Sergio Berni: "Parece que a la Justicia no le importan los muertos"

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, arremetió contra la Justicia y la política por los tres asesinatos ocurridos entre martes y miércoles en la provincia de Buenos Aires.

Placeholder del video

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, arremetió contra la Justicia y la política por los tres asesinatos ocurridos entre martes y miércoles en la provincia de Buenos Aires, e hizo foco de la debilidad del Estado para resolver los problemas de inseguridad. "Estoy harto de explicar que detrás de un homicidio hay una persona que debería estar presa. Parece que a la Justicia no le importan los muertos", afirmó.

El ministro habló en el contexto de dar a conocer que había sido detenido el asesino del subcomisario Rodrigo Becker, baleado en Caseros el martes por la noche. "A veces se piensa con mezquindad y con réditos políticos", dijo. "Da vergüenza pararse todos los días para hablar de asesinatos. Vemos la degradación de la autoridad judicial, política, y en la calle, con la policía".

"Hay que hacer una profunda reflexión, tenemos que preguntarnos los bonaerenses si alguna vez vamos a hacer los cambios estructurales, porque acá deberían estar otras personas", agregó.

En cuanto a la Justicia, el ministro definió: "Hay buenos y malos jueces, y tenemos que ver qué hacemos con esa Justicia. Hace poco recibí un llamado desesperado de una jueza que me pidió ver si podíamos resolver un simple problema de conectividad en su juzgado".

Por otro lado, Berni llamó a la sociedad a que interpele al Estado. "No hay vida sin orden, es un orden conductual con la prevención de la violencia y del delito", definió. "No es fácil pararse a interpelar a la Justicia, a la política, a los diversos actores sociales, pero hay que hacerlo", sostuvo.

Por último, sostuvo: "Tenemos que hacer una reforma constitucional, para reformar el código penal y de procedimiento. Esto no tiene que ver con aumentar las penas. La verdad, lo digo con mucho dolor, la provincia tiene una proyección de 1100 homicidios por año. Tenemos que ser más rigurosos. Una persona que sale con un arma a la calle no puede entrar por una puerta y salir por otra, o estar tirado en una penitenciaría y volver a delinquir al salir".

Sergio Berni: "Parece que a la Justicia no le importan los muertos"

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, arremetió contra la Justicia y la política por los tres asesinatos ocurridos entre martes y miércoles en la provincia de Buenos Aires, e hizo foco de la debilidad del Estado para resolver los problemas de inseguridad. "Estoy harto de explicar que detrás de un homicidio hay una persona que debería estar presa. Parece que a la Justicia no le importan los muertos", afirmó.

El ministro habló en el contexto de dar a conocer que había sido detenido el asesino del subcomisario Rodrigo Becker, baleado en Caseros el martes por la noche. "A veces se piensa con mezquindad y con réditos políticos", dijo. "Da vergüenza pararse todos los días para hablar de asesinatos. Vemos la degradación de la autoridad judicial, política, y en la calle, con la policía".

"Hay que hacer una profunda reflexión, tenemos que preguntarnos los bonaerenses si alguna vez vamos a hacer los cambios estructurales, porque acá deberían estar otras personas", agregó.

En cuanto a la Justicia, el ministro definió: "Hay buenos y malos jueces, y tenemos que ver qué hacemos con esa Justicia. Hace poco recibí un llamado desesperado de una jueza que me pidió ver si podíamos resolver un simple problema de conectividad en su juzgado".

Por otro lado, Berni llamó a la sociedad a que interpele al Estado. "No hay vida sin orden, es un orden conductual con la prevención de la violencia y del delito", definió. "No es fácil pararse a interpelar a la Justicia, a la política, a los diversos actores sociales, pero hay que hacerlo", sostuvo.

Por último, sostuvo: "Tenemos que hacer una reforma constitucional, para reformar el código penal y de procedimiento. Esto no tiene que ver con aumentar las penas. La verdad, lo digo con mucho dolor, la provincia tiene una proyección de 1100 homicidios por año. Tenemos que ser más rigurosos. Una persona que sale con un arma a la calle no puede entrar por una puerta y salir por otra, o estar tirado en una penitenciaría y volver a delinquir al salir".

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, arremetió contra la Justicia y la política por los tres asesinatos ocurridos entre martes y miércoles en la provincia de Buenos Aires, e hizo foco de la debilidad del Estado para resolver los problemas de inseguridad. "Estoy harto de explicar que detrás de un homicidio hay una persona que debería estar presa. Parece que a la Justicia no le importan los muertos", afirmó.

El ministro habló en el contexto de dar a conocer que había sido detenido el asesino del subcomisario Rodrigo Becker, baleado en Caseros el martes por la noche. "A veces se piensa con mezquindad y con réditos políticos", dijo. "Da vergüenza pararse todos los días para hablar de asesinatos. Vemos la degradación de la autoridad judicial, política, y en la calle, con la policía".

"Hay que hacer una profunda reflexión, tenemos que preguntarnos los bonaerenses si alguna vez vamos a hacer los cambios estructurales, porque acá deberían estar otras personas", agregó.

En cuanto a la Justicia, el ministro definió: "Hay buenos y malos jueces, y tenemos que ver qué hacemos con esa Justicia. Hace poco recibí un llamado desesperado de una jueza que me pidió ver si podíamos resolver un simple problema de conectividad en su juzgado".

Por otro lado, Berni llamó a la sociedad a que interpele al Estado. "No hay vida sin orden, es un orden conductual con la prevención de la violencia y del delito", definió. "No es fácil pararse a interpelar a la Justicia, a la política, a los diversos actores sociales, pero hay que hacerlo", sostuvo.

Por último, sostuvo: "Tenemos que hacer una reforma constitucional, para reformar el código penal y de procedimiento. Esto no tiene que ver con aumentar las penas. La verdad, lo digo con mucho dolor, la provincia tiene una proyección de 1100 homicidios por año. Tenemos que ser más rigurosos. Una persona que sale con un arma a la calle no puede entrar por una puerta y salir por otra, o estar tirado en una penitenciaría y volver a delinquir al salir".

Leer más