Placeholder del video

Cristina Fernández declaró en la causa por el Memorándum de entendimiento con Irán

La vicepresidenta, Cristina Fernández, declaró este viernes en audiencia pública, en la causa por el Memorándum de entendimiento con Irán. La medida judicial llegó luego de la confirmación del fiscal Marcelo Colombo en la causa. La convocatoria fue realizada por el Tribunal Oral Federal (TOF) 8 para debatir un planteo de nulidad de la causa sobre la firma del Memorándum con Irán por el atentado a la AMIA. La misma fue solicitada por las defensas de los imputados, entre ellas la de Fernández. La cita comzó a las 11:30, a través de la plataforma virtual Zoom, con seguimiento en vivo por YouTube para el público general. La resolución fue tomada por los jueces Daniel Obligado, José Antonio Michilini y María Gabriela López Iñíguez. 

La exposición de Cristina Fernández

Fernández comenzó su exposición haciendo un repaso por la historia de cada uno de los acusados, al momento del atentado a la mutual judía. "Declaré como testigo en la causa AMIA, frente al Tribunal 3, en diciembre de 2003. La segunda vez fue en 2005. Ahora estoy como encubridora de aquel atentado al que fui a dos juicios orales a declarar como testigo. Esto revela un poco el disparate que significan todas estas actuaciones", explicó. 

También recordó el soborno del juez Galeano, que llevó adelante la causa AMIA hasta su destitución, por 400 mil dólares al imputado Carlos Telleldín para que acusara a policías de la provincia de Buenos Aires. "Cuando se produjo esa imputación y fueron presos los policías, se disputaba en Argentina el tema de la presidencia en nombre del Partido Justicialista y algunos creyeron que de esa manera se iba a perjudicar a quien finalmente resultó ser el candidato, que fue el Dr. Eduardo Duhalde", declaró. 

"Mientras hablaban de la independencia del poder judicial, Macri iba a jugar al tenis con el juez Borinsky", dijo acerca de las visitas a la Quinta de Olivos, de los jueces Mariano Borinsky, juez de Cámara de Casación Penal y Gustavo Hornos, presidente de la Cámara de Casación, durante la presidencia de Mauricio Macri. Ambos magistrados fueron acusados de reunirse con el expresidente en unas 15 ocasiones, mientras llevaban adelante la causa de la denuncia por encubrimiento a Cristina Fernández, del fiscal Alberto Nisman. 

Por otra parte, Fernández explicó que las presiones de los fondos buitres fueron una constante en su presidencia, junto a la propaganda de desprestigio. "Me negué a pagar cualquier cosa para no hipotecar el futuro de Argentina. Este Memorándum, la causa de Vialidad y la del dólar futuro, está todo armado para denostarnos a nosotros y que el pueblo argentino pueda entregarse débilmente a lo que siempre hicieron desde afuera: dominarnos a través de la deuda", refirió. 

Por último, la expresidenta reclamó: "Todavía me cuesta creer que a 27 años de la tragedia de la AMIA estemos discutiendo esto, que es el montaje de una mentira para poder ganar elecciones, mantener entretenida a la gente y echarle la culpa a los que mal o bien gobernamos para que la gente pudiera vivir mejor". 

Cristina Fernández declaró en la causa por el Memorándum de entendimiento con Irán

La vicepresidenta, Cristina Fernández, declaró este viernes en audiencia pública, en la causa por el Memorándum de entendimiento con Irán. La medida judicial llegó luego de la confirmación del fiscal Marcelo Colombo en la causa. La convocatoria fue realizada por el Tribunal Oral Federal (TOF) 8 para debatir un planteo de nulidad de la causa sobre la firma del Memorándum con Irán por el atentado a la AMIA. La misma fue solicitada por las defensas de los imputados, entre ellas la de Fernández. La cita comzó a las 11:30, a través de la plataforma virtual Zoom, con seguimiento en vivo por YouTube para el público general. La resolución fue tomada por los jueces Daniel Obligado, José Antonio Michilini y María Gabriela López Iñíguez. 

La exposición de Cristina Fernández

Fernández comenzó su exposición haciendo un repaso por la historia de cada uno de los acusados, al momento del atentado a la mutual judía. "Declaré como testigo en la causa AMIA, frente al Tribunal 3, en diciembre de 2003. La segunda vez fue en 2005. Ahora estoy como encubridora de aquel atentado al que fui a dos juicios orales a declarar como testigo. Esto revela un poco el disparate que significan todas estas actuaciones", explicó. 

También recordó el soborno del juez Galeano, que llevó adelante la causa AMIA hasta su destitución, por 400 mil dólares al imputado Carlos Telleldín para que acusara a policías de la provincia de Buenos Aires. "Cuando se produjo esa imputación y fueron presos los policías, se disputaba en Argentina el tema de la presidencia en nombre del Partido Justicialista y algunos creyeron que de esa manera se iba a perjudicar a quien finalmente resultó ser el candidato, que fue el Dr. Eduardo Duhalde", declaró. 

"Mientras hablaban de la independencia del poder judicial, Macri iba a jugar al tenis con el juez Borinsky", dijo acerca de las visitas a la Quinta de Olivos, de los jueces Mariano Borinsky, juez de Cámara de Casación Penal y Gustavo Hornos, presidente de la Cámara de Casación, durante la presidencia de Mauricio Macri. Ambos magistrados fueron acusados de reunirse con el expresidente en unas 15 ocasiones, mientras llevaban adelante la causa de la denuncia por encubrimiento a Cristina Fernández, del fiscal Alberto Nisman. 

Por otra parte, Fernández explicó que las presiones de los fondos buitres fueron una constante en su presidencia, junto a la propaganda de desprestigio. "Me negué a pagar cualquier cosa para no hipotecar el futuro de Argentina. Este Memorándum, la causa de Vialidad y la del dólar futuro, está todo armado para denostarnos a nosotros y que el pueblo argentino pueda entregarse débilmente a lo que siempre hicieron desde afuera: dominarnos a través de la deuda", refirió. 

Por último, la expresidenta reclamó: "Todavía me cuesta creer que a 27 años de la tragedia de la AMIA estemos discutiendo esto, que es el montaje de una mentira para poder ganar elecciones, mantener entretenida a la gente y echarle la culpa a los que mal o bien gobernamos para que la gente pudiera vivir mejor". 

La vicepresidenta, Cristina Fernández, declaró este viernes en audiencia pública, en la causa por el Memorándum de entendimiento con Irán. La medida judicial llegó luego de la confirmación del fiscal Marcelo Colombo en la causa. La convocatoria fue realizada por el Tribunal Oral Federal (TOF) 8 para debatir un planteo de nulidad de la causa sobre la firma del Memorándum con Irán por el atentado a la AMIA. La misma fue solicitada por las defensas de los imputados, entre ellas la de Fernández. La cita comzó a las 11:30, a través de la plataforma virtual Zoom, con seguimiento en vivo por YouTube para el público general. La resolución fue tomada por los jueces Daniel Obligado, José Antonio Michilini y María Gabriela López Iñíguez. 

La exposición de Cristina Fernández

Fernández comenzó su exposición haciendo un repaso por la historia de cada uno de los acusados, al momento del atentado a la mutual judía. "Declaré como testigo en la causa AMIA, frente al Tribunal 3, en diciembre de 2003. La segunda vez fue en 2005. Ahora estoy como encubridora de aquel atentado al que fui a dos juicios orales a declarar como testigo. Esto revela un poco el disparate que significan todas estas actuaciones", explicó. 

También recordó el soborno del juez Galeano, que llevó adelante la causa AMIA hasta su destitución, por 400 mil dólares al imputado Carlos Telleldín para que acusara a policías de la provincia de Buenos Aires. "Cuando se produjo esa imputación y fueron presos los policías, se disputaba en Argentina el tema de la presidencia en nombre del Partido Justicialista y algunos creyeron que de esa manera se iba a perjudicar a quien finalmente resultó ser el candidato, que fue el Dr. Eduardo Duhalde", declaró. 

"Mientras hablaban de la independencia del poder judicial, Macri iba a jugar al tenis con el juez Borinsky", dijo acerca de las visitas a la Quinta de Olivos, de los jueces Mariano Borinsky, juez de Cámara de Casación Penal y Gustavo Hornos, presidente de la Cámara de Casación, durante la presidencia de Mauricio Macri. Ambos magistrados fueron acusados de reunirse con el expresidente en unas 15 ocasiones, mientras llevaban adelante la causa de la denuncia por encubrimiento a Cristina Fernández, del fiscal Alberto Nisman. 

Por otra parte, Fernández explicó que las presiones de los fondos buitres fueron una constante en su presidencia, junto a la propaganda de desprestigio. "Me negué a pagar cualquier cosa para no hipotecar el futuro de Argentina. Este Memorándum, la causa de Vialidad y la del dólar futuro, está todo armado para denostarnos a nosotros y que el pueblo argentino pueda entregarse débilmente a lo que siempre hicieron desde afuera: dominarnos a través de la deuda", refirió. 

Por último, la expresidenta reclamó: "Todavía me cuesta creer que a 27 años de la tragedia de la AMIA estemos discutiendo esto, que es el montaje de una mentira para poder ganar elecciones, mantener entretenida a la gente y echarle la culpa a los que mal o bien gobernamos para que la gente pudiera vivir mejor". 

Leer más