Placeholder del video

El mundo recordó a John Lennon

La noche del 8 de diciembre de 1980 fue una de las más tristes y recordadas del mundo, cuando uno de los mayores íconos musicales de todos los tiempos murió en Nueva York. El 8 de diciembre de 1980 a sus 40 años John Lennon fue asesinado por Mark David Chapman de cinco balazos, cuando regresaba con su esposa Yoko Ono al departamento que compartían en el edificio Dakota, en la esquina de la calle 72 y la avenida Central Park West.

Esta historia múltiples veces narrada hoy sigue despertando curiosidad. La pregunta sobre la conexión del homicidio con El guardián entre el centeno de J.D Salinger, el libro en el que supuestamente (y según él mismo), Chapman se "inspiró", continúa generando incertidumbre.

¿Cómo llega un fan a querer matar a su ídolo? Lo cierto es que Chapman se convirtió en uno de los asesinos más famosos del mundo, declarado culpable y condenado a prisión perpetua, aunque él mismo dijo merecer la pena de muerte.

"Fue porque era muy, muy, muy famoso", admitió en una grabación. "Yo estaba buscando mucho la gloria para mí. Fue un acto extremadamente egoísta. Lo siento mucho por el dolor que le causé a ella" (en referencia a Yoko). 

 

 

El mundo recordó a John Lennon

La noche del 8 de diciembre de 1980 fue una de las más tristes y recordadas del mundo, cuando uno de los mayores íconos musicales de todos los tiempos murió en Nueva York. El 8 de diciembre de 1980 a sus 40 años John Lennon fue asesinado por Mark David Chapman de cinco balazos, cuando regresaba con su esposa Yoko Ono al departamento que compartían en el edificio Dakota, en la esquina de la calle 72 y la avenida Central Park West.

Esta historia múltiples veces narrada hoy sigue despertando curiosidad. La pregunta sobre la conexión del homicidio con El guardián entre el centeno de J.D Salinger, el libro en el que supuestamente (y según él mismo), Chapman se "inspiró", continúa generando incertidumbre.

¿Cómo llega un fan a querer matar a su ídolo? Lo cierto es que Chapman se convirtió en uno de los asesinos más famosos del mundo, declarado culpable y condenado a prisión perpetua, aunque él mismo dijo merecer la pena de muerte.

"Fue porque era muy, muy, muy famoso", admitió en una grabación. "Yo estaba buscando mucho la gloria para mí. Fue un acto extremadamente egoísta. Lo siento mucho por el dolor que le causé a ella" (en referencia a Yoko). 

 

 

La noche del 8 de diciembre de 1980 fue una de las más tristes y recordadas del mundo, cuando uno de los mayores íconos musicales de todos los tiempos murió en Nueva York. El 8 de diciembre de 1980 a sus 40 años John Lennon fue asesinado por Mark David Chapman de cinco balazos, cuando regresaba con su esposa Yoko Ono al departamento que compartían en el edificio Dakota, en la esquina de la calle 72 y la avenida Central Park West.

Esta historia múltiples veces narrada hoy sigue despertando curiosidad. La pregunta sobre la conexión del homicidio con El guardián entre el centeno de J.D Salinger, el libro en el que supuestamente (y según él mismo), Chapman se "inspiró", continúa generando incertidumbre.

¿Cómo llega un fan a querer matar a su ídolo? Lo cierto es que Chapman se convirtió en uno de los asesinos más famosos del mundo, declarado culpable y condenado a prisión perpetua, aunque él mismo dijo merecer la pena de muerte.

"Fue porque era muy, muy, muy famoso", admitió en una grabación. "Yo estaba buscando mucho la gloria para mí. Fue un acto extremadamente egoísta. Lo siento mucho por el dolor que le causé a ella" (en referencia a Yoko). 

 

 

Leer más