Nicaragua: Daniel Ortega obtuvo el 75.82% de los votos y fue reelecto presidente por tercera vez

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue reelegido para un cuarto mandato consecutivo de cinco años con 75,92% de los votos en una elección cuestionada por EEUU y la Unión Europea, entre otros.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue reelegido para un cuarto mandato consecutivo de cinco años con 75,92% de los votos en unas elecciones cuestionadas por EEUU y la Unión Europea, entre otros, y en las que, según la oposición, hubo una muy baja participación. Ortega obtuvo ese porcentaje sobre poco más de 2,8 millones de votos totales, que representaron una participación de 65,23% de los ciudadanos empadronados, reportó esta tarde el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Insultos de Ortega luego de la victoria electoral

El presidente reelecto afirmó que los opositores presos son “hijos de perra” y “vendepatria”, y que la Unión Europea (UE) está dominada por una mayoría de parlamentarios “fascistas, nazis”, que “fueron socios de (Adolf) Hitler” y por eso odian a “los pueblos que luchan por la libertad”. El dictador Anastasio “Somoza es un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra; esos que están presos ahí son unos hijos de perra, esos no son nicaragüenses, dejaron de ser nicaragüenses y se transformaron en unos vendepatria”, dijo Ortega en la Plaza de la Revolución, en Managua, luego de confirmada su victoria. 

“Traidores vendepatria como esos que están detenidos, que ellos quisieran que los yanquis invadieran ya Nicaragua”, agregó, durante un acto para celebrar su cuarta reelección consecutiva en los comicios de ayer. El jefe del Estado sostuvo que “si alguien debería estar en la Corte Penal Internacional es el estado norteamericano, que ha cometido crímenes contra los pueblos del mundo”. Asimismo, sostuvo que “lo que hoy se conoce como Unión Europea, que tiene una mayoría de parlamentarios fascistas, nazis, esas democracias que están gobernando la mayoría fascistas, y el Parlamento Europeo son fascistas nazis la mayoría”.
 

Argentina pidió por los "derechos humanos" de los nicaragüenseses

La cancillería argentina exigió "respeto a los derechos humanos de toda la población" nicaragüense, tras las cuestionadas elecciones presidenciales del domingo. Desde su cuenta de Twitter, el ministerio de relaciones exteriores manifestó su "preocupación" por la detención de activistas opositores: "en Argentina entendemos que la democracia supone respetar la diversidad ideológica y la participación cívica sin proscripciones".

También ratificó su apoyo a la labor de la expresidenta chilena, Michelle Bachelet, en su rol de Alta Comisionada de Naciones Unidas por la situación e instó a que "cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática" en Nicaragua. Bachelet señaló ante el Consejo de Derechos Humanos en Suiza que "resulta imperativo que el gobierno de Nicaragua, vuelva a garantizar el pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos de todas las y los nicaragüenses; que cese la persecución contra la oposición, la prensa y la sociedad civil".

Elecciones cuestionadas dentro y fuera de Nicaragua

Pese al dato oficial de participación, el observatorio multidisciplinario independiente Urnas Abiertas cifró en 81,5% la abstención. Por su parte, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia expresó en un comunicado: “El pueblo manda y hoy tomó su decisión: no legitimar esta comparsa. ¡Porque aquí no se rinde nadie! ¡No más dictaduras!”. 

Las elecciones presidenciales en Nicaragua fueron desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Costa Rica y Colombia, entre otros países y bloques internacionales. “Lo que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, orquestaron hoy fue la pantomima de una elección que no fue libre ni justa, y ciertamente no fue democrática”, dijo ayer el presidente estadounidense, Joe Biden, en un comunicado difundido por la Casa Blanca. El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, afirmó que los comicios de ayer “completan la conversión de Nicaragua en un régimen autocrático” porque Ortega “eliminó toda competencia electoral creíble”, según la agencia de noticias AFP.

 

Nicaragua: Daniel Ortega obtuvo el 75.82% de los votos y fue reelecto presidente por tercera vez

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue reelegido para un cuarto mandato consecutivo de cinco años con 75,92% de los votos en unas elecciones cuestionadas por EEUU y la Unión Europea, entre otros, y en las que, según la oposición, hubo una muy baja participación. Ortega obtuvo ese porcentaje sobre poco más de 2,8 millones de votos totales, que representaron una participación de 65,23% de los ciudadanos empadronados, reportó esta tarde el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Insultos de Ortega luego de la victoria electoral

El presidente reelecto afirmó que los opositores presos son “hijos de perra” y “vendepatria”, y que la Unión Europea (UE) está dominada por una mayoría de parlamentarios “fascistas, nazis”, que “fueron socios de (Adolf) Hitler” y por eso odian a “los pueblos que luchan por la libertad”. El dictador Anastasio “Somoza es un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra; esos que están presos ahí son unos hijos de perra, esos no son nicaragüenses, dejaron de ser nicaragüenses y se transformaron en unos vendepatria”, dijo Ortega en la Plaza de la Revolución, en Managua, luego de confirmada su victoria. 

“Traidores vendepatria como esos que están detenidos, que ellos quisieran que los yanquis invadieran ya Nicaragua”, agregó, durante un acto para celebrar su cuarta reelección consecutiva en los comicios de ayer. El jefe del Estado sostuvo que “si alguien debería estar en la Corte Penal Internacional es el estado norteamericano, que ha cometido crímenes contra los pueblos del mundo”. Asimismo, sostuvo que “lo que hoy se conoce como Unión Europea, que tiene una mayoría de parlamentarios fascistas, nazis, esas democracias que están gobernando la mayoría fascistas, y el Parlamento Europeo son fascistas nazis la mayoría”.
 

Argentina pidió por los "derechos humanos" de los nicaragüenseses

La cancillería argentina exigió "respeto a los derechos humanos de toda la población" nicaragüense, tras las cuestionadas elecciones presidenciales del domingo. Desde su cuenta de Twitter, el ministerio de relaciones exteriores manifestó su "preocupación" por la detención de activistas opositores: "en Argentina entendemos que la democracia supone respetar la diversidad ideológica y la participación cívica sin proscripciones".

También ratificó su apoyo a la labor de la expresidenta chilena, Michelle Bachelet, en su rol de Alta Comisionada de Naciones Unidas por la situación e instó a que "cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática" en Nicaragua. Bachelet señaló ante el Consejo de Derechos Humanos en Suiza que "resulta imperativo que el gobierno de Nicaragua, vuelva a garantizar el pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos de todas las y los nicaragüenses; que cese la persecución contra la oposición, la prensa y la sociedad civil".

Elecciones cuestionadas dentro y fuera de Nicaragua

Pese al dato oficial de participación, el observatorio multidisciplinario independiente Urnas Abiertas cifró en 81,5% la abstención. Por su parte, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia expresó en un comunicado: “El pueblo manda y hoy tomó su decisión: no legitimar esta comparsa. ¡Porque aquí no se rinde nadie! ¡No más dictaduras!”. 

Las elecciones presidenciales en Nicaragua fueron desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Costa Rica y Colombia, entre otros países y bloques internacionales. “Lo que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, orquestaron hoy fue la pantomima de una elección que no fue libre ni justa, y ciertamente no fue democrática”, dijo ayer el presidente estadounidense, Joe Biden, en un comunicado difundido por la Casa Blanca. El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, afirmó que los comicios de ayer “completan la conversión de Nicaragua en un régimen autocrático” porque Ortega “eliminó toda competencia electoral creíble”, según la agencia de noticias AFP.

 

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue reelegido para un cuarto mandato consecutivo de cinco años con 75,92% de los votos en unas elecciones cuestionadas por EEUU y la Unión Europea, entre otros, y en las que, según la oposición, hubo una muy baja participación. Ortega obtuvo ese porcentaje sobre poco más de 2,8 millones de votos totales, que representaron una participación de 65,23% de los ciudadanos empadronados, reportó esta tarde el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Insultos de Ortega luego de la victoria electoral

El presidente reelecto afirmó que los opositores presos son “hijos de perra” y “vendepatria”, y que la Unión Europea (UE) está dominada por una mayoría de parlamentarios “fascistas, nazis”, que “fueron socios de (Adolf) Hitler” y por eso odian a “los pueblos que luchan por la libertad”. El dictador Anastasio “Somoza es un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra; esos que están presos ahí son unos hijos de perra, esos no son nicaragüenses, dejaron de ser nicaragüenses y se transformaron en unos vendepatria”, dijo Ortega en la Plaza de la Revolución, en Managua, luego de confirmada su victoria. 

“Traidores vendepatria como esos que están detenidos, que ellos quisieran que los yanquis invadieran ya Nicaragua”, agregó, durante un acto para celebrar su cuarta reelección consecutiva en los comicios de ayer. El jefe del Estado sostuvo que “si alguien debería estar en la Corte Penal Internacional es el estado norteamericano, que ha cometido crímenes contra los pueblos del mundo”. Asimismo, sostuvo que “lo que hoy se conoce como Unión Europea, que tiene una mayoría de parlamentarios fascistas, nazis, esas democracias que están gobernando la mayoría fascistas, y el Parlamento Europeo son fascistas nazis la mayoría”.
 

Argentina pidió por los "derechos humanos" de los nicaragüenseses

La cancillería argentina exigió "respeto a los derechos humanos de toda la población" nicaragüense, tras las cuestionadas elecciones presidenciales del domingo. Desde su cuenta de Twitter, el ministerio de relaciones exteriores manifestó su "preocupación" por la detención de activistas opositores: "en Argentina entendemos que la democracia supone respetar la diversidad ideológica y la participación cívica sin proscripciones".

También ratificó su apoyo a la labor de la expresidenta chilena, Michelle Bachelet, en su rol de Alta Comisionada de Naciones Unidas por la situación e instó a que "cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática" en Nicaragua. Bachelet señaló ante el Consejo de Derechos Humanos en Suiza que "resulta imperativo que el gobierno de Nicaragua, vuelva a garantizar el pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos de todas las y los nicaragüenses; que cese la persecución contra la oposición, la prensa y la sociedad civil".

Elecciones cuestionadas dentro y fuera de Nicaragua

Pese al dato oficial de participación, el observatorio multidisciplinario independiente Urnas Abiertas cifró en 81,5% la abstención. Por su parte, la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia expresó en un comunicado: “El pueblo manda y hoy tomó su decisión: no legitimar esta comparsa. ¡Porque aquí no se rinde nadie! ¡No más dictaduras!”. 

Las elecciones presidenciales en Nicaragua fueron desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Costa Rica y Colombia, entre otros países y bloques internacionales. “Lo que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, orquestaron hoy fue la pantomima de una elección que no fue libre ni justa, y ciertamente no fue democrática”, dijo ayer el presidente estadounidense, Joe Biden, en un comunicado difundido por la Casa Blanca. El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, afirmó que los comicios de ayer “completan la conversión de Nicaragua en un régimen autocrático” porque Ortega “eliminó toda competencia electoral creíble”, según la agencia de noticias AFP.

 

Ver más
Ver más