Placeholder del video

Diputados debate la Ley de Etiquetado de Alimentos: nueva fecha tentativa

El proyecto de Ley de Etiquetado Frontal de alimentos, más conocido como “etiquetado frontal”, no pudo ser tratado en Diputados porque Juntos por el Cambio no dio quórum, y lo que llevó a que se levantara la sesión, que iba a ser la primera presencial desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, la novedad es que se dieron negociaciones entre oposición y oficialismo para intentar consensuar una nueva fecha de sesión para el tratamiento del proyecto. "La fecha tentativa es el martes 19 de octubre", dice la columnista de Política Mayra García. 

El etiquetado frontal en los alimentos busca concientizar a la población sobre los componentes nutricionales de la comida envasada, a partir de etiquetas octogonales negras que dirán “Alto en grasas”, “Alto en sodio”, “Alto en azúcares”, entre otros indicativos al frente de los paquetes, latas y botellas. Esa etiqueta deberá estar ubicada en la parte frontal del envase y su tamaño no puede ser menor al 5% del tamaño del mismo. Las características del etiquetado fueron tomadas de una ley similar, sancionada en 2016 en Chile.

¿Qué establece la Ley de Etiquetado Frontal?

En el caso de los productos con edulcorantes, el envase debe contener una leyenda precautoria por debajo de los sellos de advertencia, que señale: “Contiene edulcorantes, no recomendable en niños/as”. En tanto, los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio establecidos deben cumplir con los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

También prohíbe que los alimentos y las bebidas analcohólicas que contengan algún sello de advertencia, incorporen información nutricional complementaria; logos o frases con el aval de sociedades científicas o asociaciones civiles; y personajes infantiles, animaciones, celebridades, deportistas, entre otros. Se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, sal de mesa, aceites vegetales y frutos secos

 

Diputados debate la Ley de Etiquetado de Alimentos: nueva fecha tentativa

El proyecto de Ley de Etiquetado Frontal de alimentos, más conocido como “etiquetado frontal”, no pudo ser tratado en Diputados porque Juntos por el Cambio no dio quórum, y lo que llevó a que se levantara la sesión, que iba a ser la primera presencial desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, la novedad es que se dieron negociaciones entre oposición y oficialismo para intentar consensuar una nueva fecha de sesión para el tratamiento del proyecto. "La fecha tentativa es el martes 19 de octubre", dice la columnista de Política Mayra García. 

El etiquetado frontal en los alimentos busca concientizar a la población sobre los componentes nutricionales de la comida envasada, a partir de etiquetas octogonales negras que dirán “Alto en grasas”, “Alto en sodio”, “Alto en azúcares”, entre otros indicativos al frente de los paquetes, latas y botellas. Esa etiqueta deberá estar ubicada en la parte frontal del envase y su tamaño no puede ser menor al 5% del tamaño del mismo. Las características del etiquetado fueron tomadas de una ley similar, sancionada en 2016 en Chile.

¿Qué establece la Ley de Etiquetado Frontal?

En el caso de los productos con edulcorantes, el envase debe contener una leyenda precautoria por debajo de los sellos de advertencia, que señale: “Contiene edulcorantes, no recomendable en niños/as”. En tanto, los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio establecidos deben cumplir con los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

También prohíbe que los alimentos y las bebidas analcohólicas que contengan algún sello de advertencia, incorporen información nutricional complementaria; logos o frases con el aval de sociedades científicas o asociaciones civiles; y personajes infantiles, animaciones, celebridades, deportistas, entre otros. Se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, sal de mesa, aceites vegetales y frutos secos

 

El proyecto de Ley de Etiquetado Frontal de alimentos, más conocido como “etiquetado frontal”, no pudo ser tratado en Diputados porque Juntos por el Cambio no dio quórum, y lo que llevó a que se levantara la sesión, que iba a ser la primera presencial desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, la novedad es que se dieron negociaciones entre oposición y oficialismo para intentar consensuar una nueva fecha de sesión para el tratamiento del proyecto. "La fecha tentativa es el martes 19 de octubre", dice la columnista de Política Mayra García. 

El etiquetado frontal en los alimentos busca concientizar a la población sobre los componentes nutricionales de la comida envasada, a partir de etiquetas octogonales negras que dirán “Alto en grasas”, “Alto en sodio”, “Alto en azúcares”, entre otros indicativos al frente de los paquetes, latas y botellas. Esa etiqueta deberá estar ubicada en la parte frontal del envase y su tamaño no puede ser menor al 5% del tamaño del mismo. Las características del etiquetado fueron tomadas de una ley similar, sancionada en 2016 en Chile.

¿Qué establece la Ley de Etiquetado Frontal?

En el caso de los productos con edulcorantes, el envase debe contener una leyenda precautoria por debajo de los sellos de advertencia, que señale: “Contiene edulcorantes, no recomendable en niños/as”. En tanto, los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio establecidos deben cumplir con los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

También prohíbe que los alimentos y las bebidas analcohólicas que contengan algún sello de advertencia, incorporen información nutricional complementaria; logos o frases con el aval de sociedades científicas o asociaciones civiles; y personajes infantiles, animaciones, celebridades, deportistas, entre otros. Se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, sal de mesa, aceites vegetales y frutos secos

 

Leer más