica cardióloga Ludmila Hajjar, quienes funcionarios aliados al oficialismo señalan como una posible sucesora.

El actual ministro de salud asumió el puesto tras las salidas de dos funcionarios que expusieron divergencias con el mandatario, entre ellas el agravamiento de la pandemia en Brasil y las medidas que tomó el gobierno de Bolsonaro.

En las últimas 24 horas Brasil ha registrado 2207 muertes, cifra que coloca al país en el primer puesto del ranking internacional de muertes por COVID19.

Leer más

Bolsonaro se reunirá con Alberto Fernández

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció su primer viaje oficial a la Argentina que se concretará el 26 de marzo, para reunirse con Alberto Fernández y participar de las celebraciones por los 30 años de la fundación del Mercosur. En un mensaje emitido en su transmisión semanal de Facebook -lo hace todos los jueves- además, apoyó las negociaciones argentinas con el FMI. 

Bolsonaro arribará a Buenos Aires el viernes 26 para participar de una cumbre que organiza la Argentina, actualmente a cargo de la presidencia pro témpore del organismo internacional y por ende, lidera la agenda de trabajo del bloque regional. Será el primer viaje del polémico presidente brasileño a la Argentina, así como también la primera vez que dialogue personalmente con Alberto Fernández. Más allá de las diferencias ideológicas que tienen, hasta ahora solo hablaron por videoconferencia.

 

 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció su primer viaje oficial a la Argentina que se concretará el 26 de marzo, para reunirse con Alberto Fernández y participar de las celebraciones por los 30 años de la fundación del Mercosur. En un mensaje emitido en su transmisión semanal de Facebook -lo hace todos los jueves- además, apoyó las negociaciones argentinas con el FMI. 

Bolsonaro arribará a Buenos Aires el viernes 26 para participar de una cumbre que organiza la Argentina, actualmente a cargo de la presidencia pro témpore del organismo internacional y por ende, lidera la agenda de trabajo del bloque regional. Será el primer viaje del polémico presidente brasileño a la Argentina, así como también la primera vez que dialogue personalmente con Alberto Fernández. Más allá de las diferencias ideológicas que tienen, hasta ahora solo hablaron por videoconferencia.

 

 

Leer más

Bolsonaro no tiene filtro con nada ni nadie

La tensión en el gobierno brasileño no afloja: luego de una serie de manifestaciones populares para pedir juicio político y destitución a Jair Bolsonaro por su mala gestión de la pandemia, el presidente insultó a los periodistas tras difundir un informe sobre el gastó 15 millones de reales en leche condensada, durante 2020.

"Cuando veo que la prensa me ataca, diciendo que compré 2 millones y medio de latas de leche condensada (le digo) váyanse a la puta que los parió. Esa prensa de mierda. Esas latas son para metérselas, a ustedes de la prensa, en el culo", dijo el presidente brasileño durante un almuerzo privado en Brasilia con artistas y aliados. 

No es a primera vez que Bolsonaro culpa a la prensa de crear  "narrativas" para perjudicarlo. Según Reporteros Sin Fronteras, durante el 2020 hubo 580 ataques promovidos el presidente y su entorno a través de las redes sociales.

Bolsonaro asumió su mandato el 1 de enero de 2019 y la popularidad de su gobierno pierde fuerza a medida que la pandemia avanza y las medidas no alcanzan para contener la emergencia sanitaria que, con más de 216.500 muertos, ubica a Brasil como el segundo país con más muertes después de Estados Unidos. 

 

La tensión en el gobierno brasileño no afloja: luego de una serie de manifestaciones populares para pedir juicio político y destitución a Jair Bolsonaro por su mala gestión de la pandemia, el presidente insultó a los periodistas tras difundir un informe sobre el gastó 15 millones de reales en leche condensada, durante 2020.

"Cuando veo que la prensa me ataca, diciendo que compré 2 millones y medio de latas de leche condensada (le digo) váyanse a la puta que los parió. Esa prensa de mierda. Esas latas son para metérselas, a ustedes de la prensa, en el culo", dijo el presidente brasileño durante un almuerzo privado en Brasilia con artistas y aliados. 

No es a primera vez que Bolsonaro culpa a la prensa de crear  "narrativas" para perjudicarlo. Según Reporteros Sin Fronteras, durante el 2020 hubo 580 ataques promovidos el presidente y su entorno a través de las redes sociales.

Bolsonaro asumió su mandato el 1 de enero de 2019 y la popularidad de su gobierno pierde fuerza a medida que la pandemia avanza y las medidas no alcanzan para contener la emergencia sanitaria que, con más de 216.500 muertos, ubica a Brasil como el segundo país con más muertes después de Estados Unidos. 

 

Leer más

Jair Bolsonaro nadó entre una multitud y sin distanciamiento

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se mostró en público en un playa de San Pablo, en donde nadó entre cientos de personas sin distanciamiento social. Él mismo publicó las imágenes en sus redes sociales. Brasil atraviesa una segunda ola de casos de coronavirus.

"En la playa con la gente, 1° de enero, Playa Grande, San Pablo". Con ese texto, el máximo mandatario subió un video a su cuenta de Twitter en donde se lo ve meterse al mar con una camiseta del Santos, entre una multitud.

Sin fecha de vacunación contra el coronavirus anunciada, el jefe de Estado está de vacaciones desde el lunes en la localidad de Baixada Santista. Con 7.716.405 casos confirmados de COVID-19, Brasil ocupa el tercer puesto a nivel mundial, detrás de Estados Unidos y la India.

Los números del coronavirus en Brasil

Según la información de la Universidad de Medicina John Hopkins, esta es la información de la pandemia en Brasil:

  • 7.716.405 contagios totales.
  • 197.725 personas fallecidas.
  • 6.900.783 personas recuperadas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se mostró en público en un playa de San Pablo, en donde nadó entre cientos de personas sin distanciamiento social. Él mismo publicó las imágenes en sus redes sociales. Brasil atraviesa una segunda ola de casos de coronavirus.

"En la playa con la gente, 1° de enero, Playa Grande, San Pablo". Con ese texto, el máximo mandatario subió un video a su cuenta de Twitter en donde se lo ve meterse al mar con una camiseta del Santos, entre una multitud.

Sin fecha de vacunación contra el coronavirus anunciada, el jefe de Estado está de vacaciones desde el lunes en la localidad de Baixada Santista. Con 7.716.405 casos confirmados de COVID-19, Brasil ocupa el tercer puesto a nivel mundial, detrás de Estados Unidos y la India.

Los números del coronavirus en Brasil

Según la información de la Universidad de Medicina John Hopkins, esta es la información de la pandemia en Brasil:

  • 7.716.405 contagios totales.
  • 197.725 personas fallecidas.
  • 6.900.783 personas recuperadas.
Leer más