Iván Cepeda: "Pongo en duda que en Colombia haya una democracia"

Una de las voces más importantes de la política colombiana, Iván Cepeda, se comunicó con Fernando Duclos para una nueva emisión de IP Global. Cepeda es fundador del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), una de las más influyentes redes de organizaciones de víctimas en el país que tiene el objetivo de agrupar a los familiares de víctimas de crímenes de lesa humanidad y las organizaciones que trabajan por los derechos humanos. Es, además, senador y filósofo. Un lujo de invitado para explicar la historia de Colombia, y así tener una mejor comprensión de lo que está pasando en la actualidad de ese país

Luego de contar el origen de la Unión Patriótica, Cepeda señala que “lo que ha ocurrido con la UP desde 1984 hasta el día de hoy es un genocidio. Hay reconocidas 6000 muertes ante la Corte Interamericana, pero la cifra puede ser mayor [...] Hay evidencia de que fue en manos del Estado, que comandó cinco planes de exterminio”. 

También explicó qué es la FARC y cómo opera. La define como “una guerrilla que comenzó en la década del ‘80, y pasaron de la vía armada a la vía legal. Fundaron la UP, y los empezaron a asesinar. Hubo, incluso, asesinatos a candidatos presidenciales”. 

Además, analizó el paramilitarismo como un componente de terrorismo de estado de Colombia. “Pongo en duda que en Colombia haya una democracia. El paramilitarismo fue una estructura permanente del terrorismo estatal durante décadas [...] Llegaron a ser una especie de alianza con los políticos para conquistar lugares en el Estado”. 

Para saber todos los detalles, mirá la nota completa

Una de las voces más importantes de la política colombiana, Iván Cepeda, se comunicó con Fernando Duclos para una nueva emisión de IP Global. Cepeda es fundador del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), una de las más influyentes redes de organizaciones de víctimas en el país que tiene el objetivo de agrupar a los familiares de víctimas de crímenes de lesa humanidad y las organizaciones que trabajan por los derechos humanos. Es, además, senador y filósofo. Un lujo de invitado para explicar la historia de Colombia, y así tener una mejor comprensión de lo que está pasando en la actualidad de ese país

Luego de contar el origen de la Unión Patriótica, Cepeda señala que “lo que ha ocurrido con la UP desde 1984 hasta el día de hoy es un genocidio. Hay reconocidas 6000 muertes ante la Corte Interamericana, pero la cifra puede ser mayor [...] Hay evidencia de que fue en manos del Estado, que comandó cinco planes de exterminio”. 

También explicó qué es la FARC y cómo opera. La define como “una guerrilla que comenzó en la década del ‘80, y pasaron de la vía armada a la vía legal. Fundaron la UP, y los empezaron a asesinar. Hubo, incluso, asesinatos a candidatos presidenciales”. 

Además, analizó el paramilitarismo como un componente de terrorismo de estado de Colombia. “Pongo en duda que en Colombia haya una democracia. El paramilitarismo fue una estructura permanente del terrorismo estatal durante décadas [...] Llegaron a ser una especie de alianza con los políticos para conquistar lugares en el Estado”. 

Para saber todos los detalles, mirá la nota completa

Leer más
Placeholder del video

"Corderazo" agroecológico y patagónico de la UTT

La pandemia trajo una crisis económica mundial inesperada. Este contexto provocó que varios colectivos sociales organizaran múltiples estrategias para reactivar el bolsillo de la población. Uno de ellos, La Unión de Trabajadores de la Tierra, organizó este sábado un "corderazo" agroecológico patagónico a precios accesibles en el Mercado Agroecológico de Avellaneda.  Los coordinadores dialogaron al respecto con Melina Fleiderman en IP Noticias. 

"Trajimos unos 400 animales de unos 10 kilos en promedio para venderlos a precios populares, sin intermediarios. Es una buena oportunidad para enfrentar la crisis en las cocinas argentinas que trajo la pandemia", declaró Ariel, uno de los trabajadores que formó parte de la medida. 

El evento se enmarca dentro del Plan Nacional de Abastecimiento de Alimentos del Gobierno Nacional, que promueve el fortalecimiento de las economías regionales y el acceso a los alimentos sin agro tóxicos.  

Podés ver IP Noticias, con Melina Fleiderman, los Sábados de 13 hs a 14 hs.

 

 

La pandemia trajo una crisis económica mundial inesperada. Este contexto provocó que varios colectivos sociales organizaran múltiples estrategias para reactivar el bolsillo de la población. Uno de ellos, La Unión de Trabajadores de la Tierra, organizó este sábado un "corderazo" agroecológico patagónico a precios accesibles en el Mercado Agroecológico de Avellaneda.  Los coordinadores dialogaron al respecto con Melina Fleiderman en IP Noticias. 

"Trajimos unos 400 animales de unos 10 kilos en promedio para venderlos a precios populares, sin intermediarios. Es una buena oportunidad para enfrentar la crisis en las cocinas argentinas que trajo la pandemia", declaró Ariel, uno de los trabajadores que formó parte de la medida. 

El evento se enmarca dentro del Plan Nacional de Abastecimiento de Alimentos del Gobierno Nacional, que promueve el fortalecimiento de las economías regionales y el acceso a los alimentos sin agro tóxicos.  

Podés ver IP Noticias, con Melina Fleiderman, los Sábados de 13 hs a 14 hs.

 

 

Leer más

Crisis en Colombia: claves para entender la conmoción social

Los aumentos del IVA a productos de consumo básico -agua, luz y gas, computadoras, y otros servicios hasta ahora exentos- y un “impuesto a la renta” para los salarios a partir de los 620 dólares -en su mayoría de clase media-, generaron en Colombia una ola de protestas sociales que ya llevan una semana con un saldo de al menos 20 muertos -la ONG Human Rights Watch afirma haber recibido denuncias por 31 fallecimientos-, más de 800 heridos y según un informe de la Defensoría del Pueblo, 87 personas desaparecidas.  

¿Cómo se llegó a esto? Con la llamada “Ley de Solidaridad Sostenible” que incluía estos aumentos, el gobierno alegaba que necesitaba cubrir el saldo negativo generado por la pandemia. La reacción popular comenzó con las movilizaciones de protesta convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores, el miércoles 28 de abril. A partir de ese momento, como ya sucedió en Chile -y también en Perú, por citar dos ejemplos concretos- una chispa avivó el fuego. En verdad, revivió unas llamas que ya se habían encendido en noviembre de 2019 por una creciente crisis económica. Ahora, un año y medio después, se suma el descontento masivo por un pobre gestión sanitaria estatal de la pandemia del coronavirus. Hay una campaña de vacunación en marcha, pero transcurre “muy lenta”, faltan vacunas para grupos de riesgo e incluso se acusa al gobierno de “falsear datos”. Un cóctel explosivo. 

Sobre todo eso, hay cansancio e indignación acumulados por una sucesión de gobiernos neoliberales que aplicó recetas económicas recesivas: esto se tradujo en una creciente pérdida de poder adquisitivo en las últimas tres décadas y en el aumento hasta el 20% de las cifras de la pobreza. Encima, el llamado “proceso de paz” firmado con las organizaciones guerrilleras en 2016 luego de 50 años de guerra civil -atravesados además por la confrontación con el narcotráfico y la violencia política ejecutada por escuadrones paramilitares- nunca terminó de concretarse. Al contrario, las cifras de muertos por razones políticas crecieron en este último lustro: casi 250 excombatientes reinsertados en trabajo social o proyectos productivos rurales, fueron asesinados y esos crímenes, en la mayoría de los casos, quedaron impunes.

 

Los aumentos del IVA a productos de consumo básico -agua, luz y gas, computadoras, y otros servicios hasta ahora exentos- y un “impuesto a la renta” para los salarios a partir de los 620 dólares -en su mayoría de clase media-, generaron en Colombia una ola de protestas sociales que ya llevan una semana con un saldo de al menos 20 muertos -la ONG Human Rights Watch afirma haber recibido denuncias por 31 fallecimientos-, más de 800 heridos y según un informe de la Defensoría del Pueblo, 87 personas desaparecidas.  

¿Cómo se llegó a esto? Con la llamada “Ley de Solidaridad Sostenible” que incluía estos aumentos, el gobierno alegaba que necesitaba cubrir el saldo negativo generado por la pandemia. La reacción popular comenzó con las movilizaciones de protesta convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores, el miércoles 28 de abril. A partir de ese momento, como ya sucedió en Chile -y también en Perú, por citar dos ejemplos concretos- una chispa avivó el fuego. En verdad, revivió unas llamas que ya se habían encendido en noviembre de 2019 por una creciente crisis económica. Ahora, un año y medio después, se suma el descontento masivo por un pobre gestión sanitaria estatal de la pandemia del coronavirus. Hay una campaña de vacunación en marcha, pero transcurre “muy lenta”, faltan vacunas para grupos de riesgo e incluso se acusa al gobierno de “falsear datos”. Un cóctel explosivo. 

Sobre todo eso, hay cansancio e indignación acumulados por una sucesión de gobiernos neoliberales que aplicó recetas económicas recesivas: esto se tradujo en una creciente pérdida de poder adquisitivo en las últimas tres décadas y en el aumento hasta el 20% de las cifras de la pobreza. Encima, el llamado “proceso de paz” firmado con las organizaciones guerrilleras en 2016 luego de 50 años de guerra civil -atravesados además por la confrontación con el narcotráfico y la violencia política ejecutada por escuadrones paramilitares- nunca terminó de concretarse. Al contrario, las cifras de muertos por razones políticas crecieron en este último lustro: casi 250 excombatientes reinsertados en trabajo social o proyectos productivos rurales, fueron asesinados y esos crímenes, en la mayoría de los casos, quedaron impunes.

 

Leer más

Crisis en Colombia: el presidente Iván Duque no descarta declarar el "estado de conmoción interior"

El presidente de Colombia, Iván Duque, informó este miércoles que no descarta decretar el "estado de conmoción interior" para buscar ponerle fin a la serie de manifestaciones que se dan en contra de la Reforma Tributaria que busca imponer el gobierno. “Uno como jefe de Estado no puede renunciar a ninguna de las herramientas que le dan la Constitución, que es la que reglamenta el estado de conmoción interior, tiene herramientas taxativas que se pueden emplear", señaló el mandatario en conferencia de prensa.

"Han sido usadas en muy pocas ocasiones. A la pregunta si se renuncia a esta herramienta, ni a esa ni a ninguna otra herramienta constitucional”, agregó Duque.

La afirmación del jefe de Estado colombiano surgió luego del pedido de varios miembros de su partido, el Centro Democrático (CD), de recurrir a esta última herramienta para combatir lo que ellos interpretan como "acciones criminales".

La Constitución Política de Colombia, en su artículo 213, le permite al jefe de Estado acudir a la conmoción interior, “en caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado, o la convivencia ciudadana, y que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía”.

Entre las facultades extraordinarias en este periodo hasta que "se devuelva el orden", el mandatario puede restringir las manifestaciones sociales, tomar el control de algunos medios de comunicación y medidas "excepcionales". Además, las autoridades podrían ordenar la detención de ciudadanos sobre los cuales haya indicios de la comisión de varios delitos.

La habilitación de esta declaración se tiene que dar con la firma de todos los ministros de la jefatura de Gabinete y será por un término "no mayor de noventa días, prorrogable hasta por dos períodos iguales, el segundo de los cuales requiere concepto previo y favorable del Senado de la República".

Las protestas comenzaron el pasado miércoles de manera pacífica en las principales ciudades del país, sin embargo hechos de vandalismo y desmanes en lugares como Cali, Ibagué, Medellín y Bogotá aumentaron la tensión social.

Los manifestantes rechazan una reforma impositiva propuesta por el gobierno que busca recaudar cerca de 6.300 millones de dólares, equivalente a un 2% del PIB.

El presidente de Colombia, Iván Duque, informó este miércoles que no descarta decretar el "estado de conmoción interior" para buscar ponerle fin a la serie de manifestaciones que se dan en contra de la Reforma Tributaria que busca imponer el gobierno. “Uno como jefe de Estado no puede renunciar a ninguna de las herramientas que le dan la Constitución, que es la que reglamenta el estado de conmoción interior, tiene herramientas taxativas que se pueden emplear", señaló el mandatario en conferencia de prensa.

"Han sido usadas en muy pocas ocasiones. A la pregunta si se renuncia a esta herramienta, ni a esa ni a ninguna otra herramienta constitucional”, agregó Duque.

La afirmación del jefe de Estado colombiano surgió luego del pedido de varios miembros de su partido, el Centro Democrático (CD), de recurrir a esta última herramienta para combatir lo que ellos interpretan como "acciones criminales".

La Constitución Política de Colombia, en su artículo 213, le permite al jefe de Estado acudir a la conmoción interior, “en caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado, o la convivencia ciudadana, y que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía”.

Entre las facultades extraordinarias en este periodo hasta que "se devuelva el orden", el mandatario puede restringir las manifestaciones sociales, tomar el control de algunos medios de comunicación y medidas "excepcionales". Además, las autoridades podrían ordenar la detención de ciudadanos sobre los cuales haya indicios de la comisión de varios delitos.

La habilitación de esta declaración se tiene que dar con la firma de todos los ministros de la jefatura de Gabinete y será por un término "no mayor de noventa días, prorrogable hasta por dos períodos iguales, el segundo de los cuales requiere concepto previo y favorable del Senado de la República".

Las protestas comenzaron el pasado miércoles de manera pacífica en las principales ciudades del país, sin embargo hechos de vandalismo y desmanes en lugares como Cali, Ibagué, Medellín y Bogotá aumentaron la tensión social.

Los manifestantes rechazan una reforma impositiva propuesta por el gobierno que busca recaudar cerca de 6.300 millones de dólares, equivalente a un 2% del PIB.

Leer más

Coronavirus en India: Fernando Duclós analiza el dramático momento que preocupa al mundo

Hospitales y crematorios colapsados, faltantes de oxígeno y medicamentos y un promedio de más de 300 mil contagios con nuevos récords casi a diario. India no logra controlar la segunda ola de coronavirus, y a la trágica situación se le suma una nueva cepa del virus

Con más de 1.300 millones de habitantes, India es el segundo país más poblado del mundo y los números oficiales son cuestionados por muchos periódicos, que aducen que puede haber hasta 10 veces más de contagios no registrados. El panorama no es bueno: los virólogos vaticinan que continuará el aumento exponencial por dos o tres semanas más. 

El retrato de la situación incluye vagones de trenes transformados en salas de aislamiento y centro de cuidados improvisados con camas de cartón. Los cementerios trabajando 24 horas diarias no dan a a basto con la demanda de cadáveres, y los muertos comienzan a verse en las calles. De hecho, muchas familias organizaron piras funerarias masivas. La asistencia internacional no alcanza en un país con una alta taza de pobreza y el fenómeno preocupa al mundo entero. 

Hospitales y crematorios colapsados, faltantes de oxígeno y medicamentos y un promedio de más de 300 mil contagios con nuevos récords casi a diario. India no logra controlar la segunda ola de coronavirus, y a la trágica situación se le suma una nueva cepa del virus

Con más de 1.300 millones de habitantes, India es el segundo país más poblado del mundo y los números oficiales son cuestionados por muchos periódicos, que aducen que puede haber hasta 10 veces más de contagios no registrados. El panorama no es bueno: los virólogos vaticinan que continuará el aumento exponencial por dos o tres semanas más. 

El retrato de la situación incluye vagones de trenes transformados en salas de aislamiento y centro de cuidados improvisados con camas de cartón. Los cementerios trabajando 24 horas diarias no dan a a basto con la demanda de cadáveres, y los muertos comienzan a verse en las calles. De hecho, muchas familias organizaron piras funerarias masivas. La asistencia internacional no alcanza en un país con una alta taza de pobreza y el fenómeno preocupa al mundo entero. 

Leer más

¿Por qué Buenos Aires podría perder el 50% de sus pizzerías?

Las pizzerías porteñas están en crisis. La consecuencias económicas de la pandemia afectaron gravemente al sector gastronómico, y los tradicionales negocios de pizzas de Buenos Aires sintieron el golpe. Desde la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) anunciaron que debido al contexto económico, la Ciudad podría perder este año el 50% de sus pizzerías.  

La emergencia sanitaria obligó a muchos locales a cerrar sus puertas o atender solamente por delivery, lo que provocó la caída del 15% de los comercios del rubro durante el año pasado. Este número representa a unas 150 pizzerías de la Ciudad de Buenos Aires y la supresión de unos 1500 puestos laborales.  

En APPYCE calculan que este año cerrarán sus persianas un 35% más de negocios dedicados a la pizza de distintos barrios, siendo los de Puerto Madero, Sant Telmo, calle Corrientes y Microcentro los más afectados por la baja de clientes oficinistas y teatros ahora cerrados. 

Las pizzerías porteñas están en crisis. La consecuencias económicas de la pandemia afectaron gravemente al sector gastronómico, y los tradicionales negocios de pizzas de Buenos Aires sintieron el golpe. Desde la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE) anunciaron que debido al contexto económico, la Ciudad podría perder este año el 50% de sus pizzerías.  

La emergencia sanitaria obligó a muchos locales a cerrar sus puertas o atender solamente por delivery, lo que provocó la caída del 15% de los comercios del rubro durante el año pasado. Este número representa a unas 150 pizzerías de la Ciudad de Buenos Aires y la supresión de unos 1500 puestos laborales.  

En APPYCE calculan que este año cerrarán sus persianas un 35% más de negocios dedicados a la pizza de distintos barrios, siendo los de Puerto Madero, Sant Telmo, calle Corrientes y Microcentro los más afectados por la baja de clientes oficinistas y teatros ahora cerrados. 

Leer más

Crisis sanitaria: el oxígeno escasea en América Latina

Una tendencia se extiende en América Latina como efecto de la pandemia: el colapso sanitario no es solo la falta de camas en unidades de terapia intensiva, también es la falta de oxígeno en los hospitales. 

A través de un video, la enfermera de una clínica en la ciudad de Manaos, Brasil, Thalita Rocha denunció: "Estamos en una situación desesperada. Toda una unidad de emergencia simplemente se ha quedado sin oxígeno... Mucha gente está muriendo".

Esta situación se repite en otros establecimientos de salud de países en desarrollo de América Latina, Asia y África. "Necesitamos pensar en el oxígeno tanto como pensamos en la electricidad, el agua u otros servicios básicos", señalaron desde PATH, una organización mundial sin fines de lucro que ayuda a varios gobiernos a responder a la pandemia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco pacientes con coronavirus podría requerir oxígeno y en casos severos este número aumenta a tres de cada cinco. Además indicó que la demanda de oxígeno aumentó entre cinco y siete veces durante la pandemia. 

Una tendencia se extiende en América Latina como efecto de la pandemia: el colapso sanitario no es solo la falta de camas en unidades de terapia intensiva, también es la falta de oxígeno en los hospitales. 

A través de un video, la enfermera de una clínica en la ciudad de Manaos, Brasil, Thalita Rocha denunció: "Estamos en una situación desesperada. Toda una unidad de emergencia simplemente se ha quedado sin oxígeno... Mucha gente está muriendo".

Esta situación se repite en otros establecimientos de salud de países en desarrollo de América Latina, Asia y África. "Necesitamos pensar en el oxígeno tanto como pensamos en la electricidad, el agua u otros servicios básicos", señalaron desde PATH, una organización mundial sin fines de lucro que ayuda a varios gobiernos a responder a la pandemia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada cinco pacientes con coronavirus podría requerir oxígeno y en casos severos este número aumenta a tres de cada cinco. Además indicó que la demanda de oxígeno aumentó entre cinco y siete veces durante la pandemia. 

Leer más

Crisis en la industria de los fuegos artificiales

La pandemia sacudió económicamente a muchas industrias; dentro de ellas, la de los fuegos artificiales. Estiman que, durante las fiestas (lo que hasta el momento era temporada alta), las ventas disminuirán un 40%.

Además de la situación de crisis, la venta bajó porque cada vez hay más consciencia de cómo el ruido perjudica a los niños autistas y animales. Por eso, el director de Relaciones Institucionales de la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales, Ezequiel Asquinasi, comunicó una campaña de fuegos artificiales amigables, con bajo impacto sonoro y más impacto visual. Dice que hay que proteger la industria porque son 60.000 personas las que trabajan en la industria.

La pandemia sacudió económicamente a muchas industrias; dentro de ellas, la de los fuegos artificiales. Estiman que, durante las fiestas (lo que hasta el momento era temporada alta), las ventas disminuirán un 40%.

Además de la situación de crisis, la venta bajó porque cada vez hay más consciencia de cómo el ruido perjudica a los niños autistas y animales. Por eso, el director de Relaciones Institucionales de la Cámara Argentina de Fuegos Artificiales, Ezequiel Asquinasi, comunicó una campaña de fuegos artificiales amigables, con bajo impacto sonoro y más impacto visual. Dice que hay que proteger la industria porque son 60.000 personas las que trabajan en la industria.

Leer más

Diciembre de 2001: la imagen que ilustró la crisis

Cuando el fotoperiodista Enrique García Medina accionó su cámara y el obturador se abrió para capturar la que sería la foto más icónica del estallido social del 19 y 20 de diciembre de 2001, una bala de goma disparada por la Policía Federal lo alcanzó. Ese es el primer recuerdo que tiene cuando se le pregunta por esa imagen.

Las jornadas del "Argentinazo" terminaron con el gobierno de La Alianza y provocaron la renuncia del presidente Fernando De la Rúa, quien debió abandonar la sede del gobierno en un helicóptero que levantó vuelo desde el mismísimo techo de la Casa Rosada.

La represión policial acabó con un saldo de 39 personas muertas, entre los que se cuentan a siete niños de entre trece y dieciocho años.

El reportero gráfico, apostado en Diagonal Norte, sacó una de esas fotos que marcan un hecho. Un joven sin remera y con media cara tapada, en pleno lanzamiento contra una barricada de la Policía Federal, se ha convertido en un símbolo de la violencia del gobierno de De La Rúa y el recuerdo de un diciembre oscuro.

Cuando el fotoperiodista Enrique García Medina accionó su cámara y el obturador se abrió para capturar la que sería la foto más icónica del estallido social del 19 y 20 de diciembre de 2001, una bala de goma disparada por la Policía Federal lo alcanzó. Ese es el primer recuerdo que tiene cuando se le pregunta por esa imagen.

Las jornadas del "Argentinazo" terminaron con el gobierno de La Alianza y provocaron la renuncia del presidente Fernando De la Rúa, quien debió abandonar la sede del gobierno en un helicóptero que levantó vuelo desde el mismísimo techo de la Casa Rosada.

La represión policial acabó con un saldo de 39 personas muertas, entre los que se cuentan a siete niños de entre trece y dieciocho años.

El reportero gráfico, apostado en Diagonal Norte, sacó una de esas fotos que marcan un hecho. Un joven sin remera y con media cara tapada, en pleno lanzamiento contra una barricada de la Policía Federal, se ha convertido en un símbolo de la violencia del gobierno de De La Rúa y el recuerdo de un diciembre oscuro.

Leer más