Alberto Fernández asumió como presidente en la CELAC

“Este desafío lo tomo con la convicción de quién cree en que todos somos parte de una patria grande que nos une, aunque muchos hacen lo imposible por dividirnos”, dijo el Presidente de la Nación.

El presidente Alberto Fernández asumió la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y aseguró en su discurso que es un espacio que “no nació para enfrentarse contra otras instituciones”. El acto de cierre de la XXII Cumbre del organismo fue realizado en el palacio San Martín.

“La CELAC no nació para oponerse a alguien, no nació para enfrentarse con otras instituciones existentes. No nació para irse en la vida política y económica. Nació como un foro en favor de nosotros mismos, que siempre promovió el consenso y la pluralidad en un marco de convivencia democrática sin ningún tipo de exclusiones. También ha sido un magnífico puente hacia otros países o foros”, expresó.

Luego, aseguró sentirse “honrado por el reconocimiento de Argentina como articulador de diálogos”. “Me siento inmensamente honrado por la confianza que han depositado en la Argentina al encomendar el ejercicio de la presidencia pro témpore de la CELAC”, agregó.

Expresó además: “Este desafío lo tomo con la convicción de quién cree en que todos somos parte de una patria grande que nos une, aunque muchos hacen lo imposible por dividirnos”.

Agradeció también por el apoyo que la Argentina recibió por parte de los países miembros en la negociación que está llevando adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “De verdad lo agradezco porque uno se siente mucho más fuerte sabiendo que los hermanos latinoamericanos y caribeños lo están acompañando”, añadió.

Al concluir, expresó no poder dejar pasar por alto “la cuestión del cambio climático” que “reclama nuestra atención y debe ocupar el primer lugar en la lista de problemas que enfrentamos”. 

En un pasaje intermedio, el mandatario argentino hizo referencia a la Presidencia Pro Témpore de México por su gestión en 2020-2021. Fernández reconoció que “los hermanos mexicanos llevaron adelante la presidencia pro témpore en condiciones de extrema dificultad, por la pandemia y la crisis, y a pesar de ello lograron revitalizar una CELAC que hoy está más viva y fortalecida que nunca”.

La CELAC incluye a los 33 países de América Latina y el Caribe con el desafío de construir un espacio de intercambio político, económico, social y cultural que haga equilibrio entre la unidad y la diversidad de los más de 600 millones de habitantes de la región. Entre los antecedentes y hermanados mencionados por Alberto Fernández se encuentra el Grupo Contadora, el Grupo Río, el Pacto Andino, el CaRiCom, el ALADI y el Mercosur. Finalmente, concluyó con una cita al discurso del Premio Nóbel de Literatura, Gabriel García Márquez: “¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no pueden ser también un objetivo latinoamericano, con métodos distintos en condiciones diferentes?”.

Alberto Fernández asumió como presidente en la CELAC

El presidente Alberto Fernández asumió la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y aseguró en su discurso que es un espacio que “no nació para enfrentarse contra otras instituciones”. El acto de cierre de la XXII Cumbre del organismo fue realizado en el palacio San Martín.

“La CELAC no nació para oponerse a alguien, no nació para enfrentarse con otras instituciones existentes. No nació para irse en la vida política y económica. Nació como un foro en favor de nosotros mismos, que siempre promovió el consenso y la pluralidad en un marco de convivencia democrática sin ningún tipo de exclusiones. También ha sido un magnífico puente hacia otros países o foros”, expresó.

Luego, aseguró sentirse “honrado por el reconocimiento de Argentina como articulador de diálogos”. “Me siento inmensamente honrado por la confianza que han depositado en la Argentina al encomendar el ejercicio de la presidencia pro témpore de la CELAC”, agregó.

Expresó además: “Este desafío lo tomo con la convicción de quién cree en que todos somos parte de una patria grande que nos une, aunque muchos hacen lo imposible por dividirnos”.

Agradeció también por el apoyo que la Argentina recibió por parte de los países miembros en la negociación que está llevando adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “De verdad lo agradezco porque uno se siente mucho más fuerte sabiendo que los hermanos latinoamericanos y caribeños lo están acompañando”, añadió.

Al concluir, expresó no poder dejar pasar por alto “la cuestión del cambio climático” que “reclama nuestra atención y debe ocupar el primer lugar en la lista de problemas que enfrentamos”. 

En un pasaje intermedio, el mandatario argentino hizo referencia a la Presidencia Pro Témpore de México por su gestión en 2020-2021. Fernández reconoció que “los hermanos mexicanos llevaron adelante la presidencia pro témpore en condiciones de extrema dificultad, por la pandemia y la crisis, y a pesar de ello lograron revitalizar una CELAC que hoy está más viva y fortalecida que nunca”.

La CELAC incluye a los 33 países de América Latina y el Caribe con el desafío de construir un espacio de intercambio político, económico, social y cultural que haga equilibrio entre la unidad y la diversidad de los más de 600 millones de habitantes de la región. Entre los antecedentes y hermanados mencionados por Alberto Fernández se encuentra el Grupo Contadora, el Grupo Río, el Pacto Andino, el CaRiCom, el ALADI y el Mercosur. Finalmente, concluyó con una cita al discurso del Premio Nóbel de Literatura, Gabriel García Márquez: “¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no pueden ser también un objetivo latinoamericano, con métodos distintos en condiciones diferentes?”.

El presidente Alberto Fernández asumió la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y aseguró en su discurso que es un espacio que “no nació para enfrentarse contra otras instituciones”. El acto de cierre de la XXII Cumbre del organismo fue realizado en el palacio San Martín.

“La CELAC no nació para oponerse a alguien, no nació para enfrentarse con otras instituciones existentes. No nació para irse en la vida política y económica. Nació como un foro en favor de nosotros mismos, que siempre promovió el consenso y la pluralidad en un marco de convivencia democrática sin ningún tipo de exclusiones. También ha sido un magnífico puente hacia otros países o foros”, expresó.

Luego, aseguró sentirse “honrado por el reconocimiento de Argentina como articulador de diálogos”. “Me siento inmensamente honrado por la confianza que han depositado en la Argentina al encomendar el ejercicio de la presidencia pro témpore de la CELAC”, agregó.

Expresó además: “Este desafío lo tomo con la convicción de quién cree en que todos somos parte de una patria grande que nos une, aunque muchos hacen lo imposible por dividirnos”.

Agradeció también por el apoyo que la Argentina recibió por parte de los países miembros en la negociación que está llevando adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “De verdad lo agradezco porque uno se siente mucho más fuerte sabiendo que los hermanos latinoamericanos y caribeños lo están acompañando”, añadió.

Al concluir, expresó no poder dejar pasar por alto “la cuestión del cambio climático” que “reclama nuestra atención y debe ocupar el primer lugar en la lista de problemas que enfrentamos”. 

En un pasaje intermedio, el mandatario argentino hizo referencia a la Presidencia Pro Témpore de México por su gestión en 2020-2021. Fernández reconoció que “los hermanos mexicanos llevaron adelante la presidencia pro témpore en condiciones de extrema dificultad, por la pandemia y la crisis, y a pesar de ello lograron revitalizar una CELAC que hoy está más viva y fortalecida que nunca”.

La CELAC incluye a los 33 países de América Latina y el Caribe con el desafío de construir un espacio de intercambio político, económico, social y cultural que haga equilibrio entre la unidad y la diversidad de los más de 600 millones de habitantes de la región. Entre los antecedentes y hermanados mencionados por Alberto Fernández se encuentra el Grupo Contadora, el Grupo Río, el Pacto Andino, el CaRiCom, el ALADI y el Mercosur. Finalmente, concluyó con una cita al discurso del Premio Nóbel de Literatura, Gabriel García Márquez: “¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no pueden ser también un objetivo latinoamericano, con métodos distintos en condiciones diferentes?”.

Leer más