Represión a cartoneros: piden la liberación de los detenidos

La Policía porteña reprimió una movilización de la Federación de Cartoneros y detuvo a trece integrantes del organismo que reclamaban paritarias. "De una manera intempestiva, innecesaria, les pegaron mucho, los salieron a cazar", dijo Juan Grabois.

Placeholder del video

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires reprimió una movilización pacífica de la Federación de Cartoneros y detuvo a trece integrantes del organismo. La protesta se llevó a cabo por iniciativa de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR) nucleados en la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), en reclamo por paritarias y en contra de un abrupto descuento del salario.

La protesta inició frente al Ministerio de Ambiente porteño, pero tras las detenciones los manifestantes se trasladaron hacia la fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires para exigir la libertad de los detenidos. Más tarde, se ubicaron frente al Congreso de la Nación. En el lugar se hizo presente el dirigente social Juan Grabois y distintos referentes del sector.

La palabra de Juan Grabois

Este viernes, recicladores y cartoneros volvieron a movilizar a la Fiscalía de la Ciudad, en Paseo Colón y Cochabamba, donde cortaron el tránsito para pedir la liberación de los detenidos. En declaraciones a IP Noticias desde la protesta, el dirigente social Juan Grabois explicó que el clima en la movilización del jueves se tensó porque el funcionario del gobierno porteño a cargo de la reunión pedía que hubieran menos delegados:

"Hay 13 detenidos, ocho chicas, la mayoría muy jovencitas, una señora muy grande y cinco muchachos. De una manera intempestiva, innecesaria, les pegaron mucho, los salieron a cazar. Sobre todo se ensañaron con las chicas", detalló.

"Pero lo mas grave vino después", recordó. "Entre las 17:00 y las 22:30 no sabíamos donde estaban porque los tuvieron con las esposas atadas abajo de la silla del camión celular de la Policía, que es una técnica de tortura", completó.

En el mismo sentido, señaló que los manifestantes continúan detenidos: "Casi a las 12 de la noche los pudimos ver. Aunque ninguno tiene antecedentes, y ya está realizado todo lo necesario para darles la soltura, acá hay una definición del gobierno en convivencia con la Justicia de CABA, de hacerles sentir el rigor y estirarlo todo el tiempo posible para hacerlos sufrir a ellos, sus familias y sus hijos".

"Lo que no tiene explicación, lo que es una violación de derechos humanos es haber mantenido más de 5 horas y media a todo el grupo, en los camiones, esposados sin que puedan ir al baño y sin que los abogados sepamos donde están. Estuvieron literalmente secuestrados", advirtió Grabois.

"Después, cuatro de las chicas permanecieron hasta la 1 y media de la mañana en el camión, en el estacionamiento de la comisaría. Eso tiene que explicar el gobierno de la Ciudad, porque eso va en contra de los pactos internacionales de derechos humanos", concluyó.

La voz de los manifestantes

"Fuimos pacíficamente y nos golpearon brutalmente, tenemos a nuestros compañeros detenidos. Fue una cacería, nos atropellaron con las motos, nos dieron palazos y nos tiraron gas pimienta. Estábamos reclamando paritarias, el mantenimiento de los Centros Verdes, que reintegren los sueldos a los compañeros que aún no le pagaron pero por sobre todo que liberen a los detenidos", expresó en IP Noticias Leonor Larraburu, recicladora urbana.

La secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, Dina Sánchez, denunció: "No hay certezas sobre dónde están detenidas las y los compañeros que estaban reclamando mejoras en las condiciones de trabajo, nos dijeron que lo iban a liberar en la Fiscalía pero cuando llegamos nos dijeron que acá nunca estuvieron detenidos".

"Queremos sabe dónde están. Las autoridades no nos atienden el teléfono, pedimos que los legisladores que están en el Congreso nos acompañen en el reclamo porque la incertidumbre crece. Es muy grave lo que está pasando, no pueden tener incomunicados a los trabajadores. Están atentando contra nuestros derechos, la respuesta a la protesta del pueblo no puede ser nunca represión", finalizó.

Represión a cartoneros: piden la liberación de los detenidos

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires reprimió una movilización pacífica de la Federación de Cartoneros y detuvo a trece integrantes del organismo. La protesta se llevó a cabo por iniciativa de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR) nucleados en la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), en reclamo por paritarias y en contra de un abrupto descuento del salario.

La protesta inició frente al Ministerio de Ambiente porteño, pero tras las detenciones los manifestantes se trasladaron hacia la fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires para exigir la libertad de los detenidos. Más tarde, se ubicaron frente al Congreso de la Nación. En el lugar se hizo presente el dirigente social Juan Grabois y distintos referentes del sector.

La palabra de Juan Grabois

Este viernes, recicladores y cartoneros volvieron a movilizar a la Fiscalía de la Ciudad, en Paseo Colón y Cochabamba, donde cortaron el tránsito para pedir la liberación de los detenidos. En declaraciones a IP Noticias desde la protesta, el dirigente social Juan Grabois explicó que el clima en la movilización del jueves se tensó porque el funcionario del gobierno porteño a cargo de la reunión pedía que hubieran menos delegados:

"Hay 13 detenidos, ocho chicas, la mayoría muy jovencitas, una señora muy grande y cinco muchachos. De una manera intempestiva, innecesaria, les pegaron mucho, los salieron a cazar. Sobre todo se ensañaron con las chicas", detalló.

"Pero lo mas grave vino después", recordó. "Entre las 17:00 y las 22:30 no sabíamos donde estaban porque los tuvieron con las esposas atadas abajo de la silla del camión celular de la Policía, que es una técnica de tortura", completó.

En el mismo sentido, señaló que los manifestantes continúan detenidos: "Casi a las 12 de la noche los pudimos ver. Aunque ninguno tiene antecedentes, y ya está realizado todo lo necesario para darles la soltura, acá hay una definición del gobierno en convivencia con la Justicia de CABA, de hacerles sentir el rigor y estirarlo todo el tiempo posible para hacerlos sufrir a ellos, sus familias y sus hijos".

"Lo que no tiene explicación, lo que es una violación de derechos humanos es haber mantenido más de 5 horas y media a todo el grupo, en los camiones, esposados sin que puedan ir al baño y sin que los abogados sepamos donde están. Estuvieron literalmente secuestrados", advirtió Grabois.

"Después, cuatro de las chicas permanecieron hasta la 1 y media de la mañana en el camión, en el estacionamiento de la comisaría. Eso tiene que explicar el gobierno de la Ciudad, porque eso va en contra de los pactos internacionales de derechos humanos", concluyó.

La voz de los manifestantes

"Fuimos pacíficamente y nos golpearon brutalmente, tenemos a nuestros compañeros detenidos. Fue una cacería, nos atropellaron con las motos, nos dieron palazos y nos tiraron gas pimienta. Estábamos reclamando paritarias, el mantenimiento de los Centros Verdes, que reintegren los sueldos a los compañeros que aún no le pagaron pero por sobre todo que liberen a los detenidos", expresó en IP Noticias Leonor Larraburu, recicladora urbana.

La secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, Dina Sánchez, denunció: "No hay certezas sobre dónde están detenidas las y los compañeros que estaban reclamando mejoras en las condiciones de trabajo, nos dijeron que lo iban a liberar en la Fiscalía pero cuando llegamos nos dijeron que acá nunca estuvieron detenidos".

"Queremos sabe dónde están. Las autoridades no nos atienden el teléfono, pedimos que los legisladores que están en el Congreso nos acompañen en el reclamo porque la incertidumbre crece. Es muy grave lo que está pasando, no pueden tener incomunicados a los trabajadores. Están atentando contra nuestros derechos, la respuesta a la protesta del pueblo no puede ser nunca represión", finalizó.

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires reprimió una movilización pacífica de la Federación de Cartoneros y detuvo a trece integrantes del organismo. La protesta se llevó a cabo por iniciativa de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR) nucleados en la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), en reclamo por paritarias y en contra de un abrupto descuento del salario.

La protesta inició frente al Ministerio de Ambiente porteño, pero tras las detenciones los manifestantes se trasladaron hacia la fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires para exigir la libertad de los detenidos. Más tarde, se ubicaron frente al Congreso de la Nación. En el lugar se hizo presente el dirigente social Juan Grabois y distintos referentes del sector.

La palabra de Juan Grabois

Este viernes, recicladores y cartoneros volvieron a movilizar a la Fiscalía de la Ciudad, en Paseo Colón y Cochabamba, donde cortaron el tránsito para pedir la liberación de los detenidos. En declaraciones a IP Noticias desde la protesta, el dirigente social Juan Grabois explicó que el clima en la movilización del jueves se tensó porque el funcionario del gobierno porteño a cargo de la reunión pedía que hubieran menos delegados:

"Hay 13 detenidos, ocho chicas, la mayoría muy jovencitas, una señora muy grande y cinco muchachos. De una manera intempestiva, innecesaria, les pegaron mucho, los salieron a cazar. Sobre todo se ensañaron con las chicas", detalló.

"Pero lo mas grave vino después", recordó. "Entre las 17:00 y las 22:30 no sabíamos donde estaban porque los tuvieron con las esposas atadas abajo de la silla del camión celular de la Policía, que es una técnica de tortura", completó.

En el mismo sentido, señaló que los manifestantes continúan detenidos: "Casi a las 12 de la noche los pudimos ver. Aunque ninguno tiene antecedentes, y ya está realizado todo lo necesario para darles la soltura, acá hay una definición del gobierno en convivencia con la Justicia de CABA, de hacerles sentir el rigor y estirarlo todo el tiempo posible para hacerlos sufrir a ellos, sus familias y sus hijos".

"Lo que no tiene explicación, lo que es una violación de derechos humanos es haber mantenido más de 5 horas y media a todo el grupo, en los camiones, esposados sin que puedan ir al baño y sin que los abogados sepamos donde están. Estuvieron literalmente secuestrados", advirtió Grabois.

"Después, cuatro de las chicas permanecieron hasta la 1 y media de la mañana en el camión, en el estacionamiento de la comisaría. Eso tiene que explicar el gobierno de la Ciudad, porque eso va en contra de los pactos internacionales de derechos humanos", concluyó.

La voz de los manifestantes

"Fuimos pacíficamente y nos golpearon brutalmente, tenemos a nuestros compañeros detenidos. Fue una cacería, nos atropellaron con las motos, nos dieron palazos y nos tiraron gas pimienta. Estábamos reclamando paritarias, el mantenimiento de los Centros Verdes, que reintegren los sueldos a los compañeros que aún no le pagaron pero por sobre todo que liberen a los detenidos", expresó en IP Noticias Leonor Larraburu, recicladora urbana.

La secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, Dina Sánchez, denunció: "No hay certezas sobre dónde están detenidas las y los compañeros que estaban reclamando mejoras en las condiciones de trabajo, nos dijeron que lo iban a liberar en la Fiscalía pero cuando llegamos nos dijeron que acá nunca estuvieron detenidos".

"Queremos sabe dónde están. Las autoridades no nos atienden el teléfono, pedimos que los legisladores que están en el Congreso nos acompañen en el reclamo porque la incertidumbre crece. Es muy grave lo que está pasando, no pueden tener incomunicados a los trabajadores. Están atentando contra nuestros derechos, la respuesta a la protesta del pueblo no puede ser nunca represión", finalizó.

Ver más
Ver más