Placeholder de la imagen

Identidades de género: ¿En qué consiste el no binarismo?

No es algo nuevo: los cuestionamientos por las identidades y manifestaciones de género datan de hace muchísimo tiempo atrás. En Argentina, se reconoció legalmente las percepciones no heteronormativas en 2012, cuando se promulgó la ley 26.743 que establece el derecho fundamental de todas las personas a que se le reconozca su identidad de género y que pueda ser tratada acorde a esta.

Este tipo de leyes promovieron las ideas sobre la diversidad de identidades y la construcción de ellas más allá de un parámetro binario. A partir de entonces, se puso un foco para educar sobre las diferencias entre sexo biológico (las características físicas usadas típicamente para asignar género al nacer) y la identidad sexual (la percepción personal del propio género). El estudio de estas diferencias llevó inexorablemente a una pregunta: ¿No existen tantas identidades de género como personas en la tierra? Las percepciones comenzaron a entenderse a partir de un espectro y no de definiciones inmutables.

No Binarismo

Según el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero (NCTE), se trata de personas que escapan a la lógica de sexualidad binaria y no se identifican ni como hombres o mujeres; también pueden autopercibirse como una fusión entre ambos géneros. "Hay una variedad de términos que las personas que no son completamente hombres o mujeres usan para describir su identidad de género, como no binario o genderqueer", define la NCTE.

Diferencias con identidades trans y fluidas

Aunque las definiciones puedan parecer similares, existen diferencias fundamentales en estos géneros que menos se parecen a las identidades heteronormativas. 

  • Persona no binaria: la identidad no binaria habla de aquellas personas que no se identifican con ninguno de los dos géneros (mujer o hombre) estereotípicos.
  • Persona con género fluido: Las personas de género fluido son aquellas que transicionan en el espectro de identidad y no está determinado por la orientación sexual o la presencia de ciertas características sexuales.
  • Persona trans: se refiere a personas cuya expresión de género difiere a la que se les asignó al nacer.

 

Identidades de género: ¿En qué consiste el no binarismo?

No es algo nuevo: los cuestionamientos por las identidades y manifestaciones de género datan de hace muchísimo tiempo atrás. En Argentina, se reconoció legalmente las percepciones no heteronormativas en 2012, cuando se promulgó la ley 26.743 que establece el derecho fundamental de todas las personas a que se le reconozca su identidad de género y que pueda ser tratada acorde a esta.

Este tipo de leyes promovieron las ideas sobre la diversidad de identidades y la construcción de ellas más allá de un parámetro binario. A partir de entonces, se puso un foco para educar sobre las diferencias entre sexo biológico (las características físicas usadas típicamente para asignar género al nacer) y la identidad sexual (la percepción personal del propio género). El estudio de estas diferencias llevó inexorablemente a una pregunta: ¿No existen tantas identidades de género como personas en la tierra? Las percepciones comenzaron a entenderse a partir de un espectro y no de definiciones inmutables.

No Binarismo

Según el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero (NCTE), se trata de personas que escapan a la lógica de sexualidad binaria y no se identifican ni como hombres o mujeres; también pueden autopercibirse como una fusión entre ambos géneros. "Hay una variedad de términos que las personas que no son completamente hombres o mujeres usan para describir su identidad de género, como no binario o genderqueer", define la NCTE.

Diferencias con identidades trans y fluidas

Aunque las definiciones puedan parecer similares, existen diferencias fundamentales en estos géneros que menos se parecen a las identidades heteronormativas. 

  • Persona no binaria: la identidad no binaria habla de aquellas personas que no se identifican con ninguno de los dos géneros (mujer o hombre) estereotípicos.
  • Persona con género fluido: Las personas de género fluido son aquellas que transicionan en el espectro de identidad y no está determinado por la orientación sexual o la presencia de ciertas características sexuales.
  • Persona trans: se refiere a personas cuya expresión de género difiere a la que se les asignó al nacer.

 

No es algo nuevo: los cuestionamientos por las identidades y manifestaciones de género datan de hace muchísimo tiempo atrás. En Argentina, se reconoció legalmente las percepciones no heteronormativas en 2012, cuando se promulgó la ley 26.743 que establece el derecho fundamental de todas las personas a que se le reconozca su identidad de género y que pueda ser tratada acorde a esta.

Este tipo de leyes promovieron las ideas sobre la diversidad de identidades y la construcción de ellas más allá de un parámetro binario. A partir de entonces, se puso un foco para educar sobre las diferencias entre sexo biológico (las características físicas usadas típicamente para asignar género al nacer) y la identidad sexual (la percepción personal del propio género). El estudio de estas diferencias llevó inexorablemente a una pregunta: ¿No existen tantas identidades de género como personas en la tierra? Las percepciones comenzaron a entenderse a partir de un espectro y no de definiciones inmutables.

No Binarismo

Según el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero (NCTE), se trata de personas que escapan a la lógica de sexualidad binaria y no se identifican ni como hombres o mujeres; también pueden autopercibirse como una fusión entre ambos géneros. "Hay una variedad de términos que las personas que no son completamente hombres o mujeres usan para describir su identidad de género, como no binario o genderqueer", define la NCTE.

Diferencias con identidades trans y fluidas

Aunque las definiciones puedan parecer similares, existen diferencias fundamentales en estos géneros que menos se parecen a las identidades heteronormativas. 

  • Persona no binaria: la identidad no binaria habla de aquellas personas que no se identifican con ninguno de los dos géneros (mujer o hombre) estereotípicos.
  • Persona con género fluido: Las personas de género fluido son aquellas que transicionan en el espectro de identidad y no está determinado por la orientación sexual o la presencia de ciertas características sexuales.
  • Persona trans: se refiere a personas cuya expresión de género difiere a la que se les asignó al nacer.

 

Leer más