Adopciones: cayeron un 40% las solicitudes

Se estima que las causas fueron la pandemia, la falta de información sobre los procesos y el acceso a los tratamientos de fertilidad.

El número de personas inscritas en los legajos de adopción de la provincia de Buenos Aires bajó un 40% en los últimos cinco años, informó el Registro Central de Aspirantes a Guarda con Fines de Adopción bonaerense. Según los datos del organismo, en 2018 había 1.778 legajos y en mayo de 2022 son 1.041. Mientras que a nivel nacional para 2018 existían 4.900 legajos, casi un 50% más que en la actualidad.

En comunicación con IP Noticias, la directora de la Guarda con Fines de Adopción bonaerense Claudia Portillo alertó sobre las consecuencias de esta baja en las inscripciones:

"Esto significa menos posibilidades de encontrar una familia para los niños y niñas que necesitan una. Es una situación multicausal que puede darse por falta de información y la persistencia de perjuicios sobre las adopciones. Por tal motivo, invitamos a que quienes tengan el deseo de ser padres y madres por adopción a acercarse a los registros y que sepan que es gratuito".

Las autoridades también relacionan la baja en las inscripciones a la pandemia por Coronavirus, que explican generó una sensación de inseguridad en cuestiones económicas, replanteos de proyectos familiares, reformulación de las parejas y cambios en las situaciones habitacionales. Además, Portillo consideró que "el acceso a los tratamientos de fertilidad facilitó la paternidad por las vías biológicas". 

La situación en la Provincia de Buenos Aires

En el territorio bonaerense más de 600 niños, niñas y adolescentes esperan ser adoptados. No se trata de un número inalcanzable si se tienen en cuenta la cantidad de legajos de personas interesadas en adoptar. Sin embargo, la mayoría de las familias quieren bebés de hasta un año y la mayoría de las infancias en situación de adoptabilidad tienen, en promedio, 8 años.

"El 90% de los inscriptos esperan exclusivamente un niño de hasta dos años y sanos. En Argentina tenemos muchos chicos con más de 6 años, con problemáticas de salud leves y muchos pertenecen a un grupo de hermanos al que hay que mantener unido. Hay un mito de que hay que esperar mucho para adoptar pero esto es según las expectativas, si quieren un niño de 8 años o con hermanos, seguramente se de muy pronto", sostuvo la directora de la Guarda con Fines de Adopción bonaerense. 

En tanto finalizó: "Solo 1 de cada 100 inscriptos acepta adoptar a un niño mayor de 12 años. Los niños que llegan  a una adoptabilidad avanzada tiene pocas chances de vivir en familia. Las bajas son preocupantes". 

Tarde a Tarde se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 17 a 20, con la conducción de Ana Sicilia e Ignacio Corral. 

Ver más
Ver más
Placeholder del video

La expareja del fallecido exjuez Oyarbide desea utilizar su esperma para quedar embarazada

Luego de dos meses de fallecido el exjuez federal, Daniela Battelli, su amiga y expareja, comunicó a los medios que desea continuar el tratamiento de fertilización asistida que habían iniciado juntos en 2020. ¿Es posible el procedimiento?
Luego de dos meses de fallecido el exjuez federal, Daniela Battelli, su amiga y expareja, comunicó a los medios que desea continuar el tratamiento de fertilización asistida que habían iniciado juntos en 2020. ¿Es posible el procedimiento?
Ver más
Ver más

Día de la obstetricia y la embarazada

La fecha celebra el trabajo de los especialistas médicos en la salud, el cuidado y el trato de la mujer embarazada y el bebé recién nacido.
La fecha celebra el trabajo de los especialistas médicos en la salud, el cuidado y el trato de la mujer embarazada y el bebé recién nacido.
Ver más
Ver más

Ariana Harwicz reflexionó sobre la maternidad

La escritora Ariana Harcwicz habló con Maximiliano Legnani en Biblioteca IP sobre sus novelas La débil mental y Matate amor, que fueron llevadas al teatro. Además, reflexionó sobre su vínculo con la maternidad, una temática frecuente en sus novelas. “Cada vez la entiendo menos”, señaló.

Sobre esta cuestión que se hace presente en sus textos, la autora manifestó que ser madre es algo que ejerce “fatalmente”: “Elegí la maternidad porque es algo muy teatral”, declaró. “Una madre y un hijo, es un lazo teñido de teatralidad, no porque la maternidad sea impostura, sino porque hay que actuar la maternidad; hay poses, hay que armar infancias, es como un dicurso, un gran teatro”, expresó.

Biblioteca IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 17 a 18 con la conducción de Maximiliano Legnani.

La escritora Ariana Harcwicz habló con Maximiliano Legnani en Biblioteca IP sobre sus novelas La débil mental y Matate amor, que fueron llevadas al teatro. Además, reflexionó sobre su vínculo con la maternidad, una temática frecuente en sus novelas. “Cada vez la entiendo menos”, señaló.

Sobre esta cuestión que se hace presente en sus textos, la autora manifestó que ser madre es algo que ejerce “fatalmente”: “Elegí la maternidad porque es algo muy teatral”, declaró. “Una madre y un hijo, es un lazo teñido de teatralidad, no porque la maternidad sea impostura, sino porque hay que actuar la maternidad; hay poses, hay que armar infancias, es como un dicurso, un gran teatro”, expresó.

Biblioteca IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 17 a 18 con la conducción de Maximiliano Legnani.

Ver más
Ver más

JJ.OO.: Ona Carbonell, la nadadora a la que no le permiten llevar a su hijo en período de lactancia

La nadadora y capitana española de la selección de nado sincronizado, Ona Carbonell, denunció en sus redes sociales que las estrictas medidas impuestas por el gobierno japonés en los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) le imposibilitan viajar con su hijo de 11 meses, que está en período de lactancia. "Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él", escribió en sus redes donde sumó un video que explica qué medidas se lo imposibilitan.

"Juegos Olímpicos y conciliación familiar. Pese a la aparición de algunas noticias que sugerían la posibilidad de que los deportistas pudiéramos viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio acompañados de nuestros hijos lactantes o de corta edad, hemos sido informados por las entidades organizadoras de unas medidas sumamente drásticas que imposibilitan esta opción para mí", agregó Carbonell.

Según sus declaraciones, las disposiciones del gobierno japonés en el marco de la pandemia "son incompatibles con rendir en los Juegos Olímpicos o pasar tiempo con su familia". La deportista decidió finalmente que no viajará con su familia y subrayó la necesidad de que "la conciliación familiar y el deporte de élite durante una competición sea más fácil para todos".

Los Juegos Olímpicos no aceptan madres

Semanas antes, Kimberley Gaucher, basquetbolista canadiense, había denunciado que los protocolos no le permitían asistir con su bebé de 3 meses y que la organización la obligaba a elegir "entre ser una madre lactante o una deportista olímpica". Y lo mismo ocurrió con otras atletas, de distintas nacionalidades. 

"En este momento me veo obligada a decidir entre ser una madre que amamanta o una atleta olímpica. No puedo tener a los dos", había dicho Gaucher en Instagram el 23 de junio.

"Tokio ha dicho que sin amigos, sin familia, sin excepciones. Los fanáticos japoneses estarán presentes, los estadios estarán medio llenos, pero ¿no tendré acceso a mi hija?", había denunciado entonces.

Tras esa denuncia, los organizadores de Tokio 2020 dijeron que los "niños lactantes" pueden acompañar a las atletas olímpicas "cuando sea necesario". Sin embargo, las familias de las competidoras deberían alojarse en un hotel fuera de la Villa Olímpica y las deportistas no podrían salir de la habitación por 20 días para conservar la "inmunidad de la burbuja del equipo".

 

La nadadora y capitana española de la selección de nado sincronizado, Ona Carbonell, denunció en sus redes sociales que las estrictas medidas impuestas por el gobierno japonés en los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) le imposibilitan viajar con su hijo de 11 meses, que está en período de lactancia. "Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él", escribió en sus redes donde sumó un video que explica qué medidas se lo imposibilitan.

"Juegos Olímpicos y conciliación familiar. Pese a la aparición de algunas noticias que sugerían la posibilidad de que los deportistas pudiéramos viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio acompañados de nuestros hijos lactantes o de corta edad, hemos sido informados por las entidades organizadoras de unas medidas sumamente drásticas que imposibilitan esta opción para mí", agregó Carbonell.

Según sus declaraciones, las disposiciones del gobierno japonés en el marco de la pandemia "son incompatibles con rendir en los Juegos Olímpicos o pasar tiempo con su familia". La deportista decidió finalmente que no viajará con su familia y subrayó la necesidad de que "la conciliación familiar y el deporte de élite durante una competición sea más fácil para todos".

Los Juegos Olímpicos no aceptan madres

Semanas antes, Kimberley Gaucher, basquetbolista canadiense, había denunciado que los protocolos no le permitían asistir con su bebé de 3 meses y que la organización la obligaba a elegir "entre ser una madre lactante o una deportista olímpica". Y lo mismo ocurrió con otras atletas, de distintas nacionalidades. 

"En este momento me veo obligada a decidir entre ser una madre que amamanta o una atleta olímpica. No puedo tener a los dos", había dicho Gaucher en Instagram el 23 de junio.

"Tokio ha dicho que sin amigos, sin familia, sin excepciones. Los fanáticos japoneses estarán presentes, los estadios estarán medio llenos, pero ¿no tendré acceso a mi hija?", había denunciado entonces.

Tras esa denuncia, los organizadores de Tokio 2020 dijeron que los "niños lactantes" pueden acompañar a las atletas olímpicas "cuando sea necesario". Sin embargo, las familias de las competidoras deberían alojarse en un hotel fuera de la Villa Olímpica y las deportistas no podrían salir de la habitación por 20 días para conservar la "inmunidad de la burbuja del equipo".

 

Ver más
Ver más