Placeholder del video

Copa Libertadores: Boca llegó de Brasil y cumple siete días de aislamiento

El Ministerio de Salud de la Nación determinó que el plantel de Boca Juniors, arribado desde Belo Horizonte tras disputar los octavos de final de la Copa Libertadores, cumpla siete días de aislamiento obligatorio. Tras la finalización del encuentro en el que el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo perdió en los penales, parte de la delegación protagonizó incidentes con dirigentes del equipo brasileño, agentes de seguridad y la policía local. 

La cartera comandada por Carla Vizzotti determinó que toda la comitiva plantel deberá aislarse en el dispositivo previsto por el club durante siete días "de acuerdo a las previsiones vigentes para las delegaciones deportivas en eventos internacionales, cumpliendo las prácticas correspondientes bajo la modalidad burbuja y sin intervención o interacción de terceros".

Por otro lado, la medida estableció que el plantel deberá “someterse a las evaluaciones del equipo médico para su seguimiento”, en tanto que será el club quien deberá responder por el control médico de los integrantes de los futbolistas, “realizando el test PCR del día siete, evitando traslados o circulación con terceros o cualquier otra actividad social”, con el fin de garantizar una burbuja que supere cualquier posible desvío.

En este sentido, la norma precisó que “en el supuesto de verificarse un caso positivo, al momento del testeo del ingreso, el mismo deberá aislarse en el dispositivo previsto a esos fines por la autoridad sanitaria nacional y los contactos estrechos en el lugar dispuesto por el club, sometiéndose también la situación que se presente a la evaluación epidemiológica respectiva, con la intervención de la autoridad sanitaria competente”.

Copa Libertadores: Boca llegó de Brasil y cumple siete días de aislamiento

El Ministerio de Salud de la Nación determinó que el plantel de Boca Juniors, arribado desde Belo Horizonte tras disputar los octavos de final de la Copa Libertadores, cumpla siete días de aislamiento obligatorio. Tras la finalización del encuentro en el que el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo perdió en los penales, parte de la delegación protagonizó incidentes con dirigentes del equipo brasileño, agentes de seguridad y la policía local. 

La cartera comandada por Carla Vizzotti determinó que toda la comitiva plantel deberá aislarse en el dispositivo previsto por el club durante siete días "de acuerdo a las previsiones vigentes para las delegaciones deportivas en eventos internacionales, cumpliendo las prácticas correspondientes bajo la modalidad burbuja y sin intervención o interacción de terceros".

Por otro lado, la medida estableció que el plantel deberá “someterse a las evaluaciones del equipo médico para su seguimiento”, en tanto que será el club quien deberá responder por el control médico de los integrantes de los futbolistas, “realizando el test PCR del día siete, evitando traslados o circulación con terceros o cualquier otra actividad social”, con el fin de garantizar una burbuja que supere cualquier posible desvío.

En este sentido, la norma precisó que “en el supuesto de verificarse un caso positivo, al momento del testeo del ingreso, el mismo deberá aislarse en el dispositivo previsto a esos fines por la autoridad sanitaria nacional y los contactos estrechos en el lugar dispuesto por el club, sometiéndose también la situación que se presente a la evaluación epidemiológica respectiva, con la intervención de la autoridad sanitaria competente”.

El Ministerio de Salud de la Nación determinó que el plantel de Boca Juniors, arribado desde Belo Horizonte tras disputar los octavos de final de la Copa Libertadores, cumpla siete días de aislamiento obligatorio. Tras la finalización del encuentro en el que el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo perdió en los penales, parte de la delegación protagonizó incidentes con dirigentes del equipo brasileño, agentes de seguridad y la policía local. 

La cartera comandada por Carla Vizzotti determinó que toda la comitiva plantel deberá aislarse en el dispositivo previsto por el club durante siete días "de acuerdo a las previsiones vigentes para las delegaciones deportivas en eventos internacionales, cumpliendo las prácticas correspondientes bajo la modalidad burbuja y sin intervención o interacción de terceros".

Por otro lado, la medida estableció que el plantel deberá “someterse a las evaluaciones del equipo médico para su seguimiento”, en tanto que será el club quien deberá responder por el control médico de los integrantes de los futbolistas, “realizando el test PCR del día siete, evitando traslados o circulación con terceros o cualquier otra actividad social”, con el fin de garantizar una burbuja que supere cualquier posible desvío.

En este sentido, la norma precisó que “en el supuesto de verificarse un caso positivo, al momento del testeo del ingreso, el mismo deberá aislarse en el dispositivo previsto a esos fines por la autoridad sanitaria nacional y los contactos estrechos en el lugar dispuesto por el club, sometiéndose también la situación que se presente a la evaluación epidemiológica respectiva, con la intervención de la autoridad sanitaria competente”.

Leer más