Italia adelanta las elecciones y la extrema derecha podría volver a gobernar

Tras la renuncia del primer ministro Mario Draghi, Italia adelantará las elecciones para el 25 de septiembre. La intención de voto de la ultraderechista Giorgia Meloni.

Placeholder del video

Tras la renuncia del primer ministro Mario Draghi, Italia adelantará las elecciones para el 25 de septiembre. El presidente, Sergio Mattarela, resolvió disolver las Cámaras y adelantar los comicios para conformar una nueva composición del Parlamento. En tal escenario, los ultraderechistas de Hermanos de Italia se ubican primeros en intención de voto.

Mattarella explicó que la decisión se dio porque "no había ninguna mayoría que pudiera formar un Gobierno" en medio de la crisis económico-social y la inflación, promovida por los efectos de la guerra en Ucrania. “Espero que en la campaña electoral haya una contribución de todos en interés de Italia”, concluyó.

La renuncia del primer ministro

Draghi presentó su renuncia definitiva el 21 de julio, luego de lograr la confianza de solo 95 de los 321 senadores italianos. El ex Primer Ministro perdió el apoyo clave de los derechistas de la Liga, Fuerza Italia y la centrista Movimiento Cinco Estrellas. Este escenario político pone en alerta a Europa, ya que podría volver a gobernar la extrema derecha.

El primer ministro ya había presentado la renuncia hace una semana, después de perder el apoyo del M5S tras semanas de desavenencias por varios motivos, como un decreto contra la inflación y los recelos de la formación populista a seguir armando a la resistencia ucraniana.

Entonces, el jefe del Estado rechazó la dimisión y emplazó a Draghi a saldar su crisis en el Parlamento, donde finalmente perdió el apoyo mayoritario.

La salida de Draghi provoca desconcierto en Europa, ya que al ser el expresidente del Banco Central Europeo, inspiraba tranquilidad en los ambientes políticos y económicos del Viejo Continente.

De hecho, su continuidad fue avalada por fuerzas de centroizquierda, mercados y empresarios, en gran parte por su cercanía al establishment financiero que confiaba en el expremier para el manejo de los 209.000 millones de euros que Bruselas se comprometió a entregar a Roma para la pospandemia.

La extrema derecha podría volver a gobernar Italia

Las encuestas ubican a la derechista Giorgia Meloni; de Hermanos de Italia y abierta seguidora del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, primera en intención de votos. Para gobernar, formaría una coalición de centroderecha  con la Liga, de Matteo Salvini, y la Fuerza Italia de Silvio Berlusconi. Juntos, obtendrían un piso del 40% de los escaños.

El partido de Meloni fue el único que se autoexcluyó del gobierno de coalición que conformaron la Liga, Fuerza Italia, M5E y los progresistas Partido Demócrata, Libres e Iguales e Italia Viva, para sostener a un tecnócrata sin partido, es decir, a Draghi.

Quién es Giorgia Meloni

La líder del partido Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, tiene 45 años, es presidenta del Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos, y podría ser la primera mujer en la historia de Italia en ser primera ministra.

Meloni es nacionalista y fue ministra de la Juventud en el cuarto gobierno de Silvio Berlusconi. En medio de la crisis institucional que ocasionó la denuncia de Draghi, fue una de las principales voces en reclamar adelantar las elecciones, situación que podría beneficiarla. 

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes de 9:00 a 12:00 por la pantalla de IP.

Italia adelanta las elecciones y la extrema derecha podría volver a gobernar

Tras la renuncia del primer ministro Mario Draghi, Italia adelantará las elecciones para el 25 de septiembre. El presidente, Sergio Mattarela, resolvió disolver las Cámaras y adelantar los comicios para conformar una nueva composición del Parlamento. En tal escenario, los ultraderechistas de Hermanos de Italia se ubican primeros en intención de voto.

Mattarella explicó que la decisión se dio porque "no había ninguna mayoría que pudiera formar un Gobierno" en medio de la crisis económico-social y la inflación, promovida por los efectos de la guerra en Ucrania. “Espero que en la campaña electoral haya una contribución de todos en interés de Italia”, concluyó.

La renuncia del primer ministro

Draghi presentó su renuncia definitiva el 21 de julio, luego de lograr la confianza de solo 95 de los 321 senadores italianos. El ex Primer Ministro perdió el apoyo clave de los derechistas de la Liga, Fuerza Italia y la centrista Movimiento Cinco Estrellas. Este escenario político pone en alerta a Europa, ya que podría volver a gobernar la extrema derecha.

El primer ministro ya había presentado la renuncia hace una semana, después de perder el apoyo del M5S tras semanas de desavenencias por varios motivos, como un decreto contra la inflación y los recelos de la formación populista a seguir armando a la resistencia ucraniana.

Entonces, el jefe del Estado rechazó la dimisión y emplazó a Draghi a saldar su crisis en el Parlamento, donde finalmente perdió el apoyo mayoritario.

La salida de Draghi provoca desconcierto en Europa, ya que al ser el expresidente del Banco Central Europeo, inspiraba tranquilidad en los ambientes políticos y económicos del Viejo Continente.

De hecho, su continuidad fue avalada por fuerzas de centroizquierda, mercados y empresarios, en gran parte por su cercanía al establishment financiero que confiaba en el expremier para el manejo de los 209.000 millones de euros que Bruselas se comprometió a entregar a Roma para la pospandemia.

La extrema derecha podría volver a gobernar Italia

Las encuestas ubican a la derechista Giorgia Meloni; de Hermanos de Italia y abierta seguidora del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, primera en intención de votos. Para gobernar, formaría una coalición de centroderecha  con la Liga, de Matteo Salvini, y la Fuerza Italia de Silvio Berlusconi. Juntos, obtendrían un piso del 40% de los escaños.

El partido de Meloni fue el único que se autoexcluyó del gobierno de coalición que conformaron la Liga, Fuerza Italia, M5E y los progresistas Partido Demócrata, Libres e Iguales e Italia Viva, para sostener a un tecnócrata sin partido, es decir, a Draghi.

Quién es Giorgia Meloni

La líder del partido Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, tiene 45 años, es presidenta del Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos, y podría ser la primera mujer en la historia de Italia en ser primera ministra.

Meloni es nacionalista y fue ministra de la Juventud en el cuarto gobierno de Silvio Berlusconi. En medio de la crisis institucional que ocasionó la denuncia de Draghi, fue una de las principales voces en reclamar adelantar las elecciones, situación que podría beneficiarla. 

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes de 9:00 a 12:00 por la pantalla de IP.

Tras la renuncia del primer ministro Mario Draghi, Italia adelantará las elecciones para el 25 de septiembre. El presidente, Sergio Mattarela, resolvió disolver las Cámaras y adelantar los comicios para conformar una nueva composición del Parlamento. En tal escenario, los ultraderechistas de Hermanos de Italia se ubican primeros en intención de voto.

Mattarella explicó que la decisión se dio porque "no había ninguna mayoría que pudiera formar un Gobierno" en medio de la crisis económico-social y la inflación, promovida por los efectos de la guerra en Ucrania. “Espero que en la campaña electoral haya una contribución de todos en interés de Italia”, concluyó.

La renuncia del primer ministro

Draghi presentó su renuncia definitiva el 21 de julio, luego de lograr la confianza de solo 95 de los 321 senadores italianos. El ex Primer Ministro perdió el apoyo clave de los derechistas de la Liga, Fuerza Italia y la centrista Movimiento Cinco Estrellas. Este escenario político pone en alerta a Europa, ya que podría volver a gobernar la extrema derecha.

El primer ministro ya había presentado la renuncia hace una semana, después de perder el apoyo del M5S tras semanas de desavenencias por varios motivos, como un decreto contra la inflación y los recelos de la formación populista a seguir armando a la resistencia ucraniana.

Entonces, el jefe del Estado rechazó la dimisión y emplazó a Draghi a saldar su crisis en el Parlamento, donde finalmente perdió el apoyo mayoritario.

La salida de Draghi provoca desconcierto en Europa, ya que al ser el expresidente del Banco Central Europeo, inspiraba tranquilidad en los ambientes políticos y económicos del Viejo Continente.

De hecho, su continuidad fue avalada por fuerzas de centroizquierda, mercados y empresarios, en gran parte por su cercanía al establishment financiero que confiaba en el expremier para el manejo de los 209.000 millones de euros que Bruselas se comprometió a entregar a Roma para la pospandemia.

La extrema derecha podría volver a gobernar Italia

Las encuestas ubican a la derechista Giorgia Meloni; de Hermanos de Italia y abierta seguidora del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, primera en intención de votos. Para gobernar, formaría una coalición de centroderecha  con la Liga, de Matteo Salvini, y la Fuerza Italia de Silvio Berlusconi. Juntos, obtendrían un piso del 40% de los escaños.

El partido de Meloni fue el único que se autoexcluyó del gobierno de coalición que conformaron la Liga, Fuerza Italia, M5E y los progresistas Partido Demócrata, Libres e Iguales e Italia Viva, para sostener a un tecnócrata sin partido, es decir, a Draghi.

Quién es Giorgia Meloni

La líder del partido Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, tiene 45 años, es presidenta del Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos, y podría ser la primera mujer en la historia de Italia en ser primera ministra.

Meloni es nacionalista y fue ministra de la Juventud en el cuarto gobierno de Silvio Berlusconi. En medio de la crisis institucional que ocasionó la denuncia de Draghi, fue una de las principales voces en reclamar adelantar las elecciones, situación que podría beneficiarla. 

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bosker de lunes a viernes de 9:00 a 12:00 por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más