8M en IP: por qué paramos

En el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, los motivos por los que les trabajadores de IP adherimos al 6to Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries.

Placeholder del video

En el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, les trabajadores de IP adherimos al 6to Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries para exigir una sociedad con igualdad de derechos y libre de las violencias de todo tipo que se ejercen sobre nosotres a diario.

Es así que acompañamos a los movimientos feministas y paramos para denunciar la expresión máxima de las violencias, que son los femicidios, travesticidios y trasnfemicidios. 

En lo que va de 2022, se produjeron 54 asesinatos de feminidades en manos de varones, lo que representa una mujer, trans o travesti asesinada cada 26 horas, según datos del observatorio de La Casa del Encuentro.

Paramos porque el mayor de los peligros radica en nuestros círculos íntimos y en nuestras casas, y el Estado aún no brinda soluciones suficientes: el 71% fueron asesinadas en sus hogares y el 63% por sus parejas o exparejas.

Este día las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias paramos para decirle basta la Justicia patriarcal y exigir una reforma judicial feminista, porque es esta una de las instituciones principales en la perpetuación de las violencias, y también es clave para la transformación hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Les trabajadores de IP decidimos adherir a la Huelga Internacional de Trabajadoras porque entre todas las violencias que sufrimos, la económica es fundamental y aún así, es una de las más invisibles.

En todas partes del mundo, ganamos menos que los hombres. Nos abocamos a las tareas de cuidado y domésticas que históricamente nos fueron asignadas por una errónea concepción de destino biológico y les destinamos el doble de tiempo que los varones.

De esta manera, perdemos disponibilidad para el mercado laboral, tal como señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Tener menos chances de desempeño profesional, lo que se traduce en menor independencia y autonomía, claves para el camino hacia la equidad.

Paramos para que el mundo vea que el sistema económico se sostiene a base de trabajo invisibilizado y no remunerado. En Argentina, el trabajo doméstico y de cuidados representa el 16% del PBI, es decir que generamos un aporte a la economía de más de 4 millones de pesos, y aún así, no recibimos remuneración alguna a cambio.

También paramos porque somos las feminidades las primeras afectadas por la crisis desatada tras la pandemia, que dejó como principal efecto el desempleo: en América, se perdieron 9,4% de los trabajos realizados por mujeres. Según la OIT, entre 2019 y 2020 se perdieron 54 millones de puestos laborales. Y según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en nuestro país el desempleo en las mujeres aumentó 

casi un 1% entre 2020 y 2021.

Les trabajadores de IP PARAMOS para reclamar una representación más igualitaria en los medios de comunicación, que cuentan con una gran responsabilidad en la difusión de las pautas culturales y la visibilización de los cambios sociales. Exigimos mayor representación, diversidad e inclusión para poder estar más cerca de ese futuro feminista por el que luchamos.

8M en IP: por qué paramos

En el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, les trabajadores de IP adherimos al 6to Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries para exigir una sociedad con igualdad de derechos y libre de las violencias de todo tipo que se ejercen sobre nosotres a diario.

Es así que acompañamos a los movimientos feministas y paramos para denunciar la expresión máxima de las violencias, que son los femicidios, travesticidios y trasnfemicidios. 

En lo que va de 2022, se produjeron 54 asesinatos de feminidades en manos de varones, lo que representa una mujer, trans o travesti asesinada cada 26 horas, según datos del observatorio de La Casa del Encuentro.

Paramos porque el mayor de los peligros radica en nuestros círculos íntimos y en nuestras casas, y el Estado aún no brinda soluciones suficientes: el 71% fueron asesinadas en sus hogares y el 63% por sus parejas o exparejas.

Este día las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias paramos para decirle basta la Justicia patriarcal y exigir una reforma judicial feminista, porque es esta una de las instituciones principales en la perpetuación de las violencias, y también es clave para la transformación hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Les trabajadores de IP decidimos adherir a la Huelga Internacional de Trabajadoras porque entre todas las violencias que sufrimos, la económica es fundamental y aún así, es una de las más invisibles.

En todas partes del mundo, ganamos menos que los hombres. Nos abocamos a las tareas de cuidado y domésticas que históricamente nos fueron asignadas por una errónea concepción de destino biológico y les destinamos el doble de tiempo que los varones.

De esta manera, perdemos disponibilidad para el mercado laboral, tal como señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Tener menos chances de desempeño profesional, lo que se traduce en menor independencia y autonomía, claves para el camino hacia la equidad.

Paramos para que el mundo vea que el sistema económico se sostiene a base de trabajo invisibilizado y no remunerado. En Argentina, el trabajo doméstico y de cuidados representa el 16% del PBI, es decir que generamos un aporte a la economía de más de 4 millones de pesos, y aún así, no recibimos remuneración alguna a cambio.

También paramos porque somos las feminidades las primeras afectadas por la crisis desatada tras la pandemia, que dejó como principal efecto el desempleo: en América, se perdieron 9,4% de los trabajos realizados por mujeres. Según la OIT, entre 2019 y 2020 se perdieron 54 millones de puestos laborales. Y según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en nuestro país el desempleo en las mujeres aumentó 

casi un 1% entre 2020 y 2021.

Les trabajadores de IP PARAMOS para reclamar una representación más igualitaria en los medios de comunicación, que cuentan con una gran responsabilidad en la difusión de las pautas culturales y la visibilización de los cambios sociales. Exigimos mayor representación, diversidad e inclusión para poder estar más cerca de ese futuro feminista por el que luchamos.

En el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras, les trabajadores de IP adherimos al 6to Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries para exigir una sociedad con igualdad de derechos y libre de las violencias de todo tipo que se ejercen sobre nosotres a diario.

Es así que acompañamos a los movimientos feministas y paramos para denunciar la expresión máxima de las violencias, que son los femicidios, travesticidios y trasnfemicidios. 

En lo que va de 2022, se produjeron 54 asesinatos de feminidades en manos de varones, lo que representa una mujer, trans o travesti asesinada cada 26 horas, según datos del observatorio de La Casa del Encuentro.

Paramos porque el mayor de los peligros radica en nuestros círculos íntimos y en nuestras casas, y el Estado aún no brinda soluciones suficientes: el 71% fueron asesinadas en sus hogares y el 63% por sus parejas o exparejas.

Este día las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias paramos para decirle basta la Justicia patriarcal y exigir una reforma judicial feminista, porque es esta una de las instituciones principales en la perpetuación de las violencias, y también es clave para la transformación hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Les trabajadores de IP decidimos adherir a la Huelga Internacional de Trabajadoras porque entre todas las violencias que sufrimos, la económica es fundamental y aún así, es una de las más invisibles.

En todas partes del mundo, ganamos menos que los hombres. Nos abocamos a las tareas de cuidado y domésticas que históricamente nos fueron asignadas por una errónea concepción de destino biológico y les destinamos el doble de tiempo que los varones.

De esta manera, perdemos disponibilidad para el mercado laboral, tal como señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Tener menos chances de desempeño profesional, lo que se traduce en menor independencia y autonomía, claves para el camino hacia la equidad.

Paramos para que el mundo vea que el sistema económico se sostiene a base de trabajo invisibilizado y no remunerado. En Argentina, el trabajo doméstico y de cuidados representa el 16% del PBI, es decir que generamos un aporte a la economía de más de 4 millones de pesos, y aún así, no recibimos remuneración alguna a cambio.

También paramos porque somos las feminidades las primeras afectadas por la crisis desatada tras la pandemia, que dejó como principal efecto el desempleo: en América, se perdieron 9,4% de los trabajos realizados por mujeres. Según la OIT, entre 2019 y 2020 se perdieron 54 millones de puestos laborales. Y según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en nuestro país el desempleo en las mujeres aumentó 

casi un 1% entre 2020 y 2021.

Les trabajadores de IP PARAMOS para reclamar una representación más igualitaria en los medios de comunicación, que cuentan con una gran responsabilidad en la difusión de las pautas culturales y la visibilización de los cambios sociales. Exigimos mayor representación, diversidad e inclusión para poder estar más cerca de ese futuro feminista por el que luchamos.

Ver más
Ver más