Placeholder del video

Habló Rubén López, el hijo de Jorge Julio López: "Mi viejo está, pero no está"

El 18 de mayo, con motivo del Censo Nacional 2022, Rubén López pegó una carta en la puerta de la casa de su padre, Jorge Julio López, desaparecido desde 2006. "Según la carátula de la causa ¡Presunta desaparición forzada! Acá tendría que vivir ¡1 hombre!", rezaba el texto. El mensaje que Rubén compartió también en redes sociales se viralizó y tuvo mucha repercusión.

En diálogo con IP Noticias un día después del censo, Rubén López contó la razón por la que decidió escribirlo:

"Empezó la semana pasada cuando mi esposa y yo hicimos el censo digital. Ahí empecé a pensar qué pasaba con lo de mi viejo. Consulté al abogado de mi familia, que lleva adelante la causa de presunta desaparición forzada, y me dijo 'no sé como hacerlo'. En el 2010 estaba mi vieja, censaron a mi mamá así que no hicimos nada. Pero esta vez quería hacer algo", relató.

El viernes pasado el Tribunal Oral Federal (TFO) N°1 de La Plata condenó a prisión perpetua a Miguel Etchecolaz y Julio César Garachico. Se los considera culpables de los crímenes de lesa humanidad perpetrados en 1976 contra un grupo de militantes entre los que se encontraba Jorge Julio López, quien sobrevivió y aportó testimonios claves para la causa entre 1999 y 2006, previo a su desaparición.

A propósito de esa resolución judicial, el hijo del desaparecido comentó: "Me parecía que justo en esta semana tenía que remarcar esta ausencia. Por eso puse 'tendría que vivir un hombre'. Todos sabemos que en la carta del censo tenemos que poner qué cantidad de personas viven. Y es una forma de que no olvidemos".

La causa por "presunta desaparición forzada de persona"

Al respecto de la causa aún abierta en el Juzgado Federal 3 de La Plata para investigar el paradero de su padre, Rubén sostuvo:

"Se están haciendo cosas, el problema es que ya pasaron 16 años y no tenemos la mas mínima idea de dónde está. Y eso tiene que ver con la carátula de la causa, por eso también lo puse; porque mi viejo está, pero no está. La presunta desaparición forzada de persona implica que ayer a mi viejo lo censaron, pero mi viejo hace 16 que no está. Hay un vacío legal, hay un gris que no nos permite hacer un montón de cosas."

Por último, aseguró que aún piensa que el desaparecido en democracia podría estar con vida y remarcó que es "paradójico" no saber absolutamente nada de él después de 16 años.

"Esa esperanza no la vamos a perder nunca. Con respecto a los 66 N/N que están enterrados en el cementerio de La Plata, yo estuve ahí y en mi convicción sé que ahí no está. Ojalá me equivoque, porque sería una forma de cerrar el círculo. Lógicamente por una cuestión etaria, mi viejo podría estar con vida, cumpliría 94 años. Creemos que él podría estar bien. Ahora, lo único que queremos es encontrarlo", concluyó.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP

Habló Rubén López, el hijo de Jorge Julio López: "Mi viejo está, pero no está"

El 18 de mayo, con motivo del Censo Nacional 2022, Rubén López pegó una carta en la puerta de la casa de su padre, Jorge Julio López, desaparecido desde 2006. "Según la carátula de la causa ¡Presunta desaparición forzada! Acá tendría que vivir ¡1 hombre!", rezaba el texto. El mensaje que Rubén compartió también en redes sociales se viralizó y tuvo mucha repercusión.

En diálogo con IP Noticias un día después del censo, Rubén López contó la razón por la que decidió escribirlo:

"Empezó la semana pasada cuando mi esposa y yo hicimos el censo digital. Ahí empecé a pensar qué pasaba con lo de mi viejo. Consulté al abogado de mi familia, que lleva adelante la causa de presunta desaparición forzada, y me dijo 'no sé como hacerlo'. En el 2010 estaba mi vieja, censaron a mi mamá así que no hicimos nada. Pero esta vez quería hacer algo", relató.

El viernes pasado el Tribunal Oral Federal (TFO) N°1 de La Plata condenó a prisión perpetua a Miguel Etchecolaz y Julio César Garachico. Se los considera culpables de los crímenes de lesa humanidad perpetrados en 1976 contra un grupo de militantes entre los que se encontraba Jorge Julio López, quien sobrevivió y aportó testimonios claves para la causa entre 1999 y 2006, previo a su desaparición.

A propósito de esa resolución judicial, el hijo del desaparecido comentó: "Me parecía que justo en esta semana tenía que remarcar esta ausencia. Por eso puse 'tendría que vivir un hombre'. Todos sabemos que en la carta del censo tenemos que poner qué cantidad de personas viven. Y es una forma de que no olvidemos".

La causa por "presunta desaparición forzada de persona"

Al respecto de la causa aún abierta en el Juzgado Federal 3 de La Plata para investigar el paradero de su padre, Rubén sostuvo:

"Se están haciendo cosas, el problema es que ya pasaron 16 años y no tenemos la mas mínima idea de dónde está. Y eso tiene que ver con la carátula de la causa, por eso también lo puse; porque mi viejo está, pero no está. La presunta desaparición forzada de persona implica que ayer a mi viejo lo censaron, pero mi viejo hace 16 que no está. Hay un vacío legal, hay un gris que no nos permite hacer un montón de cosas."

Por último, aseguró que aún piensa que el desaparecido en democracia podría estar con vida y remarcó que es "paradójico" no saber absolutamente nada de él después de 16 años.

"Esa esperanza no la vamos a perder nunca. Con respecto a los 66 N/N que están enterrados en el cementerio de La Plata, yo estuve ahí y en mi convicción sé que ahí no está. Ojalá me equivoque, porque sería una forma de cerrar el círculo. Lógicamente por una cuestión etaria, mi viejo podría estar con vida, cumpliría 94 años. Creemos que él podría estar bien. Ahora, lo único que queremos es encontrarlo", concluyó.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP

El 18 de mayo, con motivo del Censo Nacional 2022, Rubén López pegó una carta en la puerta de la casa de su padre, Jorge Julio López, desaparecido desde 2006. "Según la carátula de la causa ¡Presunta desaparición forzada! Acá tendría que vivir ¡1 hombre!", rezaba el texto. El mensaje que Rubén compartió también en redes sociales se viralizó y tuvo mucha repercusión.

En diálogo con IP Noticias un día después del censo, Rubén López contó la razón por la que decidió escribirlo:

"Empezó la semana pasada cuando mi esposa y yo hicimos el censo digital. Ahí empecé a pensar qué pasaba con lo de mi viejo. Consulté al abogado de mi familia, que lleva adelante la causa de presunta desaparición forzada, y me dijo 'no sé como hacerlo'. En el 2010 estaba mi vieja, censaron a mi mamá así que no hicimos nada. Pero esta vez quería hacer algo", relató.

El viernes pasado el Tribunal Oral Federal (TFO) N°1 de La Plata condenó a prisión perpetua a Miguel Etchecolaz y Julio César Garachico. Se los considera culpables de los crímenes de lesa humanidad perpetrados en 1976 contra un grupo de militantes entre los que se encontraba Jorge Julio López, quien sobrevivió y aportó testimonios claves para la causa entre 1999 y 2006, previo a su desaparición.

A propósito de esa resolución judicial, el hijo del desaparecido comentó: "Me parecía que justo en esta semana tenía que remarcar esta ausencia. Por eso puse 'tendría que vivir un hombre'. Todos sabemos que en la carta del censo tenemos que poner qué cantidad de personas viven. Y es una forma de que no olvidemos".

La causa por "presunta desaparición forzada de persona"

Al respecto de la causa aún abierta en el Juzgado Federal 3 de La Plata para investigar el paradero de su padre, Rubén sostuvo:

"Se están haciendo cosas, el problema es que ya pasaron 16 años y no tenemos la mas mínima idea de dónde está. Y eso tiene que ver con la carátula de la causa, por eso también lo puse; porque mi viejo está, pero no está. La presunta desaparición forzada de persona implica que ayer a mi viejo lo censaron, pero mi viejo hace 16 que no está. Hay un vacío legal, hay un gris que no nos permite hacer un montón de cosas."

Por último, aseguró que aún piensa que el desaparecido en democracia podría estar con vida y remarcó que es "paradójico" no saber absolutamente nada de él después de 16 años.

"Esa esperanza no la vamos a perder nunca. Con respecto a los 66 N/N que están enterrados en el cementerio de La Plata, yo estuve ahí y en mi convicción sé que ahí no está. Ojalá me equivoque, porque sería una forma de cerrar el círculo. Lógicamente por una cuestión etaria, mi viejo podría estar con vida, cumpliría 94 años. Creemos que él podría estar bien. Ahora, lo único que queremos es encontrarlo", concluyó.

Podés ver Imagen Positiva con Nicolás Artusi y Paloma Bokser de lunes a viernes de 9 a 12 por la pantalla de IP

Ver más
Ver más