El argentino que aterrizó el quinto rover en Marte desde su casa

Miguel San Martín es un reconocido ingeniero electrónico, que trabaja como investigador en la NASA, donde está a cargo del diseño y desarrollo de distintos sistemas de control para vehículos de exploración. En estos días, se volvió viral ya que estuvo a cargo del descenso del rover Perseverance en Marte, siendo el quinto que aterriza en ese planeta.

“Mi papá, un inmigrante que trabajó en la NASA durante los últimos 35 años, mientras aterriza su quinto rover en Marte”, escribió su hija en las redes sociales. Tal como explicó San Martín a National Geographic, esta misión sigue “la misma línea científica” de investigaciones anteriores, “saber si Marte alguna vez tuvo vida en su pasado lejano”.

“Ahora con Perseverance la idea es ir a buscar biosignatures (biofirmas en español), que son indicios de minerales que pueden haber sido depositados y formados por la actividad biológica”, señaló el investigador, y luego añadió: “Hasta ahora nos estábamos preguntando si en Marte habían existido condiciones para la vida; ahora estamos buscando si existió o no la vida, punto".

Miguel San Martín es un reconocido ingeniero electrónico, que trabaja como investigador en la NASA, donde está a cargo del diseño y desarrollo de distintos sistemas de control para vehículos de exploración. En estos días, se volvió viral ya que estuvo a cargo del descenso del rover Perseverance en Marte, siendo el quinto que aterriza en ese planeta.

“Mi papá, un inmigrante que trabajó en la NASA durante los últimos 35 años, mientras aterriza su quinto rover en Marte”, escribió su hija en las redes sociales. Tal como explicó San Martín a National Geographic, esta misión sigue “la misma línea científica” de investigaciones anteriores, “saber si Marte alguna vez tuvo vida en su pasado lejano”.

“Ahora con Perseverance la idea es ir a buscar biosignatures (biofirmas en español), que son indicios de minerales que pueden haber sido depositados y formados por la actividad biológica”, señaló el investigador, y luego añadió: “Hasta ahora nos estábamos preguntando si en Marte habían existido condiciones para la vida; ahora estamos buscando si existió o no la vida, punto".

Leer más
Placeholder del video

La NASA aterrizó el rover Perseverance para explorar Marte

Otra vez el humano extiende sus sueños a Marte: para acompañar al rover Curiosity (ese robot todo terreno que se cantó el feliz cumpleaños solo en el suelo marciano), la NASA aterrizó el Perseverance

Este nuevo robot estuvo en viaje durante casi siete meses con la misión de encontrar signos de vida en Marte. La misión comenzó luego de "los siete minutos del terror" para que luego despliegue el "Ingenuity", un pequeño helicóptero que será el primero en capturar imágenes de Marte desde su cielo.

Otro de los objetivos es buscar señales de vida biológica bajo el suelo, ya que se considera que los altos niveles de radiación que conserva la atmósfera del planeta rojo no permitiría la existencia de seres vivientes.

¿Qué son los "siete minutos del terror"?

La fase del descenso del Perseverance -que tiene un tamaño parecido a un auto mediano- fue una de las más difíciles de la misión. Los siete minutos que conllevan desde la entrada a la atmósfera marciana y el aterrizaje del rover son los que definen si la misión tendrá éxito.

La secuencia es de especial dificultad porque en esos momentos se pierde toda comunicación con la Tierra y hay que confiar en la programación del Perseverance para desplegar los protocolos necesarios para un aterrizaje seguro.

Otra vez el humano extiende sus sueños a Marte: para acompañar al rover Curiosity (ese robot todo terreno que se cantó el feliz cumpleaños solo en el suelo marciano), la NASA aterrizó el Perseverance

Este nuevo robot estuvo en viaje durante casi siete meses con la misión de encontrar signos de vida en Marte. La misión comenzó luego de "los siete minutos del terror" para que luego despliegue el "Ingenuity", un pequeño helicóptero que será el primero en capturar imágenes de Marte desde su cielo.

Otro de los objetivos es buscar señales de vida biológica bajo el suelo, ya que se considera que los altos niveles de radiación que conserva la atmósfera del planeta rojo no permitiría la existencia de seres vivientes.

¿Qué son los "siete minutos del terror"?

La fase del descenso del Perseverance -que tiene un tamaño parecido a un auto mediano- fue una de las más difíciles de la misión. Los siete minutos que conllevan desde la entrada a la atmósfera marciana y el aterrizaje del rover son los que definen si la misión tendrá éxito.

La secuencia es de especial dificultad porque en esos momentos se pierde toda comunicación con la Tierra y hay que confiar en la programación del Perseverance para desplegar los protocolos necesarios para un aterrizaje seguro.

Leer más

Space X: el cohete de Elon Musk estalló de nuevo

El prototipo de nave espacial SN9, de la compañía Space X, explotó este martes durante las maniobras de aterrizaje controlado a distancia.

Su antecesor, el SN8, también había sufrido el mismo destino en el marco de las pruebas no tripuladas con cohetes de carga pesada que realiza Space X, en Boca Chica, Texas. La empresa de fabricación aeroespacial transmitió en vivo el lanzamiento que terminó en una nube de llamas cuando el SN9 intentaba aterrizar en posición vertical

Elon Musk, director general de la compañía que busca colonizar Marte en 2022, ya había demostrado entusiasmo por los resultados del programa de su compañía durante la primera experiencia fallida del SN8, en diciembre. 

El excéntrico multimillonario quiere convertir el viaje espacial de civiles en un objetivo alcanzable y económico a corto plazo. Sus planes incluyen el transporte de materiales para construir colonias en la Luna y Marte

La SN9 del programa aeroespacial Starship llegó a los 10 kilómetros de altitud con éxito y falló en la maniobra final de descenso, imitando a su hermana la SN8. 

 

El prototipo de nave espacial SN9, de la compañía Space X, explotó este martes durante las maniobras de aterrizaje controlado a distancia.

Su antecesor, el SN8, también había sufrido el mismo destino en el marco de las pruebas no tripuladas con cohetes de carga pesada que realiza Space X, en Boca Chica, Texas. La empresa de fabricación aeroespacial transmitió en vivo el lanzamiento que terminó en una nube de llamas cuando el SN9 intentaba aterrizar en posición vertical

Elon Musk, director general de la compañía que busca colonizar Marte en 2022, ya había demostrado entusiasmo por los resultados del programa de su compañía durante la primera experiencia fallida del SN8, en diciembre. 

El excéntrico multimillonario quiere convertir el viaje espacial de civiles en un objetivo alcanzable y económico a corto plazo. Sus planes incluyen el transporte de materiales para construir colonias en la Luna y Marte

La SN9 del programa aeroespacial Starship llegó a los 10 kilómetros de altitud con éxito y falló en la maniobra final de descenso, imitando a su hermana la SN8. 

 

Leer más

¿Cuáles son los sonidos de Marte?

La NASA se prepara para el próximo proyecto espacial que llevará el nombre de "Perseverance". Este nuevo rover, que tendrá el tamaño de un auto, tendrá un objetivo agregado al análisis de las condiciones geológicas y atomosféricas: descubrir el sonido de Marte

Teniendo en cuenta que el sonido se moldea gracias a los componentes presentes en el aire del planeta, se espera que la superficie marciana responda con acústicas que no fueron imaginadas. Su atmósfera gélida, un 1% aproximadamente más densa que la de la Tierra, tiene alto contenido en dióxido de carbono. Según la experta Katherine Wu, este ambiente no es perfecto para la transmisión del sonido: "Podrías estar a diez metros de alguien chillando y no escuchar casi nada".

Además, el Perseverance será la primera misión espacial moderna de la NASA cuyo objetivo es cazar "biofirmas" que sustenten la hipótesis que alguna vez hubo vida en Marte.

 

La NASA se prepara para el próximo proyecto espacial que llevará el nombre de "Perseverance". Este nuevo rover, que tendrá el tamaño de un auto, tendrá un objetivo agregado al análisis de las condiciones geológicas y atomosféricas: descubrir el sonido de Marte

Teniendo en cuenta que el sonido se moldea gracias a los componentes presentes en el aire del planeta, se espera que la superficie marciana responda con acústicas que no fueron imaginadas. Su atmósfera gélida, un 1% aproximadamente más densa que la de la Tierra, tiene alto contenido en dióxido de carbono. Según la experta Katherine Wu, este ambiente no es perfecto para la transmisión del sonido: "Podrías estar a diez metros de alguien chillando y no escuchar casi nada".

Además, el Perseverance será la primera misión espacial moderna de la NASA cuyo objetivo es cazar "biofirmas" que sustenten la hipótesis que alguna vez hubo vida en Marte.

 

Leer más

Per Aspera: Argentina llega a Marte gracias a los videojuegos

Un punto extra para los estudios de desarrollo independientes argentinos: Tlön Industries cruzó la atmósfera terrestre para explorar la superficie marciana de manera digital. Luego de conseguir el aval del publisher sueco Raw Fury, quedó en las cinemáticas de la E3 2019 (Electronic Entertainment Expouna de las conferencias más importantes del arte.

"Nosotros empezamos con un prototipo de Per Aspera en el 2017, hace ya tres años. Arrancamos con la tesis que la narrativa en un juego y la mecánica está mal pensarlas como cosas separadas y en un juego perfecto deberías tener lo mejor de ambos mundos: lo narrativo y la composición mecánica. Eso genera nuevas dinámicas", contó Roque Rey Ordoñez quien junto a Damián Hernaez y Javier Otaegui lideran el estudio indie.

¿Cómo es esto de visitar Marte?

Per Aspera es un juego que propone dos problemas clave: construir con la conciencia de una Inteligencia Artificial y la necesidad de la Humanidad por comenzar a conquistar Marte.

Los desarrolladores encontraron la manera de transformar los datos otorgados por la NASA en un mapa que retrate a escala la superficie del planeta rojo. A partir de ello, también recopilaron datos de distintas misiones espaciales internacionales y teorías de terraformismo para construir una narrativa que proyecte un futuro plausible.

Un punto extra para los estudios de desarrollo independientes argentinos: Tlön Industries cruzó la atmósfera terrestre para explorar la superficie marciana de manera digital. Luego de conseguir el aval del publisher sueco Raw Fury, quedó en las cinemáticas de la E3 2019 (Electronic Entertainment Expouna de las conferencias más importantes del arte.

"Nosotros empezamos con un prototipo de Per Aspera en el 2017, hace ya tres años. Arrancamos con la tesis que la narrativa en un juego y la mecánica está mal pensarlas como cosas separadas y en un juego perfecto deberías tener lo mejor de ambos mundos: lo narrativo y la composición mecánica. Eso genera nuevas dinámicas", contó Roque Rey Ordoñez quien junto a Damián Hernaez y Javier Otaegui lideran el estudio indie.

¿Cómo es esto de visitar Marte?

Per Aspera es un juego que propone dos problemas clave: construir con la conciencia de una Inteligencia Artificial y la necesidad de la Humanidad por comenzar a conquistar Marte.

Los desarrolladores encontraron la manera de transformar los datos otorgados por la NASA en un mapa que retrate a escala la superficie del planeta rojo. A partir de ello, también recopilaron datos de distintas misiones espaciales internacionales y teorías de terraformismo para construir una narrativa que proyecte un futuro plausible.

Leer más

Basura espacial: ¿Qué es el Síndrome de Kessler?

Parece que la pandemia por coronavirus no es suficiente. El planeta Tierra enfrenta potencialmente una nueva amenaza, aunque esta vez, desde el espacio exterior: el Síndrome Kessler.

El nombre de este peligro proviene del científico estadounidense de la NASA, Donald Kessler, que lo nombró en 1991. El síndrome consiste en una posible reacción en cadena producida por la colisión de pedazos de basura que están sueltos en el espacio.

Basura espacial: un problema en crecimiento

Por fuera de la atmósfera terrestre, según informa la Agencia Espacial Europea (ESA), hay unos 129 millones de fragmentos de residuos girando alrededor del planeta, unas 7.200 toneladas de basura espacial.

El problema es que si todos estos "pedacitos" de basura colisionan, podría significar la destrucción de todos los satélites artificiales que orbitan a la Tierra, lo que impediría la salida al espacio de nuevas naves.

Aun así, la NASA está trabajando en un aparato sofisticado para recoger y retirar de la órbita los residuos esparcidos.

La NASA, por ejemplo, está desarrollando un sofisticado aparato, diseñado especialmente para recoger y retirar de orbita los residuos diseminados en el espacio.

Parece que la pandemia por coronavirus no es suficiente. El planeta Tierra enfrenta potencialmente una nueva amenaza, aunque esta vez, desde el espacio exterior: el Síndrome Kessler.

El nombre de este peligro proviene del científico estadounidense de la NASA, Donald Kessler, que lo nombró en 1991. El síndrome consiste en una posible reacción en cadena producida por la colisión de pedazos de basura que están sueltos en el espacio.

Basura espacial: un problema en crecimiento

Por fuera de la atmósfera terrestre, según informa la Agencia Espacial Europea (ESA), hay unos 129 millones de fragmentos de residuos girando alrededor del planeta, unas 7.200 toneladas de basura espacial.

El problema es que si todos estos "pedacitos" de basura colisionan, podría significar la destrucción de todos los satélites artificiales que orbitan a la Tierra, lo que impediría la salida al espacio de nuevas naves.

Aun así, la NASA está trabajando en un aparato sofisticado para recoger y retirar de la órbita los residuos esparcidos.

La NASA, por ejemplo, está desarrollando un sofisticado aparato, diseñado especialmente para recoger y retirar de orbita los residuos diseminados en el espacio.

Leer más