Placeholder del video

24M Día de la Memoria: el retrato de un nieto recuperado

Jorge Castro Rubel fue uno de los primeros bebés nacidos en la ex ESMA. Sus padres, Hugo Alberto Castro y Ana Rubel, fueron secuestrados en enero de 1977 y aún permanecen desaparecidos. En un nuevo informe de IP Noticias y TLN, Analía Argento nos presenta su historia.

“Nací en el subsuelo, al lado de las salas de tortura”, contó Jorge, quien no fue buscado por los familiares de su madre biológica hasta el año 2000. Fue ese año cuando se enteraron que Ana estaba embarazada al momento del secuestro. Por su parte, su familia paterna lo buscaba desde 1983. En 2014 se presentó en Abuelas de Plaza de Mayo de manera espontánea y la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) confirmó su identidad. Su mamá permaneció en el sector denominado “Capucha” y dio a luz en la enfermería del sótano, junto a la sala de torturas, en el casino de oficiales de la ex ESMA.

El robo de bebés en la dictadura

Entre 1976 y 1983 funcionó en el edificio del Casino de Oficiales de la ex ESMA un Centro Clandestino de Tortura y Extermino. Hay registros de 36 mujeres embarazadas que estuvieron secuestradas en ese lugar y, hasta el momento, 13 de esos bebés recuperaron su identidad. Abuelas de Plaza de Mayo ya identificó a 130 nietos y nietas en total.

El 5 de julio de 2012 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires condenó a Jorge Rafael Videla y a otros ocho represores por el Plan Sistemático de Robo de Bebés.

En el Día Nacional por el Derecho a la Identidad, Nora Cortiñas dijo en IP que “lo más grave que hizo la dictadura fue apropiarse de los bebés al momento de nacer y quitarles su identidad”. Finalmente, insistió en su misión de búsqueda junto a sus compañeras de lucha: “buscar a nuestros hijos y nietos es una tarea que tendremos hasta que tengamos el último hálito de vida”.

 

24M Día de la Memoria: el retrato de un nieto recuperado

Jorge Castro Rubel fue uno de los primeros bebés nacidos en la ex ESMA. Sus padres, Hugo Alberto Castro y Ana Rubel, fueron secuestrados en enero de 1977 y aún permanecen desaparecidos. En un nuevo informe de IP Noticias y TLN, Analía Argento nos presenta su historia.

“Nací en el subsuelo, al lado de las salas de tortura”, contó Jorge, quien no fue buscado por los familiares de su madre biológica hasta el año 2000. Fue ese año cuando se enteraron que Ana estaba embarazada al momento del secuestro. Por su parte, su familia paterna lo buscaba desde 1983. En 2014 se presentó en Abuelas de Plaza de Mayo de manera espontánea y la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) confirmó su identidad. Su mamá permaneció en el sector denominado “Capucha” y dio a luz en la enfermería del sótano, junto a la sala de torturas, en el casino de oficiales de la ex ESMA.

El robo de bebés en la dictadura

Entre 1976 y 1983 funcionó en el edificio del Casino de Oficiales de la ex ESMA un Centro Clandestino de Tortura y Extermino. Hay registros de 36 mujeres embarazadas que estuvieron secuestradas en ese lugar y, hasta el momento, 13 de esos bebés recuperaron su identidad. Abuelas de Plaza de Mayo ya identificó a 130 nietos y nietas en total.

El 5 de julio de 2012 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires condenó a Jorge Rafael Videla y a otros ocho represores por el Plan Sistemático de Robo de Bebés.

En el Día Nacional por el Derecho a la Identidad, Nora Cortiñas dijo en IP que “lo más grave que hizo la dictadura fue apropiarse de los bebés al momento de nacer y quitarles su identidad”. Finalmente, insistió en su misión de búsqueda junto a sus compañeras de lucha: “buscar a nuestros hijos y nietos es una tarea que tendremos hasta que tengamos el último hálito de vida”.

 

Jorge Castro Rubel fue uno de los primeros bebés nacidos en la ex ESMA. Sus padres, Hugo Alberto Castro y Ana Rubel, fueron secuestrados en enero de 1977 y aún permanecen desaparecidos. En un nuevo informe de IP Noticias y TLN, Analía Argento nos presenta su historia.

“Nací en el subsuelo, al lado de las salas de tortura”, contó Jorge, quien no fue buscado por los familiares de su madre biológica hasta el año 2000. Fue ese año cuando se enteraron que Ana estaba embarazada al momento del secuestro. Por su parte, su familia paterna lo buscaba desde 1983. En 2014 se presentó en Abuelas de Plaza de Mayo de manera espontánea y la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) confirmó su identidad. Su mamá permaneció en el sector denominado “Capucha” y dio a luz en la enfermería del sótano, junto a la sala de torturas, en el casino de oficiales de la ex ESMA.

El robo de bebés en la dictadura

Entre 1976 y 1983 funcionó en el edificio del Casino de Oficiales de la ex ESMA un Centro Clandestino de Tortura y Extermino. Hay registros de 36 mujeres embarazadas que estuvieron secuestradas en ese lugar y, hasta el momento, 13 de esos bebés recuperaron su identidad. Abuelas de Plaza de Mayo ya identificó a 130 nietos y nietas en total.

El 5 de julio de 2012 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 de la Ciudad de Buenos Aires condenó a Jorge Rafael Videla y a otros ocho represores por el Plan Sistemático de Robo de Bebés.

En el Día Nacional por el Derecho a la Identidad, Nora Cortiñas dijo en IP que “lo más grave que hizo la dictadura fue apropiarse de los bebés al momento de nacer y quitarles su identidad”. Finalmente, insistió en su misión de búsqueda junto a sus compañeras de lucha: “buscar a nuestros hijos y nietos es una tarea que tendremos hasta que tengamos el último hálito de vida”.

 

Ver más
Ver más