A dos años de pandemia: las cifras que dejó el COVID-19

A dos años, el Coronavirus pudo ser controlado pero no erradicado.

En marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente como pandemia el brote masivo de COVID19. El virus puso en jaque a todo el mundo: se cerraron los parques de diversiones, museos, centros de compras, cines y teatros. Se cancelaron los partidos de fútbol profesional, todo tipo de eventos y las clases escolares pasaron a ser virtuales.

Los contagios se replicaban a gran velocidad, no se conocían tratamientos efectivos contra la enfermedad, no existían vacunas para prevenirla y los sistemas sanitarios de la mayoría de los países colapsaron. Las fotos del personal de salud agotado, de las largas filas para hisoparse, de los hospitales desbordados y de las calles vacías ocuparon la primera plana de los diarios del mundo.

Barbijos, alcohol en gel, higiene de manos, distanciamiento social y saludos con los puños pasaron a ser la normalidad desde marzo de 2020. Gran parte del mundo entró en una crisis económica de la que hoy, dos años después, todavía cuesta salir. En Argentina, el Congreso comenzó a sesionar de forma remota y, a través de esa modalidad, se aprobaron proyectos para dictar la prohibición de cortes de servicios esenciales y de desalojo en alquileres por falta de pago.

Pese a que gran parte de la sociedad mundial coincidió en la necesidad de "quedarse en casa" para evitar contagios de COVID-19, hubo grupos anticuarentena que reclamaron en las calles el fin del confinamiento. El malestar social por el encierro creció al igual que crecían los contagios y los Gobiernos debieron empezar a aplicar medidas de flexibilización, fundamentalmente para comenzar a reactivar la economía.

Vacunación contra el COVID-19

En diciembre de 2020 llegaron a Argentina las primeras vacunas contra el COVID-19. Un avión de Aerolíneas Argentinas aterrizó en Ezeiza el 24 de diciembre con un cargamento de 300 mil dosis de Sputnik V. La inmunización comenzó por el personal estratégico y de salud, luego siguió por las personas de riesgos, docentes y personal de seguridad, hasta extenderse hacia todos los grupos poblacionales.

Actualmente, según los datos del Ministerio de Salud de la Nación, 40.545.576 personas recibieron al menos la primera dosis, mientras que 36.776.985 de personas completaron el esquema de vacunación con dos dosis. Rápidamente, nuestro país llegó al puesto 14 con más personas inmunizadas. 

Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en fabricar la vacuna Sputnik V contra el COVID-19, a través del laboratorio Richmond, ubicado en la localidad bonaerense de Pilar. Además, llegaron vacunas de AstraZeneca, Sinopharm, Moderna y Pfizer y se avanzó de forma favorable con la inmunización pediátrica. 

Las cifras de la pandemia

A dos años del inicio de la pandemia, el COVID-19 pudo ser controlado gracias al trabajo de los médicos y científicos. De todas formas, el virus no fue erradicado y la población mundial aún no está inmunizada en su totalidad.

En Argentina, se contabilizaron un total de 8.990.413 contagios de coronavirus y 127.363 personas murieron a causa de la enfermedad. Además, se aplicaron un total de 95.554.597 de vacunas, entre primeras, segundas y terceras dosis.

Ver más
Ver más

Estados Unidos aprueba refuerzos de vacunas

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda inoculación de dosis extra para sueros de Moderna y Johnson & Johnson.
La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda inoculación de dosis extra para sueros de Moderna y Johnson & Johnson.
Ver más
Ver más

Día Mundial de la Salud Mental: ¿Por qué se celebra?

El 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental con el propósito de tomar consciencia sobre esta problemática y erradicar mitos al respecto.
El 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental con el propósito de tomar consciencia sobre esta problemática y erradicar mitos al respecto.
Ver más
Ver más

Rusia solicitó a la OMS que autorice la Sputnik V

 El ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, anticipó que "se han eliminado todas las barreras" para que la OMS autorice la Sputnik V.
 El ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, anticipó que "se han eliminado todas las barreras" para que la OMS autorice la Sputnik V.
Ver más
Ver más

Variante Delta en Argentina: hay 89 casos

La variante originaria de India todavía no "tiene circulación comunitaria", afirmó la ministra de Salud Carla Vizzotti.
La variante originaria de India todavía no "tiene circulación comunitaria", afirmó la ministra de Salud Carla Vizzotti.
Ver más
Ver más

COVID-19: Uruguay analiza aplicar una tercera dosis de vacunas

El secretario de Presidencia de Uruguay, Álvaro Delgado, declaró que el Gobierno de su país evalúa la posibilidad de que la vacuna contra el COVID-19 requiera una tercera dosis para mantener la protección. "Estudiamos si habrá tercera dosis este año", dijo el funcionario ante la prensa, y adelantó que ya se está negociando con los laboratorios que las elaboran para asegurarse el suministro anual. Además, las autoridades sanitarias evalúan la posibilidad de este refuerzo, en caso de que la variante Delta circule en el territorio vecino.

El ministro de Salud uruguayo, Daniel Salinas, indicó que esa alternativa está siendo evaluada solamente en este escenario potencial y también cuestionó la velocidad de contagio de la cepa. "En la actualidad, al menos en Uruguay no hay evidencia que compruebe y confirme que Delta tenga un nivel más alto y rápido en cuanto a contagios", explicó, citado por el diario La República. Uruguay cerró el mes de junio con 1.317 muertes relacionadas a la pandemia de coronavirus, por debajo de mayo, cuando fueron 1.660, según datos oficiales citados por Montevideo Portal. Con una población de 3,5 millones, Uruguay ya vacunó con una dosis a 2.283.356 (64,45%) y con las dos dosis 1.711.793 (48,31%).

Países que evalúan la tercera dosis

Varios países evalúan la posibilidad de una tercera dosis de vacuna contra el COVID-19. Frente al contexto de un aumento de casos positivos en todo el mundo, debido a la circulación de la cepa Delta, la Agencia Europea del Medicamento (EMA), solicitó a la Unión Europea, la aceleración de las campañas de inoculación en mayores de 60 años. De hecho, hay países que ya aplican un tercer refuerzo, como es el caso de República Dominicana y Turquía. 

 

El secretario de Presidencia de Uruguay, Álvaro Delgado, declaró que el Gobierno de su país evalúa la posibilidad de que la vacuna contra el COVID-19 requiera una tercera dosis para mantener la protección. "Estudiamos si habrá tercera dosis este año", dijo el funcionario ante la prensa, y adelantó que ya se está negociando con los laboratorios que las elaboran para asegurarse el suministro anual. Además, las autoridades sanitarias evalúan la posibilidad de este refuerzo, en caso de que la variante Delta circule en el territorio vecino.

El ministro de Salud uruguayo, Daniel Salinas, indicó que esa alternativa está siendo evaluada solamente en este escenario potencial y también cuestionó la velocidad de contagio de la cepa. "En la actualidad, al menos en Uruguay no hay evidencia que compruebe y confirme que Delta tenga un nivel más alto y rápido en cuanto a contagios", explicó, citado por el diario La República. Uruguay cerró el mes de junio con 1.317 muertes relacionadas a la pandemia de coronavirus, por debajo de mayo, cuando fueron 1.660, según datos oficiales citados por Montevideo Portal. Con una población de 3,5 millones, Uruguay ya vacunó con una dosis a 2.283.356 (64,45%) y con las dos dosis 1.711.793 (48,31%).

Países que evalúan la tercera dosis

Varios países evalúan la posibilidad de una tercera dosis de vacuna contra el COVID-19. Frente al contexto de un aumento de casos positivos en todo el mundo, debido a la circulación de la cepa Delta, la Agencia Europea del Medicamento (EMA), solicitó a la Unión Europea, la aceleración de las campañas de inoculación en mayores de 60 años. De hecho, hay países que ya aplican un tercer refuerzo, como es el caso de República Dominicana y Turquía. 

 

Ver más
Ver más

¿Cuáles son las posibles secuelas del COVID-19?

Las secuelas del COVID-19 continúan bajo estudio de los especialistas de todo el mundo. Un estudio realizado en Rochester, Minessota, estableció que el 80% de las personas que habían tenido coronavirus padecía fatiga, mientras que el 59% presentó problemas respiratorios. Además, un alto porcentaje superior al 50% tuvo inconvenientes neurológicos. "Es importante diferenciar los pacientes internados graves, respirados, con comorbilidades importantes, que han atravesado la enfermedad y salido de alta. En estos casos, la prevalencia de la inflamación del músculo cardíaco es más alta, cuanto más grave es el cuadro. Son pacientes que deben ser evaluados con mayor rigurosidad", declaró Javier Marino, médico cardiólogo, en diálogo con Alejandra Martínez y Ariel Aleart, para IP Noticias

Además, el especialista indicó la importancia del chequeo posterior, más allá de la gravedad con la cual se atravesó la enfermedad. "El chequeo debe tener un criterio lógico para no alarmar a toda la población: debe ir de menor a mayor complejidad. El paciente debe consultar primero a un clínico, para verificar si presenta o no síntomas como para pensar en continuar con estudios más complejos para descartar una miocarditis; en general, con una placa o un exámen clínico, la probabilidad de tener este tipo de inflamación en el corazón es muy baja", resumió Marino. 

Podés ver IP Noticias Primera Edición, conducido por Alejandra Martínez y Ariel Aleart, de lunes a viernes de 7 a 9hs.

Las secuelas del COVID-19 continúan bajo estudio de los especialistas de todo el mundo. Un estudio realizado en Rochester, Minessota, estableció que el 80% de las personas que habían tenido coronavirus padecía fatiga, mientras que el 59% presentó problemas respiratorios. Además, un alto porcentaje superior al 50% tuvo inconvenientes neurológicos. "Es importante diferenciar los pacientes internados graves, respirados, con comorbilidades importantes, que han atravesado la enfermedad y salido de alta. En estos casos, la prevalencia de la inflamación del músculo cardíaco es más alta, cuanto más grave es el cuadro. Son pacientes que deben ser evaluados con mayor rigurosidad", declaró Javier Marino, médico cardiólogo, en diálogo con Alejandra Martínez y Ariel Aleart, para IP Noticias

Además, el especialista indicó la importancia del chequeo posterior, más allá de la gravedad con la cual se atravesó la enfermedad. "El chequeo debe tener un criterio lógico para no alarmar a toda la población: debe ir de menor a mayor complejidad. El paciente debe consultar primero a un clínico, para verificar si presenta o no síntomas como para pensar en continuar con estudios más complejos para descartar una miocarditis; en general, con una placa o un exámen clínico, la probabilidad de tener este tipo de inflamación en el corazón es muy baja", resumió Marino. 

Podés ver IP Noticias Primera Edición, conducido por Alejandra Martínez y Ariel Aleart, de lunes a viernes de 7 a 9hs.

Ver más
Ver más

Polémica por el origen del Coronavirus

Estados Unidos le exigió a China que colabore en la investigación sobre el origen del coronavirus. Así fue después de que el asesor de Seguridad Nacional del país norteamericano, Jake Sullivan advirtiera en medios públicos con un "aislamiento" de la comunidad internacional. "O permiten una investigación real para averiguar de dónde ha salido esto o afrontarán el aislamiento en la comunidad internacional", sentenció el funcionario. Sullivan habló con Fox News y dijo que el presidente Joe Biden unió “al mundo democrático para hablar con una voz común en esta cuestión por primera vez desde el estallido del coronavirus” y remarcó que Donald Trump “no pudo hacerlo”.

De esta manrea, el asesor de Seguridad Nacional contó que Biden “hizo que el G7 apoyara una declaración diciendo al unísono que China debe permitir una investigación en su territorio”. En este contexto, el pedido es que se trate de una pesquisa “real” que dé cuenta del origen del virus. El país asiático negó en varias oportunidades que se haya tratado de un fallo de seguridad en el laboratorio de Wuhan, donde detectaron los primeros casos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) envió una misión de investigación y tiene prevista una segunda visita.

 

Estados Unidos le exigió a China que colabore en la investigación sobre el origen del coronavirus. Así fue después de que el asesor de Seguridad Nacional del país norteamericano, Jake Sullivan advirtiera en medios públicos con un "aislamiento" de la comunidad internacional. "O permiten una investigación real para averiguar de dónde ha salido esto o afrontarán el aislamiento en la comunidad internacional", sentenció el funcionario. Sullivan habló con Fox News y dijo que el presidente Joe Biden unió “al mundo democrático para hablar con una voz común en esta cuestión por primera vez desde el estallido del coronavirus” y remarcó que Donald Trump “no pudo hacerlo”.

De esta manrea, el asesor de Seguridad Nacional contó que Biden “hizo que el G7 apoyara una declaración diciendo al unísono que China debe permitir una investigación en su territorio”. En este contexto, el pedido es que se trate de una pesquisa “real” que dé cuenta del origen del virus. El país asiático negó en varias oportunidades que se haya tratado de un fallo de seguridad en el laboratorio de Wuhan, donde detectaron los primeros casos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) envió una misión de investigación y tiene prevista una segunda visita.

 

Ver más
Ver más

COVID-19: nuevos nombres para las variantes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que determinó asignar a cada una de las cuatro variantes de coronavirus consideradas “preocupantes” y de “interés” una serie de nombres de acuerdo al alfabeto griego, lo que hará que sean más fáciles de mencionar y recordar.

La opinión pública no solía identificar estas variantes por sus nombres científicos, los cuales continúan siendo difíciles de retener y diferenciar. Es por ello que siempre se optó por nombrar bajo el lugar donde fueron inicialmente detectadas, llamando así a la B.1.17 “variante británica”, a la B.1.351 “variante sudafricana, a la P.1 “variante brasileña, y a la B.1.617.2 “variante india”. No obstante, la OMS consideró la nomenclatura estigmatizante contra los países involucrados y que podría potenciar “cierto grado de desinformación”. Por eso, “para evitar esto y simplificar las comunicaciones al público, la OMS invita a las autoridades nacionales, a los medios de prensa y otras entidades a adoptar estos nuevos nombres. Si bien tienen sus ventajas, estos nombres científicos pueden ser difíciles de decir y recordar y son propensos a ser mal informados. Como resultado, las personas a menudo recurren a variantes de llamadas por los lugares donde se detectan, lo cual es estigmatizante y discriminatorio”, indicó la Organización mediante un comunicado.

A comienzos de junio se dictaminó que las  variantes llevarían los siguientes nombres:  la B.1.17 (ex británica) sería variante Alfa, a la B.1.351 (ex sudafricana) variante Beta, a la P.1 (exbrasileña/Manaos) variante Gamma y a la B.1.617.2 (ex india) variante Delta. Las otras cepas de interés son siete y corresponden: a la B.1.427 (ex California) como Épsilon; a la P.2 (ex brasileña/Río de Janeiro) como Zeta; la B.1.525 (ex Nigeria) como Eta; P.3 (ex Filipinas) como Theta; B.1.526 (ex Nueva York) como Iota; la variante B.1.617.1 (mutación de la cepa india) como Kappa; y por último, la C.37 (ex Andina) como Lambda.

Estos nombres serán utilizados únicamente con fines de divulgación, pero no reemplazarán los nombres científicos asignados en las investigaciones ya que estos transmiten en sí información científica importante, como el linaje en el que se han encontrado las variaciones del coronavirus original.

¿Por qué cambiar el nombre?

Históricamente, las enfermedades recibieron las nomenclaturas de los lugares donde se pensaba que se desarrollaron, como el virus del Ébola, que toma su nombre del río congoleño. Sin embargo, estas asociaciones pueden ser perjudiciales para esos lugares y muchas veces son inexactas, como es el caso de la “gripe española” de 1918, cuyos orígenes todavía se desconocen.

Un caso particular sucedió en India: el gobierno local ordenó a las plataformas de redes sociales que eliminaran el contenido que se refería a la "variante india". La orden de la administración del primer ministro, Narendra Modi, fue citada como un ejemplo de su sensibilidad a las acusaciones de haber manejado mal el último brote.

Otros casos de gran repercusión fueron los delitos de odio contra los asiáticos tuvieron un gran aumento como resultado de la pandemia, y las asociaciones entre el COVID-19 y el sitio de su primer brote en Wuhan, China.

Los grupos anti-extremistas estadounidenses, como Amnistía Internacional y Stop AAPI Hate (Asian Americans and Pacific Islanders), sostuvieron que el aumento de los ataques contra los asiático-americanos se debió en parte al expresidente Donald Trump, quien se refirió al Covid-19 como el "virus de China". Por ello, llamaron a proteger a quienes sufrieron un incremento repentino de los ataques durante la pandemia.

La epidemióloga de la OMS, Maria Van Kerkhove, dijo sobre la adopción de nuevas variantes de nombres: "Ningún país debe ser estigmatizado por detectar y notificar variantes". En lo que respecta a la Argentina, el último informe de Proyecto PAIS sobre la situación epidemiológica hasta el 19 de mayo de 2021 y publicado el 7 de junio pasado, ya comenzó a utilizar la nueva nomenclatura sugerida para detallar la vigilancia del virus en el territorio nacional.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que determinó asignar a cada una de las cuatro variantes de coronavirus consideradas “preocupantes” y de “interés” una serie de nombres de acuerdo al alfabeto griego, lo que hará que sean más fáciles de mencionar y recordar.

La opinión pública no solía identificar estas variantes por sus nombres científicos, los cuales continúan siendo difíciles de retener y diferenciar. Es por ello que siempre se optó por nombrar bajo el lugar donde fueron inicialmente detectadas, llamando así a la B.1.17 “variante británica”, a la B.1.351 “variante sudafricana, a la P.1 “variante brasileña, y a la B.1.617.2 “variante india”. No obstante, la OMS consideró la nomenclatura estigmatizante contra los países involucrados y que podría potenciar “cierto grado de desinformación”. Por eso, “para evitar esto y simplificar las comunicaciones al público, la OMS invita a las autoridades nacionales, a los medios de prensa y otras entidades a adoptar estos nuevos nombres. Si bien tienen sus ventajas, estos nombres científicos pueden ser difíciles de decir y recordar y son propensos a ser mal informados. Como resultado, las personas a menudo recurren a variantes de llamadas por los lugares donde se detectan, lo cual es estigmatizante y discriminatorio”, indicó la Organización mediante un comunicado.

A comienzos de junio se dictaminó que las  variantes llevarían los siguientes nombres:  la B.1.17 (ex británica) sería variante Alfa, a la B.1.351 (ex sudafricana) variante Beta, a la P.1 (exbrasileña/Manaos) variante Gamma y a la B.1.617.2 (ex india) variante Delta. Las otras cepas de interés son siete y corresponden: a la B.1.427 (ex California) como Épsilon; a la P.2 (ex brasileña/Río de Janeiro) como Zeta; la B.1.525 (ex Nigeria) como Eta; P.3 (ex Filipinas) como Theta; B.1.526 (ex Nueva York) como Iota; la variante B.1.617.1 (mutación de la cepa india) como Kappa; y por último, la C.37 (ex Andina) como Lambda.

Estos nombres serán utilizados únicamente con fines de divulgación, pero no reemplazarán los nombres científicos asignados en las investigaciones ya que estos transmiten en sí información científica importante, como el linaje en el que se han encontrado las variaciones del coronavirus original.

¿Por qué cambiar el nombre?

Históricamente, las enfermedades recibieron las nomenclaturas de los lugares donde se pensaba que se desarrollaron, como el virus del Ébola, que toma su nombre del río congoleño. Sin embargo, estas asociaciones pueden ser perjudiciales para esos lugares y muchas veces son inexactas, como es el caso de la “gripe española” de 1918, cuyos orígenes todavía se desconocen.

Un caso particular sucedió en India: el gobierno local ordenó a las plataformas de redes sociales que eliminaran el contenido que se refería a la "variante india". La orden de la administración del primer ministro, Narendra Modi, fue citada como un ejemplo de su sensibilidad a las acusaciones de haber manejado mal el último brote.

Otros casos de gran repercusión fueron los delitos de odio contra los asiáticos tuvieron un gran aumento como resultado de la pandemia, y las asociaciones entre el COVID-19 y el sitio de su primer brote en Wuhan, China.

Los grupos anti-extremistas estadounidenses, como Amnistía Internacional y Stop AAPI Hate (Asian Americans and Pacific Islanders), sostuvieron que el aumento de los ataques contra los asiático-americanos se debió en parte al expresidente Donald Trump, quien se refirió al Covid-19 como el "virus de China". Por ello, llamaron a proteger a quienes sufrieron un incremento repentino de los ataques durante la pandemia.

La epidemióloga de la OMS, Maria Van Kerkhove, dijo sobre la adopción de nuevas variantes de nombres: "Ningún país debe ser estigmatizado por detectar y notificar variantes". En lo que respecta a la Argentina, el último informe de Proyecto PAIS sobre la situación epidemiológica hasta el 19 de mayo de 2021 y publicado el 7 de junio pasado, ya comenzó a utilizar la nueva nomenclatura sugerida para detallar la vigilancia del virus en el territorio nacional.

Ver más
Ver más

Advertencia de la OMS para Europa

La Organización Mundial de la Salud advirtió que con el nivel actual de vacunación en Europa no alcanza para evitar una nueva ola. Así lo aseguró Hans Kluge, titular de la organización para Europa: "Aunque hemos llegado lejos, no hemos llegado todavía lo suficientemente lejos. La cobertura de las vacunas está lejos de ser suficiente para proteger a la región de rebrotes", afirmó. Esto sucede mientras los países europeos, comienzan a levantar restricciones en vísperas de la llegada de la primavera. 

Kluge explicó que -en promedio- el 30 por ciento de los europeos ya recibieron una primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y que el 17 por ciento completó el esquema.  Y consideró que estos números de la campaña de vacunación muestran una  distancia "considerable" con el 80 % de cobertura total deseado, para evitar una nueva ola. "Aunque debemos reconocer el progreso hecho en la mayoría de países de la región debemos admitir también que no estamos fuera de peligro en absoluto", dijo Kluge.

El máximo responsable de la OMS en Europa advirtió que la variante Delta, identificada por primera vez en la India, más contagiosa, está ganando presencia. "Debemos aferrarnos a las medidas de protección para suprimir el virus. Esto debe ser así, aunque los casos bajen. Una combinación de medidas públicas y vacunación, no la una o la otra, es el camino de salida de esta pandemia", señaló. De este modo, Kluge llamó a no repetir los "errores" del verano pasado, cuando -como había una baja de casos- se relajaron las medidas de control y preventivas. Por ello, pidió a quienes vayan a viajar  que lo hagan de forma "responsable".

La Organización Mundial de la Salud advirtió que con el nivel actual de vacunación en Europa no alcanza para evitar una nueva ola. Así lo aseguró Hans Kluge, titular de la organización para Europa: "Aunque hemos llegado lejos, no hemos llegado todavía lo suficientemente lejos. La cobertura de las vacunas está lejos de ser suficiente para proteger a la región de rebrotes", afirmó. Esto sucede mientras los países europeos, comienzan a levantar restricciones en vísperas de la llegada de la primavera. 

Kluge explicó que -en promedio- el 30 por ciento de los europeos ya recibieron una primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y que el 17 por ciento completó el esquema.  Y consideró que estos números de la campaña de vacunación muestran una  distancia "considerable" con el 80 % de cobertura total deseado, para evitar una nueva ola. "Aunque debemos reconocer el progreso hecho en la mayoría de países de la región debemos admitir también que no estamos fuera de peligro en absoluto", dijo Kluge.

El máximo responsable de la OMS en Europa advirtió que la variante Delta, identificada por primera vez en la India, más contagiosa, está ganando presencia. "Debemos aferrarnos a las medidas de protección para suprimir el virus. Esto debe ser así, aunque los casos bajen. Una combinación de medidas públicas y vacunación, no la una o la otra, es el camino de salida de esta pandemia", señaló. De este modo, Kluge llamó a no repetir los "errores" del verano pasado, cuando -como había una baja de casos- se relajaron las medidas de control y preventivas. Por ello, pidió a quienes vayan a viajar  que lo hagan de forma "responsable".

Ver más
Ver más

Rusia espera aprobación de la OMS para la vacuna Sputnik V

Rusia espera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) apruebe la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en un plazo dos meses, declaró este viernes el director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kirill Dmitriev. Además, Dmitriev señaló que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que también analiza la vacuna, "recibió toda la información básica existente" y que "por ahora no existen comentarios críticos", al respecto. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que un equipo de investigación especializada de las Naciones Unidas está en Rusia examinando los datos de la Sputnik V.

Hans Kluge, director de la Oficina Regional de la OMS para Europa, declaró en el Foro Económico de San Petersburgo que este estudio es preciso para alcanzar la certificación definitiva de la vacuna. 'Desde el principio he estado en contacto con las autoridades rusas, ya que nos enfrentamos a la tarea de aprobar la vacuna', refirió a la agencia de noticias TASS. Además, respecto a la certificación, remarcó que "definitivamente hay motivos para el optimismo".

Por otro lado, el titular del RDIF dijo no saber cuándo la EMA podría tomar su decisión. "Vemos que los inspectores mantienen una actitud profesional y no hay comentarios críticos significativos, al menos por ahora", explicó.

 

Rusia espera que la Organización Mundial de la Salud (OMS) apruebe la vacuna Sputnik V contra el coronavirus en un plazo dos meses, declaró este viernes el director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kirill Dmitriev. Además, Dmitriev señaló que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que también analiza la vacuna, "recibió toda la información básica existente" y que "por ahora no existen comentarios críticos", al respecto. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explicó que un equipo de investigación especializada de las Naciones Unidas está en Rusia examinando los datos de la Sputnik V.

Hans Kluge, director de la Oficina Regional de la OMS para Europa, declaró en el Foro Económico de San Petersburgo que este estudio es preciso para alcanzar la certificación definitiva de la vacuna. 'Desde el principio he estado en contacto con las autoridades rusas, ya que nos enfrentamos a la tarea de aprobar la vacuna', refirió a la agencia de noticias TASS. Además, respecto a la certificación, remarcó que "definitivamente hay motivos para el optimismo".

Por otro lado, el titular del RDIF dijo no saber cuándo la EMA podría tomar su decisión. "Vemos que los inspectores mantienen una actitud profesional y no hay comentarios críticos significativos, al menos por ahora", explicó.

 

Ver más
Ver más

La OMS aprobó el uso de emergencia de la vacuna china Sinovac

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el uso de emergencia de la vacuna china contra el coronavirus Sinovac-CoronaVac. Se trata del segundo fármaco producido por este país que obtiene luz verde del organismo internacional y recibe su "garantía de que cumple con los estándares internacionales de seguridad, eficacia y fabricación". 

Esta vacuna cuenta con requerimientos sencillos de almacenamiento, que la vuelven más manejable y adecuada principalmente en entornos de bajos recursos. La OMS recomienda su uso en adultos mayores de 18 años, a aplicarse en un esquema de dos dosis y con un intervalo de entre dos y cuatro semanas. Si bien en los ensayos clínicos hubo poca participación de adultos mayores de 60 años y no se pudo estimar la eficacia en este grupo de edad, la OMS no recomendó un límite superior de edad para la vacuna.

En este sentido, se destaca que "no hay razón para creer que la vacuna tenga un perfil de seguridad diferente en poblaciones mayores y más jóvenes". Según los estudios realizados, la eficacia de la vacuna para prevenir la enfermedad sintomática fue del 51% de los vacunados. En tanto que previno el COVID-19 grave y la hospitalización en el 100% de la población estudiada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el uso de emergencia de la vacuna china contra el coronavirus Sinovac-CoronaVac. Se trata del segundo fármaco producido por este país que obtiene luz verde del organismo internacional y recibe su "garantía de que cumple con los estándares internacionales de seguridad, eficacia y fabricación". 

Esta vacuna cuenta con requerimientos sencillos de almacenamiento, que la vuelven más manejable y adecuada principalmente en entornos de bajos recursos. La OMS recomienda su uso en adultos mayores de 18 años, a aplicarse en un esquema de dos dosis y con un intervalo de entre dos y cuatro semanas. Si bien en los ensayos clínicos hubo poca participación de adultos mayores de 60 años y no se pudo estimar la eficacia en este grupo de edad, la OMS no recomendó un límite superior de edad para la vacuna.

En este sentido, se destaca que "no hay razón para creer que la vacuna tenga un perfil de seguridad diferente en poblaciones mayores y más jóvenes". Según los estudios realizados, la eficacia de la vacuna para prevenir la enfermedad sintomática fue del 51% de los vacunados. En tanto que previno el COVID-19 grave y la hospitalización en el 100% de la población estudiada.

Ver más
Ver más