Elecciones en Chile: José Kast y Gabriel Boric van a una segunda vuelta para definir presidente

Con el 99.03% de las mesas escrutadas, el candidato derechista José Kast suma el 27,9% y el postulante de izquierda Gabriel Boric obtiene el 25.8%. La segunda vuelta se realizará el 19 de diciembre.

Placeholder del video

Con el 99.03% de las mesas escrutadas, el candidato derechista que reivindica la dictadura de Pinochet José Antonio Kast suma el 27,9% y el joven postulante de izquierda Gabriel Boric obtiene el 25.8% de los votos, están confirmados para disputar un balotage. La segunda vuelta entre ambos candidatos que definirá el presidente de Chile por los próximos cuatro años se realizará el domingo 19 de diciembre. 

La jornada registró una alta participación entre los 15 millones de ciudadanos habilitados para para elegir al sucesor del mandatario conservador Sebastián Piñera y renovar totalmente la Cámara de Diputados (115 legisladores) y parcialmente el Senado (27 de 50 senadores).

La sorpresa la dio el economista liberal Franco Parisi, que reside en Estados Unidos y ni siquiera viajó a Chile para votar, al ubicarse en tercer lugar con el 12,8 % de votos. Así el polémico Parisi -quien enfrenta problemas con la justicia por presunta estafa y no pagar la pensión alimenticia de dos hijos menores- desplazó al cuarto lugar al candidato oficialista Sebastián Sichel (12.8%) y a la quinta posición a la centroizquierdista Yasna Provoste (11.6%). Más atrás y con menos del 8 % de los votos, quedan el progresista Marco Enríquez-Ominami (7.6%) y Eduardo Artés (1.5%), de la izquierda radical.  

Kast y Boric tienen programas opuestos, lo que obligará a los chilenos a elegir en diciembre entre el gobierno más izquierdista desde Salvador Allende (1970-1973) o el más derechista desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). "El sistema de partidos tradicional chileno con estos resultados aparece casi muerto. Hay una polarización de cara a la segunda vuelta y una de las claves es el tercer lugar de Franco Parisi, un candidato que condensa el mensaje antipolítica que en Chile pegó muy fuerte", reflexionó el columnista de Internacionales Juan Elman en la edición dominical de IP Noticias. 

Quién es José Antonio Kast

Representante de la derecha radical, el abogado José Antonio Kast, de 55 años, es el candidato del Frente Social Cristiano y defiende públicamente la dictadura de Augusto Pinochet. Hijo de padres alemanes que emigraron a Chile en 1950, militó en el partido Unión Demócrata Independiente y más tarde fundó el Partido Republicano. Con nueve hijos y perteneciente a la organización internacional Political Network Values (que defiende "la protección de la vida humana, el matrimonio, la familia y la libertad religiosa"), Kast se postuló a presidente en 2017, donde obtuvo el cuarto lugar con un 8% de los votos. Bajo la consigna de establecer "orden y progreso", Kast dijo en agosto de este año que si el líder del régimen militar chileno estuviera vivo, lo apoyaría en las urnas. "Pinochet votaría por mí, es evidente". Sin embargo, durante la campaña intentó suavizar su discurso al decir que no respalda las violaciones a los derechos humanos. La victoria de Kast consolidó su figura como outsider de la derecha frente al bloque gobernante de los partidos agrupados en la alianza "Chile Podemos Más".

“Todos aquellos que tenían temor por el tema económico pueden recuperar la esperanza de que el futuro va a ser mucho mejor. Hoy, entre todos, hemos interpretado a una mayoría de chilenos y chilenas que quiere un país tranquilo y seguro”, afirmó en su discurso. “Vamos a seguir caminando, tenemos vocación de mayoría, queremos convocar a más chilenos, que quizás hoy no lo vieron con fuerza, pero esperamos en este mes mostrarles porqué es importante que este proyecto político siga creciendo. Chile merece paz, merece libertad y eso es lo que le vamos a dar”, concluyó.

Quién es Gabriel Boric

Con 35 años, Gabriel Boric aspira a convertirse en el presidente más joven de la historia de Chile. El candidato de la coalición Apruebo Dignidad (Frente Amplio y Partido Comunista), entró en política como parte de un grupo de líderes estudiantiles que hace una década encabezó las protestas por una educación gratuita, libre y de calidad. Crítico de los gobiernos de centroizquierda que asumieron el mando del país tras el retorno de la democracia, inició su aventura parlamentaria en 2014 al convertirse en diputado por la región más austral del país, Magallanes. En 2017 fue reelecto y en 2019 se erigió como una de las figuras protagónicas del estallido social, al buscar un acuerdo para una salida institucional a la crisis que dio luego pie a la Convención Constituyente que hoy trabaja en una propuesta de nueva Constitución.  Su liderazgo se consolidó en julio de este año cuando, contra todos los pronósticos, triunfó en las primarias de la izquierda chilena sobre el comunista Daniel Jadue, a quién las encuestas daban por ganador. Soltero y sin hijos, reveló que desde su infancia sufre de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y que ha buscado ayuda médica para tratar la condición.

 

El desafío que comienza, no lo vamos a abordar contra algo, no vamos contra el otro candidato, no es mi estilo, seremos voceros de la esperanza, del diálogo y la unidad, y nuestra cruzada, por la que nos vamos a desplegar en todo Chile, es la cruzada de que la esperanza le gane al miedo”, dijo en la noche del domingo frente a sus seguidores. “Hoy hemos recibido un mandato y una responsabilidad que es tremenda, se nos ha encomendado liderar una disputa por la democracia, por la inclusión, por la justicia, por el respeto a la dignidad de todos y todas”, aseguró.

Elecciones en Chile: José Kast y Gabriel Boric van a una segunda vuelta para definir presidente

Con el 99.03% de las mesas escrutadas, el candidato derechista que reivindica la dictadura de Pinochet José Antonio Kast suma el 27,9% y el joven postulante de izquierda Gabriel Boric obtiene el 25.8% de los votos, están confirmados para disputar un balotage. La segunda vuelta entre ambos candidatos que definirá el presidente de Chile por los próximos cuatro años se realizará el domingo 19 de diciembre. 

La jornada registró una alta participación entre los 15 millones de ciudadanos habilitados para para elegir al sucesor del mandatario conservador Sebastián Piñera y renovar totalmente la Cámara de Diputados (115 legisladores) y parcialmente el Senado (27 de 50 senadores).

La sorpresa la dio el economista liberal Franco Parisi, que reside en Estados Unidos y ni siquiera viajó a Chile para votar, al ubicarse en tercer lugar con el 12,8 % de votos. Así el polémico Parisi -quien enfrenta problemas con la justicia por presunta estafa y no pagar la pensión alimenticia de dos hijos menores- desplazó al cuarto lugar al candidato oficialista Sebastián Sichel (12.8%) y a la quinta posición a la centroizquierdista Yasna Provoste (11.6%). Más atrás y con menos del 8 % de los votos, quedan el progresista Marco Enríquez-Ominami (7.6%) y Eduardo Artés (1.5%), de la izquierda radical.  

Kast y Boric tienen programas opuestos, lo que obligará a los chilenos a elegir en diciembre entre el gobierno más izquierdista desde Salvador Allende (1970-1973) o el más derechista desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). "El sistema de partidos tradicional chileno con estos resultados aparece casi muerto. Hay una polarización de cara a la segunda vuelta y una de las claves es el tercer lugar de Franco Parisi, un candidato que condensa el mensaje antipolítica que en Chile pegó muy fuerte", reflexionó el columnista de Internacionales Juan Elman en la edición dominical de IP Noticias. 

Quién es José Antonio Kast

Representante de la derecha radical, el abogado José Antonio Kast, de 55 años, es el candidato del Frente Social Cristiano y defiende públicamente la dictadura de Augusto Pinochet. Hijo de padres alemanes que emigraron a Chile en 1950, militó en el partido Unión Demócrata Independiente y más tarde fundó el Partido Republicano. Con nueve hijos y perteneciente a la organización internacional Political Network Values (que defiende "la protección de la vida humana, el matrimonio, la familia y la libertad religiosa"), Kast se postuló a presidente en 2017, donde obtuvo el cuarto lugar con un 8% de los votos. Bajo la consigna de establecer "orden y progreso", Kast dijo en agosto de este año que si el líder del régimen militar chileno estuviera vivo, lo apoyaría en las urnas. "Pinochet votaría por mí, es evidente". Sin embargo, durante la campaña intentó suavizar su discurso al decir que no respalda las violaciones a los derechos humanos. La victoria de Kast consolidó su figura como outsider de la derecha frente al bloque gobernante de los partidos agrupados en la alianza "Chile Podemos Más".

“Todos aquellos que tenían temor por el tema económico pueden recuperar la esperanza de que el futuro va a ser mucho mejor. Hoy, entre todos, hemos interpretado a una mayoría de chilenos y chilenas que quiere un país tranquilo y seguro”, afirmó en su discurso. “Vamos a seguir caminando, tenemos vocación de mayoría, queremos convocar a más chilenos, que quizás hoy no lo vieron con fuerza, pero esperamos en este mes mostrarles porqué es importante que este proyecto político siga creciendo. Chile merece paz, merece libertad y eso es lo que le vamos a dar”, concluyó.

Quién es Gabriel Boric

Con 35 años, Gabriel Boric aspira a convertirse en el presidente más joven de la historia de Chile. El candidato de la coalición Apruebo Dignidad (Frente Amplio y Partido Comunista), entró en política como parte de un grupo de líderes estudiantiles que hace una década encabezó las protestas por una educación gratuita, libre y de calidad. Crítico de los gobiernos de centroizquierda que asumieron el mando del país tras el retorno de la democracia, inició su aventura parlamentaria en 2014 al convertirse en diputado por la región más austral del país, Magallanes. En 2017 fue reelecto y en 2019 se erigió como una de las figuras protagónicas del estallido social, al buscar un acuerdo para una salida institucional a la crisis que dio luego pie a la Convención Constituyente que hoy trabaja en una propuesta de nueva Constitución.  Su liderazgo se consolidó en julio de este año cuando, contra todos los pronósticos, triunfó en las primarias de la izquierda chilena sobre el comunista Daniel Jadue, a quién las encuestas daban por ganador. Soltero y sin hijos, reveló que desde su infancia sufre de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y que ha buscado ayuda médica para tratar la condición.

 

El desafío que comienza, no lo vamos a abordar contra algo, no vamos contra el otro candidato, no es mi estilo, seremos voceros de la esperanza, del diálogo y la unidad, y nuestra cruzada, por la que nos vamos a desplegar en todo Chile, es la cruzada de que la esperanza le gane al miedo”, dijo en la noche del domingo frente a sus seguidores. “Hoy hemos recibido un mandato y una responsabilidad que es tremenda, se nos ha encomendado liderar una disputa por la democracia, por la inclusión, por la justicia, por el respeto a la dignidad de todos y todas”, aseguró.

Con el 99.03% de las mesas escrutadas, el candidato derechista que reivindica la dictadura de Pinochet José Antonio Kast suma el 27,9% y el joven postulante de izquierda Gabriel Boric obtiene el 25.8% de los votos, están confirmados para disputar un balotage. La segunda vuelta entre ambos candidatos que definirá el presidente de Chile por los próximos cuatro años se realizará el domingo 19 de diciembre. 

La jornada registró una alta participación entre los 15 millones de ciudadanos habilitados para para elegir al sucesor del mandatario conservador Sebastián Piñera y renovar totalmente la Cámara de Diputados (115 legisladores) y parcialmente el Senado (27 de 50 senadores).

La sorpresa la dio el economista liberal Franco Parisi, que reside en Estados Unidos y ni siquiera viajó a Chile para votar, al ubicarse en tercer lugar con el 12,8 % de votos. Así el polémico Parisi -quien enfrenta problemas con la justicia por presunta estafa y no pagar la pensión alimenticia de dos hijos menores- desplazó al cuarto lugar al candidato oficialista Sebastián Sichel (12.8%) y a la quinta posición a la centroizquierdista Yasna Provoste (11.6%). Más atrás y con menos del 8 % de los votos, quedan el progresista Marco Enríquez-Ominami (7.6%) y Eduardo Artés (1.5%), de la izquierda radical.  

Kast y Boric tienen programas opuestos, lo que obligará a los chilenos a elegir en diciembre entre el gobierno más izquierdista desde Salvador Allende (1970-1973) o el más derechista desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). "El sistema de partidos tradicional chileno con estos resultados aparece casi muerto. Hay una polarización de cara a la segunda vuelta y una de las claves es el tercer lugar de Franco Parisi, un candidato que condensa el mensaje antipolítica que en Chile pegó muy fuerte", reflexionó el columnista de Internacionales Juan Elman en la edición dominical de IP Noticias. 

Quién es José Antonio Kast

Representante de la derecha radical, el abogado José Antonio Kast, de 55 años, es el candidato del Frente Social Cristiano y defiende públicamente la dictadura de Augusto Pinochet. Hijo de padres alemanes que emigraron a Chile en 1950, militó en el partido Unión Demócrata Independiente y más tarde fundó el Partido Republicano. Con nueve hijos y perteneciente a la organización internacional Political Network Values (que defiende "la protección de la vida humana, el matrimonio, la familia y la libertad religiosa"), Kast se postuló a presidente en 2017, donde obtuvo el cuarto lugar con un 8% de los votos. Bajo la consigna de establecer "orden y progreso", Kast dijo en agosto de este año que si el líder del régimen militar chileno estuviera vivo, lo apoyaría en las urnas. "Pinochet votaría por mí, es evidente". Sin embargo, durante la campaña intentó suavizar su discurso al decir que no respalda las violaciones a los derechos humanos. La victoria de Kast consolidó su figura como outsider de la derecha frente al bloque gobernante de los partidos agrupados en la alianza "Chile Podemos Más".

“Todos aquellos que tenían temor por el tema económico pueden recuperar la esperanza de que el futuro va a ser mucho mejor. Hoy, entre todos, hemos interpretado a una mayoría de chilenos y chilenas que quiere un país tranquilo y seguro”, afirmó en su discurso. “Vamos a seguir caminando, tenemos vocación de mayoría, queremos convocar a más chilenos, que quizás hoy no lo vieron con fuerza, pero esperamos en este mes mostrarles porqué es importante que este proyecto político siga creciendo. Chile merece paz, merece libertad y eso es lo que le vamos a dar”, concluyó.

Quién es Gabriel Boric

Con 35 años, Gabriel Boric aspira a convertirse en el presidente más joven de la historia de Chile. El candidato de la coalición Apruebo Dignidad (Frente Amplio y Partido Comunista), entró en política como parte de un grupo de líderes estudiantiles que hace una década encabezó las protestas por una educación gratuita, libre y de calidad. Crítico de los gobiernos de centroizquierda que asumieron el mando del país tras el retorno de la democracia, inició su aventura parlamentaria en 2014 al convertirse en diputado por la región más austral del país, Magallanes. En 2017 fue reelecto y en 2019 se erigió como una de las figuras protagónicas del estallido social, al buscar un acuerdo para una salida institucional a la crisis que dio luego pie a la Convención Constituyente que hoy trabaja en una propuesta de nueva Constitución.  Su liderazgo se consolidó en julio de este año cuando, contra todos los pronósticos, triunfó en las primarias de la izquierda chilena sobre el comunista Daniel Jadue, a quién las encuestas daban por ganador. Soltero y sin hijos, reveló que desde su infancia sufre de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y que ha buscado ayuda médica para tratar la condición.

 

El desafío que comienza, no lo vamos a abordar contra algo, no vamos contra el otro candidato, no es mi estilo, seremos voceros de la esperanza, del diálogo y la unidad, y nuestra cruzada, por la que nos vamos a desplegar en todo Chile, es la cruzada de que la esperanza le gane al miedo”, dijo en la noche del domingo frente a sus seguidores. “Hoy hemos recibido un mandato y una responsabilidad que es tremenda, se nos ha encomendado liderar una disputa por la democracia, por la inclusión, por la justicia, por el respeto a la dignidad de todos y todas”, aseguró.

Leer más