Tipos de tos: causas y tratamiento

Puede ser húmeda o seca. Puede tener causas muy diversas. Puede afectar a chicos y adultos. La tos forma parte de la banda de sonido del invierno y existen jarabes y tratamientos para aliviarla.

Puede ser húmeda o seca. Puede tener causas muy diversas. Puede afectar a chicos y adultos. La tos forma parte de la banda de sonido del invierno y existen jarabes y tratamientos para aliviarla.

Toser es una reacción natural de nuestro cuerpo. Se presenta en aquellas situaciones en que las vías respiratorias se encuentran afectadas por elementos que las bloquean o irritan. Puede tratarse de humo, tierra, agua, microbios, mocos u otros factores capaces de irritar o bloquear.

Algunas veces, una obstrucción en las vías respiratorias desencadena el reflejo de la tos: si por accidente se ha ingerido algo que bloquea las vías respiratorias, se debe buscar atención médica de inmediato y realizar los primeros auxilios, porque podría tratarse de una asfixia.

Pero existen diversos tipos de tos: sus características, su duración y su gravedad pueden indicar cuál es la causa. Es que la tos es un síntoma de muchas enfermedades y puede ser provocada por distintos tipos de de afecciones. Los dos tipos de tos más comunes son la tos húmeda y la tos seca.

 

La tos húmeda

Generalmente produce mucosidad, puede aparecer lenta o rápidamente y a menudo llega acompañada de otros síntomas, como secreción nasal, goteo postnasal y fatiga. La tos húmeda, también llamada tos productiva, puede ser aguda y durar menos de 3 semanas, o bien ser crónica y durar más de 8 semanas en adultos o 4 semanas en niños.

Su duración a veces resulta una pista sobre su causa. Las afecciones que pueden ocasionar tos húmeda incluyen resfrío o gripe, neumonía, EPOC, bronquitis y asma, entre otras.

¿Y cómo tratar la tos húmeda? En bebés, niñas y niños pequeños, puede utilizarse un humidificador de vapor frío, o bien gotas de solución salina en las fosas nasales y luego limpiar la nariz con un aspirador nasal en forma de pera.

No es recomendable darle medicamentos de venta libre para la tos o el resfrío a bebés o menores de 2 años.

En caso de nenas y nenes de 1 año en adelante, darles una cucharadita y media de miel, media hora antes de acostarse, puede reducir la tos húmeda y ayudar a que duerman mejor. Puede usarse un humidificador por la noche, para humedecer el aire. Y antes de usar como tratamiento cualquier medicamento de venta libre para la tos o el resfrío, siempre hay que consultar con el o la pediatra.

En cuanto a los adultos, pueden tratar la tos húmeda aguda con miel y con medicamentos de venta libre para la tos y el resfrío. Si la tos persiste por más de 3 semanas, podrían ser necesarios antibióticos u otros tratamientos.

En muchos casos, la tos húmeda puede curarse con jarabes. Existen los antitusivos, compuestos de derivados del opio, que actúan sobre el centro respiratorio medular y se utilizan para patologías con  características de tos seca o irritativa.

Por otro lado, existen los jarabes mucolíticos, también conocidos como expectorantes. Se trata de agentes que aumentan la excreción de mucosa, fomentando su fluidificación. Es el caso del Tukol Forte, un jarabe expectorante y mucolítico de origen natural, a base de extracto de hojas de hedera helix, que expulsa la flema de manera efectiva y natural. Y se puede administrar a partir de los 2 años de edad. 

 

La tos seca

La tos seca no produce mucosidad: ocurre por una inflamación o irritación en el tracto respiratorio, pero no hay exceso de mocos que se puedan expectorar. Se siente un cosquilleo en la parte posterior de la garganta que desencadena la tos y genera carraspera. Puede ser difícil de controlar y suele ser causada por infecciones en las vías respiratorias superiores, como resfríos o gripe.

Tanto en menores como en adultos, la tos seca puede durar varias semanas. Entre las posibles causas de la tos seca se incluyen laringitis, covid, dolor de garganta, asma, alergias o exposición a irritantes como contaminación del aire, humo o polvo.

Los remedios para la tos seca dependen de su causa. En bebés, niñas y niños pequeños, generalmente no requiere tratamiento y un humidificador puede permitir que se sientan más cómodos. En chicas y chicos más grandes, también el humidificador ayudará a evitar que su sistema respiratorio se seque y si la afección persiste, lo recomendable es consultar con el médico por si hiciesen falta antibióticos, antihistamínicos u otros medicamentos.

En adultos, una tos seca duradera puede tener muchas causas y la consulta con el médico es lo ideal en caso de síntomas como dolor o acidez estomacal.

En muchos casos este tipo de tos también puede tratarse con jarabes, como el expectorante y mucolítico Tukol Forte, de origen natural, elaborado a base de extracto de hojas de hedera helix, que expulsa la flema de manera efectiva y natural y se puede administrar a partir de los 2 años de edad. 

 

Tipos de tos menos habituales

Existen formas menos usuales de tos.

La tos ferina es una infección bacteriana que causa ataques de tos llamada paroxística, son ataques violentos, intermitentes e incontrolables. La tos ferina es agotadora, causa dolor, quien la sufre lucha por respirar y puede vomitar.

Durante los ataques de tos ferina, los pulmones liberan todo el aire que tienen, haciendo que las personas inhalen violentamente con un sonido tipo “chillido”. Algunas posibles causas de un ataque de este tipo de tos incluyen asma, EPOC, neumonía, tuberculosis y asfixia.

Las personas de todas las edades requieren tratamiento con antibióticos para la tos ferina, que además es muy contagiosa.

Otra variedad es la tos de crup, una infección viral que afecta a niños de hasta 5 años. Sus vías respiratorias superiores se irritan e inflaman, por lo que les cuesta respirar. El crup provoca la característca tos “perruna”, similar al sonido que hacen las focas y la hinchazón de la zona de la laringe causa ronquera y ruido chirriante al respirar. En cualquier caso siempre se recomienda consultar a un médico especialista.

 

Ver más
Ver más
Placeholder de la imagen

Gripe, resfrío, angina o alergia: cómo reconocer los síntomas

Cómo identificar un cuadro de alergia, bronquitis, resfrío, angina o gripe. Cuáles son los síntomas de cada uno, qué tratamiento se recomienda y cuándo consultar a un especialista.
Cómo identificar un cuadro de alergia, bronquitis, resfrío, angina o gripe. Cuáles son los síntomas de cada uno, qué tratamiento se recomienda y cuándo consultar a un especialista.
Ver más
Ver más