Placeholder del video

Aníbal Fernández: "La Corte no goza de respeto del resto de los poderes"

El nuevo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, habló sobre la interna dentro de la Corte Suprema de Justicia por la selección del nuevo presidente del organismo y se refirió a los principales problemas que transita el Poder Judicial. "En este momento, con sus contratiempos, la Corte no goza de respeto del resto de los poderes", dijo en entrevista con AM 750.

En marco de la designación de Horacio Rosatti como nuevo presidente de la Corte Suprema, Fernández se refirió a los rumores que apuntaron que la designación tuvo un proceso irregular. Según su análisis, el organismo debe reorganizarse y plantear procedimientos que solucionen las pujas internas entre sus principales figuras. 

"El resultado nos sirve para mirarlo retrospectivamente y corregir", afirmó en tanto la situación que surgió con Ricardo Lorenzetti, quien se opuso públicamente a la designación de Rosatti. El juez había elevado un comunicado a sus colegas para visibilizar su desacuerdo en tanto la elección de Rosatti y sostuvo que el nuevo presidente de la Corte Suprema debía haberse seleccionarse en un acuerdo ordinario en el cual él estuviera presente.

Negarse a tratar el tema en un acuerdo ordinario, y no postergar el convocado, violó la tradición en la Corte en la materia y las reglas de la cortesía”, insistió Lorenzetti.

Aníbal Fernández remarcó que las problemáticas internas dentro de la Corte Suprema debían servir para pensar en un sistema organizado que recupere su autoridad frente al resto de los poderes y no socave su autoridad con internas públicas. "Hay demasiadas cosas en juego como para no darse cuenta que con estos gestos la Corte se está autoesmerilando de una manera innecesaria", remarcó.

 

Aníbal Fernández: "La Corte no goza de respeto del resto de los poderes"

El nuevo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, habló sobre la interna dentro de la Corte Suprema de Justicia por la selección del nuevo presidente del organismo y se refirió a los principales problemas que transita el Poder Judicial. "En este momento, con sus contratiempos, la Corte no goza de respeto del resto de los poderes", dijo en entrevista con AM 750.

En marco de la designación de Horacio Rosatti como nuevo presidente de la Corte Suprema, Fernández se refirió a los rumores que apuntaron que la designación tuvo un proceso irregular. Según su análisis, el organismo debe reorganizarse y plantear procedimientos que solucionen las pujas internas entre sus principales figuras. 

"El resultado nos sirve para mirarlo retrospectivamente y corregir", afirmó en tanto la situación que surgió con Ricardo Lorenzetti, quien se opuso públicamente a la designación de Rosatti. El juez había elevado un comunicado a sus colegas para visibilizar su desacuerdo en tanto la elección de Rosatti y sostuvo que el nuevo presidente de la Corte Suprema debía haberse seleccionarse en un acuerdo ordinario en el cual él estuviera presente.

Negarse a tratar el tema en un acuerdo ordinario, y no postergar el convocado, violó la tradición en la Corte en la materia y las reglas de la cortesía”, insistió Lorenzetti.

Aníbal Fernández remarcó que las problemáticas internas dentro de la Corte Suprema debían servir para pensar en un sistema organizado que recupere su autoridad frente al resto de los poderes y no socave su autoridad con internas públicas. "Hay demasiadas cosas en juego como para no darse cuenta que con estos gestos la Corte se está autoesmerilando de una manera innecesaria", remarcó.

 

El nuevo ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, habló sobre la interna dentro de la Corte Suprema de Justicia por la selección del nuevo presidente del organismo y se refirió a los principales problemas que transita el Poder Judicial. "En este momento, con sus contratiempos, la Corte no goza de respeto del resto de los poderes", dijo en entrevista con AM 750.

En marco de la designación de Horacio Rosatti como nuevo presidente de la Corte Suprema, Fernández se refirió a los rumores que apuntaron que la designación tuvo un proceso irregular. Según su análisis, el organismo debe reorganizarse y plantear procedimientos que solucionen las pujas internas entre sus principales figuras. 

"El resultado nos sirve para mirarlo retrospectivamente y corregir", afirmó en tanto la situación que surgió con Ricardo Lorenzetti, quien se opuso públicamente a la designación de Rosatti. El juez había elevado un comunicado a sus colegas para visibilizar su desacuerdo en tanto la elección de Rosatti y sostuvo que el nuevo presidente de la Corte Suprema debía haberse seleccionarse en un acuerdo ordinario en el cual él estuviera presente.

Negarse a tratar el tema en un acuerdo ordinario, y no postergar el convocado, violó la tradición en la Corte en la materia y las reglas de la cortesía”, insistió Lorenzetti.

Aníbal Fernández remarcó que las problemáticas internas dentro de la Corte Suprema debían servir para pensar en un sistema organizado que recupere su autoridad frente al resto de los poderes y no socave su autoridad con internas públicas. "Hay demasiadas cosas en juego como para no darse cuenta que con estos gestos la Corte se está autoesmerilando de una manera innecesaria", remarcó.

 

Leer más