Las mujeres perdieron más empleo durante la pandemia

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) publicó un estudio donde se proyectan las condiciones laborales de la población en tiempos donde la pandemia parece haber entrado en recesión. Según la entidad, es un problema de género: un poco menos de la mitad de las trabajadoras conservará su trabajo en la región.

El informe global señalo que el 9,4% de las mujeres y el 7% de los hombres perdieron empleos por el impacto de la pandemia del COVID-19. En términos mundiales, de un promedio general de ocupación de un 68,8%, solo el 43,2% de las mujeres dentro de ese índice tendrá empleo.

Según los expertos de la OIT, esta cifra es un reflejo directo al incremento desproporcionado de la desigualdad por cuestiones de género. Las proyecciones no se muestran optimistas en tanto el cambio de esta situación, ya que estudios impulsados por UNICEF muestran que, en términos de labor doméstica, aún predomina que las mujeres tomen la iniciativa.

No es amor, es trabajo no remunerado

Un informe de UNICEF mostró que el 51% de las mujeres declaran sentir una mayor sobrecarga de tareas del hogar (principalmente de limpieza, cuidado de menores y apoyo escolar) en comparación a los varones.

La directora Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, Mercedes D'Alessandro, reveló en una disertación al principio de 2021 que la tasa de participación de mujeres en el mercado laboral cayó 10 puntos en el primer trimestre. "Una de cada 10 mujeres tuvo que dejar el mercado laboral, y en el tercer trimestre sólo se recuperan 4 puntos de la caída”, señaló la funcionaria. 

Efectivamente, la distribución de estas tareas entre los géneros es marcadamente desigual. Las mujeres realizan el 75% de estas tareas, y los hombres, solo el 25 %. El informe de la Organización de las Naciones Unidas señaló que las mujeres realizan 2,5 veces más trabajo doméstico y tareas de cuidado no remuneradas que los hombres y que estas estadísticas se agravaron durante la pandemia.

 

 

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) publicó un estudio donde se proyectan las condiciones laborales de la población en tiempos donde la pandemia parece haber entrado en recesión. Según la entidad, es un problema de género: un poco menos de la mitad de las trabajadoras conservará su trabajo en la región.

El informe global señalo que el 9,4% de las mujeres y el 7% de los hombres perdieron empleos por el impacto de la pandemia del COVID-19. En términos mundiales, de un promedio general de ocupación de un 68,8%, solo el 43,2% de las mujeres dentro de ese índice tendrá empleo.

Según los expertos de la OIT, esta cifra es un reflejo directo al incremento desproporcionado de la desigualdad por cuestiones de género. Las proyecciones no se muestran optimistas en tanto el cambio de esta situación, ya que estudios impulsados por UNICEF muestran que, en términos de labor doméstica, aún predomina que las mujeres tomen la iniciativa.

No es amor, es trabajo no remunerado

Un informe de UNICEF mostró que el 51% de las mujeres declaran sentir una mayor sobrecarga de tareas del hogar (principalmente de limpieza, cuidado de menores y apoyo escolar) en comparación a los varones.

La directora Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, Mercedes D'Alessandro, reveló en una disertación al principio de 2021 que la tasa de participación de mujeres en el mercado laboral cayó 10 puntos en el primer trimestre. "Una de cada 10 mujeres tuvo que dejar el mercado laboral, y en el tercer trimestre sólo se recuperan 4 puntos de la caída”, señaló la funcionaria. 

Efectivamente, la distribución de estas tareas entre los géneros es marcadamente desigual. Las mujeres realizan el 75% de estas tareas, y los hombres, solo el 25 %. El informe de la Organización de las Naciones Unidas señaló que las mujeres realizan 2,5 veces más trabajo doméstico y tareas de cuidado no remuneradas que los hombres y que estas estadísticas se agravaron durante la pandemia.

 

 

Leer más
Placeholder de la imagen