Placeholder del video

Álvarez Agis: "El problema del gobierno no es Guzmán, es Alberto y Cristina discutiendo en público"

El exviceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, se refirió a la situación económica del país y aseguró que “los economistas conocemos las herramientas técnicas para salir de esta inflación”, al tiempo que vaticinó un índice de “apenas por debajo del 70%” en el cierre del año.

Durante una entrevista con el programa Identidades, por IP , el titular de la consultora PxQ consideró que “el problema del gobierno no es Guzmán; es Alberto y Cristina discutiendo en público para dónde avanzar”. El economista también sostuvo que la interna dentro del oficialismo “es muy relevante para la economía y también para la inflación” y remarcó que “parece que ya no importa si la medida es buena o mala, sino quién la impulsa”. 

Política y economía

“Hoy hay dos pelotas en el aire: la económica y la política. Sobre las internas, tanto del oficialismo como de la oposición, cualquier empresa en Argentina o inversor en el exterior está tan preocupado por el devenir de este gobierno como de un posible cambio. Lo segundo es que se está moviendo toda la economía y el mundo atraviesa algo que lo vamos a estudiar en los libros”, analizó Álvarez Agis.

“Me defino como un keynesiano que entiende la diferencia entre un peso y un dólar. Cuando estás en un país emergente, donde tu moneda no funciona, te pasa que cuando estás en una crisis empezás a rechazarla”, indicó.

Martín Guzmán

Álvarez Agis se preguntó “cuál puede ser la performance de un ministro de economía que tiene un gobierno donde cada decisión que toma la eleva y arriba se divide en tres: Massa dice una cosa, Cristina dice otra y Alberto otra”.

“Cuando me tocó estar en la función pública había discusiones y posiciones diferentes entre los ministros, pero Cristina tomaba una decisión, la bajaba y se implementaba. Acá hay desorden, discusión y desorden. No sé cómo se gestiona en un gobierno así y no sé qué haría en su lugar”, reflexionó.

El economista subrayó que “el problema del gobierno no es Guzmán; es Alberto y Cristina discutiendo en público para dónde avanzar. Por primera vez estamos en un gobierno que tiene una interna que nos tiene trabados hace mucho tiempo”.

Internas en el oficialismo

“La discusión política nos tapa algunas cosas. Por ejemplo, la posición que tuvo Guzmán respecto a la negociación con los acreedores privados y con el FMI ha quedado tapada y es para destacar”, explicó, y lamentó que “la política interna se filtre por todos lados”.

El exviceministro de economía destacó que “más que el nivel técnico del gabinete estamos en un problema que la interna se filtra. Parece que ya no importa si la medida es buena o mala, sino quién la impulsaLa interna es muy relevante para la economía y también para la inflación”.

Alberto Fernández

Álvarez Agis se definió como un “bendecido” por ser consultado por alguien de la política. “Que un diputado, senador, subsecretario de estado o presidente, me llame para preguntarme cómo veo la economía, es una bendición. Me hace sentir muy bien eso. Además, como estudié en lugares públicos siento que lo debo, por eso trato de juntarme con gente que tuvo responsabilidades públicas”, dijo.

“Con Alberto hacíamos eso mucho antes de que Alberto fuera presidente, de hecho comíamos una vez cada dos o tres meses. Un día él me quiso conocer, charlamos de economía y entablamos una muy buena relación, todo después del 2015”, comentó el consultor.

En ese sentido, el economista indicó que “no me gusta abusar de ese privilegio que él a veces me da de preguntarme. Soy muy cuidadoso con eso y lo digo porque Alberto lo ha dicho en público. Hace poco Horacio Rodríguez Larreta dijo que hablaba conmigo. Si él no lo hubiese dicho, de mi boca no hubiera salido nunca.

Inflación

“Los economistas conocemos las herramientas técnicas para salir de esta inflación”, sentenció Álvarez Agis, y agregó: “La sociedad le tiene que exigir a sus candidatos que expliciten cuál es el programa económico, sino estamos votando buenas intenciones”.

El economista planteó que “los orígenes de la inflación tienen que ver con un problema de Argentina en la dinámica de la acumulación de dólares que hizo que la moneda fuera muy débil. Arriba de eso, cometimos el error gigantesco de la convertibilidad, que fue tratar de solucionar un problema con magia”.

Los argentinos tendemos a echarle la culpa de este cortoplacismo a la política. Si los políticos son cortoplacistas, nosotros también. No poder hablarle a la sociedad de una verdad es súper complejo, y hoy vuelvo a escuchar esto”, lamentó.

Acuerdo con el FMI

El acuerdo con el FMI consolida una tasa de inflación del 50 por ciento. Los acuerdos con el Fondo no se firman para bajar la inflación, sino para resolver crisis externas. Hoy a nosotros la inflación nos da apenas debajo del 70 por ciento”, vaticinó.

Álvarez Agis aseveró que “firmamos un acuerdo antes de la guerra en el cual el resultado más probable era que subiera la inflación. Apenas se firmó dijimos que iba a ser una inflación mayor que el anterior año, pero arriba de eso vino la guerra. Si Argentina tiene este año inflación del 60 o 70 por ciento, 50% son culpa del acuerdo con el FMI y el resto esa culpa de la guerra”.

Salarios

“Hay una cuestión básica, yo quiero vivir en un país donde el salario real crezca, pero tengo que ver con qué pagarlo. Si ponemos una paritaria de 200 puntos, nos arreglaríamos todos, pero fundiríamos todas las compañías”, analizó.

El economista remarcó que “el conflicto político entre el Frente de Todos es inflacionario, estamos viendo quién saca el aumento nominal más grande y la gente no come aumentos nominales sino aumentos reales”.

Por otra parte, consideró que “es una tragedia confundir al secretario de Comercio Interior con la política antiinflacionaria. Uno se puede quejar de Feletti, pero la inflación no depende de la concentración”. “Pensar que el problema de la inflación de Argentina es de cinco tipos que son muy avaros, malos y suben los precios todo el tiempo, no tiene sentido técnico”, soslayó.

Cargos públicos

“Me gustaría arreglar la Argentina siendo consultor, fiscal de mesa o ministro de economía. Hay un error de pensar que la única forma de hacer política es con un cargo público. Creo que desde mi lugar hago política, creo que las ideas logran modificar la realidad”, expresó.

“Me tocó ser viceministro de economía a los 33 años, estoy chocho con eso, me pareció una oportunidad inédita que supe aprovechar y hoy no estoy desesperado por ocupar el próximo cargo público. Esa visión es parte del mal que tenemos porque empezás a laburar para sostenerte en el cargo y no para cambiar la realidad”, sentenció.

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 horas por la pantalla de IP.

Álvarez Agis: "El problema del gobierno no es Guzmán, es Alberto y Cristina discutiendo en público"

El exviceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, se refirió a la situación económica del país y aseguró que “los economistas conocemos las herramientas técnicas para salir de esta inflación”, al tiempo que vaticinó un índice de “apenas por debajo del 70%” en el cierre del año.

Durante una entrevista con el programa Identidades, por IP , el titular de la consultora PxQ consideró que “el problema del gobierno no es Guzmán; es Alberto y Cristina discutiendo en público para dónde avanzar”. El economista también sostuvo que la interna dentro del oficialismo “es muy relevante para la economía y también para la inflación” y remarcó que “parece que ya no importa si la medida es buena o mala, sino quién la impulsa”. 

Política y economía

“Hoy hay dos pelotas en el aire: la económica y la política. Sobre las internas, tanto del oficialismo como de la oposición, cualquier empresa en Argentina o inversor en el exterior está tan preocupado por el devenir de este gobierno como de un posible cambio. Lo segundo es que se está moviendo toda la economía y el mundo atraviesa algo que lo vamos a estudiar en los libros”, analizó Álvarez Agis.

“Me defino como un keynesiano que entiende la diferencia entre un peso y un dólar. Cuando estás en un país emergente, donde tu moneda no funciona, te pasa que cuando estás en una crisis empezás a rechazarla”, indicó.

Martín Guzmán

Álvarez Agis se preguntó “cuál puede ser la performance de un ministro de economía que tiene un gobierno donde cada decisión que toma la eleva y arriba se divide en tres: Massa dice una cosa, Cristina dice otra y Alberto otra”.

“Cuando me tocó estar en la función pública había discusiones y posiciones diferentes entre los ministros, pero Cristina tomaba una decisión, la bajaba y se implementaba. Acá hay desorden, discusión y desorden. No sé cómo se gestiona en un gobierno así y no sé qué haría en su lugar”, reflexionó.

El economista subrayó que “el problema del gobierno no es Guzmán; es Alberto y Cristina discutiendo en público para dónde avanzar. Por primera vez estamos en un gobierno que tiene una interna que nos tiene trabados hace mucho tiempo”.

Internas en el oficialismo

“La discusión política nos tapa algunas cosas. Por ejemplo, la posición que tuvo Guzmán respecto a la negociación con los acreedores privados y con el FMI ha quedado tapada y es para destacar”, explicó, y lamentó que “la política interna se filtre por todos lados”.

El exviceministro de economía destacó que “más que el nivel técnico del gabinete estamos en un problema que la interna se filtra. Parece que ya no importa si la medida es buena o mala, sino quién la impulsaLa interna es muy relevante para la economía y también para la inflación”.

Alberto Fernández

Álvarez Agis se definió como un “bendecido” por ser consultado por alguien de la política. “Que un diputado, senador, subsecretario de estado o presidente, me llame para preguntarme cómo veo la economía, es una bendición. Me hace sentir muy bien eso. Además, como estudié en lugares públicos siento que lo debo, por eso trato de juntarme con gente que tuvo responsabilidades públicas”, dijo.

“Con Alberto hacíamos eso mucho antes de que Alberto fuera presidente, de hecho comíamos una vez cada dos o tres meses. Un día él me quiso conocer, charlamos de economía y entablamos una muy buena relación, todo después del 2015”, comentó el consultor.

En ese sentido, el economista indicó que “no me gusta abusar de ese privilegio que él a veces me da de preguntarme. Soy muy cuidadoso con eso y lo digo porque Alberto lo ha dicho en público. Hace poco Horacio Rodríguez Larreta dijo que hablaba conmigo. Si él no lo hubiese dicho, de mi boca no hubiera salido nunca.

Inflación

“Los economistas conocemos las herramientas técnicas para salir de esta inflación”, sentenció Álvarez Agis, y agregó: “La sociedad le tiene que exigir a sus candidatos que expliciten cuál es el programa económico, sino estamos votando buenas intenciones”.

El economista planteó que “los orígenes de la inflación tienen que ver con un problema de Argentina en la dinámica de la acumulación de dólares que hizo que la moneda fuera muy débil. Arriba de eso, cometimos el error gigantesco de la convertibilidad, que fue tratar de solucionar un problema con magia”.

Los argentinos tendemos a echarle la culpa de este cortoplacismo a la política. Si los políticos son cortoplacistas, nosotros también. No poder hablarle a la sociedad de una verdad es súper complejo, y hoy vuelvo a escuchar esto”, lamentó.

Acuerdo con el FMI

El acuerdo con el FMI consolida una tasa de inflación del 50 por ciento. Los acuerdos con el Fondo no se firman para bajar la inflación, sino para resolver crisis externas. Hoy a nosotros la inflación nos da apenas debajo del 70 por ciento”, vaticinó.

Álvarez Agis aseveró que “firmamos un acuerdo antes de la guerra en el cual el resultado más probable era que subiera la inflación. Apenas se firmó dijimos que iba a ser una inflación mayor que el anterior año, pero arriba de eso vino la guerra. Si Argentina tiene este año inflación del 60 o 70 por ciento, 50% son culpa del acuerdo con el FMI y el resto esa culpa de la guerra”.

Salarios

“Hay una cuestión básica, yo quiero vivir en un país donde el salario real crezca, pero tengo que ver con qué pagarlo. Si ponemos una paritaria de 200 puntos, nos arreglaríamos todos, pero fundiríamos todas las compañías”, analizó.

El economista remarcó que “el conflicto político entre el Frente de Todos es inflacionario, estamos viendo quién saca el aumento nominal más grande y la gente no come aumentos nominales sino aumentos reales”.

Por otra parte, consideró que “es una tragedia confundir al secretario de Comercio Interior con la política antiinflacionaria. Uno se puede quejar de Feletti, pero la inflación no depende de la concentración”. “Pensar que el problema de la inflación de Argentina es de cinco tipos que son muy avaros, malos y suben los precios todo el tiempo, no tiene sentido técnico”, soslayó.

Cargos públicos

“Me gustaría arreglar la Argentina siendo consultor, fiscal de mesa o ministro de economía. Hay un error de pensar que la única forma de hacer política es con un cargo público. Creo que desde mi lugar hago política, creo que las ideas logran modificar la realidad”, expresó.

“Me tocó ser viceministro de economía a los 33 años, estoy chocho con eso, me pareció una oportunidad inédita que supe aprovechar y hoy no estoy desesperado por ocupar el próximo cargo público. Esa visión es parte del mal que tenemos porque empezás a laburar para sostenerte en el cargo y no para cambiar la realidad”, sentenció.

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 horas por la pantalla de IP.

El exviceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, se refirió a la situación económica del país y aseguró que “los economistas conocemos las herramientas técnicas para salir de esta inflación”, al tiempo que vaticinó un índice de “apenas por debajo del 70%” en el cierre del año.

Durante una entrevista con el programa Identidades, por IP , el titular de la consultora PxQ consideró que “el problema del gobierno no es Guzmán; es Alberto y Cristina discutiendo en público para dónde avanzar”. El economista también sostuvo que la interna dentro del oficialismo “es muy relevante para la economía y también para la inflación” y remarcó que “parece que ya no importa si la medida es buena o mala, sino quién la impulsa”. 

Política y economía

“Hoy hay dos pelotas en el aire: la económica y la política. Sobre las internas, tanto del oficialismo como de la oposición, cualquier empresa en Argentina o inversor en el exterior está tan preocupado por el devenir de este gobierno como de un posible cambio. Lo segundo es que se está moviendo toda la economía y el mundo atraviesa algo que lo vamos a estudiar en los libros”, analizó Álvarez Agis.

“Me defino como un keynesiano que entiende la diferencia entre un peso y un dólar. Cuando estás en un país emergente, donde tu moneda no funciona, te pasa que cuando estás en una crisis empezás a rechazarla”, indicó.

Martín Guzmán

Álvarez Agis se preguntó “cuál puede ser la performance de un ministro de economía que tiene un gobierno donde cada decisión que toma la eleva y arriba se divide en tres: Massa dice una cosa, Cristina dice otra y Alberto otra”.

“Cuando me tocó estar en la función pública había discusiones y posiciones diferentes entre los ministros, pero Cristina tomaba una decisión, la bajaba y se implementaba. Acá hay desorden, discusión y desorden. No sé cómo se gestiona en un gobierno así y no sé qué haría en su lugar”, reflexionó.

El economista subrayó que “el problema del gobierno no es Guzmán; es Alberto y Cristina discutiendo en público para dónde avanzar. Por primera vez estamos en un gobierno que tiene una interna que nos tiene trabados hace mucho tiempo”.

Internas en el oficialismo

“La discusión política nos tapa algunas cosas. Por ejemplo, la posición que tuvo Guzmán respecto a la negociación con los acreedores privados y con el FMI ha quedado tapada y es para destacar”, explicó, y lamentó que “la política interna se filtre por todos lados”.

El exviceministro de economía destacó que “más que el nivel técnico del gabinete estamos en un problema que la interna se filtra. Parece que ya no importa si la medida es buena o mala, sino quién la impulsaLa interna es muy relevante para la economía y también para la inflación”.

Alberto Fernández

Álvarez Agis se definió como un “bendecido” por ser consultado por alguien de la política. “Que un diputado, senador, subsecretario de estado o presidente, me llame para preguntarme cómo veo la economía, es una bendición. Me hace sentir muy bien eso. Además, como estudié en lugares públicos siento que lo debo, por eso trato de juntarme con gente que tuvo responsabilidades públicas”, dijo.

“Con Alberto hacíamos eso mucho antes de que Alberto fuera presidente, de hecho comíamos una vez cada dos o tres meses. Un día él me quiso conocer, charlamos de economía y entablamos una muy buena relación, todo después del 2015”, comentó el consultor.

En ese sentido, el economista indicó que “no me gusta abusar de ese privilegio que él a veces me da de preguntarme. Soy muy cuidadoso con eso y lo digo porque Alberto lo ha dicho en público. Hace poco Horacio Rodríguez Larreta dijo que hablaba conmigo. Si él no lo hubiese dicho, de mi boca no hubiera salido nunca.

Inflación

“Los economistas conocemos las herramientas técnicas para salir de esta inflación”, sentenció Álvarez Agis, y agregó: “La sociedad le tiene que exigir a sus candidatos que expliciten cuál es el programa económico, sino estamos votando buenas intenciones”.

El economista planteó que “los orígenes de la inflación tienen que ver con un problema de Argentina en la dinámica de la acumulación de dólares que hizo que la moneda fuera muy débil. Arriba de eso, cometimos el error gigantesco de la convertibilidad, que fue tratar de solucionar un problema con magia”.

Los argentinos tendemos a echarle la culpa de este cortoplacismo a la política. Si los políticos son cortoplacistas, nosotros también. No poder hablarle a la sociedad de una verdad es súper complejo, y hoy vuelvo a escuchar esto”, lamentó.

Acuerdo con el FMI

El acuerdo con el FMI consolida una tasa de inflación del 50 por ciento. Los acuerdos con el Fondo no se firman para bajar la inflación, sino para resolver crisis externas. Hoy a nosotros la inflación nos da apenas debajo del 70 por ciento”, vaticinó.

Álvarez Agis aseveró que “firmamos un acuerdo antes de la guerra en el cual el resultado más probable era que subiera la inflación. Apenas se firmó dijimos que iba a ser una inflación mayor que el anterior año, pero arriba de eso vino la guerra. Si Argentina tiene este año inflación del 60 o 70 por ciento, 50% son culpa del acuerdo con el FMI y el resto esa culpa de la guerra”.

Salarios

“Hay una cuestión básica, yo quiero vivir en un país donde el salario real crezca, pero tengo que ver con qué pagarlo. Si ponemos una paritaria de 200 puntos, nos arreglaríamos todos, pero fundiríamos todas las compañías”, analizó.

El economista remarcó que “el conflicto político entre el Frente de Todos es inflacionario, estamos viendo quién saca el aumento nominal más grande y la gente no come aumentos nominales sino aumentos reales”.

Por otra parte, consideró que “es una tragedia confundir al secretario de Comercio Interior con la política antiinflacionaria. Uno se puede quejar de Feletti, pero la inflación no depende de la concentración”. “Pensar que el problema de la inflación de Argentina es de cinco tipos que son muy avaros, malos y suben los precios todo el tiempo, no tiene sentido técnico”, soslayó.

Cargos públicos

“Me gustaría arreglar la Argentina siendo consultor, fiscal de mesa o ministro de economía. Hay un error de pensar que la única forma de hacer política es con un cargo público. Creo que desde mi lugar hago política, creo que las ideas logran modificar la realidad”, expresó.

“Me tocó ser viceministro de economía a los 33 años, estoy chocho con eso, me pareció una oportunidad inédita que supe aprovechar y hoy no estoy desesperado por ocupar el próximo cargo público. Esa visión es parte del mal que tenemos porque empezás a laburar para sostenerte en el cargo y no para cambiar la realidad”, sentenció.

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 horas por la pantalla de IP.

Ver más
Ver más