¿Qué tipos de barbijos hay y cuáles son los más efectivos?

En Argentina hay cuatro tipos de barbijos disponibles: la eficacia de cada uno.

Las mascarillas y tapabocas fueron utilizados durante los últimos 500 años como uno de los métodos más efectivos para enfrentarse a las enfermedades infecciosas. Gracias a ellos es posible el filtrado de gotitas y aerosoles respiratorios que se esparcen en el aire alrededor de las personas que pueden sufrir algún tipo de infección de transmisión aérea.

En Argentina hay cuatro tipos de barbijos disponibles para todas las personas: el KN95, el quirúrgico, los tapabocas reutilizables y los fabricados por el CONICET. Cada uno tiene un tipo de efectividad y capacidad de filtrado distinta, pero es imprescindible que cada uno cumpla con un calce y ajuste específico para cumplir su objetivo.

"Hay que mejorar la calidad del aire que respiramos, es decir la filtración. La variante Delta es mucho más infecciosa y que tengo que respirar menos partículas virales para enfermarme. Los tapabocas comunes hay que empezar a descartarlos", contó el Dr. Oscar Atienza sobre la variante Delta en exclusiva a IP Noticias.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, las mascarillas más eficaces son aquellas con dos o más capas de tela lavable o respirables, cubran completamente la nariz y la boca, se ajusten a los lados de la cara (sin dejar huecos) y tengan alambre que impida que se filtre el aire por la parte superior.

Al mismo tiempo, el organismo pone especial énfasis en los barbijos que no deben ser utilizados, como aquellos con telas que dificultan la respiración (como el vinilo o telas plásticas), tengan válvulas de exhalación o ventilación que permitan el paso del virus. Para aquellas personas con barba se recomiendan aquellas con buen ajuste y no permitan que su vello favorezca los espacios de filtrado.

¿Cómo funciona cada barbijo?

  • Los KN95 filtran el 95% de los aerosoles y vienen en distintos talles para conseguir un ajuste total para cada rostro. Tienen cinco capas de filtrado.
  • Los barbijos reutilizables (tapabocas): en primera instancia, se recomienda no utilizar barbijos con una sola capa de tela. Aquellos que realmente funcionan son aquellos con varias capas (tres como mínimo). 
  • Barbijos fabricados por el CONICET (en colaboración con la Universidad de Buenos Aires y la Universidad Nacional de San Martín): contienen cuatro capas de protección (una externa semi impermeabilizante, una segunda de tela de algodón poliéster, una tercera de tela no tejida con capacidad filtrante y una cuarta de algodón poliéster). Su efectividad es de 97,1%.
  • Barbijos quirúrgicos: tienen 3 capas pero un bajo nivel de ajuste. Su eficacia es de entre 60% y 80%. Su ventaja es que suelen venderse en packs económicos y son cómodos a la hora de complementar con cualquier barbijo de tela.

¿Por qué hay que usar barbijo?

  • Son la primera barrera para no respirar los aerosoles expuestos en el ambiente (es decir, las microgotas que cualquier persona produce de manera natural al hablar, reír, cantar, toser o respirar).
  • Si se planifica que la exposición con otras personas dure mucho tiempo, ayuda a que se reduzcan los riegos de contagio.
  • Cuando se está forzado a estar en un espacio reducido (aún al aire libre), ayudan a bajar drásticamente el riesgo de contagio.

¿Por qué hay algunos barbijos que no funcionan?

  • Porque no tienen un calce y ajuste adecuado para el rostro de la persona y no logra filtrar el aire externo ni el exhalado.
  • Porque el material no tiene la eficacia suficiente o las capas necesarias para prevenir la absorción de aerosoles.
  • Porque no se adapta al rostro y deja un espacio de fuga desde la zona de la nariz (con el uso de lentes, no deberían empañarse).

 

Leer más
Placeholder del video