Perú: víctimas de esterilizaciones forzadas por Fujimori exigen votar "con memoria"

Durante el gobierno de Alberto Fujimori en el Perú, entre 1990 y 2000, fueron esterilizadas de manera forzada 270 mil personas, mayoritariamente mujeres, campesinas, pobres y quechuas. Fue parte de una política de gobierno que se llamó Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar. En marzo comenzó el juicio contra el expresidente por estos delitos de lesa humanidad y violaciones a los derechos humanos.

Ahora, en el marco de las elecciones presidenciales que se realizarán hoy 11 de abril, las asociaciones de las mujeres víctimas exigieron a la población emitir un voto “con memoria”, al recordar que el 5 de abril se cumplieron 29 años del autogolpe de Estado de Fujimori, y que su hija Keiko es candidata, y que “viene utilizando la imagen de su padre como bandera de campaña”. Además, este colectivo de mujeres pidió a los candidatos que incluyan en sus planes de gobierno medidas que garanticen el respeto por los derechos humanos y justicia ante sus casos.

El número de víctimas de Fujimori es un cálculo hecho en base a estimaciones. El proceso judicial se basa en el caso de cinco mujeres muertas y en testimonios de 1.300 víctimas que sufrieron lesiones graves.

Camila Gianella Malca es directora Ejecutiva del Centro de Investigaciones Sociológicas, Económicas, Políticas y Antropológicas (CISEPA). En diálogo con IP Digital, explicó cómo se hicieron estas esterilizaciones: "Este proceso se enmarcó en una campaña de derechos sociales y reproductivos, pero con una meta de bajar la tasa de natalidad como parte de indicadores de desarrollo. Sobre todo de las mujeres en zonas rurales".

"Se hicieron campañas en las que se captaba a las mujeres y, sin darles una conserjería adecuada, se hicieron estas esterilizaciones. Muchas veces ellas sin conocimiento de lo que estaban haciendo", apuntó.

Durante el gobierno de Alberto Fujimori en el Perú, entre 1990 y 2000, fueron esterilizadas de manera forzada 270 mil personas, mayoritariamente mujeres, campesinas, pobres y quechuas. Fue parte de una política de gobierno que se llamó Programa Nacional de Salud Reproductiva y Planificación Familiar. En marzo comenzó el juicio contra el expresidente por estos delitos de lesa humanidad y violaciones a los derechos humanos.

Ahora, en el marco de las elecciones presidenciales que se realizarán hoy 11 de abril, las asociaciones de las mujeres víctimas exigieron a la población emitir un voto “con memoria”, al recordar que el 5 de abril se cumplieron 29 años del autogolpe de Estado de Fujimori, y que su hija Keiko es candidata, y que “viene utilizando la imagen de su padre como bandera de campaña”. Además, este colectivo de mujeres pidió a los candidatos que incluyan en sus planes de gobierno medidas que garanticen el respeto por los derechos humanos y justicia ante sus casos.

El número de víctimas de Fujimori es un cálculo hecho en base a estimaciones. El proceso judicial se basa en el caso de cinco mujeres muertas y en testimonios de 1.300 víctimas que sufrieron lesiones graves.

Camila Gianella Malca es directora Ejecutiva del Centro de Investigaciones Sociológicas, Económicas, Políticas y Antropológicas (CISEPA). En diálogo con IP Digital, explicó cómo se hicieron estas esterilizaciones: "Este proceso se enmarcó en una campaña de derechos sociales y reproductivos, pero con una meta de bajar la tasa de natalidad como parte de indicadores de desarrollo. Sobre todo de las mujeres en zonas rurales".

"Se hicieron campañas en las que se captaba a las mujeres y, sin darles una conserjería adecuada, se hicieron estas esterilizaciones. Muchas veces ellas sin conocimiento de lo que estaban haciendo", apuntó.

Leer más
Placeholder del video

El trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense en Malvinas

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), una organización científica sin fines de lucro creada en 1984, desarrolla desde 2016 un trabajo de identificación que ya permitió restituir la identidad de 90 soldados muertos en la Guerra de Malvinas en 1982 que, hasta entonces, permanecían enterrados en el Cementerio Militar de Darwin como anónimos.

Es parte de lo que se conoce como el Plan Proyecto Humanitario Malvinas, una iniciativa que comenzó en 2012 por pedido de la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández. La mandataria envió una carta al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la que solicitó iniciar un proceso de reconocimiento de los restos de los combatientes. Por su amplia trayectoria en la materia, el EAAF fue convocado.

El cuerpo de científicos tiene un renombre internacional por su intervención en casos emblemáticos alrededor del mundo. Desde la identificación de cuerpos de desaparecidos en la última dictadura cívico militar en Argentina, hasta los crímenes del apartheid en Sudáfrica, femicidios en Ciudad Juárez, México, y la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Plan Proyecto Humanitario Malvinas

Se puede dividir al plan de trabajo de reconocimiento científico en cinco momentos:

  • Recuperación arqueológica de los cuerpos.
  • Análisis.
  • Toma de muestras.
  • Re inhumación de los cuerpos en sus sepulturas originales.
  • Análisis genéticos de las muestras.

Para dar con las identidades de los cuerpos que descansan en Darwin, el EAAF debió tomar muestras de ADN e información de 107 familias de los caídos. Aún hay más de cien familias que no saben dónde está el cuerpo de su ser querido.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), una organización científica sin fines de lucro creada en 1984, desarrolla desde 2016 un trabajo de identificación que ya permitió restituir la identidad de 90 soldados muertos en la Guerra de Malvinas en 1982 que, hasta entonces, permanecían enterrados en el Cementerio Militar de Darwin como anónimos.

Es parte de lo que se conoce como el Plan Proyecto Humanitario Malvinas, una iniciativa que comenzó en 2012 por pedido de la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández. La mandataria envió una carta al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la que solicitó iniciar un proceso de reconocimiento de los restos de los combatientes. Por su amplia trayectoria en la materia, el EAAF fue convocado.

El cuerpo de científicos tiene un renombre internacional por su intervención en casos emblemáticos alrededor del mundo. Desde la identificación de cuerpos de desaparecidos en la última dictadura cívico militar en Argentina, hasta los crímenes del apartheid en Sudáfrica, femicidios en Ciudad Juárez, México, y la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Plan Proyecto Humanitario Malvinas

Se puede dividir al plan de trabajo de reconocimiento científico en cinco momentos:

  • Recuperación arqueológica de los cuerpos.
  • Análisis.
  • Toma de muestras.
  • Re inhumación de los cuerpos en sus sepulturas originales.
  • Análisis genéticos de las muestras.

Para dar con las identidades de los cuerpos que descansan en Darwin, el EAAF debió tomar muestras de ADN e información de 107 familias de los caídos. Aún hay más de cien familias que no saben dónde está el cuerpo de su ser querido.

Leer más

Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar: es trabajo, no es ayuda

Este 30 de marzo se celebra el "Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar", una fecha conmemorativa y de reivindicación de derechos laborales para un sector compuesto en su mayoría por mujeres, y que representan una de las principales fuerzas de trabajo asalariada en el mundo. De acuerdo con el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “La COVID-19 y el trabajo doméstico en Argentina”, estas trabajadoras cumplen un rol sumamente importante: proveen tareas de cuidado de hogares y personas. Sin embargo, integran uno de los sectores más afectados por la crisis ocasionada por el coronavirus; y están casi siempre excluidas de la protección social y laboral dentro de un mercado informal de trabajo. En Argentina hay más de 1.300.000 trabajadoras domésticas, la mayoría de las cuales -en promedio, más de tres de cada cuatro- trabajan en esas condiciones. 

Como trabajadora, estar registrada garantiza el acceso a una futura jubilación, obra social, diversas licencias -maternidad, entre ellas- y cobertura por accidentes de trabajo. Por su parte, al registrar a la trabajadora -una responsabilidad jurídica- el empleador evita posibles demandas legales vinculadas con aportes no realizados, costos por accidentes de trabajo y multas por identificación de trabajo informal. 

Esta semana la Oficina de País de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la Argentina, en alianza con la ONG Impacto Digital y con la participación de distintos sindicatos, lanzó la campaña “Es trabajo, no es ayuda” para visibilizar la importancia del trabajo doméstico. El objetivo principal de la campaña es brindar respuestas sobre tres grandes temas: Trabajo y Seguridad, Remuneración y Derechos Laborales. Al respecto, la página web www.estrabajonoesayuda.org ofrece valiosa información acerca de: grupos de riesgo, elementos de protección, ART y cobertura; normativa vigente, cambio de categoría, ajustes salariales y reclamos; despidos, condiciones de trabajo, trabajo registrado y derechos. 








 

Este 30 de marzo se celebra el "Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar", una fecha conmemorativa y de reivindicación de derechos laborales para un sector compuesto en su mayoría por mujeres, y que representan una de las principales fuerzas de trabajo asalariada en el mundo. De acuerdo con el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) “La COVID-19 y el trabajo doméstico en Argentina”, estas trabajadoras cumplen un rol sumamente importante: proveen tareas de cuidado de hogares y personas. Sin embargo, integran uno de los sectores más afectados por la crisis ocasionada por el coronavirus; y están casi siempre excluidas de la protección social y laboral dentro de un mercado informal de trabajo. En Argentina hay más de 1.300.000 trabajadoras domésticas, la mayoría de las cuales -en promedio, más de tres de cada cuatro- trabajan en esas condiciones. 

Como trabajadora, estar registrada garantiza el acceso a una futura jubilación, obra social, diversas licencias -maternidad, entre ellas- y cobertura por accidentes de trabajo. Por su parte, al registrar a la trabajadora -una responsabilidad jurídica- el empleador evita posibles demandas legales vinculadas con aportes no realizados, costos por accidentes de trabajo y multas por identificación de trabajo informal. 

Esta semana la Oficina de País de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la Argentina, en alianza con la ONG Impacto Digital y con la participación de distintos sindicatos, lanzó la campaña “Es trabajo, no es ayuda” para visibilizar la importancia del trabajo doméstico. El objetivo principal de la campaña es brindar respuestas sobre tres grandes temas: Trabajo y Seguridad, Remuneración y Derechos Laborales. Al respecto, la página web www.estrabajonoesayuda.org ofrece valiosa información acerca de: grupos de riesgo, elementos de protección, ART y cobertura; normativa vigente, cambio de categoría, ajustes salariales y reclamos; despidos, condiciones de trabajo, trabajo registrado y derechos. 








 

Leer más

Marisa Graham: "La niña M está viviendo bien cuidada y bajo techo"

La defensora Nacional de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación, Marisa Graham, destacó en los estudios de Somos PM las acciones que realiza desde el organismo para resguardar y promover los derechos de los niños y niñas de nuestro país.

A días de la privación de libertad y luego rescate de una menor de 7 años, la funcionaria Nacional aclaró su situación: "Ya está en una situación de protección, con una medida de protección de la Ciudad de Buenos Aires. Está viviendo bajo techo, muy bien cuidada y trabajando con su situación familiar, la situación de su mamá y de su familia más ampliada".

Además, Graham hizo hincapié en la importancia de mantener una agenda permanente en los medios de comunicación sobre los derechos de niños y niñas: "Lo primero que habría que hacer es que los niños, niñas y adolescentes y sus derechos estén en la agenda todo el tiempo. Cuando los medios no solo hablan frente a un caso concreto de vulneración, sino que tienen a los derechos de los niños, niñas y adolescentes como parte de su agenda periodística".

Somos PM se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 14 a 17, con la conducción de Pía Slapka, Maximiliano Legnani y Ana Sicilia.

La defensora Nacional de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación, Marisa Graham, destacó en los estudios de Somos PM las acciones que realiza desde el organismo para resguardar y promover los derechos de los niños y niñas de nuestro país.

A días de la privación de libertad y luego rescate de una menor de 7 años, la funcionaria Nacional aclaró su situación: "Ya está en una situación de protección, con una medida de protección de la Ciudad de Buenos Aires. Está viviendo bajo techo, muy bien cuidada y trabajando con su situación familiar, la situación de su mamá y de su familia más ampliada".

Además, Graham hizo hincapié en la importancia de mantener una agenda permanente en los medios de comunicación sobre los derechos de niños y niñas: "Lo primero que habría que hacer es que los niños, niñas y adolescentes y sus derechos estén en la agenda todo el tiempo. Cuando los medios no solo hablan frente a un caso concreto de vulneración, sino que tienen a los derechos de los niños, niñas y adolescentes como parte de su agenda periodística".

Somos PM se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 14 a 17, con la conducción de Pía Slapka, Maximiliano Legnani y Ana Sicilia.

Leer más

Luis Fondebrider: "Todos los días es 24 de marzo para nosotros"

En 1984, por fuerza de la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) y Abuelas de Plaza de Mayo, nació del Equipo Argentino de Antropología Forense, que trabaja en buscar, recuperar e identificar los restos de personas desaparecidas. A 45 años del comienzo de la última dictadura cívico militar, hablamos con uno de sus fundadores, Luis Fondebrider. 

"Las fechas de este tipo siempre sirven para reflexionar y pensar que nos pasó como nos pasó. Hace 37 años trabajamos buscando los cuerpos de las personas desaparecidas entre otras cosas y de alguna manera todos los días es 24 de marzo para nosotros porque estamos sumergidos en el pasado reciente de Argentina", comentó en IP Noticias.

Fonderbrider contó también cómo el modelo de trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense fue plasmado en 56 países del mundo, donde capacitan y forman gente. "Tiene que ver con aportar una visión diferente desde la ciencia multidisciplinaria para dar respuestas concretas a esos familiares que quieren saber que ha pasado con las víctimas y que se haga justicia", dijo.

En 1984, por fuerza de la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) y Abuelas de Plaza de Mayo, nació del Equipo Argentino de Antropología Forense, que trabaja en buscar, recuperar e identificar los restos de personas desaparecidas. A 45 años del comienzo de la última dictadura cívico militar, hablamos con uno de sus fundadores, Luis Fondebrider. 

"Las fechas de este tipo siempre sirven para reflexionar y pensar que nos pasó como nos pasó. Hace 37 años trabajamos buscando los cuerpos de las personas desaparecidas entre otras cosas y de alguna manera todos los días es 24 de marzo para nosotros porque estamos sumergidos en el pasado reciente de Argentina", comentó en IP Noticias.

Fonderbrider contó también cómo el modelo de trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense fue plasmado en 56 países del mundo, donde capacitan y forman gente. "Tiene que ver con aportar una visión diferente desde la ciencia multidisciplinaria para dar respuestas concretas a esos familiares que quieren saber que ha pasado con las víctimas y que se haga justicia", dijo.

Leer más

#NuncaMás: la historia de las 400 personas LGBTIQ+ desaparecidas

A 45 años del golpe cívico militar, acompañada por una cámara de IP, Valeria Licciardi entrevistó a Sabrina Bölcke, trabajadora de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que investiga la desaparición de 400 personas de la comunidad LGBTIQ+ entre 1976 y 1983.

"Durante la dictadura muchas de las compañeras travestis y trans fueron secuestradas y estuvieron en cautiverio en diferentes comisarías que funcionaron como centros clandestinos de detención, tortura y exterminio", explicó Bölcke en diálogo con IP.

"Muches no lo saben porque justamente no se sabía del modus operandi de estas comisarías dentro del circuito represivo que tenia la dictadura. El tratamiento que se les daba a las personas LGBTIQ+ era extremadamente cruento, del tamaño de lo inenarrable", agregó la funcionaria de la Secretaría de Derechos Humanos.

"Lo que se busca con este 400 es visibilizar que dentro de estos 30 mil, existen 400 desaparecides por razones políticas, pero también por identidad de género y orientación sexual", cerró Bölcke.

A 45 años del golpe cívico militar, acompañada por una cámara de IP, Valeria Licciardi entrevistó a Sabrina Bölcke, trabajadora de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que investiga la desaparición de 400 personas de la comunidad LGBTIQ+ entre 1976 y 1983.

"Durante la dictadura muchas de las compañeras travestis y trans fueron secuestradas y estuvieron en cautiverio en diferentes comisarías que funcionaron como centros clandestinos de detención, tortura y exterminio", explicó Bölcke en diálogo con IP.

"Muches no lo saben porque justamente no se sabía del modus operandi de estas comisarías dentro del circuito represivo que tenia la dictadura. El tratamiento que se les daba a las personas LGBTIQ+ era extremadamente cruento, del tamaño de lo inenarrable", agregó la funcionaria de la Secretaría de Derechos Humanos.

"Lo que se busca con este 400 es visibilizar que dentro de estos 30 mil, existen 400 desaparecides por razones políticas, pero también por identidad de género y orientación sexual", cerró Bölcke.

Leer más

La historia detrás de la foto: una intervención artística icónica que condensa el horror de la dictadura

La célebre “1er. año, 6ª división, foto de clase, 1967” o simplemente “La clase” es la obra emblemática del artista fotográfico Marcelo Brodsky (Buenos Aires, 1954). Se trata de una fotografía de su división del Colegio Nacional de Buenos Aires, tomada en 1967, sobre la que él escribió una serie de textos manuscritos, referidos a la vida actual de cada uno de sus compañeros. Allí se destacan los textos y círculos sobre los retratos de Martín Bercovich y Claudio Titsminetsky, sus dos compañeros de secundario desaparecidos.

“Fue un gesto que duró dos horas tras veinte años de exilio y reflexión. No pretendía, en ese momento, ser arte. Eso vino después", explicó. Actualmente la obra forma parte del patrimonio de la Tate Modern de Londres y del Metropolitan Museum de Nueva York.

“A Claudio lo mataron en un enfrentamiento. Martín fue el primero que se llevaron. No llegó a conocer a su hijo Pablo. Erik se hartó; vive en Madrid. Patricia se sobrepuso pero le dolió. Leonor zafó y volvió a Buenos Aires hace poco. Etel se casó con el novio del cole y sus hijos ya son alumnos de nuevo”.

Con pocas palabras, Brodsky sintetizó el destino de sus 32 compañeros de clase. La tragedia de esas historias individuales condensa el horror de la dictadura. En la imagen hay desaparecidos, exiliados, militantes, sobrevivientes. Hombres y mujeres que lograron sobreponerse y seguir: un diseñador gráfico, una fisioterapeuta, un dentista, una psicóloga, pero otros fueron asesinados por el terrorismo de Estado, cuando apenas tenían poco más de 20 años.

La célebre “1er. año, 6ª división, foto de clase, 1967” o simplemente “La clase” es la obra emblemática del artista fotográfico Marcelo Brodsky (Buenos Aires, 1954). Se trata de una fotografía de su división del Colegio Nacional de Buenos Aires, tomada en 1967, sobre la que él escribió una serie de textos manuscritos, referidos a la vida actual de cada uno de sus compañeros. Allí se destacan los textos y círculos sobre los retratos de Martín Bercovich y Claudio Titsminetsky, sus dos compañeros de secundario desaparecidos.

“Fue un gesto que duró dos horas tras veinte años de exilio y reflexión. No pretendía, en ese momento, ser arte. Eso vino después", explicó. Actualmente la obra forma parte del patrimonio de la Tate Modern de Londres y del Metropolitan Museum de Nueva York.

“A Claudio lo mataron en un enfrentamiento. Martín fue el primero que se llevaron. No llegó a conocer a su hijo Pablo. Erik se hartó; vive en Madrid. Patricia se sobrepuso pero le dolió. Leonor zafó y volvió a Buenos Aires hace poco. Etel se casó con el novio del cole y sus hijos ya son alumnos de nuevo”.

Con pocas palabras, Brodsky sintetizó el destino de sus 32 compañeros de clase. La tragedia de esas historias individuales condensa el horror de la dictadura. En la imagen hay desaparecidos, exiliados, militantes, sobrevivientes. Hombres y mujeres que lograron sobreponerse y seguir: un diseñador gráfico, una fisioterapeuta, un dentista, una psicóloga, pero otros fueron asesinados por el terrorismo de Estado, cuando apenas tenían poco más de 20 años.

Leer más

Ex ESMA: el centro de clandestino más grande de la última dictadura

"Conservar los lugares donde fueron asesinadas miles de víctimas obedece a un doble propósito: rendirles un homenaje permanente y al mismo tiempo recordar ese capítulo oscuro de la historia de la humanidad para afirmar el “Nunca más” a la repetición de los crímenes", dice en el sitio web del Espacio Memoria y Derechos Humanos, ex ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada), donde funcionó el centro de clandestino de detención tortura y exterminio más grande de la última dictadura cívico militar.

El predio de 17 hectáreas ubicado sobre Avenida del Libertador 8151 / 8571 fue originalmente cedido en 1924 por la Ciudad de Buenos aires al Ministerio de Marina para que fueran utilizados con fines educativos. En el decreto se aclaró que ese debiera ser el único fin de dichas instalaciones. 

Durante más de 50 años funcionó allí la Escuela de Mecánica, la Escuela de Guerra Naval y el Casino de Oficiales. Había carreras técnicas como Electrónica, Aeronáutica, Mecánica Naval, Operación Técnica de Radio, Meteorología, Oceanografía, entre otras. 

Ante el golpe de Estado entre el 14 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, las instalaciones del Casino de Oficiales fueron el centro de operaciones del Grupo de Tareas 3.3.2 (GT 3.3.2), creado por el almirante Emilio Massera. Allí fueron secuestradas alrededor de 5 mil personas, hoy desaparecidas. A su vez funcionó una sala clandestina de maternidad donde nacieron y robaron al menos 34 bebes.

En 2004, gracias al trabajo de los sobrevivientes y los organismos de Derechos Humanos, el espacio fue comprendido por la justicia como “un testimonio de verdad y una prueba judicial sobre el horroroso y vergonzante pasado de nuestro país” y hoy es un espacio de memoria colectiva.

"Conservar los lugares donde fueron asesinadas miles de víctimas obedece a un doble propósito: rendirles un homenaje permanente y al mismo tiempo recordar ese capítulo oscuro de la historia de la humanidad para afirmar el “Nunca más” a la repetición de los crímenes", dice en el sitio web del Espacio Memoria y Derechos Humanos, ex ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada), donde funcionó el centro de clandestino de detención tortura y exterminio más grande de la última dictadura cívico militar.

El predio de 17 hectáreas ubicado sobre Avenida del Libertador 8151 / 8571 fue originalmente cedido en 1924 por la Ciudad de Buenos aires al Ministerio de Marina para que fueran utilizados con fines educativos. En el decreto se aclaró que ese debiera ser el único fin de dichas instalaciones. 

Durante más de 50 años funcionó allí la Escuela de Mecánica, la Escuela de Guerra Naval y el Casino de Oficiales. Había carreras técnicas como Electrónica, Aeronáutica, Mecánica Naval, Operación Técnica de Radio, Meteorología, Oceanografía, entre otras. 

Ante el golpe de Estado entre el 14 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983, las instalaciones del Casino de Oficiales fueron el centro de operaciones del Grupo de Tareas 3.3.2 (GT 3.3.2), creado por el almirante Emilio Massera. Allí fueron secuestradas alrededor de 5 mil personas, hoy desaparecidas. A su vez funcionó una sala clandestina de maternidad donde nacieron y robaron al menos 34 bebes.

En 2004, gracias al trabajo de los sobrevivientes y los organismos de Derechos Humanos, el espacio fue comprendido por la justicia como “un testimonio de verdad y una prueba judicial sobre el horroroso y vergonzante pasado de nuestro país” y hoy es un espacio de memoria colectiva.

Leer más

Cristina Fernández encabezó un acto por el Día de la Memoria

A 45 años del golpe cívico militar, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, encabezó este miércoles por la tarde un acto por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en el Espacio de la Memoria “Ex Brigada de Investigaciones de Las Flores”, en la Provincia de Buenos Aires. "Este 24 de marzo debe ayudarnos a reflexionar sobre la necesidad imperiosa de volver a retomar un modelo de producción y de empleo", dijo.

Acompañada por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el diputado Nacional y jefe del bloque del Frente de Todos (FdT), Máximo Kirchner; y el intendente del Partido de Las Flores, Alberto Gelené; la titular del Senado se dirigió a los y las presentes.

"Fue tal el dolor que produjeron con las muertes, con las torturas, con los exilios, con las desapariciones, que tal vez no pasa tan advertido lo que habían venido a hacer. Necesitaron de la desaparición, de la tortura, de la cárcel, del exilio, para imponer un modelo económico", afirmó.

"El drama, la tragedia de las Madres, de las Abuelas de los hijos, de los Nietos, colocó el foco internacional naturalmente en la violación de los Derechos Humanos. Realmente lo que se modificó fue una matriz de producción económica y un sentido común de nosotros, los argentinos y las argentinas", siguió la expresidenta.

Promediando su alocución, la vicepresidenta les dedicó un párrafo a los cómplices civiles del golpe de Estado: "A los que los ayudaron, a los que los empujaron a hacer lo que hicieron, a esos no les pasó nada, nunca. Es más, cuando terminó la dictadura militar terminaron más ricos de lo que habían empezado. Porque además nos dejaron el regalo de la estatización de la deuda externa. Entre ellos la familia y el grupo económico de ya sabemos quién".

Ante la atenta mirada de los presentes en la localidad de Las Flores y ya sin metáforas, Cristina Fernández apuntó contra el expresidente Mauricio Macri por la situación de la deuda: "Además de la pandemia, antes hubo otra pandemia. No solamente los cuatro años de endeudamiento brutal, sino además haber permitido nuevamente que el Fondo Monetario Internacional retornara a la Argentina con una deuda de la que no se tiene memoria".

A 45 años del golpe cívico militar, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, encabezó este miércoles por la tarde un acto por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en el Espacio de la Memoria “Ex Brigada de Investigaciones de Las Flores”, en la Provincia de Buenos Aires. "Este 24 de marzo debe ayudarnos a reflexionar sobre la necesidad imperiosa de volver a retomar un modelo de producción y de empleo", dijo.

Acompañada por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; el diputado Nacional y jefe del bloque del Frente de Todos (FdT), Máximo Kirchner; y el intendente del Partido de Las Flores, Alberto Gelené; la titular del Senado se dirigió a los y las presentes.

"Fue tal el dolor que produjeron con las muertes, con las torturas, con los exilios, con las desapariciones, que tal vez no pasa tan advertido lo que habían venido a hacer. Necesitaron de la desaparición, de la tortura, de la cárcel, del exilio, para imponer un modelo económico", afirmó.

"El drama, la tragedia de las Madres, de las Abuelas de los hijos, de los Nietos, colocó el foco internacional naturalmente en la violación de los Derechos Humanos. Realmente lo que se modificó fue una matriz de producción económica y un sentido común de nosotros, los argentinos y las argentinas", siguió la expresidenta.

Promediando su alocución, la vicepresidenta les dedicó un párrafo a los cómplices civiles del golpe de Estado: "A los que los ayudaron, a los que los empujaron a hacer lo que hicieron, a esos no les pasó nada, nunca. Es más, cuando terminó la dictadura militar terminaron más ricos de lo que habían empezado. Porque además nos dejaron el regalo de la estatización de la deuda externa. Entre ellos la familia y el grupo económico de ya sabemos quién".

Ante la atenta mirada de los presentes en la localidad de Las Flores y ya sin metáforas, Cristina Fernández apuntó contra el expresidente Mauricio Macri por la situación de la deuda: "Además de la pandemia, antes hubo otra pandemia. No solamente los cuatro años de endeudamiento brutal, sino además haber permitido nuevamente que el Fondo Monetario Internacional retornara a la Argentina con una deuda de la que no se tiene memoria".

Leer más

La novedad del campus virtual de la Secretaría de Derechos Humanos

La hiperdigitalización que empujó la pandemia habilitó a que las personas indagaran un poco más en los servicios que podían obtener de la red. Uno de los más destacados fue el CampusDH, el campus virtual de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que ofrece cursos gratuitos pero con cupo limitado.

Según cuenta Gabriela Alegre, Directora del Campus Virtual, el espacio existe hace 10 años pero tuvo una explosión en pandemia: "La virtualidad y el haber tenido ya la herramienta de la Secretaría sirvió para poner a disposición de muchísimas personas esta herramienta de formación de derechos humanos", le cuenta a IP Noticias.

La titular comenta que los cursos aglutinaron a más de 52.000 alumnos en su historia, 20.000 de los cuales se inscribieron el año pasado durante la cuarentena obligatoria. "Estos cursos tienen que ver con nuestra memoria", dice. Además, detalla que se ofrecen cursos relacionados con la defensa de los derechos de las minorías y de las colectividades como la LGTBQI+.

Podés ver IP Noticias MD con Rocío Kalenok y Silvana Cataruozzollo de 12 hs a 14 hs en IP Noticias central edición medio día.

La hiperdigitalización que empujó la pandemia habilitó a que las personas indagaran un poco más en los servicios que podían obtener de la red. Uno de los más destacados fue el CampusDH, el campus virtual de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que ofrece cursos gratuitos pero con cupo limitado.

Según cuenta Gabriela Alegre, Directora del Campus Virtual, el espacio existe hace 10 años pero tuvo una explosión en pandemia: "La virtualidad y el haber tenido ya la herramienta de la Secretaría sirvió para poner a disposición de muchísimas personas esta herramienta de formación de derechos humanos", le cuenta a IP Noticias.

La titular comenta que los cursos aglutinaron a más de 52.000 alumnos en su historia, 20.000 de los cuales se inscribieron el año pasado durante la cuarentena obligatoria. "Estos cursos tienen que ver con nuestra memoria", dice. Además, detalla que se ofrecen cursos relacionados con la defensa de los derechos de las minorías y de las colectividades como la LGTBQI+.

Podés ver IP Noticias MD con Rocío Kalenok y Silvana Cataruozzollo de 12 hs a 14 hs en IP Noticias central edición medio día.

Leer más

El día que Néstor Kirchner bajó los cuadros de los genocidas

"Proceda". Con la pronunciación de esa sola palabra, el 24 de marzo de 2004 el entonces presidente de la Nación Néstor Kirchner cambió el curso de la historia para siempre.

En su primer Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia como máxima autoridad del país, el santacruceño visitó la ex Esma, centro de detención clandestina durante la última dictadura cívico militar, y ordenó al jefe del Ejército, Roberto Bendini, bajar los cuadros de los genocidas Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone.

Fue uno de los gestos más importantes realizados por un jefe de Estado para la consolidación de la democracia. Esa acción fue acompañada por una política de juicio y castigo a los responsables de las mayores atrocidades cometidas entre 1976 y 1983. Fueron desaparecidos o asesinados por la dictadura cívico militar 30 mil personas.

Ese mismo día de 2004, Néstor Kirchner se dirigió a los presentes en un acto central: "las cosas hay que llamarlas por su nombre y acá si ustedes me permiten, ya no como compañero y hermano de tantos compañeros y hermanos que compartimos aquel tiempo, sino como Presidente de la Nación Argentina vengo a pedir perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades".

"Proceda". Con la pronunciación de esa sola palabra, el 24 de marzo de 2004 el entonces presidente de la Nación Néstor Kirchner cambió el curso de la historia para siempre.

En su primer Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia como máxima autoridad del país, el santacruceño visitó la ex Esma, centro de detención clandestina durante la última dictadura cívico militar, y ordenó al jefe del Ejército, Roberto Bendini, bajar los cuadros de los genocidas Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone.

Fue uno de los gestos más importantes realizados por un jefe de Estado para la consolidación de la democracia. Esa acción fue acompañada por una política de juicio y castigo a los responsables de las mayores atrocidades cometidas entre 1976 y 1983. Fueron desaparecidos o asesinados por la dictadura cívico militar 30 mil personas.

Ese mismo día de 2004, Néstor Kirchner se dirigió a los presentes en un acto central: "las cosas hay que llamarlas por su nombre y acá si ustedes me permiten, ya no como compañero y hermano de tantos compañeros y hermanos que compartimos aquel tiempo, sino como Presidente de la Nación Argentina vengo a pedir perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia por tantas atrocidades".

Leer más

Qué pasó con el recurso de hábeas corpus durante la dictadura

¿Cómo fue posible mantener la impunidad de tantos delitos? ¿Cómo es posible que no hayan podido ubicar a ningún secuestrado? ¿Por qué no podían allanar los centros de detención? 

Junto con el golpe de estado de las Fuerzas Armadas que instauró un gobierno de facto el 24 de marzo de 1976 −el más terrible y que duró hasta 1983−, vino una reforma judicial: se cambió al Procurador General de la Nación y los miembros de la Corte Suprema y de los Tribunales Superiores de la Provincia, y se puso “en comisión” al resto de los integrantes de la Justicia. Además, todo Juez, ya sea para ser confirmado o designado, debía jurar fidelidad a las Actas y objetivos del Proceso de Reorganización Nacional.

Así fue como el poder Judicial permitió y disfrazó el terrorismo de Estado, y lo justificó. El recurso del hábeas corpus, fundamental para combatir la desaparición forzada de personas, se convirtió en un trámite ineficaz. 

Explica el informe “Nunca más” de la CONADEP: “La integridad física y la  libertad individual poco tuvo que ver con lo que dijeran los Jueces; las decisiones al respecto quedaron al solo arbitrio de quienes integraron el aparato represivo del Estado [...] La población llegó a presentir que era inutil recurrir al amparo judicial para preservar sus derechos esenciales. La situación creada alcanzó tal notoriedad y difusión en la comunidad internacional que un tribunal suizo negó la extradición de cinco argentinos, a pesar de cumplirse todos los demás requisitos del respectivo tratado, fundando su decisión en razones de inseguridad para la vida de los delincuentes que debían extraditarse”.

¿Cómo fue posible mantener la impunidad de tantos delitos? ¿Cómo es posible que no hayan podido ubicar a ningún secuestrado? ¿Por qué no podían allanar los centros de detención? 

Junto con el golpe de estado de las Fuerzas Armadas que instauró un gobierno de facto el 24 de marzo de 1976 −el más terrible y que duró hasta 1983−, vino una reforma judicial: se cambió al Procurador General de la Nación y los miembros de la Corte Suprema y de los Tribunales Superiores de la Provincia, y se puso “en comisión” al resto de los integrantes de la Justicia. Además, todo Juez, ya sea para ser confirmado o designado, debía jurar fidelidad a las Actas y objetivos del Proceso de Reorganización Nacional.

Así fue como el poder Judicial permitió y disfrazó el terrorismo de Estado, y lo justificó. El recurso del hábeas corpus, fundamental para combatir la desaparición forzada de personas, se convirtió en un trámite ineficaz. 

Explica el informe “Nunca más” de la CONADEP: “La integridad física y la  libertad individual poco tuvo que ver con lo que dijeran los Jueces; las decisiones al respecto quedaron al solo arbitrio de quienes integraron el aparato represivo del Estado [...] La población llegó a presentir que era inutil recurrir al amparo judicial para preservar sus derechos esenciales. La situación creada alcanzó tal notoriedad y difusión en la comunidad internacional que un tribunal suizo negó la extradición de cinco argentinos, a pesar de cumplirse todos los demás requisitos del respectivo tratado, fundando su decisión en razones de inseguridad para la vida de los delincuentes que debían extraditarse”.

Leer más

Analía Kalinec, hija de un genocida, cuenta su historia familiar

Analía Kalinec es integrante del colectivo Historias desobedientes, una agrupación de familiares de genocidas que rechazan el accionar de sus familiares durante la dictadura.Su padre, Eduardo Emilio Kalinec -ex comisario de la Policía Federal, conocido como el tenebroso "Doctor K"- actualmente cumple condena por delitos cometidos en el llamado Circuito ABO -acrónimo de los centros clandestinos Atlético, Banco y Olimpo.

En el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, Analía estuvo en diálogo con Ariel Aleart y Alejandra Martínez en el noticiero de IP. “Mi mamá me llama y me dice ‘no te asustes, papá está preso’. Yo no entendía”, cuenta la activista por los Derechos Humanos sobre el día en que comenzó a conocer la verdad sobre su padre. 

Analía concurrió a la universidad pública y poco a poco se alejó del camino de su familia. “Este posicionamiento tiene un costo emocional muy alto”, señala. “Fue un proceso oscuro, de mucha contradicción entre el mandato de lealtad familiar, frente a un deber social”, expresa sobre la decisión de repudiar públicamente a su padre y decidir militar por los DDHH.

“Yo me posiciono políticamente en el lugar de hija de un genocida para decirle ‘mirá, tu propia hija te repudia y yo desde este lugar te reclamo que cuentes lo que sabés’”, dice Kalinec. “Él sigue justificando lo que hizo”, señala y luego enfatiza en que “la reinserción social es inadmisible en estas personas que, como mi papá, conservan información importante y se niegan a decirla, acerca de dónde están los desaparecidos, qué pasó con los bebés nacidos en cautiverio. Siguen generando daño, eligen seguir guardando silencio”.

Podes ver IP Noticias primera edición, conducido por Ariel Aleart y Alejandra Martínez, de lunes a viernes de 7 a 9 de la mañana

Analía Kalinec es integrante del colectivo Historias desobedientes, una agrupación de familiares de genocidas que rechazan el accionar de sus familiares durante la dictadura.Su padre, Eduardo Emilio Kalinec -ex comisario de la Policía Federal, conocido como el tenebroso "Doctor K"- actualmente cumple condena por delitos cometidos en el llamado Circuito ABO -acrónimo de los centros clandestinos Atlético, Banco y Olimpo.

En el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, Analía estuvo en diálogo con Ariel Aleart y Alejandra Martínez en el noticiero de IP. “Mi mamá me llama y me dice ‘no te asustes, papá está preso’. Yo no entendía”, cuenta la activista por los Derechos Humanos sobre el día en que comenzó a conocer la verdad sobre su padre. 

Analía concurrió a la universidad pública y poco a poco se alejó del camino de su familia. “Este posicionamiento tiene un costo emocional muy alto”, señala. “Fue un proceso oscuro, de mucha contradicción entre el mandato de lealtad familiar, frente a un deber social”, expresa sobre la decisión de repudiar públicamente a su padre y decidir militar por los DDHH.

“Yo me posiciono políticamente en el lugar de hija de un genocida para decirle ‘mirá, tu propia hija te repudia y yo desde este lugar te reclamo que cuentes lo que sabés’”, dice Kalinec. “Él sigue justificando lo que hizo”, señala y luego enfatiza en que “la reinserción social es inadmisible en estas personas que, como mi papá, conservan información importante y se niegan a decirla, acerca de dónde están los desaparecidos, qué pasó con los bebés nacidos en cautiverio. Siguen generando daño, eligen seguir guardando silencio”.

Podes ver IP Noticias primera edición, conducido por Ariel Aleart y Alejandra Martínez, de lunes a viernes de 7 a 9 de la mañana

Leer más

¿Qué fue la Guardería Montonera que funcionó en La Habana entre 1979 y 1983?

Entre 1979 y 1983 funcionó en La Habana, Cuba, lo que se conoció como la "Guardería Montonera". Cerca de la casa que la conducción de la organización política y guerrillera peronista Montoneros tenía en la capital cubana se montó una vivienda para los hijos e hijas de los militantes que regresaban al país, en una serie de operativos llamado la “Contraofensiva”.

En otoño de 1979, luego de una decisión tomada por la cúpula de la agrupación, un matrimonio, sus dos hijos y diez hijos e hijas de otros compañeros de militancia se instalaron en una casa que el gobierno cubano les dio en el barrio de Miramar. Es el principio de la Guardería. A lo largo de cuatro años pasarían por allí cerca de 50 niños y niñas.

Los padres y madres volvían a buscarlos o pasar tiempo con ellos en La Habana. Otros militantes nunca volvieron a ver a sus hijos. Fueron desaparecidos o asesinados por la dictadura cívico militar. Debieron ir sus familiares o sus compañeros a buscarlos.

A 45 años del Golpe de Estado, los niños y adultos que pasaron por esa casa en el centro de la capital cubana son parte y testimonio de la historia argentina que marcó la década del 1970.

Entre 1979 y 1983 funcionó en La Habana, Cuba, lo que se conoció como la "Guardería Montonera". Cerca de la casa que la conducción de la organización política y guerrillera peronista Montoneros tenía en la capital cubana se montó una vivienda para los hijos e hijas de los militantes que regresaban al país, en una serie de operativos llamado la “Contraofensiva”.

En otoño de 1979, luego de una decisión tomada por la cúpula de la agrupación, un matrimonio, sus dos hijos y diez hijos e hijas de otros compañeros de militancia se instalaron en una casa que el gobierno cubano les dio en el barrio de Miramar. Es el principio de la Guardería. A lo largo de cuatro años pasarían por allí cerca de 50 niños y niñas.

Los padres y madres volvían a buscarlos o pasar tiempo con ellos en La Habana. Otros militantes nunca volvieron a ver a sus hijos. Fueron desaparecidos o asesinados por la dictadura cívico militar. Debieron ir sus familiares o sus compañeros a buscarlos.

A 45 años del Golpe de Estado, los niños y adultos que pasaron por esa casa en el centro de la capital cubana son parte y testimonio de la historia argentina que marcó la década del 1970.

Leer más

Quema de libros y censura en la dictadura: un plan sistemático para desinformar y silenciar

Durante la última dictadura cívico militar, que se instaló en nuestro país a partir de 1976, el silencio y la censura fueron protagonistas en cada biblioteca a lo largo y ancho de la región. 

Bajo orden estricta del gobierno de facto, cientos de libros fueron prohibidos, secuestrados, retirados de circulación y hasta fueron quemados. Fue parte del plan sistemático para mantener en pie la desinformación y para infundir el miedo que tanto recorría las calles en aquel entonces. La censura de libros fue uno de los métodos más eficaces de los dictadores para oprimir y silenciar a la sociedad, para que las ideas y conocimientos quedaran encajonados en la clandestinidad. 

Algunos libros no fueron recuperados, otros fueron reeditados en democracia y otros miles se escribieron a lo largo de este siglo. 

Maximiliano Legnani, co-conductor de Somos PM, invita a pensar a través de estas recomendaciones:

  • "Los Topos" de Félix Bruzzone. Este libro escrito en 2008 cuenta las historias que vincula a un miembro de la agrupación H.I.J.O.S y un travesti que, años después de la dictadura, también es desaparecido. La búsqueda es el tema central del relato.
  • "La casa de los conejos" de Laura Alcoba. La escritora cuenta su experiencia en la casa operativa de Montoneros en los años '70, donde su perspectiva como niña recita su vivencia en un criadero de conejos que era fachada pública de una casa clandestina de Montoneros. 
  • "A veinte años, Luz" de Elsa Osorio. Una trama que presenta la angustia de la búsqueda por la identidad, cuando la protagonista descubre que no es hija de sus padres ni nieta del militar Alfonso Dufau.

Durante la última dictadura cívico militar, que se instaló en nuestro país a partir de 1976, el silencio y la censura fueron protagonistas en cada biblioteca a lo largo y ancho de la región. 

Bajo orden estricta del gobierno de facto, cientos de libros fueron prohibidos, secuestrados, retirados de circulación y hasta fueron quemados. Fue parte del plan sistemático para mantener en pie la desinformación y para infundir el miedo que tanto recorría las calles en aquel entonces. La censura de libros fue uno de los métodos más eficaces de los dictadores para oprimir y silenciar a la sociedad, para que las ideas y conocimientos quedaran encajonados en la clandestinidad. 

Algunos libros no fueron recuperados, otros fueron reeditados en democracia y otros miles se escribieron a lo largo de este siglo. 

Maximiliano Legnani, co-conductor de Somos PM, invita a pensar a través de estas recomendaciones:

  • "Los Topos" de Félix Bruzzone. Este libro escrito en 2008 cuenta las historias que vincula a un miembro de la agrupación H.I.J.O.S y un travesti que, años después de la dictadura, también es desaparecido. La búsqueda es el tema central del relato.
  • "La casa de los conejos" de Laura Alcoba. La escritora cuenta su experiencia en la casa operativa de Montoneros en los años '70, donde su perspectiva como niña recita su vivencia en un criadero de conejos que era fachada pública de una casa clandestina de Montoneros. 
  • "A veinte años, Luz" de Elsa Osorio. Una trama que presenta la angustia de la búsqueda por la identidad, cuando la protagonista descubre que no es hija de sus padres ni nieta del militar Alfonso Dufau.
Leer más

#NuncaMás: Recuperó su casa usurpada durante la dictadura

Nicolás Placci tiene 44 años y en enero de 2021 pudo recuperar la casa donde vivió seis meses con sus papás, hasta que el 8 de diciembre de 1976 fueron secuestrados por la última dictadura cívico militar.

"Antes de entrar, yo tenía toda la ilusión de que al entrar a la casa se me despierten un montón de recuerdos y que pueda finalmente recordar a mi mamá y a mi papá", le cuenta Nicolás a Lupita Rolón, quién lo entrevistó acompañada por una cámara de IP 

Su mamá Alba Noemí Garófalo, de 22 años, estudiaba para asistente social y su papá Eduardo Daniel Placci, de 21, derecho. Según reconstruyeron por los vecinos, antes del secuestro su mamá lo dejó al cuidado de los vecinos en frente a la casa en la localidad de San Martín y días después sus abuelos fueron a buscarlo. 

La casa estuvo todo este tiempo usurpada por un expolicía y su familia y recién el 19 de enero, cuando finalmente pudo recuperarla, encontró las instalaciones destrozadas. Para Nicolás hay un mensaje claro en los daños: "es un claro mensaje de odio". 

"Yo doy vuelta la página y doy vuelta otra, y otra más y en todas ellas faltan mis padres. No se que pasó con ellos. muy pocas personas pueden empatizar con eso y ponerse realmente en mis zapatos". 

Nicolás Placci tiene 44 años y en enero de 2021 pudo recuperar la casa donde vivió seis meses con sus papás, hasta que el 8 de diciembre de 1976 fueron secuestrados por la última dictadura cívico militar.

"Antes de entrar, yo tenía toda la ilusión de que al entrar a la casa se me despierten un montón de recuerdos y que pueda finalmente recordar a mi mamá y a mi papá", le cuenta Nicolás a Lupita Rolón, quién lo entrevistó acompañada por una cámara de IP 

Su mamá Alba Noemí Garófalo, de 22 años, estudiaba para asistente social y su papá Eduardo Daniel Placci, de 21, derecho. Según reconstruyeron por los vecinos, antes del secuestro su mamá lo dejó al cuidado de los vecinos en frente a la casa en la localidad de San Martín y días después sus abuelos fueron a buscarlo. 

La casa estuvo todo este tiempo usurpada por un expolicía y su familia y recién el 19 de enero, cuando finalmente pudo recuperarla, encontró las instalaciones destrozadas. Para Nicolás hay un mensaje claro en los daños: "es un claro mensaje de odio". 

"Yo doy vuelta la página y doy vuelta otra, y otra más y en todas ellas faltan mis padres. No se que pasó con ellos. muy pocas personas pueden empatizar con eso y ponerse realmente en mis zapatos". 

Leer más

¿Qué es y cómo funciona el campus virtual de Derechos Humanos de la Nación?

El Campus Virtual de Derechos Humanos de la Nación es un espacio creado en 2010 por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación con el objetivo de fomentar y facilitar un acercamiento de la sociedad al universo de los Derechos Humanos.

Luego de más de una década de trayectoria, la propuesta ha alcanzado a más de 33 mil personas, según datos aportados por el Ministerio de Justicia de la Nación. Además de la población en general, estas capacitaciones alcanzan a personas en los gobiernos nacional, provinciales y municipales, así como a organizaciones sociales y comunitarias.

Oferta académica del campus virtual

La oferta académica, que puede consultarse completa en la página oficial, incluye cursos de oferta permanente con inscripción previa, entre ellos:

  • Introducción a los Derechos Humanos.
  • Violencia  institucional, discursos sociales y derechos humanos.
  • Diversidad sexual y derechos humanos.
  • Violencia contra las mujeres.
  • Mujeres y derechos humanos.

El Campus Virtual de Derechos Humanos de la Nación es un espacio creado en 2010 por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación con el objetivo de fomentar y facilitar un acercamiento de la sociedad al universo de los Derechos Humanos.

Luego de más de una década de trayectoria, la propuesta ha alcanzado a más de 33 mil personas, según datos aportados por el Ministerio de Justicia de la Nación. Además de la población en general, estas capacitaciones alcanzan a personas en los gobiernos nacional, provinciales y municipales, así como a organizaciones sociales y comunitarias.

Oferta académica del campus virtual

La oferta académica, que puede consultarse completa en la página oficial, incluye cursos de oferta permanente con inscripción previa, entre ellos:

  • Introducción a los Derechos Humanos.
  • Violencia  institucional, discursos sociales y derechos humanos.
  • Diversidad sexual y derechos humanos.
  • Violencia contra las mujeres.
  • Mujeres y derechos humanos.
Leer más

Madres de Plaza de Mayo: la historia de la primera ronda a la Plaza

El 30 de abril de 1977, un grupo de mujeres y madres de jóvenes secuestrados y desaparecidos por la dictadura cívico militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983 se reunió por primera vez en Plaza de Mayo. Fue el comienzo de Madres de Plaza de Mayo, un ícono de la lucha por los Derechos Humanos en el país.

Al principio sentadas, y luego en ronda alrededor de la Pirámide de Mayo, pedían a las autoridades por el paradero y la aparición con vida de sus hijos. Eligieron ese punto como lugar de encuentro, algo que, con el paso del tiempo, se convirtió en un símbolo.

Las rondas de las Madres en Plaza de Mayo comenzaron a hacerse cada jueves a las 15.30 en el mismo lugar. Como un distintivo del grupo, para la Peregrinación a Nuestra Señora de Luján en octubre de 1977 se colocaron pañuelos blancos en la cabeza, gesto que pasó a ser otro emblema de la lucha por Memoria, Verdad y Justicia.

En diciembre de 1980 las Madres realizaron la primera Marcha de la Resistencia, manifestación que consiste en caminar alrededor de la plaza durante 24 horas.

El 30 de abril de 1977, un grupo de mujeres y madres de jóvenes secuestrados y desaparecidos por la dictadura cívico militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983 se reunió por primera vez en Plaza de Mayo. Fue el comienzo de Madres de Plaza de Mayo, un ícono de la lucha por los Derechos Humanos en el país.

Al principio sentadas, y luego en ronda alrededor de la Pirámide de Mayo, pedían a las autoridades por el paradero y la aparición con vida de sus hijos. Eligieron ese punto como lugar de encuentro, algo que, con el paso del tiempo, se convirtió en un símbolo.

Las rondas de las Madres en Plaza de Mayo comenzaron a hacerse cada jueves a las 15.30 en el mismo lugar. Como un distintivo del grupo, para la Peregrinación a Nuestra Señora de Luján en octubre de 1977 se colocaron pañuelos blancos en la cabeza, gesto que pasó a ser otro emblema de la lucha por Memoria, Verdad y Justicia.

En diciembre de 1980 las Madres realizaron la primera Marcha de la Resistencia, manifestación que consiste en caminar alrededor de la plaza durante 24 horas.

Leer más

España y México, refugio de los exiliados argentinos durante la dictadura

Durante la última dictadura cívico militar, miles de argentinos y argentinas debieron partir al exilio. Ante el avance de las detenciones forzadas, los secuestros y el terrorismo de Estado, se masificaron las salidas del país hacia el exterior, principalmente a España, México, Cuba y Brasil, algunos de los refugios durante la década del ‘70.

Si bien la propia clandestinidad de las salidas impiden tener registros claros de la época, la península ibérica y el país azteca fueron los principales destinos que recibieron a compatriotas. Según cifras oficiales, para 1981 solo en Cataluña vivían casi 3 mil argentinos. Seguir el rastro de estos movimiento migratorios es muy difícil debido a la gran cantidad de pasaportes comunitarios de países de Europa e ingresos y egresos como turistas desde Portugal o Francia.

El caso de México es icónico. Las cifras oficiales de los Censos Generales de Población datan que para 1970 había un total de 1.585 argentinos y argentinas viviendo tierras aztecas. En 1980 esa cifra sería de 5.503, lo que representó una variación del 347%.

Personalidades como Osvaldo Bayer, Norma Aleandro, Luis Brandoni, León Ferrari, Víctor Heredia, Fernando "Pino" Solanas, Mercedes Sosa y Osvaldo Soriano, entre miles de otros, cruzaron la frontera para poner en resguardo su vida. Varones y mujeres de la cultura, intelectuales, músicos, artistas, políticos, diplomáticos y militantes perseguidos por el gobierno de facto se fueron.

El exilio de la población de Argentina durante la década de 1970 es contundente. Es parte de un fenómeno sin ningún tipo de organización y realizado a partir de movimientos individuales. A 45 años del golpe, la historia de los exiliados es parte de una construcción de Memoria, Verdad y Justicia.

Durante la última dictadura cívico militar, miles de argentinos y argentinas debieron partir al exilio. Ante el avance de las detenciones forzadas, los secuestros y el terrorismo de Estado, se masificaron las salidas del país hacia el exterior, principalmente a España, México, Cuba y Brasil, algunos de los refugios durante la década del ‘70.

Si bien la propia clandestinidad de las salidas impiden tener registros claros de la época, la península ibérica y el país azteca fueron los principales destinos que recibieron a compatriotas. Según cifras oficiales, para 1981 solo en Cataluña vivían casi 3 mil argentinos. Seguir el rastro de estos movimiento migratorios es muy difícil debido a la gran cantidad de pasaportes comunitarios de países de Europa e ingresos y egresos como turistas desde Portugal o Francia.

El caso de México es icónico. Las cifras oficiales de los Censos Generales de Población datan que para 1970 había un total de 1.585 argentinos y argentinas viviendo tierras aztecas. En 1980 esa cifra sería de 5.503, lo que representó una variación del 347%.

Personalidades como Osvaldo Bayer, Norma Aleandro, Luis Brandoni, León Ferrari, Víctor Heredia, Fernando "Pino" Solanas, Mercedes Sosa y Osvaldo Soriano, entre miles de otros, cruzaron la frontera para poner en resguardo su vida. Varones y mujeres de la cultura, intelectuales, músicos, artistas, políticos, diplomáticos y militantes perseguidos por el gobierno de facto se fueron.

El exilio de la población de Argentina durante la década de 1970 es contundente. Es parte de un fenómeno sin ningún tipo de organización y realizado a partir de movimientos individuales. A 45 años del golpe, la historia de los exiliados es parte de una construcción de Memoria, Verdad y Justicia.

Leer más

Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans: ¿Quién fue Claudia Pía Baudracco?

Hoy se celebra el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans en homenaje a Claudia Pía Baudracco, una activista reconocida por su incansable lucha en defensa de los derechos de las identidades de género disidentes a la heteronorma en Argentina.  Las causas de su fallecimiento fueron mantenidas en reserva por sus allegados.

Baudracco nació en 1970 en Córdoba, aunque luego se mudó a Buenos Aires. Fundó distintas organizaciones que lograron visibilizar a la comunidad de personas trans, históricamente marginada, junto con sus reclamos. En 1993 fundó la Asociación de Travestis, Transgéneros y Transexuales de Argentina (ATTTA), donde lideró las acciones para derogar los Códigos de Faltas y Contravenciones de distintas provincias, herencia de dictaduras militares, que persiguen y criminalizan a las trabajadoras sexuales. También militaba por el derecho de las personas trans a la salud integral.

A su vez, Baudracco, cuyo trabajo incesante tuvo alcance nacional y regional, peleó por la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario en 2010, y por la Ley de Identidad de Género, legislación que no llegó a celebrar cuando fue sancionada, porque murió meses antes, a los 41 años, sin tener el DNI que reconociera oficialmente su identidad. 

Su fallecimiento a temprana edad expone la cruenta realidad a la que están expuestas las personas trans en Argentina, altamente vulneradas por la falta de acción del Estado, la discriminación y la violencia, que lleva a que la esperanza de vida sea considerablemente más baja que la de las personas cisgénero: 35 años. 
 

Hoy se celebra el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans en homenaje a Claudia Pía Baudracco, una activista reconocida por su incansable lucha en defensa de los derechos de las identidades de género disidentes a la heteronorma en Argentina.  Las causas de su fallecimiento fueron mantenidas en reserva por sus allegados.

Baudracco nació en 1970 en Córdoba, aunque luego se mudó a Buenos Aires. Fundó distintas organizaciones que lograron visibilizar a la comunidad de personas trans, históricamente marginada, junto con sus reclamos. En 1993 fundó la Asociación de Travestis, Transgéneros y Transexuales de Argentina (ATTTA), donde lideró las acciones para derogar los Códigos de Faltas y Contravenciones de distintas provincias, herencia de dictaduras militares, que persiguen y criminalizan a las trabajadoras sexuales. También militaba por el derecho de las personas trans a la salud integral.

A su vez, Baudracco, cuyo trabajo incesante tuvo alcance nacional y regional, peleó por la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario en 2010, y por la Ley de Identidad de Género, legislación que no llegó a celebrar cuando fue sancionada, porque murió meses antes, a los 41 años, sin tener el DNI que reconociera oficialmente su identidad. 

Su fallecimiento a temprana edad expone la cruenta realidad a la que están expuestas las personas trans en Argentina, altamente vulneradas por la falta de acción del Estado, la discriminación y la violencia, que lleva a que la esperanza de vida sea considerablemente más baja que la de las personas cisgénero: 35 años. 
 

Leer más
Siguiente