Las huellas de Victoria Ocampo

La autora de "El ensayo personal", un libro sobre las obras de Victoria Ocampo, habló en Biblioteca IP.

La huella que dejó Victoria Ocampo en el círculo literario argentino es quizás una de las más importantes del siglo XX, y esto lo fundamenta la escritora y periodista Irene Chikiar Bauer, autora de El ensayo personal, un libro sobre la vida y obra de la famosa escritora argentina en base a sus Testimonios. “Es muy importante lo que hizo; generaciones de escritores se formaron con lo que Victoria Ocampo hizo traducir y publicar en Sur”, comentó Chikiar Bauer, en diálogo con Maximiliano Legnani en Biblioteca IP.

“Antes de la fundación de la revista y, editorial luego, Sur, todos hablaban de un vacío de la expresión literaria en nuestro campo cultural. Años después, con el descubrimiento de Borges, ya nunca más va hablar [de ese vacío]”, explicó la periodista respecto al aporte fundamental de Ocampo a la literatura nacional, a través de su revista luego devenida en editorial.

A su vez, Chikiar Bauer detalló que la escritura de Ocampo se vio por completo influenciada por la escritora inglesa y feminista Virginia Woolf. “Se produce un punto de inflexión porque al leer Un cuarto propio de Virginia Woolf, Victoria Ocampo cambia totalmente , cambia hasta su manera de escribir”, señaló la periodista y luego agregó: “Comienza a decir que quiere escribir como una mujer”. 

Biblioteca IP se emite por la pantalla de IP los domingos de 17 a 18 con la conducción de Maximiliano Legnani.

Leer más
Placeholder del video

Victoria Ocampo, un ícono intelectual

Un 7 de abril de 1890 nacía en el seno de una familia aristócrata de Buenos Aires, una de las mujeres más icónicas de la cultura argentina, Victoria Ocampo. Escritora, ensayista, traductora, editora, su vínculo con la literatura y los círculos intelectuales la posicionaron como una figura histórica nacional.

Primogénita de Manuel Ocampo y Ramona Aguirre, Victoria contó con una educación privilegiada desde temprana edad, al igual que su hermana Silvina. Ambas aprendían inglés y francés desde su hogar, en la Villa Ocampo de San Isidro, que luego fue donada por Victoria a la UNESCO. 

Victoria Ocampo es una de las escritoras más reconocidas e influyentes de Argentina. Publicó libros como De Francesca a Beatrice, con prólogo de Ortega y Gasset, La laguna de los nenúfares, y Domingos en Hyde Park, entre muchos otros. Hizo innumerables viajes que le permitieron estar en contacto con exponentes de la literatura y el ámbito intelectual. 

En 1931 fundó la revista y editorial Sur que promovió obras literarias de grandes escritores como Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, con quienes mantenía una íntima relación de amistad (Bioy Casares luego fue marido de su hermana Silvina), Ernesto Sábato, Alejandra Pizarnik, entre muchos otros. También, desde su juventud participó en movimientos feministas, intelectuales y antifascistas, y en 1936 fundó la Unión Argentina de Mujeres. 

Un 7 de abril de 1890 nacía en el seno de una familia aristócrata de Buenos Aires, una de las mujeres más icónicas de la cultura argentina, Victoria Ocampo. Escritora, ensayista, traductora, editora, su vínculo con la literatura y los círculos intelectuales la posicionaron como una figura histórica nacional.

Primogénita de Manuel Ocampo y Ramona Aguirre, Victoria contó con una educación privilegiada desde temprana edad, al igual que su hermana Silvina. Ambas aprendían inglés y francés desde su hogar, en la Villa Ocampo de San Isidro, que luego fue donada por Victoria a la UNESCO. 

Victoria Ocampo es una de las escritoras más reconocidas e influyentes de Argentina. Publicó libros como De Francesca a Beatrice, con prólogo de Ortega y Gasset, La laguna de los nenúfares, y Domingos en Hyde Park, entre muchos otros. Hizo innumerables viajes que le permitieron estar en contacto con exponentes de la literatura y el ámbito intelectual. 

En 1931 fundó la revista y editorial Sur que promovió obras literarias de grandes escritores como Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, con quienes mantenía una íntima relación de amistad (Bioy Casares luego fue marido de su hermana Silvina), Ernesto Sábato, Alejandra Pizarnik, entre muchos otros. También, desde su juventud participó en movimientos feministas, intelectuales y antifascistas, y en 1936 fundó la Unión Argentina de Mujeres. 

Leer más