A 20 años del "corralito": la medida que desató una de las peores crisis argentinas

La medida restringía el uso y obtención de dinero en efectivo a las personas que tuvieran ahorros en bancos.

El 1° de diciembre de 2001, el gobierno de Fernando de la Rúa ordenó el "corralito", una restricción económica a la libre disposición de dinero para los ahorristas que tenían su dinero en los bancos. La medida restringía el uso y obtención de dinero en efectivo a los ahorristas de los bancos que tuvieran cuentas corrientes, cajas de ahorros y plazos fijos.

Esta inmovilización de depósitos fue dictaminada en conjunto por el entonces presidente de la Alianza, de la Rúa y su ministro de Economía, Domingo Cavallo. La normativa desencadenó la profundización de una crisis socioeconómica sin precedentes en la historia de nuestro país, que finalizó con la caída del gobierno de la Alianza. 

¿Qué fue el "corralito"?

El "corralito" fue una medida de restricción económica para ahorristas de bancos, que no pudieron disponer libremente de su dinero depositado. Empezó a regir como una limitación máxima de 250 dólares diarios, pero finalizó con la restricción absoluta y posterior congelamiento de los depósitos de los ahorristas.

El término fue acuñado por el periodista Antonio Laje, que se refirió metafóricamente a la medida aplicada por Cavallo como un "corralito" similar a los que resguardan a los bebés. La orden fue ampliamente repudiada por limitar las libertades esenciales de los ahorristas de cualquier sistema bancario, que pueden disponer de sus fondos en cualquier momento. 

¿Por qué se dispuso la medida?

Argentina se encontraba en uno de los panoramas económicos más complicados de su historia. Una aguda crisis social agravada por la impagable deuda externa que superaba los 100 mil millones de dólares, provocó una masiva fuga de capitales durante todo 2001. En ese año, la falta de liquidez financiera generó una crisis bancaria con ahorristas retirando un total de 18 mil millones de dólares de sus cuentas bancarias por temor a un colapso y devaluación de la moneda. A su vez, las promesas de medidas progresistas que habían llevado a de la Rúa al poder, nunca se cumplieron.

El gobierno de la Alianza giró hacia la derecha rápidamente, acatando las imposiciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y endeudándose con el mayor préstamo pedido a la entidad hasta ese momento. Este préstamo sólo sería superado por el gobierno de Mauricio Macri, que en 2018 pidió 44 mil millones durante su gobierno.

El crédito de Cavallo fue conocido como "El Blindaje" y otorgó al país un "salvataje" de 39.700 millones de dólares, el 18 de diciembre del 2000. Este dinero fue utilizado para pagar deuda y entrar en la llamada "bicicleta financiera", que provocó un vaciamiento de las arcas nacionales, con grandes fugas de capitales. 

¿Qué consecuencias trajo el "corralito"?

La inmovilización de depósitos de los ahorristas de bancos provocó una crisis institucional nunca antes vista en Argentina. El cierre bancario motivó la furia de los ahorristas que salieron a protestar a las puertas de los bancos, pidiendo la devolución de sus haberes en dólares, tal y como los habían depositado. Se restringió aún más la liquidez monetaria, ahogando cualquier movimiento económico y dejando paralizados al comercio y al crédito.

Con un desempleo del 18,3% de la población y una deuda pública de 132 millones de dólares, la economía quedó destruida y el riesgo país llegó a 5.000 puntos básicos, el más alto de la historia argentina. Los pequeños y medianos ahorristas comprendían que el contexto económico posibilitaba una devaluación inmediata a futuro, por lo que se incrementó la fuga de depósitos en 5.543 millones de dólares mensuales, la mayor de toda la historia nacional. 

La caída de la Alianza

El impacto económico negativo provocó una crisis social que desencadenó la renuncia de Fernando de la Rúa. El puntano Adolfo Rodríguez Saá juraría como presidente interino y luego Eduardo Duhalde en la sucesión inmediata. "El que depositó dólares, recibirá dólares", fue una de las frases más recordadas de Duhalde al asumir el gobierno que nunca se cumplió.

La transición tuvo consecuencias trágicas, con protestas sociales, huelgas generales y represión de parte del gobierno delarruísta. Se produjeron saqueos en comercios, robos a camiones de alimentos en las rutas y a grandes cadenas de supermercados. Las fuerzas de seguridad asesinaron a unas siete personas que protestaban por una mejor calidad de vida, en la llamada "Crisis del 2001", también conocida como "Cacerolazo", el 19 de diciembre de 2001. 

Leer más
Placeholder de la imagen

Crisis por COVID-19: ¿Quiénes son los "caídos en pandemia"?

Miles de empresas cerraron al no poder mantener su infraestructura con una economía mundial paralizada por la emergencia sanitaria.

El último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la crisis originada por el coronavirus aniquiló 255 millones de empleos en 2020, sumando reducción de horas de personal y despidos. Además, la OIT también detalló que América Latina fue la región más afectada por la emergencia sanitaria, con una reducción del 8,8% de cantidad de horas trabajadas.  

La pandemia de COVID-19 desató una crisis económica inesperada en todas partes del mundo. Miles de empresas cerraron al no poder mantener su infraestructura con una economía mundial paralizada por la emergencia sanitaria. Por otra parte, los negocios que pudieron continuar adelante sufrieron el impacto de la crisis y tuvieron que suspender o despedir a gran parte de sus trabajadores. Otros quedaron a medio camino entre el cierre total y la posibilidad de volver al ruedo, pero colmados de deudas y amenazas de remates o ejecuciones.

¿Qué pasó en Argentina?

Según un estudio de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), durante los primeros ocho meses de 2021 se registraron 136.215 trabajadores menos que en 2020. Este rubro fue el más afectado y sufrió la mayor reducción en su cantidad de trabajadores, que disminuyó un 3,4%. Los comercios relacionados con gastronomía como restaurantes y similares, aún siguen en un profundo pozo económico. 

Según un informe de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), la actividad gastronómica se contrajo un 39% en estos dos años, producto de la crisis que desató el COVID-19. Los números del INDEC también mostraron las caídas en estos sectores; durante 2020, en comparación con 2019, el sector alojamiento tuvo una caída del 68%. Además, el organismo oficial indicó que la merma en Gastronomía fue del 44% respecto al año pasado.

Los "caídos en pandemia"

Detrás de los números, hay nombres y apellidos; son las personas que sufrieron en carne propia la merma en sus actividades económicas, el recorte en sus horas laborales y el desempleo. Es el caso de Héctor Yepez, mozo de "Ña Serapia", uno de los 82 bares notables de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que tuvo que cerrar sus puertas a principios de noviembre, luego de 58 años. El bar se vio forzado a bajar sus persianas debido a la difícil situación pandémica, que les impidió pagar los servicios y provocó una orden de desalojo del local ubicado en Av. Las Heras 3357. "Cerramos por las deudas del alquiler y las expensas, no nos quedó otra lamentablemente", explicó Yepez a IP.

El cierre del histórico bodegón de típicas comidas argentinas al paso, también es sufrido por Sergio Pereira, el cocinero del lugar. "Fuimos a todos lados pero no hubo caso; la orden de desalojo está en manos del dueño. Si me pongo a pensar en la tristeza que tengo, tiro todo y me voy, pero tengo que ser fuerte", reflexionó Pereira.

Las trabajadoras sin consuelo

En el rubro de servicios, varias emprendedoras que lograron ser dueñas de sus negocios con años de esfuerzo sufrieron y sufren las consecuencias de la crisis. "Llegamos casi al fondo, nos falta muy poco, y estoy hablando sin llorar porque estoy medicada", explicó Dora D'Ugo, dueña de "La Floreada", el restaurant ubicado en Álvarez Thomas 13433.

En sintonía con la angustia de Dora, se inscribe Mabel Asat, dueña de una casa de fiestas con 25 años en el rubro de organización de eventos. Ambas coinciden en que uno de los problemas más graves que tuvieron durante la pandemia fue la falta de ayuda estatal y el aumento de costos generales. "Tenemos todo por pagar porque nadie nos bajo nada. No hubo ni una quita de impuestos, ni subsidios. En la actualidad estamos sufriendo muchísimo las condiciones de la pandemia", indicó Asat. Las trabajadoras también remarcaron que no quieren cerrar sus negocios y que continúan luchando por sus puestos de trabajo. 

Leer más

Una industria vital sin suficiente apoyo del Estado

Un informe especial de IP y Canal 9 revela la triste realidad de uno de los principales sectores económicos argentinos.

El sector turístico es uno de los principales afectados por la pandemia del coronavirus a nivel mundial y Argentina no es la excepción. En este informe exclusivo de Telenueve junto a IP se retrató la crisis de un sector que no logra recuperarse.

Desde el Ministerio de Turismo nunca se transmitió la difusión de hacer turismo responsable, sino que siempre se recomendó no moverse. Lo que hay que exigir es que la gente cumpla con los protocolos”, expresó Gabriela Ferrucci, secretaria en el Comité Ejecutivo de la Asociación de Hoteles.

Solo en la ciudad de Mar del Plata la poca actividad del sector hotelero significó la perdida de 1.400 puestos de trabajo, según contó Nancy Todorof, representante de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA).

"Muchos hoteles prefieren cerrar las puertas y no abrirlas si hay un turismo menor. Esto es porque el que llega ocupa un promedio de cinco habitaciones. No da el punto de equilibrio de pagar la luz por tenerlo abierto", expresó por su parte Jesús Osorno de la Asociacion de Hoteleros de Mar del Plata.

Las asistencias del Estado no alcanzan

Las asistencias nacionales como el ATP, Repro y Repro 2 parecen no alcanzar. Las empresas de micros de larga distancia, que realizaron una serie de manifestaciones que incluyó un corte del Puente Pueyrredón en busca de ayuda, aún no recibieron respuesta. "Las reuniones no avanzaron, estamos a la espera de una resolución que sea positiva para el sector", dijeron.

Gastronómicos, regalerías, actividades de turismo aventura, teatros, entre otros, son los rubros afectados por la crisis en el turismo. "Trabajamos a un 50% y a veces hasta un 30%", contó Romina de alfajores La Quinta.

Si bien las restricciones para el movimiento dentro del país se  flexibilizaron, no parece haber el incentivo suficiente y la recuperación demoraría años. "Desde el sector turístico pedimos generar certidumbre, porque hoy empresas en plena temporada turística aún no quieren abrir sus puertas", remarcó el ministro de Turismo de Misiones, José María Arrúa.

Leer más

"Pescadazo" en Congreso: venden el kilo a 100 pesos

Representantes de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) realizan un "pescadazo" frente al Congreso Nacional: la acción consiste en la venta a precios muy populares de más de 12 toneladas de pescado de río, desde 100 pesos el kilo. El objetivo de la iniciativa  es "visibilizar la problemática de la pesca artesanal" y  también "contrarrestar los altos precios de la carne vacuna", informó la organización en un comunicado. Según explicaron pescadores artesanales de Mar del Plata, Santa Fe, Rosario, Helvecia, Concordia, Ensenada y Punta Indio se está ofreciendo corvina, besugo, pescadilla, sábalo, patí, dorado y boga.

Desde la UTEP señalaron que "el 30% del precio de venta del 'pescadazo' permitirá cubrir los gastos de transporte" y el resto "brindará un ingreso muy superior al habitual para los trabajadores de la pesca artesanal", con  el agregado de ofrecer "un valor muy económico para las y los consumidores".

Representantes de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) realizan un "pescadazo" frente al Congreso Nacional: la acción consiste en la venta a precios muy populares de más de 12 toneladas de pescado de río, desde 100 pesos el kilo. El objetivo de la iniciativa  es "visibilizar la problemática de la pesca artesanal" y  también "contrarrestar los altos precios de la carne vacuna", informó la organización en un comunicado. Según explicaron pescadores artesanales de Mar del Plata, Santa Fe, Rosario, Helvecia, Concordia, Ensenada y Punta Indio se está ofreciendo corvina, besugo, pescadilla, sábalo, patí, dorado y boga.

Desde la UTEP señalaron que "el 30% del precio de venta del 'pescadazo' permitirá cubrir los gastos de transporte" y el resto "brindará un ingreso muy superior al habitual para los trabajadores de la pesca artesanal", con  el agregado de ofrecer "un valor muy económico para las y los consumidores".

Leer más

Protestas contra Lammens en CABA

En el Día Nacional del Guía de Turismo, grupos de guías turísticos realizaron protestas frente a la Legislatura porteña para exigir la atención del ministro de Turismo, Matías Lammens, ante la falta de propuestas para paliar la difícil situación que afrontan los trabajadores del sector respecto a la crisis epidemiológica.

“A nivel nacional somos 14 mil guías, en la ciudad de Buenos Aires somos más de mil”, comentó Lilia, una manifestante que habló en exclusiva con IP Noticias, y señaló que la mayoría de los guías turísticos son monotributistas, independientes de las agencias de turismo. “Ya no nos quedan recursos o ahorros para subsistir esta situación de pandemia. Sabemos la dificultad de abrir las fronteras, pero pedimos por favor que nos ayuden", señaló subrayando que desde el inicio de esta etapa no tuvieron respuesta por parte de ninguna entidad turística así como tampoco del Ministerio de Turismo. 

El año pasado, apenas comenzada la pandemia, la presidenta de la Asociación de Guías Profesionales de Villa Carlos Paz, Elizabeth Bocca gestionó junto con otras organizaciones nacionales las primeras “Reunión País” para analizar las distintas situaciones. “Tenemos contabilizadas más de 28 instituciones participantes y juntas hemos logrado armar un informe de situación y elevar una carta detallada al ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens", había comentado en su momento.

Desde Buenos Aires, el Foro de Profesionales de Turismo y el Colectivo de Guías Autoconvocados de Buenos Aires también elevó petitorios con opciones para suplir la problemática. Aun así, los manifestantes insisten en que hasta el momento no existió ningún tipo de respuesta conclusiva para su sector. “El Ministerio de Turismo no entiende que nosotros no trabajamos para las agencias de turismo. Nos dejan afuera de todo tipo de ayuda hace 14 meses", compartió Lilia.

 

En el Día Nacional del Guía de Turismo, grupos de guías turísticos realizaron protestas frente a la Legislatura porteña para exigir la atención del ministro de Turismo, Matías Lammens, ante la falta de propuestas para paliar la difícil situación que afrontan los trabajadores del sector respecto a la crisis epidemiológica.

“A nivel nacional somos 14 mil guías, en la ciudad de Buenos Aires somos más de mil”, comentó Lilia, una manifestante que habló en exclusiva con IP Noticias, y señaló que la mayoría de los guías turísticos son monotributistas, independientes de las agencias de turismo. “Ya no nos quedan recursos o ahorros para subsistir esta situación de pandemia. Sabemos la dificultad de abrir las fronteras, pero pedimos por favor que nos ayuden", señaló subrayando que desde el inicio de esta etapa no tuvieron respuesta por parte de ninguna entidad turística así como tampoco del Ministerio de Turismo. 

El año pasado, apenas comenzada la pandemia, la presidenta de la Asociación de Guías Profesionales de Villa Carlos Paz, Elizabeth Bocca gestionó junto con otras organizaciones nacionales las primeras “Reunión País” para analizar las distintas situaciones. “Tenemos contabilizadas más de 28 instituciones participantes y juntas hemos logrado armar un informe de situación y elevar una carta detallada al ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens", había comentado en su momento.

Desde Buenos Aires, el Foro de Profesionales de Turismo y el Colectivo de Guías Autoconvocados de Buenos Aires también elevó petitorios con opciones para suplir la problemática. Aun así, los manifestantes insisten en que hasta el momento no existió ningún tipo de respuesta conclusiva para su sector. “El Ministerio de Turismo no entiende que nosotros no trabajamos para las agencias de turismo. Nos dejan afuera de todo tipo de ayuda hace 14 meses", compartió Lilia.

 

Leer más

Jonathan Casco: "Vi la necesidad y me sumé"

La crisis económica generada por la pandemia no se detiene. Frente a la emergencia sanitaria, la demanda de personas que asisten a comedores comunitarios creció exponencialmente. Según datos de la asociación civil Ingeniería Sin Fronteras, más de 3 millones de personas se sumaron a recibir alimentación en comedores de asistencia social, resultando un total de 11 millones en todo el país. En este contexto, los vecinos de los barrios más vulnerables se organizan para frenar la crisis, colaborando en estos espacios. Jonathan Casco, uno de los voluntarios de la olla popular del barrio Zavaleta, dialogó al respecto con Melina Fleiderman, para IP Noticias. "Arranqué a ayudar en medio de la pandemia. Los fines de semana alimentamos a más de 120 personas con las ollas populares. Empezamos con 50 platos y ahora estamos superando los 250", declaró. 

El padre Lorenzo de Vedia, más conocido en el barrio Zavaleta como "Toto", es quien coordina los comedores de emergencia y merenderos "Los comedores son lugares de encuentro y solidaridad; ahí vemos cómo ayudar a los vecinos, familias y tratar de que salgan adelante; también pienso que son los grandes olvidados a la hora de vacunarse", explicó el párroco a Soledad Rojas, la cronista de IP Noticias que se acercó a dialogar con los vecinos. "Toto", organiza la llegada y distribución de mercaderías de lunes a viernes, mientras que cede la responsabilidad a Jonathan y otros colaboradores barriales durante los fines de semana. 

Además, Casco reflexionó sobre el aumento de personas en estos espacios y demostró asombro por la asistencia de ciertos grupos que nunca habían tenido la necesidad de llegar al comedor. "Hay gente que nunca me imaginé que iban a venir a pedir un plato, como personal que trabajaba en la construcción, amas de casa y personal doméstico. Con la pandemia dejaron de recibir ingresos y no les quedó otra alternativa", contó Jonathan, que también está ayudando en las vacunaciones del barrio Zavaleta. 

Podés ver IP Noticias con Melina Fleiderman los sábados de 13 a 14hs. por IP.

La crisis económica generada por la pandemia no se detiene. Frente a la emergencia sanitaria, la demanda de personas que asisten a comedores comunitarios creció exponencialmente. Según datos de la asociación civil Ingeniería Sin Fronteras, más de 3 millones de personas se sumaron a recibir alimentación en comedores de asistencia social, resultando un total de 11 millones en todo el país. En este contexto, los vecinos de los barrios más vulnerables se organizan para frenar la crisis, colaborando en estos espacios. Jonathan Casco, uno de los voluntarios de la olla popular del barrio Zavaleta, dialogó al respecto con Melina Fleiderman, para IP Noticias. "Arranqué a ayudar en medio de la pandemia. Los fines de semana alimentamos a más de 120 personas con las ollas populares. Empezamos con 50 platos y ahora estamos superando los 250", declaró. 

El padre Lorenzo de Vedia, más conocido en el barrio Zavaleta como "Toto", es quien coordina los comedores de emergencia y merenderos "Los comedores son lugares de encuentro y solidaridad; ahí vemos cómo ayudar a los vecinos, familias y tratar de que salgan adelante; también pienso que son los grandes olvidados a la hora de vacunarse", explicó el párroco a Soledad Rojas, la cronista de IP Noticias que se acercó a dialogar con los vecinos. "Toto", organiza la llegada y distribución de mercaderías de lunes a viernes, mientras que cede la responsabilidad a Jonathan y otros colaboradores barriales durante los fines de semana. 

Además, Casco reflexionó sobre el aumento de personas en estos espacios y demostró asombro por la asistencia de ciertos grupos que nunca habían tenido la necesidad de llegar al comedor. "Hay gente que nunca me imaginé que iban a venir a pedir un plato, como personal que trabajaba en la construcción, amas de casa y personal doméstico. Con la pandemia dejaron de recibir ingresos y no les quedó otra alternativa", contó Jonathan, que también está ayudando en las vacunaciones del barrio Zavaleta. 

Podés ver IP Noticias con Melina Fleiderman los sábados de 13 a 14hs. por IP.

Leer más

Iván Cepeda: "Pongo en duda que en Colombia haya una democracia"

Una de las voces más importantes de la política colombiana, Iván Cepeda, se comunicó con Fernando Duclos para una nueva emisión de IP Global. Cepeda es fundador del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), una de las más influyentes redes de organizaciones de víctimas en el país que tiene el objetivo de agrupar a los familiares de víctimas de crímenes de lesa humanidad y las organizaciones que trabajan por los derechos humanos. Es, además, senador y filósofo. Un lujo de invitado para explicar la historia de Colombia, y así tener una mejor comprensión de lo que está pasando en la actualidad de ese país

Luego de contar el origen de la Unión Patriótica, Cepeda señala que “lo que ha ocurrido con la UP desde 1984 hasta el día de hoy es un genocidio. Hay reconocidas 6000 muertes ante la Corte Interamericana, pero la cifra puede ser mayor [...] Hay evidencia de que fue en manos del Estado, que comandó cinco planes de exterminio”. 

También explicó qué es la FARC y cómo opera. La define como “una guerrilla que comenzó en la década del ‘80, y pasaron de la vía armada a la vía legal. Fundaron la UP, y los empezaron a asesinar. Hubo, incluso, asesinatos a candidatos presidenciales”. 

Además, analizó el paramilitarismo como un componente de terrorismo de estado de Colombia. “Pongo en duda que en Colombia haya una democracia. El paramilitarismo fue una estructura permanente del terrorismo estatal durante décadas [...] Llegaron a ser una especie de alianza con los políticos para conquistar lugares en el Estado”. 

Para saber todos los detalles, mirá la nota completa

Una de las voces más importantes de la política colombiana, Iván Cepeda, se comunicó con Fernando Duclos para una nueva emisión de IP Global. Cepeda es fundador del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), una de las más influyentes redes de organizaciones de víctimas en el país que tiene el objetivo de agrupar a los familiares de víctimas de crímenes de lesa humanidad y las organizaciones que trabajan por los derechos humanos. Es, además, senador y filósofo. Un lujo de invitado para explicar la historia de Colombia, y así tener una mejor comprensión de lo que está pasando en la actualidad de ese país

Luego de contar el origen de la Unión Patriótica, Cepeda señala que “lo que ha ocurrido con la UP desde 1984 hasta el día de hoy es un genocidio. Hay reconocidas 6000 muertes ante la Corte Interamericana, pero la cifra puede ser mayor [...] Hay evidencia de que fue en manos del Estado, que comandó cinco planes de exterminio”. 

También explicó qué es la FARC y cómo opera. La define como “una guerrilla que comenzó en la década del ‘80, y pasaron de la vía armada a la vía legal. Fundaron la UP, y los empezaron a asesinar. Hubo, incluso, asesinatos a candidatos presidenciales”. 

Además, analizó el paramilitarismo como un componente de terrorismo de estado de Colombia. “Pongo en duda que en Colombia haya una democracia. El paramilitarismo fue una estructura permanente del terrorismo estatal durante décadas [...] Llegaron a ser una especie de alianza con los políticos para conquistar lugares en el Estado”. 

Para saber todos los detalles, mirá la nota completa

Leer más

"Corderazo" agroecológico y patagónico de la UTT

La pandemia trajo una crisis económica mundial inesperada. Este contexto provocó que varios colectivos sociales organizaran múltiples estrategias para reactivar el bolsillo de la población. Uno de ellos, La Unión de Trabajadores de la Tierra, organizó este sábado un "corderazo" agroecológico patagónico a precios accesibles en el Mercado Agroecológico de Avellaneda.  Los coordinadores dialogaron al respecto con Melina Fleiderman en IP Noticias. 

"Trajimos unos 400 animales de unos 10 kilos en promedio para venderlos a precios populares, sin intermediarios. Es una buena oportunidad para enfrentar la crisis en las cocinas argentinas que trajo la pandemia", declaró Ariel, uno de los trabajadores que formó parte de la medida. 

El evento se enmarca dentro del Plan Nacional de Abastecimiento de Alimentos del Gobierno Nacional, que promueve el fortalecimiento de las economías regionales y el acceso a los alimentos sin agro tóxicos.  

Podés ver IP Noticias, con Melina Fleiderman, los Sábados de 13 hs a 14 hs.

 

 

La pandemia trajo una crisis económica mundial inesperada. Este contexto provocó que varios colectivos sociales organizaran múltiples estrategias para reactivar el bolsillo de la población. Uno de ellos, La Unión de Trabajadores de la Tierra, organizó este sábado un "corderazo" agroecológico patagónico a precios accesibles en el Mercado Agroecológico de Avellaneda.  Los coordinadores dialogaron al respecto con Melina Fleiderman en IP Noticias. 

"Trajimos unos 400 animales de unos 10 kilos en promedio para venderlos a precios populares, sin intermediarios. Es una buena oportunidad para enfrentar la crisis en las cocinas argentinas que trajo la pandemia", declaró Ariel, uno de los trabajadores que formó parte de la medida. 

El evento se enmarca dentro del Plan Nacional de Abastecimiento de Alimentos del Gobierno Nacional, que promueve el fortalecimiento de las economías regionales y el acceso a los alimentos sin agro tóxicos.  

Podés ver IP Noticias, con Melina Fleiderman, los Sábados de 13 hs a 14 hs.

 

 

Leer más

Crisis en Colombia: claves para entender la conmoción social

Los aumentos del IVA a productos de consumo básico -agua, luz y gas, computadoras, y otros servicios hasta ahora exentos- y un “impuesto a la renta” para los salarios a partir de los 620 dólares -en su mayoría de clase media-, generaron en Colombia una ola de protestas sociales que ya llevan una semana con un saldo de al menos 20 muertos -la ONG Human Rights Watch afirma haber recibido denuncias por 31 fallecimientos-, más de 800 heridos y según un informe de la Defensoría del Pueblo, 87 personas desaparecidas.  

¿Cómo se llegó a esto? Con la llamada “Ley de Solidaridad Sostenible” que incluía estos aumentos, el gobierno alegaba que necesitaba cubrir el saldo negativo generado por la pandemia. La reacción popular comenzó con las movilizaciones de protesta convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores, el miércoles 28 de abril. A partir de ese momento, como ya sucedió en Chile -y también en Perú, por citar dos ejemplos concretos- una chispa avivó el fuego. En verdad, revivió unas llamas que ya se habían encendido en noviembre de 2019 por una creciente crisis económica. Ahora, un año y medio después, se suma el descontento masivo por un pobre gestión sanitaria estatal de la pandemia del coronavirus. Hay una campaña de vacunación en marcha, pero transcurre “muy lenta”, faltan vacunas para grupos de riesgo e incluso se acusa al gobierno de “falsear datos”. Un cóctel explosivo. 

Sobre todo eso, hay cansancio e indignación acumulados por una sucesión de gobiernos neoliberales que aplicó recetas económicas recesivas: esto se tradujo en una creciente pérdida de poder adquisitivo en las últimas tres décadas y en el aumento hasta el 20% de las cifras de la pobreza. Encima, el llamado “proceso de paz” firmado con las organizaciones guerrilleras en 2016 luego de 50 años de guerra civil -atravesados además por la confrontación con el narcotráfico y la violencia política ejecutada por escuadrones paramilitares- nunca terminó de concretarse. Al contrario, las cifras de muertos por razones políticas crecieron en este último lustro: casi 250 excombatientes reinsertados en trabajo social o proyectos productivos rurales, fueron asesinados y esos crímenes, en la mayoría de los casos, quedaron impunes.

 

Los aumentos del IVA a productos de consumo básico -agua, luz y gas, computadoras, y otros servicios hasta ahora exentos- y un “impuesto a la renta” para los salarios a partir de los 620 dólares -en su mayoría de clase media-, generaron en Colombia una ola de protestas sociales que ya llevan una semana con un saldo de al menos 20 muertos -la ONG Human Rights Watch afirma haber recibido denuncias por 31 fallecimientos-, más de 800 heridos y según un informe de la Defensoría del Pueblo, 87 personas desaparecidas.  

¿Cómo se llegó a esto? Con la llamada “Ley de Solidaridad Sostenible” que incluía estos aumentos, el gobierno alegaba que necesitaba cubrir el saldo negativo generado por la pandemia. La reacción popular comenzó con las movilizaciones de protesta convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores, el miércoles 28 de abril. A partir de ese momento, como ya sucedió en Chile -y también en Perú, por citar dos ejemplos concretos- una chispa avivó el fuego. En verdad, revivió unas llamas que ya se habían encendido en noviembre de 2019 por una creciente crisis económica. Ahora, un año y medio después, se suma el descontento masivo por un pobre gestión sanitaria estatal de la pandemia del coronavirus. Hay una campaña de vacunación en marcha, pero transcurre “muy lenta”, faltan vacunas para grupos de riesgo e incluso se acusa al gobierno de “falsear datos”. Un cóctel explosivo. 

Sobre todo eso, hay cansancio e indignación acumulados por una sucesión de gobiernos neoliberales que aplicó recetas económicas recesivas: esto se tradujo en una creciente pérdida de poder adquisitivo en las últimas tres décadas y en el aumento hasta el 20% de las cifras de la pobreza. Encima, el llamado “proceso de paz” firmado con las organizaciones guerrilleras en 2016 luego de 50 años de guerra civil -atravesados además por la confrontación con el narcotráfico y la violencia política ejecutada por escuadrones paramilitares- nunca terminó de concretarse. Al contrario, las cifras de muertos por razones políticas crecieron en este último lustro: casi 250 excombatientes reinsertados en trabajo social o proyectos productivos rurales, fueron asesinados y esos crímenes, en la mayoría de los casos, quedaron impunes.

 

Leer más

Crisis en Colombia: el presidente Iván Duque no descarta declarar el "estado de conmoción interior"

El presidente de Colombia, Iván Duque, informó este miércoles que no descarta decretar el "estado de conmoción interior" para buscar ponerle fin a la serie de manifestaciones que se dan en contra de la Reforma Tributaria que busca imponer el gobierno. “Uno como jefe de Estado no puede renunciar a ninguna de las herramientas que le dan la Constitución, que es la que reglamenta el estado de conmoción interior, tiene herramientas taxativas que se pueden emplear", señaló el mandatario en conferencia de prensa.

"Han sido usadas en muy pocas ocasiones. A la pregunta si se renuncia a esta herramienta, ni a esa ni a ninguna otra herramienta constitucional”, agregó Duque.

La afirmación del jefe de Estado colombiano surgió luego del pedido de varios miembros de su partido, el Centro Democrático (CD), de recurrir a esta última herramienta para combatir lo que ellos interpretan como "acciones criminales".

La Constitución Política de Colombia, en su artículo 213, le permite al jefe de Estado acudir a la conmoción interior, “en caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado, o la convivencia ciudadana, y que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía”.

Entre las facultades extraordinarias en este periodo hasta que "se devuelva el orden", el mandatario puede restringir las manifestaciones sociales, tomar el control de algunos medios de comunicación y medidas "excepcionales". Además, las autoridades podrían ordenar la detención de ciudadanos sobre los cuales haya indicios de la comisión de varios delitos.

La habilitación de esta declaración se tiene que dar con la firma de todos los ministros de la jefatura de Gabinete y será por un término "no mayor de noventa días, prorrogable hasta por dos períodos iguales, el segundo de los cuales requiere concepto previo y favorable del Senado de la República".

Las protestas comenzaron el pasado miércoles de manera pacífica en las principales ciudades del país, sin embargo hechos de vandalismo y desmanes en lugares como Cali, Ibagué, Medellín y Bogotá aumentaron la tensión social.

Los manifestantes rechazan una reforma impositiva propuesta por el gobierno que busca recaudar cerca de 6.300 millones de dólares, equivalente a un 2% del PIB.

El presidente de Colombia, Iván Duque, informó este miércoles que no descarta decretar el "estado de conmoción interior" para buscar ponerle fin a la serie de manifestaciones que se dan en contra de la Reforma Tributaria que busca imponer el gobierno. “Uno como jefe de Estado no puede renunciar a ninguna de las herramientas que le dan la Constitución, que es la que reglamenta el estado de conmoción interior, tiene herramientas taxativas que se pueden emplear", señaló el mandatario en conferencia de prensa.

"Han sido usadas en muy pocas ocasiones. A la pregunta si se renuncia a esta herramienta, ni a esa ni a ninguna otra herramienta constitucional”, agregó Duque.

La afirmación del jefe de Estado colombiano surgió luego del pedido de varios miembros de su partido, el Centro Democrático (CD), de recurrir a esta última herramienta para combatir lo que ellos interpretan como "acciones criminales".

La Constitución Política de Colombia, en su artículo 213, le permite al jefe de Estado acudir a la conmoción interior, “en caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado, o la convivencia ciudadana, y que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía”.

Entre las facultades extraordinarias en este periodo hasta que "se devuelva el orden", el mandatario puede restringir las manifestaciones sociales, tomar el control de algunos medios de comunicación y medidas "excepcionales". Además, las autoridades podrían ordenar la detención de ciudadanos sobre los cuales haya indicios de la comisión de varios delitos.

La habilitación de esta declaración se tiene que dar con la firma de todos los ministros de la jefatura de Gabinete y será por un término "no mayor de noventa días, prorrogable hasta por dos períodos iguales, el segundo de los cuales requiere concepto previo y favorable del Senado de la República".

Las protestas comenzaron el pasado miércoles de manera pacífica en las principales ciudades del país, sin embargo hechos de vandalismo y desmanes en lugares como Cali, Ibagué, Medellín y Bogotá aumentaron la tensión social.

Los manifestantes rechazan una reforma impositiva propuesta por el gobierno que busca recaudar cerca de 6.300 millones de dólares, equivalente a un 2% del PIB.

Leer más

Coronavirus en India: Fernando Duclós analiza el dramático momento que preocupa al mundo

Hospitales y crematorios colapsados, faltantes de oxígeno y medicamentos y un promedio de más de 300 mil contagios con nuevos récords casi a diario. India no logra controlar la segunda ola de coronavirus, y a la trágica situación se le suma una nueva cepa del virus

Con más de 1.300 millones de habitantes, India es el segundo país más poblado del mundo y los números oficiales son cuestionados por muchos periódicos, que aducen que puede haber hasta 10 veces más de contagios no registrados. El panorama no es bueno: los virólogos vaticinan que continuará el aumento exponencial por dos o tres semanas más. 

El retrato de la situación incluye vagones de trenes transformados en salas de aislamiento y centro de cuidados improvisados con camas de cartón. Los cementerios trabajando 24 horas diarias no dan a a basto con la demanda de cadáveres, y los muertos comienzan a verse en las calles. De hecho, muchas familias organizaron piras funerarias masivas. La asistencia internacional no alcanza en un país con una alta taza de pobreza y el fenómeno preocupa al mundo entero. 

Hospitales y crematorios colapsados, faltantes de oxígeno y medicamentos y un promedio de más de 300 mil contagios con nuevos récords casi a diario. India no logra controlar la segunda ola de coronavirus, y a la trágica situación se le suma una nueva cepa del virus

Con más de 1.300 millones de habitantes, India es el segundo país más poblado del mundo y los números oficiales son cuestionados por muchos periódicos, que aducen que puede haber hasta 10 veces más de contagios no registrados. El panorama no es bueno: los virólogos vaticinan que continuará el aumento exponencial por dos o tres semanas más. 

El retrato de la situación incluye vagones de trenes transformados en salas de aislamiento y centro de cuidados improvisados con camas de cartón. Los cementerios trabajando 24 horas diarias no dan a a basto con la demanda de cadáveres, y los muertos comienzan a verse en las calles. De hecho, muchas familias organizaron piras funerarias masivas. La asistencia internacional no alcanza en un país con una alta taza de pobreza y el fenómeno preocupa al mundo entero. 

Leer más

¿Por qué Buenos Aires podría perder el 50% de sus pizzerías?

Las pizzerías porteñas están en crisis. La consecuencias económicas de la pandemia afectaron gravemente al sector gastronómico, y los tradicionales negocios de pizzas de Buenos Aires sintieron el golpe. Desde la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) anunciaron que debido al contexto económico, la Ciudad podría perder este año el 50% de sus pizzerías.  

La emergencia sanitaria obligó a muchos locales a cerrar sus puertas o atender solamente por delivery, lo que provocó la caída del 15% de los comercios del rubro durante el año pasado. Este número representa a unas 150 pizzerías de la Ciudad de Buenos Aires y la supresión de unos 1500 puestos laborales.  

En APPYCE calculan que este año cerrarán sus persianas un 35% más de negocios dedicados a la pizza de distintos barrios, siendo los de Puerto Madero, Sant Telmo, calle Corrientes y Microcentro los más afectados por la baja de clientes oficinistas y teatros ahora cerrados. 

Las pizzerías porteñas están en crisis. La consecuencias económicas de la pandemia afectaron gravemente al sector gastronómico, y los tradicionales negocios de pizzas de Buenos Aires sintieron el golpe. Desde la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) anunciaron que debido al contexto económico, la Ciudad podría perder este año el 50% de sus pizzerías.  

La emergencia sanitaria obligó a muchos locales a cerrar sus puertas o atender solamente por delivery, lo que provocó la caída del 15% de los comercios del rubro durante el año pasado. Este número representa a unas 150 pizzerías de la Ciudad de Buenos Aires y la supresión de unos 1500 puestos laborales.  

En APPYCE calculan que este año cerrarán sus persianas un 35% más de negocios dedicados a la pizza de distintos barrios, siendo los de Puerto Madero, Sant Telmo, calle Corrientes y Microcentro los más afectados por la baja de clientes oficinistas y teatros ahora cerrados. 

Leer más

Crisis sanitaria: el oxígeno escasea en América Latina

Una tendencia se extiende en América Latina como efecto de la pandemia: el colapso sanitario no es solo la falta de camas en unidades de terapia intensiva, también es la falta de oxígeno en los hospitales. 

A través de un video, la enfermera de una clínica en la ciudad de Manaos, Brasil, Thalita Rocha denunció: "Estamos en una situación desesperada. Toda una unidad de emergencia simplemente se ha quedado sin oxígeno... Mucha gente está muriendo".

Esta situación se repite en otros establecimientos de salud de países en desarrollo de América Latina, Asia y África. "Necesitamos pensar en el oxígeno tanto como pensamos en la electricidad, el agua u otros servicios básicos", señalaron desde PATH, una organización mundial sin fines de lucro que ayuda a varios gobiernos a responder a la pandemia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco pacientes con coronavirus podría requerir oxígeno y en casos severos este número aumenta a tres de cada cinco. Además indicó que la demanda de oxígeno aumentó entre cinco y siete veces durante la pandemia. 

Una tendencia se extiende en América Latina como efecto de la pandemia: el colapso sanitario no es solo la falta de camas en unidades de terapia intensiva, también es la falta de oxígeno en los hospitales. 

A través de un video, la enfermera de una clínica en la ciudad de Manaos, Brasil, Thalita Rocha denunció: "Estamos en una situación desesperada. Toda una unidad de emergencia simplemente se ha quedado sin oxígeno... Mucha gente está muriendo".

Esta situación se repite en otros establecimientos de salud de países en desarrollo de América Latina, Asia y África. "Necesitamos pensar en el oxígeno tanto como pensamos en la electricidad, el agua u otros servicios básicos", señalaron desde PATH, una organización mundial sin fines de lucro que ayuda a varios gobiernos a responder a la pandemia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco pacientes con coronavirus podría requerir oxígeno y en casos severos este número aumenta a tres de cada cinco. Además indicó que la demanda de oxígeno aumentó entre cinco y siete veces durante la pandemia. 

Leer más

Crisis en la industria de los fuegos artificiales

La pandemia sacudió económicamente a muchas industrias; dentro de ellas, la de los fuegos artificiales. Estiman que, durante las fiestas (lo que hasta el momento era temporada alta), las ventas disminuirán un 40%.

Además de la situación de crisis, la venta bajó porque cada vez hay más consciencia de cómo el ruido perjudica a los niños autistas y animales. Por eso, el director de Relaciones Institucionales de la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales, Ezequiel Asquinasi, comunicó una campaña de fuegos artificiales amigables, con bajo impacto sonoro y más impacto visual. Dice que hay que proteger la industria porque son 60.000 personas las que trabajan en la industria.

La pandemia sacudió económicamente a muchas industrias; dentro de ellas, la de los fuegos artificiales. Estiman que, durante las fiestas (lo que hasta el momento era temporada alta), las ventas disminuirán un 40%.

Además de la situación de crisis, la venta bajó porque cada vez hay más consciencia de cómo el ruido perjudica a los niños autistas y animales. Por eso, el director de Relaciones Institucionales de la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales, Ezequiel Asquinasi, comunicó una campaña de fuegos artificiales amigables, con bajo impacto sonoro y más impacto visual. Dice que hay que proteger la industria porque son 60.000 personas las que trabajan en la industria.

Leer más

Diciembre de 2001: la imagen que ilustró la crisis

Cuando el fotoperiodista Enrique García Medina accionó su cámara y el obturador se abrió para capturar la que sería la foto más icónica del estallido social del 19 y 20 de diciembre de 2001, una bala de goma disparada por la Policía Federal lo alcanzó. Ese es el primer recuerdo que tiene cuando se le pregunta por esa imagen.

Las jornadas del "Argentinazo" terminaron con el gobierno de La Alianza y provocaron la renuncia del presidente Fernando De la Rúa, quien debió abandonar la sede del gobierno en un helicóptero que levantó vuelo desde el mismísimo techo de la Casa Rosada.

La represión policial acabó con un saldo de 39 personas muertas, entre los que se cuentan a siete niños de entre trece y dieciocho años.

El reportero gráfico, apostado en Diagonal Norte, sacó una de esas fotos que marcan un hecho. Un joven sin remera y con media cara tapada, en pleno lanzamiento contra una barricada de la Policía Federal, se ha convertido en un símbolo de la violencia del gobierno de De La Rúa y el recuerdo de un diciembre oscuro.

Cuando el fotoperiodista Enrique García Medina accionó su cámara y el obturador se abrió para capturar la que sería la foto más icónica del estallido social del 19 y 20 de diciembre de 2001, una bala de goma disparada por la Policía Federal lo alcanzó. Ese es el primer recuerdo que tiene cuando se le pregunta por esa imagen.

Las jornadas del "Argentinazo" terminaron con el gobierno de La Alianza y provocaron la renuncia del presidente Fernando De la Rúa, quien debió abandonar la sede del gobierno en un helicóptero que levantó vuelo desde el mismísimo techo de la Casa Rosada.

La represión policial acabó con un saldo de 39 personas muertas, entre los que se cuentan a siete niños de entre trece y dieciocho años.

El reportero gráfico, apostado en Diagonal Norte, sacó una de esas fotos que marcan un hecho. Un joven sin remera y con media cara tapada, en pleno lanzamiento contra una barricada de la Policía Federal, se ha convertido en un símbolo de la violencia del gobierno de De La Rúa y el recuerdo de un diciembre oscuro.

Leer más